Florencia: los mejores miradores para enamorarse… enamorarse de esta ciudad! De la vida! Del arte! De poder viajar! Enamorarte de lo que quieras! Sin duda, Florencia es una de las ciudades más hermosas del mundo. Por algo le llaman “la Signora” y es que su elegancia y su historia la hacen merecedora del mejor de los galardones. En su pasado no todo es belleza. Si habéis visto la serie de Los Medici: Señores de Florencia habréis visto que su historia está plagada de tensiones, desafíos y retos.

Santa Maria del Fiore desde la torre del Palazzo Vecchio

Florencia fue la capital del arte y sigue ocupando un lugar de referencia en la historia del arte. Cuando uno viaja a esta ciudad es fácil caer fascinado ante los encuadres, los juegos de luz y color y toda la belleza. ¡Cuidado no os afecte el famoso síndrome de Stendhal! Y seguro que os gustará poder hacer las mejores fotos de esta ciudad. En este artículo os recomendamos los que son, para nosotros, algunos de los mejores lugares para enamorarse de Florencia.

PIAZZALE MICHELANGELO Y SAN MINIATO AL MONTE

Probablemente, es el mirador más conocido de la ciudad. Sin duda, las vistas de la ciudad y del río Arno son las mejores pero… como suele pasar en los lugares “top”, están abarrotados por turistas. Esta es la imagen que te vas a encontrar si subes en el atardecer cuando todos queremos capturar la mejor puesta de sol… Casi imposible meterte entre la marabunta, situarte junto a la barandilla del mirador y hacer tu foto.

Todo el mundo quiere una foto desde el Piazzale Michelangelo

Y esta es la imagen de las escalinatas que suben hasta el mirador… Un buen lugar para disfrutar de las vistas pero te va a resultar complicado encontrar un sitio para tí… Paciencia y… ¿no te parece que a veces el turismo se está convirtiendo en una locura? ¿estamos locos o qué? Nuestro último viaje a Florencia fue en septiembre de 2018, os aseguramos que no había demasiada gente… ¿cómo debe ser en verano?

¿Estamos locos o qué?

Pero no os preocupéis, junto al Piazzale Michelangelo hay un lugar perfecto para admirar Florencia en soledad, o casi: la basílica y el convento de San Miniato al Monte. Subiendo unos cientos de metros más la colina, llegaréis a este lugar tranquilo donde habitan los monjes que cuidan de esta iglesia. Merece la pena ver los mosaicos del interior. Desde aquí podréis disfrutar del anochecer en paz y serenidad apenas acompañados de unos cuantos turistas y quizá, de alguna pareja de novios japoneses haciendose sus fotos de boda… Si quieres saber cómo llegar a estos dos lugares aquí te dejamos la ubicación: Piazzale Michelangelo y San Miniato al Monte.

Disfrutando de la calma en San Miniato al Monte

CÚPULA DE BRUNELLESCHI

Nuestro segundo plan es subir a la cúpula de la Catedral de Santa Maria del Fiore. El maravilloso templo que cautiva a todo el que visita esta ciudad y cuya historia es verdaderamente sorprendente. El ascenso a esta cúpula es increíble y permite admirar el crucero de la iglesia desde arriba además de sus bellos frescos. También podréis detectar algunas de las grietas que amenazan la estabilidad de esta obra de arte de Brunelleschi.

Campanile di Giotto desde la cúpula

Dicen que el famoso arquitecto no dejó ningún documento que explicara los secretos de su construcción por lo que… si algún día se derrumba… habrá que volver a buscar la manera de elevarla. Con sus 45 metros de diámetro es una de las cúpulas más grandes del mundo. Acabó de construirse 100 años después de que se finalizase el resto de la catedral y, obviamente, los Medici fueron impulsores de este gran reto arquitectónico. No olvidéis que para subir a la cúpula es imprescindible reservar hora en el momento de comprar la entrada. Os lo explicamos a continuación.

CAMPANILE DI GIOTTO

Tras subir a la cúpula no dejéis de subir al Campanile di Giotto. Si compráis la entrada en el Museo de l’Opera di Santa Maria del Fiore podéis escoger una entrada 5 x 1. Esta entrada incluye la visita al museo dell’Opera -muy recomendable-, Cupola del Brunelleschi, Campanile di Giotto, Battistero di San Giovanni y la Cripta di Santa Reparata. Os aconsejamos comprar el ticket conjunto al menos con 48 horas de antelación y reservar la hora para subir a la cúpula. Una vez utilizado el ticket para acceder a algunos de los monumentos, tenéis 72 horas para visitar el resto. Un tiempo más que suficiente.

