Cada día más las ciudades tienen presentes a las familias. Las familias que vivimos o que visitamos las diversas ciudades del mundo tenemos unas necesidades comunes que, si son tenidas en cuenta, pueden ayudar a mejorar la vida y las experiencias de toda la población. Sin duda, Londres es una de estas ciudades y los museos de Londres son una oportunidad para disfrutar en familia.

Jugando en el Museo Marítimo de Greenwich, Londres.

Cuando viajas a lugares de Europa con un clima húmedo o lluvioso, tener en cuenta alternativas para hacer actividades en días de mal tiempo, es superimportante. Así se puede disfrutar mucho más de los viajes, tal y como hicimos cuando visitamos Copenhague o Helsinki.

La oferta cultural londinenses es inabarcable. Imposible poder aprovechar todos los recursos que ofrece la ciudad. Es por ello que os animamos a hacer una selección en base a vuestros gustos y criterios. Los museos de Londres tratan multitud de temáticas de gran interés y son todo un referente.

Zona de acceso a la Torre de Londres: recogida de e-tickets

Además, muchos de ellos son totalmente gratuítos por lo que son punto de encuentro de muchas familias londinenses y británicas que acuden a ellos en los fines de semana y en las vacaciones para pasar unas horas con los más pequeños de la casa. Esto hace que, en algunos momentos del año, puedan estar bastante llenos. Tenedlo en cuenta.

Durante nuestras estancia en Londres ¡no paramos ni un momento! Esta ciudad es superinteresante y realmente lo pasamos estupendamente. Cuando regresamos teníamos clarísimo que regresaríamos y así será. Estos fueron los museos de Londres que visitamos y que os recomendamos conocer.

El Museo del Transporte

Situado junto a la plaza de Covent Garden, es un entretenido museo que hace un repaso a toda la historia del transporte en el Reino Unido. Es uno de los museos de Londres más visitados por familias con niños pequeños pero también tiene información e interés para jóvenes y adultos. La entrada es gratuíta hasta los 17 años. Podéis consultar los precios y horarios aquí.

En el Museo del Transporte de Londres

La visita a este museo es un viaje maravilloso en el que se puede jugar y conocer los secretos de los medios de transporte, su origen y su historia. El museo ofrece además una mirada hacia el futuro pensando en las ciudades más sostenibles, con alternativas al transporte de combustibles fósiles y, quizá, con medios de transporte aereo que transformarán las calles en lugares exclusivos para los peatones.

Vista general de una de las salas del Museo del Transporte

El Museo de Historia Natural

Probablemente el museo más famoso de Londres junto a Museo Británico. Sus colecciones de elementos naturales son sin duda algunas de las más famosas del mundo de la historia de la ciencia. En sus archivos se guardan especímenes recogidos por grandes naturalistas como Mary Anning o Charles Darwin. Hay que decidir que algunas salas necesitan renovación como la de cetáceos -y una limpieza no le vendría nada mal- pero el museo es de gran calidad.

En el Museo de Historia Natural junto a uno de los fósiles de Mary Anning

El museo cuenta con diversas salas y con zonas interactivas para jugar y descubrir. Realmente es imposible ver el museo en una sola jornada si queremos detenernos a leer los detalles de cada sección. Tened en cuenta que la información está solo en inglés así que váis a tener que explicar muchas cosas o bien, pasarlas por alto. En cualquier caso, es un museo fantástico, muy entretenido e interesante. Nos impactó especialmente la sección de geología con su espectacular escalera de acceso.

Entrando a la sección de artrópodos del Museo de Historia Natural

Escaleras de acceso a la sección de geología del Museo de Historia Natural

La entrada es totalmente gratuíta y, en época de vacaciones, suele estar tan lleno de gente que puede resultar agobiante. Suele haber grandes colas para acceder a primeras horas de la mañana por lo que quizá puede ser interesante ir después del almuerzo para ver alguna de las secciones. En el sótano 1 hay una amplia zona habilitada para picnic y, en la cafetería, muchos dulces deliciosos.

“Break” en la cafetería del Museo de HIstoria Natural

El Museo de Ciencias

Espectacular y renovado. Todo el museo de ciencias es magnífico. Imposible visitarlo en un día. Además ofrece el visionado de películas y experiencias diversas, talleres y actividades. Dividido en 5 niveles, es un museo inmenso que recorre la historia de la aeronáutica, la carrera espacial, la revolución industrial o los avances tecnológicos que nos han facilitado la vida en nuestros hogares.

