BOCAIRENT: VACACIONES EN NUESTRO PUEBLO

BOCAIRENT: VACACIONES EN NUESTRO PUEBLO

Bocairent es nuestros retiro. Bocairent es piedra, es historia, es sol y frío, es bosque y ríos, fuentes y pozas donde refrescarse. Bocairent tiene puentes, un bello campanario, una plaza de toros excavada en la roca, conventos, ermitas y museos. Bocairent esconde secretos: pozos de nieve y cuevas que se han convertido en “un pequeño parque de atracciones” o en bares en la plaza del ayuntamiento.

Bocairent es el lugar al que vamos a descansar, a desconectar. Es el lugar en el que necesitamos poco para vivir pero que nos ofrece mucho y nos permite ofrecer mucho más a todos los amigos que vienen a visitarnos al Maset.

Acceso a la Plaza del Ayntamiento

Acceso a la Plaza del Ayuntamiento

Bocairent es, probablemente, uno de los pueblos más bonitos de nuestra región. En 2017 fue catalogado por el portal Toprural como una 7 Maravillas Rurales de España. Junto con Altea, Peñíscola, Morella y Biar -por citar algunos- puede presumir de haber sabido preservar la belleza de su casco antiguo y las particularidades que lo hacen único y especial. Bocairent es un pueblo eminentemente industrial que sufre desde hace décadas las dificultades que supone intentar mantener a flote empresas familiares que luchan por sobrevivir. (más…)

INSTAGRAM: UNA HERRAMIENTA GENIAL PARA VIAJAR

INSTAGRAM: UNA HERRAMIENTA GENIAL PARA VIAJAR

Por qué instagram es una buena herramienta para viajar? Por qué me gusta esta herramienta? Por qué es interesante formar parte de esta red social? Por muchos motivos. A continuación te cuento alguna de las razones por las que Nosaltres4viatgem tenemos una cuenta en instagram.

1. PORQUE SU USO ES RÁPIDO Y SENCILLO
Descargando la aplicación puedes subir tus fotos, puedes modificar su aspecto sutilmente, puedes recortar las fotos y compartirlas con otras redes sociales de manera sencilla. Como su nombre indica está pensado para subir fotos “al instante”, por eso no se pueden colgar fotos desde un ordenador, sólo desde un dispositivo móvil y tabletas. Este puede ser su único defecto…instagram2

2. PORQUE PUEDES ORGANIZAR TUS FOTOS
Aunque el sistema no es tan visual como las carpetas de Pinterest, puedes organizar tus fotos mediante etiquetas personales o utilizando etiquetas ya creadas de manera que tus fotos pasarán a formar parte de un archivo global relacionado con un tema concreto. Además encontrarás fotógrafos excepcionales como los destacados en este artículo de Traveler.

3. PORQUE PUEDES CONOCER A OTROS VIAJEROS
Viajeros o personas relacionadas con un tema (etiqueta) concreto porque, a través de este vínculo puedes identificarlas. Por ejemplo #travelwithkids o #viajarconniños te permite encontrar fotos que otros usuarios han subido con esta etiqueta. Además, puedes saber a quienes siguen otras personas descubriendo webs de interés. Y, por último, otras personas interesadas en los temas que fotografías pueden localizarte fácilmente y así vincularte con ellas están donde estén. Es una comunidad de gente alegre y amable, dispuesta a compartir experiencias y buenas sensaciones con etiquetas como #indretsapp o #familyjaunts.instagram3

4. PORQUE NO PREGUNTA SOBRE DATOS DE TU VIDA PERSONAL
Excepto por las fotos, la información personal del perfil es muy escueta y sencilla. Puede ser completamente privada si lo deseas autorizando sólo a las personas que tú quieras. No puedes recibir mensajes privados, sólo comentarios públicos a las fotos que subes.

