CIUDAD DE MÉXICO Y EL LEGADO DE LOS MEXICAS

CIUDAD DE MÉXICO Y EL LEGADO DE LOS MEXICAS

Según la leyenda, cuando en su migración el pueblo mexica llegó junto al lago Texcoco, uno de sus sacerdotes les recordó el anunció del dios Huitzilopochtli por el cual habían iniciado su peregrinación por aquellas tierras, según el cual fundarían su reino allá donde encontrasen un águila devorando una serpiente sobre un nopal. La visión del águila se produjo sobre un islote en medio del lago y allí fundaron, pues, Tenochtitlán en el año 1325.

El águila sobre el nopal con la serpiente

Durante los siguientes casi doscientos años, los mexicas forjaron su civilización, basada en un ingenioso sistema de cultivos de regadío que se extendió sobre el lago: las chinampas. Expandieron un poder avasallador que les permitió forjar un admirable imperio que controlaba con mano firme tanto la región como las adyacentes. (más…)

6 DIAS EN KUALA LUMPUR EN FAMILIA

6 DIAS EN KUALA LUMPUR EN FAMILIA

Kuala Lumpur es una de esas ciudades perfectas para un viaje «low cost» porque te permite disfrutar de ella y conocer lugares interesantes sin gastar un solo euro (quiero decir, un solo ringgit). Ya sabemos que, en el sudeste asiático hay destinos aún mucho más económicos pero, para una familia novata como nosotros en viajar por esta región del mundo, hemos de decir que quedamos sorprendidos por lo económico y los buenos servicios que encontramos en Kuala Lumpur.

A cualquier hora del día, las Torres Petronas son únicas

(más…)

LUCERNA Y SU MUSEO DEL TRANSPORTE

LUCERNA Y SU MUSEO DEL TRANSPORTE

Lucerna es una de las ciudades más bonitas de Suiza. La verdad, todas tienen un carácter único y especial. Pero Lucerna, por su ubicación, sus calles, sus casas de paredes bellamente decoradas, sus murallas y sus torres… Todo esto convierte a Lucerna en una ciudad que destaca al norte de Suiza.

El puente de la Capilla (Kapellbrücke) es uno de los reclamos de la bella ciudad de Lucerna

Recorriendo la ciudad de Lucerna

Paseamos por la ciudad sin planes, sin objetivos especiales, con la sencilla intención de disfrutar de sus calles, del lago homónimo y de las enormes montañas que la rodean. Entre estas montañas destaca el Monte Rigi y el Monte Pilatus. Empezamos nuestro recorrido por el Kapellbrücke (Puente de la Capilla) siempre lleno de flores. Su interior está decorado con más de 100 pinturas que narran la hsitoria de la ciudad. Tampoco os pasará desapercibido el Spreuerbrüker (Puente de la Muerte) que recibe este nombre por las pinturas que aparecen en su interior.

El puente de la Capilla y la Jesuitenkirche

Junto al puente, podréis ver la torre octogonal llamada Wasserturm (Torre del Agua) que supera los 30 metros de altura. Según leímos ha tenido diversas funciones a lo largo de la historia y data del siglo XIV. Es uno de los símbolos de la ciudad. También desde el puente podréis admirar una bonita iglesia blanca con dos torres que es la Jesuitenkirche.

Paseando por el casco antiguo de Lucerna

Os encantará pasear por el centro de la ciudad. Sus plazas, las fuentes y, especialmente, las casa bellamente decoradas, os sorprenderán. Cada detalle, cada flor… Todo está puesto con cuidado esquisito y delicadez. Un lugar curioso que os llamará la atención es el Monumento al León que es una escultura de piedra excavada directamente en una pared de roca en un estanque. El conjunto es precioso pero recuerda un trágico día de 1792 cuando 1000 guardias suizos murieron en París defendiendo al rey Luis XVI.

VIsta de Lucerna desde las torres de la muralla

Desde el casco histórico nos dirigimos a las murallas de Lucerna. Es posible recorrerlas y subir a algunas de sus torres. Es totalmente gratuíto y las vistas de la ciudad son espectaculares. Eso sí, animaos a subir y bajar escaleras. Cada torre tiene su pasado y su historia particular, también su arquitectura que es explicada en unos panales en la base de cada una de ellas. Schirmerturm o Torre de Guardia, Wachtturm o Torre del Reloj y muchas otras.