La cúpula de Brunellleschi desde el campanario

Mientras que para subir a la cúpula hay que reservar hora, el Campanile es fácilmente accesible si estás dispuesto a subir sus 414 escalones. Sus mármoles y bajorrelieves dan al conjunto un acabado único. Se finalizó en 1359 y permite conseguir las mejores fotos de la cúpula de Brunelleschi. El equilibrio de la ciudad que no presenta edificios modernos permite admirar este casco urbano que se ha conservado casi sin variaciones en las últimas décadas.

La cúpula de Brunelleschi desde el Campanile di Giotto

LA TORRE DEL PALAZZO VECCHIO

Y, desde la Catedral de Santa Maria del Fiore, nos trasladamos al Palazzo Vecchio en la Piazza de la Signoria, donde se fraguaron las intrigas y el control de esta ciudad en la época de los Medici. Este bello palacio es conocido por su famosa torre pero son de admirar los frescos del patio de acceso. Además acoge el Museo Stefano Bardini. Podéis comprar la entrada para subir a la torre y caminar por el mirador y, a parte, podéis visitar el palacio.

Via delle Farine desde la Torre del Palazzo Vecchio

Es el mejor lugar para fotografiar Florencia y su catedral. El conjunto es único y, como se puede subir ya de noche, podréis ver la capital de la Toscana iluminada. La mejor manera de comprar la entrada es acercaros a la billetería que está en la planta baja y elegir día y hora para subir. El precio es diferente si subís al anochecer.

Desde la torre del Palazzo Vecchio

BIBLIOTECA DELLE OBLATE

Después de visitar estos famosos lugares de Florencia, os vamos a recomendar dos lugares menos conocidos pero, quizá por ello, más encantadores. Uno de ellos es la terraza de la Biblioteca delle Oblate situada aquí. Este antiguo convento fue restaurado y transformado en biblioteca y espacio de lectura y estudio. En la planta baja hay una bonita biblioteca infantil en la que se hacen actividades de animación a la lectura. Es de libre acceso y os la aconsejamos si viajáis con niños.

Biblioteca delle Oblate

En la planta alta, está la zona de estudio frecuentada por los estudiantes universitarios de la ciudad. Además hay un café que ofrece deliciosos capuccinos y una amplia carta de “cafés extraños”. A mediodía hay un menú-buffet y, para amenizar la estancia, tenéis unas vistas increíbles del duomo. La terraza era el antiguo tendedero de las maonjas, donde extendían su colada mientras podían admirar la bella catedral.

CAFFÈ DEL VERONE (OSPEDALE DEGLI INNOCENTI)

Otro café y restaurante que os puede interesar -aunque un poquito más caro- es el Caffé del Verone situado en el Museo degli Innocenti en la Piazza della Santissima Annunziata. Justo al entrar hay que tomar el ascensor que sube a la azotea en la que está el café. El acceso está aquí. Conocer la historia de este lugar vale la pena. Fue un orfanato diseñado por Brunelleschi -el arquitecto de la cúpula del duomo- que tiene una fachada porticada. En el lateral izquierdo de esta galería está la ruota o rueda de piedra que permitía dejar a los bebés o niños al cuidado de las monjas de manera totalmente anónima.

Caffè del Verone en el Instituto degli Innocenti

Fueron cientos los inocentes acogidos y cuidados por las monjas en este orfanato hasta que cerró en 1875. En la fachada hay unos medallones que representan a los niños y recuerdan cuál fue la función de este edificio renacentista hoy reconvertido a museo y galería. Si subís al Caffé del Verone podréis admirar las vistas de la ciudad y los rincones de esta zona de la ciudad.

En el Caffè del Verone

También os puede interesar:

Aquí os dejamos nuestros consejos para enamoraros de Florencia. Si buscáis vuestro mejor recuerdo de esta ciudad, podéis encontrarlo en cualquiera de estos miradores. No os olvidéis, hay muchos turistas en Florencia, buscar el mejor encuadre no es siempre sencillo pero seguro que volveréis fascinados. No dejéis de tomar un café en la biblioteca delle Oblate y el Caffé del Verone ¡vale mucho la pena sentirte como un fiorentino en tu visita a la ciudad!

Postales de Florencia

¿Has estado en Florencia? Esperamos que te haya gustado este artículo y que te animes a conocer la capital de la Toscana ¡Es una ciudad única!

Recuerda, puedes suscribirte a nuestro blog y también vernos en

Y si te gusta, comparte y así nos ayudas a difundir esta información.

Pin It on Pinterest

Share This