Descubriendo los secretos de la óptica en el Museo de Ciencias

Conocer los secretos de nuestra estrella, el Sol, o los misterios de la genética y de la formación de un ser humano. O las propiedades de nuestra atmósfera que hace posible la vida en el planeta Tierra. Además hay simuladores de vuelo en los que experimentar un vertiginoso viaje supersónico.

Las auroras boreales en el Museo de Ciencias

Para planificar vuestra visita podéis consultar su web. La entrada es gratuíta pero hay que pagar para ciertas actividades. Este museo suele estar también muy lleno de gente los fines de semana y vacaciones.  Una vez dentro podéis reservar entradas para el IMAX (que también se pueden reservar online) o podéis comer en alguno de sus restaurantes.

En la Planta 0 del Museo de Ciencias de Londres ¿por dónde empezamos?

El Museo de Londres

Puede que este acabase siendo uno de nuestros museos favoritos en Londres: por sus dimensiones, por la información que ofrece y porque no estaba abarrotado como los dos anteriores. El Museo de Londres está pensado para conocer la historia de la ciudad en un recorrido ameno e interesante pero no demasiado largo. Con muchos dioramas y paneles interesantes y entretenidos va explicando las etapas fundamentales de esta urbe. El acceso es gratuíto y también se ofrecen talleres para niños a lo largo del día.

Conociendo los detalles de la historia de la ciudad en el Museo de Londres

Desde antes que Londres fuese Londres hasta la actualidad, en su exposición permanente podréis conocer detalles de momentos tan relevantes como el gran incendio de 1666 y, en las exposiciones temporales, encontraréis historias como la de la lucha del movimiento sufragista que lucho por conseguir el voto de las mujeres. Como otros museos de Londres ofrece actividades y servicios para las familias. Su tienda de recuerdos es muy atractiva y su bar o la zona de picnic son una muy buena opción para detenerse a tomar el lunch.

El Museo de Londres es perfecto para descubrir el pasado de la ciudad

La Torre de Londres

La historia de la corona británica está íntimamente ligada a este lugar. La Torre de Londres fue testigo de múltiples acontecimientos importantes y curiosos en la historia de Inglaterra que podréis conocer cuando traspaséis sus murallas. Ubicada en un lugar emblemático, permite disfrutar también de bellas vistas sobre la ciudad. El acceso no es gratuíto, podéis comprar los tickets online aquí. Las entradas no son especialmente baratas pero podréis ahorrar con el ticket familiar y, si compráis en la web, conseguiréis un 15% de descuento. Merece la pena tener las entradas compradas con anterioridad pues suele haber bastante gente.

Vista general de la Torre de Londres

En la visita se recorren diversas zonas del castillo, el museo de armas y el lugar más importante es la gran caja fuerte en la que se guardan las joyas de la corona. Las joyas de la corona son el símbolo de la monarquía inglesa y son utilizadas en el momento de la coronación de un nuevo monarca en un evento cargado de protocolo y tradición. Esta totalmente prohibido tomar fotos en ese lugar pero os podemos confirmar que realmente llama la atención la belleza de esas joyas y el trabajo de orfebrería que representa.

En el arsenal y museo de armaduras de la Torre de Londres

Ver el cambio de la guardia, escuchar las historias de los “Beefeaters” o Guardias Reales que siempre están dispuestos a ayudar al visitante y echar un vistazo a los famosos cuervos negros, son otros de los atractivos de este lugar que nosotros visitamos en un típico día de lluvia londinense.

El Cutty Sark

Recorrer este mítico navío os encantará. Este velero-clipper es uno de los últimos que se construyó y es de los pocos que todavía se conservan. Fue construído en Escocia en 1869 y es realmente bello. Destinado al transporte y comercio del té, en su interior podréis conocer mejor la historia de este negocio a través de una bonita exposición. Con la llegada de los barcos de vapor, estos precioso veleros dejaron de ser rentables.

Vista general del Cutty Sark junto al río Tamesis

En la actualidad, se conserva al sur del río Támesis en dique seco gracias a una bonita estrutura de vidreo y metal. Podéis llegar hasta allí a través del Greenwich Foot Tunnel que permite pasar por debajo del río a los peatones desde la torre situada junto a Islands Gardens.