Muchas fachadas de Lucerna están bellamente decoradas

Comimos junto al lago de Lucerna de pícnic y seguimos disfrutando del día. Parecía que nos iba a salir el día «gratis», sin más gasto que pagar el parking. ¡No nos lo podíamos creer! Realmente viajar por Suiza implica gastar bastante dinero en todo. El que la visita a la muralla y sus torres fuera gratuita nos pareció un gran regalo. SIn embargo, se nos ocurrió ir a pasar la tarde al Museo del Transporte… y allí pagamos nuestro «peaje».

Homenaje a Goethe en Lucerna

Verkehrshaus o el Museo del Transporte de Lucerna

Recorriendo la ribera norte del lago Lucerna paseamos deliciosamente por la zona más «kich» de la ciudad hasta alcanzar el Verkehrshaus o Museo del Transporte. Realmente es un museo increíble e ideal para niños y mayores. Merece la pena dedicarle un día completo para poder jugar y conocer todos sus rincones. Además ofrece películas espectaculares en su cine y también pases muy interesantes en el planetario.

Patio de juegos en el Museo del Transporte de Lucerna

Nosotros elegimos dos experiencias teniendo en cuenta que llegamos a las 3 de la tarde y estuvimos allí hasta la hora del cierre que es a las 6 ¡muy pronto para nosotros! Pero es normal en Suiza. Como en otros muchos museos de Suiza, a partir de las 3 la entrada tiene un precio reducido pero, obviamente, dispones de menos tiempo para disfrutar de la visita. En este enlace podéis consultar los precios y, como casi siempre en Suiza, hay un precio especial para familias.

Museo del Transporte de Lucerna

La Aventura del Chocolate suizo en Lucerna

Convertirte en un fruto de cacao que es transportado desde el trópico en un gran carguero a través de los oceános para acabar transformandote en una deliciosa y delicada pastilla de chocolate suizo. Esta es en esencia la experiencia. Subidos en una gran taza de chocolate y envueltos por un intenso aroma chocolateado fuimos conociendo los detalles de la producción, sus implicaciones medioambientales y también las repercusiones económicas de este comercio.

Disfrutando de la «aventura del chocolate»

Las exposiciones del Museo del Transporte de Lucerna

Pasamos la tarde en el museo subiendo a trenes, aviones, camiones… Hay muchas zonas de juegos para que la sniñas y niños puedan utilizar excavadoras, camiones y otros artilugios de tamaño reducido. También pueden navegar en unas barcas o aprender las señales de tráfico conduciendo ellos mismos. Un museo al que no le falta detalle y que os recomendamos. Una de las cosas que más nos gustó fue el enorme mapa que puedes recorrer. En él fuimos situando junto a nuestros hijos todos los lugares que habíamos visitado.

En el Museo de Transporte de Lucerna hay un enorme mapa del todo el país que puedes recorrer

Si quieres viajar a Suiza también te puede interesar:

Paseo junto al lago de Lucerna

Aquí queda nuestra reseña sobre Lucerna. Una ciudad en la que solo pasamos un día pero que nos enamoró. Una ciudad ideal para visitar en familia y de la que nos trajimos el único recuerdo del viaje: un reloj de cuco que Ferran tenía ilusión en tener. Ya sabéis, en la sección de Suiza de nuestro blog tenéis todos los detalles de nuestro viaje al país alpino.

FLORENCIA: LOS MEJORES MIRADORES PARA ENAMORARSE

FLORENCIA: LOS MEJORES MIRADORES PARA ENAMORARSE

Florencia: los mejores miradores para enamorarse… enamorarse de esta ciudad! De la vida! Del arte! De poder viajar! Enamorarte de lo que quieras! Sin duda, Florencia es una de las ciudades más hermosas del mundo. Por algo le llaman «la Signora» y es que su elegancia y su historia la hacen merecedora del mejor de los galardones. En su pasado no todo es belleza. Si habéis visto la serie de Los Medici: Señores de Florencia habréis visto que su historia está plagada de tensiones, desafíos y retos.

