SI TUVIERAS QUE ELEGIR UN LUGAR ESPECIAL PARA LLEVAR A TUS HIJOS… ¿CUÁL SERÍA?

SI TUVIERAS QUE ELEGIR UN LUGAR ESPECIAL PARA LLEVAR A TUS HIJOS… ¿CUÁL SERÍA?

¿Qué hacemos los viajeros cuándo estamos en casa? La respuesta es fácil: o soñar con nuevos viajes o planearlos. Viajar te engancha y, además, ahora, a través de las redes sociales, puedes seguir a muchos viajeros que están dando vueltas por el mundo. En otra época era más fácil porque “ojos que no ven, corazón que no siente”, sin embargo, ahora, internet hace que nuestro corazón esté siempre disfrutando o padeciendo porque nos pasamos el día leyendo a otros bloggers y alucinando con las imágenes que nos mandan desde decenas de destinos únicos.

Como sabéis, nuestro blog surgió a partir de un viaje de larga duración con nuestros hijos. Habíamos viajado antes pero, sinceramente, pocas veces nos habíamos planteado donde nos gustaría regresar cuando tuviéramos nuestros propios hijos. Ahora que ya somos padres, sí lo pensamos muchas veces y nos imaginamos regresando a lugares que nos fascinaron y sabemos que serán un gran descubrimiento para ellos.

Buscar ayuda en otros viajeros es una opción perfecta para elegir destinos. Habría sido obvio preguntar a mamás y papás que viajan con sus hijos pero nos hemos animado a hacer algo más atrevido y preguntar a aquellos que aún no tienen hijos y que, quizá -como nos ocurría a nosotros- nunca antes se han planteado dónde les gustaría ir acompañados de sus futuros hijos. Por primera vez, nos hemos atrevido a pedir a otros bloggers que participen en una entrada de nuestra web y ha sido una experiencia superdivertida y agradable ¡GRACIAS A TODOS POR VUESTRA GENEROSIDAD!. Debían completar la siguiente frase: SI TUVIERA UN HIJO/A ME GUSTARÍA DESCUBRIRLE… y este ha sido el resultado que ahora queremos compartir con vosotros.

Con Isabel y Xavier del DIARIO DE ABORDO nos vamos a… EGIPTO

El día que salimos de El Cairo de regreso a casa supimos que algún día volveríamos a viajar a Egipto y especialmente cuando tengamos hijos. Nos gustaría descubrirles una cultura tan antigua y enigmática cuyos orígenes se remontan a más de 5000 años en el pasado. Aunque Egipto es mucho más que templos milenarios y tumbas funerarias únicas. Nos encantaría volver al desierto del Sahara y visitar oasis como el de Bahariya e imaginar figuras en las formaciones calizas del Desierto Blanco. O volver a navegar por el Nilo desde Luxor y más tarde perdernos por las callejuelas del barrio antiguo de El Cairo. Egipto es un viaje excepcional que sin duda repetiremos en familia.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con el DIARIO DE ABORDO nos vamos a... EGIPTO

Con el DIARIO DE ABORDO nos vamos a… EGIPTO

 

Con José Miguel de EL RINCÓN DE SELE nos vamos a… JAPÓN

Siempre me ha parecido Japón uno de esos países en los que todo tu mundo te da vueltas y no haces más que preguntarte por qué. Mezcla tradición cultural con un modernismo que roza ya lo que esperamos que sea el futuro. Tecnología punta y templos sintoístas, los rascacielos de Tokyo y el callejón de las geishas en Kioto. Comida venida de una máquina y el mejor sushi… Siempre sujeto a su propia dualidad. Si tuviera un hijo me encantaría ver la cara que pondría ante semejante choque y para meternos en escena aparecer disfrazados en el Parque de Harajuku de su personaje de manga o anime favorito. Y que, como “su padre”, pudiera disftrutar del silencio y la energía de un antiguo templo en el que sólo se escucharan nuestros pies descalzos sobre la madera.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con EL RINCÓN DE SELE nos vamos a... JAPÓN

Con EL RINCÓN DE SELE nos vamos a… JAPÓN

 

Con Eduard y Olga de LIVE LOVE VAN nos vamos… DE VIAJE EN FURGONETA.