5. PORQUE PUEDES CONOCER MEJOR LOS LUGARES QUE VAS A VISITAR
Las galerías de imágenes creadas por cientos de viajeros del mundo (o de otros temas) permiten disponer de una preciosa muestra de fotos de cualquier lugar del mundo. La calidad de las fotos, los detalles y el ojo de cada observador es especial y muestra aspectos que pueden pasar desapercibidos para otros. Las ciudades y lugares de interés suelen tener su propia cuenta por lo que es fácil estar al día de la información más interesante. Por ejemplo, nosotros publicamos en#teamoochile donde muchos chilenos y otros viajeros suben las fotos que han tomado en este país.instagram 4
instagram 5

6. PORQUE PUEDES UBICAR TUS FOTOS EN EL MUNDO
Localizando tus fotos puedes ir creando tu propio mapa viajero. Es una opción muy práctica ya que tu propio mapa va mostrando las fotos que vas subiendo organizadas geográficamente. En función de lo ampliado que veas el mapa, las fotos aparecerán por continentes, países o regiones.

Así que, ya sabes, si te gusta la fotografía y los viajes, o la fotografía y cualquier otra cosa… en instagram tienes muchas cosas que compartir y aprender y, no dudes, antes de salir de viaje, date una vuelta por las pàginas de instagram de tu próximo destino. Te va a encantar!

instagram 6

VIAJE EN EL TIEMPO: CALENDARIO DE ADVIENTO

VIAJE EN EL TIEMPO: CALENDARIO DE ADVIENTO

Cuando pensamos en viajar, pensamos en desplazarnos en el espacio pero… ¿qué pasa con nuestro viaje en el tiempo? ¿Qué pasa con ese viaje que realizamos cada día y que muchas veces vivimos inconscientemente? Es el viaje más importante: es nuestra vida. Un viaje único e irrepetible que nos lleva a través de vivencias únicas e irrepetibles. El tiempo pasa y, a medida que crecemos tomamos conciencia del paso del tiempo. Los niños viven el momento y no tienen referencias temporales que condicionen sus vivencias. ¿Cuánto falta? ¿Cuándo llegan? Ese es el valor del calendario de Adviento.

En las Escuelas Waldorf se inicia el Adviento recorriendo la espiral

En las Escuelas Waldorf se inicia el Adviento recorriendo la espiral

¿Qué es el calendario de Adviento?

En las escuelas Waldorf se inicia el Adviento con la ceremonia de la Espiral. Se prepara una gran espiral con ramas de ciprés que se decora con estrellas doradas y minerales. En el centro se coloca una vela grande encendida. Cada niño recorre la espiral con una vela apagada en las manos que enciende en el centro y después desanda el camino y coloca su vela iluminando entre todos la espiral desde dentro hacia afuera. Una manzana roja sirve de portavelas para cada cirio. Así se va iluminando la espiral mientras cantamos dulces villancicos, suena la flauta o el xílófono. Es un momento de serenida y calma, de acompañar la luz que todos tenemos en nuestro interior.

A partir de ese momento empezamos a contar los días. Se acerca la Navidad y esperamos ese momento con ilusión. Una buena manera de medir el tiempo que falta para ese acontecimiento es utilizar un calendario de adviento. Este calendario nos ayuda a que nuestros hijos tengan una referencia temporal pero sin necesidad de utilizar el conteo ni referencias numéricas que todavía no forman parte de su mundo cerebral
.

Rollos de fieltro para hacer los sobrecitos

Rollos de fieltro para hacer los sobrecitos

(más…)

LLEGA EL OTOÑO Y RENOVAMOS NUESTRA MESA DE ESTACIÓN

LLEGA EL OTOÑO Y RENOVAMOS NUESTRA MESA DE ESTACIÓN

Bienvenidos al otoño. Después de un verano lleno de luz, de color, de calor y de actividad, ahora el cuerpo y la mente nos piden viajar de nuevo hacia nuestro interior. Es hora de la calma, el momento para detenerse, para escucharse, para no llenar nuestra vida de obligaciones eludibles. Septiembre siempre pasa veloz. Regresamos a las rutinas: los niños a la escuela, nosotros al trabajo. Volvemos a casa y es un buen momento para saborearla, para descubrirla, para buscar un rincón en el que jugar tranquilos, leer o cocinar.
Frutos de otoño para la mesa de estación
En Alicante el otoño pasa casi desapercibido. Sin embargo, si hacemos el esfuerzo de observar, de sentir plenamente, captaremos los matices con los que la naturaleza nos va avisando de la llegada del equinocio. Mañanas luminosas, el mar sereno, una brisa ligera, hermosos y largos atardeceres y, en la vegetación, avisos de que está llegando la siguiente estación. Es curioso, aquí con las lluvias de otoño muchas plantas florecen, aprovechan los aportes de agua que llegan a cántaros desde el cielo para sacar las flores y frutos que en el verano no pueden madurar debido a la sequía y al excesivo calor.
El color azul y el amarillo pueden decorar el verano