Santa Maria del Fiore desde la torre del Palazzo Vecchio

Florencia fue la capital del arte y sigue ocupando un lugar de referencia en la historia del arte. Cuando uno viaja a esta ciudad es fácil caer fascinado ante los encuadres, los juegos de luz y color y toda la belleza. ¡Cuidado no os afecte el famoso síndrome de Stendhal! Y seguro que os gustará poder hacer las mejores fotos de esta ciudad. En este artículo os recomendamos los que son, para nosotros, algunos de los mejores lugares para enamorarse de Florencia.

PIAZZALE MICHELANGELO Y SAN MINIATO AL MONTE

Probablemente, es el mirador más conocido de la ciudad. Sin duda, las vistas de la ciudad y del río Arno son las mejores pero… como suele pasar en los lugares «top», están abarrotados por turistas. Esta es la imagen que te vas a encontrar si subes en el atardecer cuando todos queremos capturar la mejor puesta de sol… Casi imposible meterte entre la marabunta, situarte junto a la barandilla del mirador y hacer tu foto.

Todo el mundo quiere una foto desde el Piazzale Michelangelo

Y esta es la imagen de las escalinatas que suben hasta el mirador… Un buen lugar para disfrutar de las vistas pero te va a resultar complicado encontrar un sitio para tí… Paciencia y… ¿no te parece que a veces el turismo se está convirtiendo en una locura? ¿estamos locos o qué? Nuestro último viaje a Florencia fue en septiembre de 2018, os aseguramos que no había demasiada gente… ¿cómo debe ser en verano?

¿Estamos locos o qué?

Pero no os preocupéis, junto al Piazzale Michelangelo hay un lugar perfecto para admirar Florencia en soledad, o casi: la basílica y el convento de San Miniato al Monte. Subiendo unos cientos de metros más la colina, llegaréis a este lugar tranquilo donde habitan los monjes que cuidan de esta iglesia. Merece la pena ver los mosaicos del interior. Desde aquí podréis disfrutar del anochecer en paz y serenidad apenas acompañados de unos cuantos turistas y quizá, de alguna pareja de novios japoneses haciendose sus fotos de boda… Si quieres saber cómo llegar a estos dos lugares aquí te dejamos la ubicación: Piazzale Michelangelo y San Miniato al Monte.

Disfrutando de la calma en San Miniato al Monte

CÚPULA DE BRUNELLESCHI

Nuestro segundo plan es subir a la cúpula de la Catedral de Santa Maria del Fiore. El maravilloso templo que cautiva a todo el que visita esta ciudad y cuya historia es verdaderamente sorprendente. El ascenso a esta cúpula es increíble y permite admirar el crucero de la iglesia desde arriba además de sus bellos frescos. También podréis detectar algunas de las grietas que amenazan la estabilidad de esta obra de arte de Brunelleschi.

Campanile di Giotto desde la cúpula

Dicen que el famoso arquitecto no dejó ningún documento que explicara los secretos de su construcción por lo que… si algún día se derrumba… habrá que volver a buscar la manera de elevarla. Con sus 45 metros de diámetro es una de las cúpulas más grandes del mundo. Acabó de construirse 100 años después de que se finalizase el resto de la catedral y, obviamente, los Medici fueron impulsores de este gran reto arquitectónico. No olvidéis que para subir a la cúpula es imprescindible reservar hora en el momento de comprar la entrada. Os lo explicamos a continuación.

CAMPANILE DI GIOTTO

Tras subir a la cúpula no dejéis de subir al Campanile di Giotto. Si compráis la entrada en el Museo de l’Opera di Santa Maria del Fiore podéis escoger una entrada 5 x 1. Esta entrada incluye la visita al museo dell’Opera -muy recomendable-, Cupola del Brunelleschi, Campanile di Giotto, Battistero di San Giovanni y la Cripta di Santa Reparata. Os aconsejamos comprar el ticket conjunto al menos con 48 horas de antelación y reservar la hora para subir a la cúpula. Una vez utilizado el ticket para acceder a algunos de los monumentos, tenéis 72 horas para visitar el resto. Un tiempo más que suficiente.