Sin dudarlo ni un segundo, lo que nos encantaría vivir con un pequeño es VIAJAR EN FURGONETA. Recorrer mundo con la casa a cuestas, sin horarios ni organización, apoderándote del tiempo. Alterando el rumbo sin motivo alguno y adaptándose a los contratiempos que surjan en todo momento. Poder moverte dónde y cuándo quieras, quedarte aquí o ir más allá… Enseñarle que cualquier rincón puede ser único. Llenarse de instantes, sin esperar a que el tiempo vuele y, sobre todo, disfrutar del camino.

Con LIVE LOVE VAN nos vamos... DE VIAJE EN FURGONETA.

Con LIVE LOVE VAN nos vamos… DE VIAJE EN FURGONETA.

 

Con Jéssica de VIAJANDO EXISTO nos vamos a… OPORTO.

Si tuviera un hijo/a me gustaría descubrirle la increíble ciudad de Oporto (Portugal). La decisión ha sido complicada pero indudablemente sería la mejor ciudad para mostrarle. Hace años viví una gran experiencia en Oporto que fue irme de Erasmus para acabar mi Ingeniería Técnica en Informática de Gestión. La ciudad me acogió de manera espectacular y enseguida me adapte a la ciudad y fui descubriendo sus rincones más mágicos como el parque de Cristal, el río Duero, etc. La vida en Oporto es tranquila, sin prisas y es una ciudad con gran encanto. Me gustaría llevar a mi hijo/a para poderle contar in situ mi gran experiencia en la ciudad y que tuviese un gran espíritu viajero y que no tuviese nunca miedo a lo desconocido.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con VIAJANDO EXISTO nos vamos a Oporto

Con VIAJANDO EXISTO nos vamos a Oporto

 

Con Pablo y Bea de VERDE POR DENTRO nos vamos a… MARRUECOS.

Sin duda Marruecos es un lugar al que llevaríamos a un hijo, principalmente por tres motivos. En primer lugar, deshacerse de prejuicios y formar sus propias ideas a partir de experiencias reales. Marruecos no es un país de peligros y desierto, sino de gente hospitalaria y servicial, y de paisajes contrastados que te llevan del desierto a las nevadas montañas pasando por exuberantes bosques. El segundo motivo es valorar lo que cada uno tiene y saber compartirlo. Por supuesto que Marruecos es un país más pobre que Europa, y los niños no tienen ni tanta ropa ni tantos juguetes como los nuestros, y lo que es peor, muchas veces en vez de ir a la escuela, están por la calle pidiendo dinero a turistas o escondiéndose en los bajos de un autobús para pasar la frontera. Que un hijo sea testigo de estas escenas vale más que mil lecciones de ética. El tercer motivo es la conciencia medioambiental y respeto a los animales, ya que nos impactó ver paisajes llenos de plástico, o cómo se utilizan y maltratan animales para ganar dinero. Marruecos es un destino muy asequible donde en muy poca distancia desde España hay un gran contraste cultural y ecológico.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con VERDE POR DENTRO nos vamos a... MARRUECOS.

Con VERDE POR DENTRO nos vamos a… MARRUECOS.

 

Con Manel y Maeva de VIAJANDO NUESTRA VIDA nos vamos a cooperar en… LA ONGD DE YAMUNA EN MADAGASCAR.

Creemos que para los niños y niñas, visitar un proyecto social como el de Yamuna ONGD sería una muy buena idea y muy buena experiencia para ell@s. Pero no de simples visitantes que están de vacaciones, si no que ellos también van a clase, juegan o hasta ayudar a los profes, monitores, en la cocina, etc.. Así ellos mismos, podrían ver y sentir las condiciones en las que se encuentran otros niños y niñas, enfrentarlos a esa cruda realidad que por desgracia muchos niños en este mundo sufren y de esta manera conseguir una buena lección para sus conciencias. Nos parecería algo super importante si tuviéramos un hijo o una hija el llevarlo a conocer un proyecto como el de Yamuna que visitamos en Magadascar y además no solo por los más pequeños de la casa, pues es muy recomendable para nosotros los mayores. Eso sí, a todo el mundo se le queda un trozo de corazón.
Para saber más sobre este viaje pincha aquí.
Con VIAJANDO NUESTRA VIDA nos vamos a... MADAGASCAR.