Empeñados en pasar las tardes tranquilos en casa por fin hemos encontrado el momento para renovar nuestra mesa de estación. Ya hace cinco cursos que empezamos a descubrir la pedagogía Waldorf pero no fue hasta la pasada Navidad que por fin nos decidimos a poner en casa un rincón para la mesa de estación. 

La Madre Tierra suele aparecer en primavera o en otoño
La mesa de estación es un pequeño altar. En él, periódicamente, vamos representando los cambios que la naturaleza vive. De esta manera tomamos conciencia de cómo el mundo se transforma periódicamente y como estos cambios afectan al ser humano. Aprendemos junto nuestros hijos que no estamos aislados del mundo natural, los cambios en el color de la luz, en la temperatura y tantas otras cosas nos afectan, influyen en nuestro temperamento y estado de ánimo. Observando la naturaleza podemos deducir qué es lo que nuestro cuerpo y nuestra mente necesita en cada momento.
Elementos para la mesa de estación
Para preparar una mesa de estación sólo necesitas dedicar algún momento, al inicio de cada una de ellas, a buscar aquellos elementos que te ayudarán a recordar los vínculos que tenemos con la Madre Tierra. En otoño es momento de la cosecha, dominan los colores marrones y naranjas, buscamos frutos que nos recuerdan que ya ha llegado esta estación: nueces, almendras, trigo y granadas, calabazas o uvas son los elementos típicos para recordar que llega el otoño. 
Podemos tener una “caja de tesoros” en la que vamos guardando todo aquello que podemos recolectar cuando salimos al bosque, al campo o a la playa y después utilizarlo en la mesa de estación cuando creamos más oportuno. Es interesante conseguir telas de colores diversos, también piedras, minerales, conchas e incluso fabricar con nuestras manos elementos con arcilla y otras sustancias naturales como la cera de abejas o la madera. No deben faltar las velas que encenderemos al anochecer y podemos acompañar ese momento con la lectura de un poema o un cuento asociado a la estación.
Para aprender más detalles puedes mirar aquí
Otro elemento típico de la mesa de estación en la pedagogía Waldorf son aquellos elaborados de manera tradicional y manual a partir de lanas y telas de diversos tipos. Tejer animales de lana o hilo, hacerlos de ganchillo o esculpir figuras con lana cardada. Puede parecer laborioso, pero cuando te detienes a aprender, buscas un espacio para observar cómo tus manos pueden trabajar y conectarse con tu mente. Entonces descubres que eres capaz de hacer muchas más cosas de lo que un día pensaste. De esta manera vas dedicando tiempo para la serenidad que permite que aparezca la creatividad.
Para aprender más detalles puedes mirar aquí

Con esta excusa es un buen momento ahora para planificar una excursión a un bosque. Así podremos disfrutar de los colores del otoño, de las hojas que caen con colores amarillos, ocres, naranjas y rojos. Recoger frutos y piñas con los niños e, incluso, bayas y moras con las que hacer mermeladas

Recogiendo moras cerca de Bocairent

Ponte manos a la obra, busca un rincón en tu casa en el que puedas colocar los diferentes elementos y deja que tus hijos pongan en marcha su creatividad. No pongas límite a su espontaneidad y deja que ellos participen con sus ideas y su sensibilidad. De esta manera construiréis algo juntos que os acompañará hasta la próxima Navidad. Así ha quedado nuestra mesa de estación que servirá de transición entre el verano y el otoño porque aquí todavía hace mucho calor! El mar sigue estando presente pero ya aparecen algunos frutos de la nueva estación.