La cúpula de Brunellleschi desde el campanario

Mientras que para subir a la cúpula hay que reservar hora, el Campanile es fácilmente accesible si estás dispuesto a subir sus 414 escalones. Sus mármoles y bajorrelieves dan al conjunto un acabado único. Se finalizó en 1359 y permite conseguir las mejores fotos de la cúpula de Brunelleschi. El equilibrio de la ciudad que no presenta edificios modernos permite admirar este casco urbano que se ha conservado casi sin variaciones en las últimas décadas.

La cúpula de Brunelleschi desde el Campanile di Giotto

LA TORRE DEL PALAZZO VECCHIO

Y, desde la Catedral de Santa Maria del Fiore, nos trasladamos al Palazzo Vecchio en la Piazza de la Signoria, donde se fraguaron las intrigas y el control de esta ciudad en la época de los Medici. Este bello palacio es conocido por su famosa torre pero son de admirar los frescos del patio de acceso. Además acoge el Museo Stefano Bardini. Podéis comprar la entrada para subir a la torre y caminar por el mirador y, a parte, podéis visitar el palacio.

Via delle Farine desde la Torre del Palazzo Vecchio

Es el mejor lugar para fotografiar Florencia y su catedral. El conjunto es único y, como se puede subir ya de noche, podréis ver la capital de la Toscana iluminada. La mejor manera de comprar la entrada es acercaros a la billetería que está en la planta baja y elegir día y hora para subir. El precio es diferente si subís al anochecer.

Desde la torre del Palazzo Vecchio

BIBLIOTECA DELLE OBLATE

Después de visitar estos famosos lugares de Florencia, os vamos a recomendar dos lugares menos conocidos pero, quizá por ello, más encantadores. Uno de ellos es la terraza de la Biblioteca delle Oblate situada aquí. Este antiguo convento fue restaurado y transformado en biblioteca y espacio de lectura y estudio. En la planta baja hay una bonita biblioteca infantil en la que se hacen actividades de animación a la lectura. Es de libre acceso y os la aconsejamos si viajáis con niños.

Biblioteca delle Oblate

En la planta alta, está la zona de estudio frecuentada por los estudiantes universitarios de la ciudad. Además hay un café que ofrece deliciosos capuccinos y una amplia carta de «cafés extraños». A mediodía hay un menú-buffet y, para amenizar la estancia, tenéis unas vistas increíbles del duomo. La terraza era el antiguo tendedero de las maonjas, donde extendían su colada mientras podían admirar la bella catedral.

CAFFÈ DEL VERONE (OSPEDALE DEGLI INNOCENTI)

Otro café y restaurante que os puede interesar -aunque un poquito más caro- es el Caffé del Verone situado en el Museo degli Innocenti en la Piazza della Santissima Annunziata. Justo al entrar hay que tomar el ascensor que sube a la azotea en la que está el café. El acceso está aquí. Conocer la historia de este lugar vale la pena. Fue un orfanato diseñado por Brunelleschi -el arquitecto de la cúpula del duomo- que tiene una fachada porticada. En el lateral izquierdo de esta galería está la ruota o rueda de piedra que permitía dejar a los bebés o niños al cuidado de las monjas de manera totalmente anónima.

Caffè del Verone en el Instituto degli Innocenti

Fueron cientos los inocentes acogidos y cuidados por las monjas en este orfanato hasta que cerró en 1875. En la fachada hay unos medallones que representan a los niños y recuerdan cuál fue la función de este edificio renacentista hoy reconvertido a museo y galería. Si subís al Caffé del Verone podréis admirar las vistas de la ciudad y los rincones de esta zona de la ciudad.

En el Caffè del Verone

También os puede interesar:

Aquí os dejamos nuestros consejos para enamoraros de Florencia. Si buscáis vuestro mejor recuerdo de esta ciudad, podéis encontrarlo en cualquiera de estos miradores. No os olvidéis, hay muchos turistas en Florencia, buscar el mejor encuadre no es siempre sencillo pero seguro que volveréis fascinados. No dejéis de tomar un café en la biblioteca delle Oblate y el Caffé del Verone ¡vale mucho la pena sentirte como un fiorentino en tu visita a la ciudad!

Postales de Florencia

¿Has estado en Florencia? Esperamos que te haya gustado este artículo y que te animes a conocer la capital de la Toscana ¡Es una ciudad única!