El clipper Cutty Sark en Greenwich

El Museo de Marítimo Nacional

También en el barrio de Greenwich, muy cerca del observatorio y del Cutty Sark, está este museo de entrada gratuíta. La historia naval de la corona británica está llena de curiosidades y grandes gestas. En este museo hay una colección de diversos naves y navíos de todo el mundo. Además encontraréis importantes elementos históricos como, por ejemplo, la ropa que vestía el famoso Capitán Nelson el día que falleció en la batalla de Trafalgar pero en la que también consiguió la más famosa victoria para los británicos.

En el National Maritime Museum

Como en todos los museos de Londres, una de las mejores cosas de sus instalaciones son los espacios para los niños: zonas de juego libre, zona de disfraces, zona para dibujar y crear, zona de aprendizaje con sencillas actividades o juego simbólico. En los museos de Londres vais a encontrar muchas zonas de juegos para los niños y niñas de la casa.

Zona de juegos y dibujo para los más pequeños en el National Maritim Museum

Además, otra de las cosas que nos encantó de este museo fue su restaurante. Con una deliciosa carta, el bar y restaurante de este museo ofrece muchas opciones para comer y merendar. Tiene dos pisos -el superior más tranquilo- y una agradable terraza. Nosotros nos dejamos tentar… rico, rico.

El Real Observatorio de Greenwich y Flamsteed House

Por supuesto que este es el lugar más emblemático de Greenwich. En el observatorio encontraréis una interesante exposición sobre astronomía, física y el conocimiento de los astros y el universo. También podéis visitar Flamsteed House y la Línea del Meridiano. Además, desde su mirador, podréis admirar las bonitas vistas de Londres y del río. Además, en el extenso Greenwich Park podréis aprovechar para tomar un picnic, jugar y descansar.

Royal Observatory en Greenwich

Su colección de relojes y la exposición sobre el invento de estas máquinas es una maravilla. ¡Cuánto debemos a los relojes! ¡Y qué difícil fue su creación! Desde las grandes máquinas a los pequeños relojes de muñeca que usamos en la actualidad, el relojero inglés John Harrison revolucionó el mundo del control de la medida del tiempo.

Meridiano de Greenwich

Para visitar el Real Observatorio y el Cutty Sark podéis comprar una entrada combinada aquí con antelación.

El Museo y Jardines Horniman

Este fue el último museo que visitamos en Londres porque estaba justo al lado de la casa en la que nos alojamos con un intercambio. Resultado del afan coleccionista del Sr. Horniman, este museo muestra gran cantidad de especímenes de diversos lugares del mundo. Representa una época en la que, las personas potentadas e interesadas por el mundo natural, querían almacenar extraños elementos en sus vitrinas.

Colección de instrumentos musicales en los jardines del Horniman Museum

No vamos a negar que nos alegramos de que esa época haya pasado. Algunas cosas eran incluso desagradables pero también había muchas cosas interesantes. Más allá de esta colección, nos encantó el jardín con sus instrumentos musicales y la zona de juegos en la que descubrir el mundo de los sentidos. Una exposición interactiva muy entretenida. Además, la exposición de instrumentos musicales y de objetos de culturas del mundo es increíble. Por último, el mariposario, también fue muy interesante. Uno de esos museos de Londres poco visitados en los que pasar una mañana muy agradable.

Exposición sobre los sentidos y las percepciones en el Horniman Museum

Aquí queda nuestro resumen de museos de Londres que hemos visitado en familia. Por supuesto que son muchos más y que en esta ciudad hay propuestas para todos los gustos. Recordad que siempre hay zonas para tomar el picnic en familia y que aquellos museos que son gratuítos suelen estar muy ocupados en los fines de semana. Si necesitáis más información podéis consultar estos enlaces:

Gracias por leernos y, ya sabes, puedes suscribirte a nuestro blog y también podemos vernos en FACEBOOKYOUTUBE y en INSTAGRAM.  Si quieres conocer más sobre nuestro viaje a Londres, puedes consultar esta sección en la que poco a poco iremos incluyendo más información sobre los lugares que visitamos.

Pin It on Pinterest

Share This