Celebramos la llegada de otoño redecorando la mesa de estación

Para despedirme aquí te dejo algunas recomendaciones por si te animas a montar en casa una mesa de estación y esta página de pinterest donde encontrarás muchas ideas que pueden servirte de inspiración:

OTOÑO: celebramos la cosecha y la fiesta de San Miguel que nos ayuda a trabajar nuestro coraje y nuestro valor. Usamos colores anaranjados y tierra. Utiliza frutos secos, piedras y minerales.
INVIERNO: llega frío, el blanco cubre el paisaje acompañando al azul. Llega el Rey del Invierno y dará paso a la celebración de la Navidad.
PRIMAVERA: la Madre Tierra y los niños raíz dan lugar a las flores, a los vivos colores. Es el momento de observar los almendros y tomar algunas de sus ramas en flor. En Pascua podemos incluir algún recuerdo a la liebre y sus regalos.
VERANO: celebramos la fiesta de San Juan, llega la luz, el color amarillo domina la mesa de estación. Las caracolas y conchas nos recuerdan el mar.

El otoño siempre ha sido mi estación favorita. 
El momento en que estalla todo con su belleza pasada, 
como si la naturaleza hubiera estado ahorrando todo el año para el gran final. 
Lauren DeStefano
 
El invierno es una aguafuerte, primavera una acuarela, 
un óleo de verano y otoño un mosaico de todos ellos. 
Stanley Horowitz
El otoño es un andante melancólico y gracioso que prepara 
admirablemente el solemne adagio del invierno.
George Sand
 
El otoño es una segunda primavera en la que cada hoja es una flor.
Albert Camus
 
La belleza es la única cosa que el tiempo no puede dañar. 
Las filosofías se dispersarán como arena, las creencias se sucederán unas a otras 
como las hojas marchitas del otoño; pero lo que es bello representa un goce 
para todas las estaciones y una posesión para toda la eternidad.
Óscar Wilde
UNAS VACACIONES PERFECTAS SIN SALIR DE CASA

UNAS VACACIONES PERFECTAS SIN SALIR DE CASA

Ya estamos sumergidos en el verano y la mayor parte de nosotros dispondremos de unas semanas de vacaciones para desconectar y cambiar el ritmo. A veces son unos pocos días. Otros somos unos privilegiados y disponemos de varias semanas. Algunos vemos este tiempo como una oportunidad para estar con nuestros hijos, para otros es una carga: y qué hacemos estando tantas horas seguidas con ellos? Dependerá de nuestra actitud, de nuestros recursos, de nuestra relajación personal y de muchos factores el que podamos disfrutar de las vacaciones con nuestros hijos intensa y conscientemente.

Cómo pasar un día tras otro sin que la tele y los dispositivos electrónicos sean nuestros más fieles aliados? Es necesario apuntarles a alguna actividad veraniega para no morir en el intento de estar juntos tantos días seguidos? A nuestro regreso del viaje De Tierra de Fuego a las Galápagos esta era una de las preguntas que más nos hicieron muchas madres y padres. Cómo habéis podido pasar juntos 6 meses, 180 días con sus 24 horas (siempre compartiendo habitación) y haber sobrevivido? Para nosotros fue tan sencillo como natural, hicimos lo que más nos gusta hacer cuando disponemos de tiempo para estar juntos y no tenemos el trabajo “dentro de la cabeza”.

En este blog solemos contaros nuestras experiencias en los viajes que hacemos juntos pero este fin de semana ha sido tan relajado, tan tranquilo y tan perfecto que no he podido evitar calificarlo como “unas vacaciones perfectas”. Viajar no es siempre posible y tampoco es necesario -aunque yo creo que sí que es recomendable. Puede que no te guste cruzar el mundo con tus hijos o hacer un largo trayecto en coche -aunque yo os animo a hacerlo. Puede que no dispongas del dinero necesario o, simplemente, prefieras estar tranquilamente en casa. Pues bien, si esa es tu realidad para este verano, aquí te dejamos nuestras propuestas para disfrutar de las vacaciones con tus hijos y  de paso, para descubrir que, con estas actividades, puedes llenar vuestro tiempo juntos todo el año.
Dedicarles tiempo equivale a dedicarte tiempo. Son muchas las cosas que podéis hacer juntos, mucho lo que se puede compartir y ten clara esta idea, no lo hagas por ellos -que también- hazlo por ti. Aprender junto a ellos es una experiencia única y cada día que pasa es una oportunidad perdida. Aquí dejamos nuestra lista de costumbres que pueden ser recomendaciones:
 