BOSTON CON NIÑOS: REVOLUTIONARY ROAD

BOSTON CON NIÑOS: REVOLUTIONARY ROAD

Recorrer Boston y el este de Massachusetts es una oportunidad inigualable para conocer la historia y la fundación de Estados Unidos. Cuando viajamos a la costa este del país, Boston era uno de nuestros destinos señalados junto a Washington y Nueva York. Visitar Boston con niños es una opción muy recomendable porque los lugares históricos de la ciudad se pueden pasear con mucha tranquilidad.

BOSTON CON NIÑOS

Llegamos a Boston con el firme propósito de no visitar ningún museo. No por nada, hay museos muy interesantes en la ciudad, pero habíamos pasado unos días en Washington y estábamos saturados. Necesitábamos calle y relax. Así que nos propusimos caminar por la ciudad sin compromiso alguno.

El burro «demócrata» en Boston

Los elefantes «republicanos» que están en la oposición

Nuestra primera parada fue la Spray Pool en el Parque Boston Common junto a la Oficina de Turismo de la ciudad. Boston y toda esta región del país se caracteriza por un clima de estaciones muy marcadas: las 4 estaciones son «muy de verdad». Los inviernos son fríos y blancos por sus intensas nevadas, la primavera y el otoño se visten de vistosos colores y, el verano, es caluroso. Así que, para Ernest y Ferran, poder jugar y refrescarse en este lugar fue uno de los momentos «top» en la ciudad.

Desde este parque iniciamos nuestros paseos por la ciudad. Recorrer el Freedom Trail es la mejor manera de conocer los lugares más relevantes de Boston. ¡Es imposible perderse! Sólo hay que seguir el caminito de baldosas de 4 km. Podéis hacerlo por libre y leer las placas con la información destacada en los 16 puntos destacados. Otra opción es apuntaros a uno de los tours que duran algo más de una hora e ir acompañados por un guía que os trasladará al siglo XVIII. Hay diversos tours en diversos puntos de la ciudad y puedes comprar los tickets aquí.

Anduvimos sin prisas y, por supuesto, a la hora de la comida nos detuvimos en el Quincy Market para saborear los platos de Nueva Inglaterra y de otras regiones del mundo. En un ambiente relajado tomamos un tentenpié para seguir caminando por la ciudad.

Nos detuvimos en la casa de Paul Revere y en la Old North Church para seguir camino hasta los muelles donde se encuentra el Museo USS Constitution. Este museo es perfecto si viajas a Boston con niños porque está lleno de actividades interactivas y muy divertidas. Permite conocer la historia de grandes navios y detalles importantes del mundo de la navegación. Lo pasamos de maravilla y, para regresar al centro de la ciudad, tomamos el ferry que permite admirar la ciudad desde el mar. La tarde era perfecta y el conjunto de edificios históricos y grandes rascacielos de cristal creaban una imagen única.

Faneuil Hall

Junto al Christopher Columbus Waterfront Park se distribuye un moderno paseo marítimo con muchas atracciones y puntos de interés: el Aquario de Boston, el Museo del Tea-Party y, algo más al sur, Chinatown. Como os hemos dicho, estábamos de «huelga de museos» y nosotros no entramos a ninguno de ellos pero disfrutamos mucho recorriendo la ciudad. Además nos reímos mucho observando a los turistas subidos en los vehículos anfibios del Boston Ducks Tours y los más osados que se daban un paseo en la atracción Codzilla.

Codzilla Boston’s Speed Boat

Boston Duck’s Tour

UN PASEO POR HARVARD

Reservamos una mañana de nuestra estancia en Boston para ir hasta Cambridge y recorrer el campus de su universidad. Tantos referentes intelectuales se han formado aquí, han desarrollado su vida académica y su labor investigadora. El campus de Harvard, especialmente el recinto más antiguo, está lleno de curiosidades. Es un agradable lugar en el que pasear, descansar y observar a los estudiantes ir de un lado para otro. En verano hay actividades culturales diversas. En su página web se informa de los tours y, además, hay muchos museos interesantes si disponéis de más tiempo para estar aquí.

