Comer en Roma es un deleite. Lo difícil es elegir porque las opciones son muchas y buenas. Si algo nos gusta de los restaurantes en Roma -y en toda Italia- es que se puede saborear la genuína cocina, la tradicional, la de los productos locales y cercanos, la típica cocina mediterránea… sin tener que buscar demasiado. Callejeando un poco, Es fácil encontrar lugares auténticos, locales “retro” que parece se quedaron en los años 70 o 80, incluso antes. Son lugares que no necesitan parecer “fashion” ni estar a “la última”. Son ellos mismos. Su esencia está en su cocina y en la manera de atender y relacionarse con el cliente. Estos son los restaurantes de Roma que más nos gustan.

La comida italiana suele ser éxito asegurado ¿verdad?

En este artículo os dejamos unos cuantos sitios que hemos probado personalmente. No fueron elegidos al azar, si no por recomendación expresa de nuestro querido hermano político italiano que vivió en Roma varios años y adora la cocina de su país. Como buen italiano, sabe diferenciar una buena carbonara de una salsa con nata, una burrata de una mozzarella de buffala -o de vaca- y prefiero un verdadero café expreso (CAFÉ: Corto-Amargo-Fuerte-Espeso).

La pasta puede cocinarse de múltiples maneras

Cuando viajéis a Italia, no dejéis de saborear los platos sencillos. Según sus propias palabras “en Roma hay que pedir spaghetti agli-oleo-peperonccino, spaghetti alle vongole, por ejemplo… Verduras y tiramisú. La pasta rellena y con salsas de crema son típicas de Bolonia y otras regiones al norte, también las encontraréis en Roma pero aquí, lo típico, es la pasta sin huevo, es decir, la pasta de los pobres”. Riquísimas ensaladas, sabrosos postres.

La pasta con huevo y rellena es una especialidad del norte del país

Nuestros restaurantes de Roma favoritos son:

Ristorante La Montecarlo: muy cerca del Corso Vittorio Emanuele II, abre a mediodía y es un lugar tradicional frecuentado por trabajadores de la zona. Cocina auténtica y genuinamente romana a buenos precios. Con un trato cordial y agradable os sentiréis como “si fuéseis clientes de toda la vida”.

La Casetta di Trastevere: en el Trastevere, económico restaurante Es increíble como pueden variar los precios en esta ciudad y, en este restaurante, podréis difrutar de auténtica comida romana a precios bajos.

Ristorante Ai Bozi: un poquito más caro que el anterior, este restaurante del Trastevere es una opción segura. Deliciosa comida en un ambiente muy bonito y agradable. Con un extenso menú, es un buen lugar para probar el pescado gracias a sus ricos platos de calidad a un precio adecuado.

Ensaladas sabrosas como esta de hinojo, tomates secos y naranja

Trattoria da Luigi: situada en Piazza Sforza Cesarini, esta genuína trattoria romana ofrece una agradable terraza en la que saborear sus deliciosos entrantes (antipasti) y gran cantidad de platos reservando algo de espacio para sus deliciosos postres caseros.

Trattoria Der Pallaro: sin más pretensiones que una auténtica cocina casera y romana, de la nonna... de la abuela. Sus platos de pasta de trigo de grano duro en todas sus variantes son perfectos. Situado en el Largo di Torre Argentina, es perfecto para recuperar fuerzas cuando paseamos por el centro de la ciudad eterna.

Nos encantan las pizzas i las focaccia que añaden productos frescos tras el horneado

Dar Poeta: dos locales distintos y un menú delicioso. Su horno a leña ofrece pizzas de gran calidad. Os aconsejamos disfrutar con la pizza a la que se añade, tras el horneado, productos frescos como la rúcola y el jamón serrano (prosciutto). La variedad os sorprenderá. Ingredientes de primera calidad para conseguir los mejores platos.

075-Roma: junto al Circo Máximo (al lado de Easy Bike Rent) y próximo a la Bocca della Veritá. Este restaurante ofrece buenos menús diarios y, justo al lado, hay una heladería que no os podéis perder.

Ingredientes sencillos para platos deliciosos

Nuestras heladerías favoritas de Roma

Hay decenas de heladerías en la ciudad, en cada esquina. Pero siempre es mejor buscar las “de verdad”. No es sencillo diferenciar entre un helado industrial y un helado artesanal. Si queréis saber un poco más sobre la fabricación de los helados podéis consultar esta web y esta otra. Un truco que nos puede ayudar a diferenciarlos es que los helados artesanales se derriten más rápidamente. Los helados industriales suelen incluir bastante aire por lo que son menos pesados y menos saciantes.

Váis a poder encontrar una gran variedad de helados diversos según sus ingredientes de base. A nosotros nos encantan los “helados de agua”: sorbetes y granitas. Pero, por supuesto, los helados de crema y de leche son riquísimos. Recordad que lo importante son los ingredientes, de dónde vienen, cómo se procesan y no sólo debemos pensar en las calorías sino en la calidad de estas.

¿Más helados? Podéis probarlos en la que según muchos es la mejor heladería de Roma: Gelateria Fata Morgana.A nosotros nos gustan:

 

Una buena costumbre que podéis copiar de los italianos es la parada de media mañana para tomar un café expresso, macchiato o capuccino con un dulce. En cualquier bar frecuentado por la gente del barrio o los trabajadores del centro. Muchas veces en los Tabacchi (estancos donde venden también los billetes para el autobús y pueden tener una pequeña cafetería, muchas veces, sin mesas). Se toma de pie, en la barra en un breve momento, se “recargan las pilas” y se sigue la marcha prevista.

Tomar un verdadero café a media mañana es una cita ineludible

¿Os ha gustado este artículo sobre los restaurantes de Roma? ¿Quieres añadir algún otro a la lista? Esperamos tus consejos porque estamos seguros de que regresaremos a la ciudad eterna.

Recuerda, puedes suscribirte a nuestro blog y también vernos en

Y si te gusta, comparte y así nos ayudas a difundir esta información.

Pin It on Pinterest

Share This