1. CREA
Ten en tu casa materiales que te ayuden a crear con tus propias manos. Hojas de papel blanco -mejor si es de tamaño A3- o una pizarra. Utiliza tizas, ceras o lápices de colores. Nuca rotuladores, eso no, los rotuladores limitan tu creatividad y no dan margen al error ni a la corrección.  La mayor parte de los adultos tenemos pánico al papel en blanco. De niños dedicamos mucho tiempo a aprender a leer y escribir -y a memorizar- pero poco tiempo a pintar y dibujar. 

Creemos que no sabemos pero lo que ocurre es que no hemos practicado. Si tienes la suerte de tener un hijo de 3 o 4 años, dibuja junto a él y descubrirás que estáis al mismo “nivel”. Perfecto! Podéis avanzar juntos! Algo en lo que no tienes que darle lecciones, aprende junto a él.  No le hagas dibujos, no dibujes contornos ni imágenes concretas para que él las imite. No puede, será frustrante. Probablemente tú tampoco puedas. Imagina el color de aquello que quieres representar. Haced manchas, sombras y cread figuras sencillas. Poco a poco irán siendo más complejas.

 
 
También es una buena opción modelar. Puedes comprar arcilla y las sensaciones serán infinitamente más intensas que con la plastilina. Su temperatura, la humedad, el olor, la textura suave… todo es reconfortante al contacto con el barro. Otra opción es la cera de abejas. Ahora en verano es fácil trabajarla gracias al calor y se pueden crear delicadas figuras. La cera no ocupa espacio en un bolso, no ensucia y es un juguete ideal para cualquier espera. Estos materiales los puedes reutilizar tantas veces como quieras y no ofrecen ningún tipo de limitación a vuestra creatividad.
  
2. COCINA
Incorporar a los niños en las actividades diarias del hogar es algo recomendable y necesario. La urgencia del día a día hace que muchas veces no les tengamos en cuenta o no podamos adaptarnos a sus ritmos más pausados. Ahora es el momento. Hacer yogures o amasar pan es sencillo y divertido. Deja que ellos amasen y modelen su panecillo a su gusto en la segunda fase del amasado. Haz que observen cómo leva la masa o cómo se cuaja la leche transformándose en yogur. Hechos sencillos y maravillosos. Qué rico está todo cuando lo has hecho tu mismo!
 
 
3. PASEA
Busca un lugar cercano a casa -intenta no utilizar el coche- y sal a pasear al atardecer. Un jardín puede ser un lugar perfecto pero intenta que no se escuche el tráfico de la ciudad. Los días son largos y un plan perfecto puede ser dar un paseo esperando la puesta de sol o comer juntos un bocadillo a la orilla del mar. Escuchar los sonidos del atardecer, observar el tocón de un viejo árbol,  mirar los pájaros que ya se acuestan, observar los insectos que van buscando su escondrijo. Cualquier detalle es adecuado para cultivar vuestro sentido del asombro.
 
 
4. LEE Y ESCRIBE
Leeles cuentos sencillos y agradables, dedica un momento en el día para la lectura. También para tus propias lecturas. Busca consejo si lo necesitas. Dedica un tiempo para ir a la biblioteca municipal y buscad juntos un libro para cada uno. 
Escribe. Intenta escribir de vez en cuando en un cuaderno personal. Analiza tus vivencias, tus comportamientos personales, reflexiona sobre la manera de mejorar. Describe el crecimiento de tus hijos, cómo avanzan cada día: sus primeros pasos, sus primeras palabras, sus historias… Aquellas cosas que te hacen admirarles, también las dificultades que supone su crianza. Escribir te ayuda a hacerte más consciente de tu propia vida y te ayuda a vivirla más intensamente. Algo práctico y fácil es anotar “lo mejor” y “lo peor” del día para, cada cierto tiempo, revisarlo.
 