Una tarde cualquiera en la Universidad

Paseando por el campus de la Universidad de Harvard

Cuando el clérigo inglés John Harvard se trasladó a Estados Unidos, y acabó dando su nombre a la Universidad de Harvard, seguramente no podía pensar que esta institución se convertiría en una de las comunidades científicas y educativas más importantes del mundo. Tras su fallecimiento donó la mitad de su patrimonio y toda su biblioteca a esta institución. En la zona más antigua, llamada Harvard Yard, está el monumento en su honor realizado en 1884. Según dicen, quien desea tener suerte en sus estudios debe tocar la puntera de su zapato izquierdo.

¿Necesitas suerte en un examen? Tócale el pie izquierdo a John Harvard

BATTLE ROAD TRAIL

Paul Revere pasó a la historia por ser el mensajero que desde Boston llevó la información a las milicias que pusieron en jaque al ejército británico. Se puede visitar su casa en Boston donde trabajaba como orfebre. Pero lo más interesante es recorrer el Battle Road Trail que es parte del camino que Paul Revere recorrió la noche del 18 de abril de 1775 para avisar a las milicias situadas en Lexington y Concord a 30 km de la ciudad de Boston.

Se puede hacer este recorrido en coche haciendo paradas en las zonas indicadas pero lo mejor es hacerlo a pie o en bicileta. También hay tours organizados como el de Liberty Ride. Entre Lexington y Concord hay diversos lugares de interés como el Paul Revere Capture Site, Hartwell Tavern, Meriam’s Corner o North Bridge. En todos ellos váis a enocntrar información y personas que os recibirán vestidos como en aquellos años para explicaros la importancia del lugar. Además, hay actividades para los niños, juegos, lugares para dibujar o disfrazarse. Podéis encontrar toda la información en el Minute Man Mational Historic Park.

Hartwell Tavern, cerca de Concord

Un año antes de aquella noche de abril, en 1774, la corona británica había disuelto el gobierno local de Boston que se había convertido en el principal foco revolucionario a favor de la independencia. Aquella carrera a caballo de Paul Revere fue el pistoletazo de salida en la Guerra de la Independencia. Hoy es un sendero delicioso que se puede recorrer a pie o en bicicleta, con diversos puntos de información, zonas de descanso y lugares históricos para conocer en detalle aquellos acontecimientos.

LEXINGTON

Los acontecimientos que tuvieron lugar en Lexington fueron muy importante en el proceso de independencia de este país del Imperio Británico. En realidad, aún no existía un país en América del Norte: eran 13 pequeñas colonias que en 1775 iniciaron un camino sin vuelta atrás que llevaría a la Guerra de la Independencia. El 18 de abril de 1775, junto a la Taverna Buckman en Lexington, se agruparon las tropas que se enfrentarían al ejército británico. Ahora hay allí una amplia extensión de cesped rodeada de bonitos y grandes árboles y un monumento al Capitán John Parker que recuerda aquel momento: “the Minuteman Statue”.

Minute Man Statue en Lexington

Nuestro primer contacto con la Revolución Americana se produjo a nuestra llegada a Lexington. Sin pretenderlo, habíamos llegado al lugar en el que se produjo «The first shot!«, es decir, el primer disparo de la revolución contra la opresión británica, como les gusta decir por aquí. Antes, se había producido en Boston la revuelta del Tea Party y la terrible masacre de Boston.

La tensión se mascaba en el ambiente, y las dos lámparas que anunciaban la llegada de los británicos, cruzando el río Charles, puso al archiconocido Paul Revere y a otros jinetes sobre aviso para ir a dar la alarma a los «minute men«, los milicianos rebeldes. Lexington fue el lugar en el que se produjo el primer enfrentamiento y, con las primeras bajas, los primeros héroes de la Revolución. Nadie diría hoy que el tranquilo jardín del centro del pueblo, en donde hicimos un improvisado picnic, fue en su día el escenario de una batalla. Podéis conocer más detalles en la web oficial de Lexington.

CONCORD

En Concord se produjeron enfrentamientos junto al Old North Bridge que aún hoy se puede visitar. Pero esta pequeña localidad es conocida, además, por ser el epicentro del movimiento trascendentalista. Una corriente de escritores, pensadores y filósofos que contribuyeron con sus obras a una nueva manera de relacionarse con el mundo y la naturaleza haciendo hincapié en la capacidad de la conciencia personal sin necesidad de intermediarios religiosos.

North Bridge en Concord

Entre ellos destaca Ralph Waldo Emerson cuya casa podéis visitar en Concord. En el museo de la ciudad podréis conocer con más detalle su historia y encontraros con algunos de sus enseres más personales de Henry D. Thoreau como el escritorio y la pluma estilográfica que utilizó durante su retiro a la cabaña junto a la laguna de Walden. Los escritos de Thoreau han sido referente para algunos grandes pensadores como Mahatma Gandhi que leyó y se inspiró en su libro «La desobediencia civil«. También podréis encontrar referencias a sus escrito en películas tan conocidas como «El Club de los Poetas Muertos» o «Into the wild«.

Algunos de los enseres de Thoreau en el museo de Concord

Nos gustó mucho visitar la casita de Louisa May Alcott, autora del libro Mujercitas. Importante activista en la lucha por el voto de la mujer y abolicionista, en sus escritos, esta mujer trató temas muy controvertidos en la época. Su padre, Amos Bronson Alcott, fue un famoso pedagogo en Boston que desarrolló un novedoso método de enseñanza basado en la conversación. En Concord pudimos ver su sencilla escuela de filosofía.

También allí vivió Nathaniel Hawthorne -crítico con el movimiento trascendentalista-, autor de muchos cuentos y novelas entre las que seguramente conoceréis como La letra escarlata conocida por describir la realidad social de la puritana Nueva Inglaterra.

Un paseo por el bonito Cementerio de Concord nos llevó a visitar las tumbas de estos grandes pensadores y escritores que, para nosotros, son referentes importantes. Sus lecturas son una base esencial de nuestras conversaciones, reflexiones y pensamientos. Con ellos hemos construído una parte esencial de nuestra filosofía vital y de nuestra manera de relacionarnos con el mundo.

WALDEN POND

A las afueras de Concord está la laguna Walden o Walden Pond. Un lugar perfecto para jugar, disfrutar de un baño refrescante en verano y un paseo delicioso siguiendo los pasos de Thoreau. Aquí os contamos nuestra experiencia. Hay lugares en el mundo que anotamos en un apartado de la agenda llamado «lugares que quiero visitar». Este fue un sueño cumplido, especialmente para Pau, que está empeñado en «vivir deliberadamente«.

USA WALDEN THOREAU

«Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, y dejar a un lado todo lo que no fuese vida, para no descubrir en el momento de mi muerte, que no había vivido.

UNA ESCAPADA A SALEM

Al norte de Boston, a poco menos de una hora, está la ciudad de Salem. Salem es una ciudad de brujas y piratas. En el pasado fue una importante ciudad comercial pero pasó a la historia por los juicios a sus brujas… Si disponéis de tiempo, no dejéis de reservar una jornada para conocer esta ciudad. En verano suele haber actividades programadas para la familia. Salem tiene interesantes museos y una agenda cultural muy dinámica.

ALGUNOS CONSEJOS PRÁCTICOS

Si os animáis a visitar esta región de Estados Unidos váis a disfrutar mucho en familia. Boston es una ciudad muy agradable y bonita. Si queréis visitar los alrededores de la ciudad, existe transporte público pero, seguramente, es mucho más cómodo alquilar un coche porque resulta muy barato. Nosotros optamos por esta opción después de pasar unos días en Boston con niños. De esta manera pudimos también recorrer Cape Cod que es un destino fantástico para veranear.

Un poco de humor sobre la fonética del inglés de Boston

Alojarse en Boston no es barato pero podéis encontrar apartamentos a buen precio en airbnb y booking. Nosotros optamos por alquilar una habitación unos días y también nos alojamos en un motel en Concord que a Ernest y Ferran les encantó. Además, optamos por el couchsurfing que es un sistema que nos encanta utilizar.

En uno de esos típicos moteles de carretera

En este enlace podéis conocer el trayecto completo de este roadtrip por el noreste de Estados Unidos  y en el siguiente mapa os indicamos en diferentes colores los lugares visitados en cada estado. Boston es una ciudad family-friendly y os encantará por su ambiente desenfadado y cercano.


Estamos muy contentos de haber visitado Boston y el resto de lugares cercanos en los que aprendimos mucho sobre el origen de esta nación. Esperamos que os haya resultado interesante este artículo sobre nuestra visita a Boston con niños. ¡Felices viajes!

Navegando frente a la ciudad de Boston

 

Pin It on Pinterest