5. PRACTICA UN DEPORTE
Dedica un tiempo a hacer ejercicio. Pasear por el campo o por la orilla del mar es, sin duda, el mejor. También puedes inventar juegos o hacerles copartícipes de la práctica de algunas rutinas que pueden ser agradables y divertidas. Hacer yoga o tai-chi puede ser una experiencia gratificante y divertida. Si no sabes muy bien cómo hacerlo puedes regalarte el juego de yoga para niños de Eduyoga o asistir a alguna sesión en un lugar como la Casa del Bosque en San Juan de Alicante para aprender juntos unos consejos básicos.
jugaia.com
 
6. HAZ TRABAJILLOS CASEROS Y JARDINERÍA
Hazles cómplices de esos trabajillos caseros que llevan pendientes todo el invierno. Arreglar una lámpara, poner un cuadro o arreglar las macetas del balcón. Aprovecha para enseñarles el nombre de las herramientas o a que distingan las diferentes plantas. Haz que se fijen en los detalles, no tengas prisa y dedica un tiempo a recoger adecuadamente una vez terminada la tarea, para limpiar y observar el resultado final.
 
7. JUEGA
Descubrir juegos originales es una manera divertida de estar juntos. Son juegos que pueden ser un reto para todos. A nosotros nos encanta el gato equilibrista. Muchas veces lo llevamos de viaje y en cualquier momento nos hace pasar un rato estupendo. Es igual de fácil o difícil para mayores y para niños,  es un reto para todos. Haz puzzles. Hay tantas opciones en el mercado que puedes elegir en base a vuestros gustos y la dificultad. Procura que sean accesibles para ellos y simplemente colabora para ayudarles a avanzar.
 
Por supuesto, no te olvides del mar y la piscina. Visitar a un amigo que tiene piscina o ir a la playa, es una cita obligada en estos meses calurosos. Pero recuerda, no sólo se trata de ir, también hay que disfrutar juntos de ese tiempo compartido.
8. CANTA Y BAILA
Déjate llevar. Con música infantil o con aquellas canciones que más te gustan a ti. No tengas vergüenza y baila descalzo junto a ellos. Su sentido del ritmo y del espacio es sorprendente. Fíjate en ellos, imítales, libérate. Canta, libera tu garganta de tensiones y miedos, expresate y ayúdales a ser expresivos.
 
9. VISITA LUGARES CERCANOS
Un museo en tu barrio o en tu ciudad, un pueblo cercano. Son tantos los lugares por descubrir que hay cerca de casa que bien merece la pena dedicar alguna mañana a conocerlos. Nosotros somos los primeros que tenemos muchas tareas pendientes y este año ya hemos cumplido con algunas de ellas. Estoy pensando en esos lugares por los que pasas cada día y que merecen una visita pero siempre piensas que será otro día. Regresar al Castillo de Santa Bárbara en Alicante o visitar el pueblo de Biar han sido momentos fantásticos para nosotros y seguro que hay muchos lugares cercanos a vuestra casa que merecen la pena para aprender y disfrutar juntos.
Vista de Biar desde la torre de su castillo (Alicante, 2015)
Recreación de Alicante con “clicks” en el Castillo de Santa Bárbara
Vistas del mar desde el Castillo de Santa Bárbara (Alicante, 2015)
10. MIRA LAS ESTRELLAS
Busca algún momento para observar el cielo, mirar las estrellas y descubrir estrellas fugaces. Si vives en una ciudad esta actividad será complicada de realizar por lo que quizá podríais planear una noche de acampada en algún lugar cercano. Te recomiendo que descargues en tu móvil la aplicación de google SKY, para nosotros es una herramienta perfecta dado que sabemos muy poco de estrellas y de astronomía. Es superútil para reconocer los diferentes astros y saber cuál es la posición de los planetas en cualquier momento del día. Dedica la mayor parte del tiempo a observar el cielo tumbados en un lugar cómodo y agradable, busca el silencio exterior y tu paz interior. Aprovecha esta serenidad para sentirte cerca de las personas con las que compartes cada día de tu vida.
 
11. ABÚRRETE
Y por último, pero no menos importante, busca momentos para no hacer nada, para el aburrimiento, para relajarte y vaciar tu mente.  Deja que ellos se aburran y busquen sus propios recursos para llenar su tiempo y jugar a su aire. Me encanta compartir mi tiempo con ellos pero no soy una monitora para el tiempo libre. Deja que se enfrenten al vacío de disponer de su tiempo para ellos mismos y no saber cómo utilizarlo. Tras unos minutos, a veces eternos, encontrarán la manera de ocuparlo. No caigas en la tentación de poner la tele ni darles un vídeo juego, verás lo reconfortante que es cuando descubres que sois capaces de vivir conscientemente vuestra vida aunque de vez en cuando aparezca el aburrimiento.
Detalles que transforman una acción cotidiana en un momento especial
Todos podemos hacer que los momentos más familiares y sencillos sean especiales y únicos. Las vacaciones nos ofrecen la oportunidad de estar juntos. Pon todo de tu parte para que sean perfectas. Esperamos haberte ayudado con estos consejos a que así sea. Un fuerte abrazo!
UNA ESCUELA PARA MÍ

UNA ESCUELA PARA MÍ

Se termina este curso, nuevamente un curso intenso. Ha sido una nueva oportunidad para el crecimiento personal, para conocer nuevas personas -alumnos, familias y profesores- y un nuevo lugar. Ha habido momentos para la añoranza pero, sobre todo, para cocinar nuevos proyectos. Ha sido un curso de esfuerzos divididos y trabajo muy intenso. Intentar que el ambiente en las aulas de un instituto sea agradable y provechoso no es tarea fácil y, simultanearlo con la “construcción” del Proyecto de Primaria y Crecimiento de la Escuela Waldorf de Alicante, tampoco. Sin embargo,  en mí,  ambos proyectos se nutren conjuntamente y me ayudan a intentar trabajar cada día un poco mejor: más feliz, más relajada y más consciente.
http://earthwrights.co.uk diseña juegos con materiales naturales

Y en este trasiego de una escuela a otra, de un entorno al otro, de una realidad a la otra, no puedo evitar imaginarme mi escuela.  Esa escuela a la que me gustaría asistir cada día como maestra o como alumna. Ese lugar para la convivencia y el crecimiento personal, para el desarrollo sereno de mi personalidad. ¿Cómo debería ser esa escuela que yo necesito?

DEBERÍA ESTAR EN UN ENTORNO NATURAL
Si buscase una escuela para mí,  intentaría que estuviese en un entorno natural. Me gustaría que tuviese árboles de mi tierra: carrascas, olivos, algarrobos, almendros, moreras, pinos, palmeras y limoneros. Que tuviese arbustos y plantas aromáticas como el romero, la salvia, la lavanda o el tomillo. Que en ellos hubieran pájaros nidificando y también insectos. Buscaría que tuviese, al menos, un lindo jardín; sin hormigón en el suelo. Que tuviese troncos a los que trepar o una casita en un árbol en la que esconderme a conversar, a inventar historias o a soñar.
http://earthwrights.co.uk diseña juegos con materiales naturales

La Madre Tierra estaría muy presente en la escuela: en los ritmos de cada día, en el cambio de las estaciones, en los materiales que usaríamos para aprender. La escuela impregnaría cada actividad de una conciencia ecológica que es imprescindible en nuestra sociedad.

UN PUNTO DE ENCUENTRO

Me gustaría que mi escuela fuese un punto de encuentro en la que niños, padres y maestros se reuniesen periódicamente para comunicarse, para intercambiar ideas, para celebrar fiestas, para llevar adelante proyectos, para decidir cómo querrían que fuese mi escuela. Un lugar en el que compartir ilusiones, narrar y escuchar sueños. Un lugar en el que aprender juntos haciendo talleres en los que trabajar múltiples aspectos que pueden vertebrar al ser humano: escucha activa, comunicación, empatía, manualidades, cocinar, cultivar un huerto… Cualquier actividad puede generar un espacio para el encuentro.
UN ESPACIO TRANQUILO
Una escuela serena, sin timbres ni sirenas. En el que las maestras y maestros hablasen sosegadamente y sólo se escuchasen los gritos de los niños y niñas cuando juegan en el patio. Un lugar en el que a veces sonase un piano, una lira o una flauta. En el que se cantasen bellas canciones y se contasen,  periódicamente,  las mismas historias. Un espacio con rutinas que ayudan a saber qué vendrá después, a hacer previsible la mañana, con un ritmo conocido que me ayudase a escuchar mejor mi interior.
Ideas creativas en internet
QUE DESARROLLASE LA CREATIVIDAD
Un lugar en el que sintiese que mi hemisferio derecho es tan importante como mi hemisferio izquierdo y por ello hubiese tiempo para la sensibilidad, para la feminidad, para la belleza y la creación. Una escuela que creyese que el ser humano tiene inteligencias múltiples y que todas ellas tienen el mismo valor.
Taller de costura y afieltrado de la Escuela Waldorf de Alicante

Como seres humanos necesitamos crear cosas con nuestras manos, diseñar proyectos y llevarlos a cabo. Ese proceso de aprendizaje ha sido llevado a cabo por nuestra especie desde hace milenios y no podemos abandonarlo porque nos ayuda a afianzar un gran número de habilidades físicas y mentales. En esta escuela habría tiempo para la creación y el trabajo manual: para jugar, pintar, esculpir, tejer, modelar… Para escuchar leyendas y cuentos de hadas, para cantar y bailar, para el teatro y las marionetas, también para hacer pan.

QUE NECESITASE DE LA COOPERACIÓN
Sería probablemente una escuela imperfecta que necesitaría de la cooperación de toda la comunidad. Maestros, padres y alumnos tendrían que aportar su inteligencia y su fuerza para que pudiese mejorar. Gestionar una escuela no es nada fácil y menos aún si se intenta que sea de manera asamblearia pero ahí está la clave para valorar los éxitos y aprender de los fracasos. Una escuela con pocos recursos económicos necesitaría de muchos recursos humanos, de personas optimistas e incluso utópicas. Pero ya lo decía Galeano: es la utopía la que nos hace avanzar. En esta escuela todos nos sentiríamos necesarios y nuestras aportaciones se valorarían pues gracias a ellas sería cada día una mejor escuela.

Solsticio de verano en Alicante
EMPAPADA DE ESPIRITUALIDAD
Una escuela que valorase al ser humano a nivel espiritual. Más allá de credos y religiones, existe el sentido de la espiritualidad. Ese saber que somos únicos y que la vida es una gran oportunidad. En nuestra vida estamos unidos con el pasado y nos proyectamos hacia el futuro con un hilo invisible que no sabemos demasiado bien dónde está. Amar la naturaleza, respetar el valor de cada vida por ser única e irrepetible, cada ser tendría un valor especial. Desarrollaría en cada uno nuestra conciencia y agradecimiento por ser hijos de la naturaleza.

UNA BUENA ALIMENTACIÓN

Una escuela que nos enseñase que “somos lo que comemos” y por ello ofreciese una dieta saludable libre de azúcares simples y alimentos procesados. Sería una dieta adecuada para el desarrollo del niño con un equilibrio adecuado de todos los nutrientes esenciales. Porque cuando comemos, no sólo nos alimentamos, nos nutrimos.
Ya lo decía H.D.Thoreau: “Todo hombre construye un templo, su propio cuerpo, para el Dios al que adora, con un estilo propio, y no puede dejar de hacerlo para martillear el mármol. Somos escultores y pintores y nuestra materia es nuestra carne y sangre y huesos. La nobleza empieza en seguida a refinar los rasgos del hombre; la mezquindad o la sensualidad los embrutece”.

QUE CULTIVASE LA SABIDURÍA
Y, por último, una escuela que estimulara mi curiosidad y mi deseo de aprender, haciendo del conocimiento no un mero instrumento ni un ornamento o una distinción de la que envanecerse, sino una sabiduría humilde con la que afrontar la vida de forma sencilla, ecuánime y juiciosa, en paz y armonía con el mundo, apreciando el valor de la humanidad, sintiendo el calor de las emociones, cultivando el sentido del asombro, degustando el placer del trabajo hecho a conciencia y con un sentido profundo de la trascendencia. Una sabduría que me permitiese vivir desde la inmensidad de la vida, ahondando en sus misterios y disfrutando, a cada instante, de todo su encanto.

Pin It on Pinterest