Con VIAJANDO NUESTRA VIDA nos vamos a… MADAGASCAR.

 

Con Sandra de EL VIAJE DE MI VIDA nos vamos a… PERÚ.

Si tuviera un hijo/a… me gustaría mostrarle un país tan diverso y multicultural como Perú. Aparte del increíble Machu Picchu, podríamos disfrutar su variada gastronomía (apta para todos los paladares), podríamos disfrutar de su increíble fauna y flora en parajes como las islas Palomino (donde se puede nadar con leones marinos), el desierto de Huacachina (donde practicar sandsurf), la Cruz del Cóndor (donde avistar estas increíbles aves andinas) o incluso navegar por el precioso Lago Titicaca. Además también estaría la parte de la historia. Por un lado, el triste pasado y bonito legado colonial que aún permanece en Lima, Arequipa y Cusco y, por otro, el sinfín de culturas precolombinas, la cultura inca y las actuales comunidades quetchua y aymara (entre muchas otras) que siguen transmitiendo el mensaje de que debemos cuidar de la Tierra, la Pachamama. Perú es un país tranquilo para viajar en familia y que ofrece actividades de lo más variadas y para todas las edades.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Sandra nos lleva a Perú

Con EL VIAJE DE MI VIDA nos vamos a… Perú.

 

Con Isaac y Paula de VIAJES CHAVETAS nos vamos a… LAS ISLAS GALÁPAGOS.

Galápagos no solo es uno de los lugares más especiales y mágicos que he conocido por el mundo, sino que representa los valores de lo que la naturaleza por si misma ha logrado preservar al margen del hombre. Especies de flora y fauna endémicas que sobreviven a los tiempos como esos leones marinos que juguetean con nosotros sin miedo o las iguanas marinas que permanecen impasibles a nuestro paso. Me encantaría que cualquier niño aprendiese a respetar todo esto desde muy pequeño.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con VIAJES CHAVETAS nos vamos a... LAS ISLAS GALÁPAGOS.

Con VIAJES CHAVETAS nos vamos a… LAS ISLAS GALÁPAGOS.

 

Con Julio y SIlvia de EL PIXEL VIAJERO nos vamos a… NAMIBIA Y SUDÁFRICA.

Han pasado ya casi 6 años desde que volvimos de nuestro gran viaje, un año en el que dejamos nuestra vida sedentaria en ‘stand by’ y decidimos ser nómadas. El viaje nos llevó por 4 continentes, pero desde que visitamos Namibia tuvimos claro que allí volveríamos si algún día teníamos hijos. Y ahora que los tenemos, no hemos cambiado de opinión. Ir de safari en Etosha Park es sin duda una aventura inolvidable para cualquier niño, que le acerca a la naturaleza en estado puro. Tener la oportunidad de ser espectador de excepción de la vida de leones, cebras, gacelas, guepardos, cruzarte con elefantes, hipopótamos, rinocerontes… Escuchar en silencio a las hienas por la noche. Perseguir de sol a sol esta belleza salvaje, convenciéndote de que realmente estás allí y no es un documental de la 2, es sin duda una experiencia que queremos que nuestros hijos vivan. Y por supuesto, en tienda de campaña y con visita al desierto del Namib, la Costa de los Esqueletos y las tribus del norte.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con EL PIXEL VIAJERO nos vamos a... NAMIBIA Y SUDÁFRICA

Con EL PIXEL VIAJERO nos vamos a… NAMIBIA Y SUDÁFRICA

 

Con Azahara y Ed de EXPLORANDO SIN RUMBO FIJO nos vamos a… LA ISLA DE PASCUA.

La Isla de Pascua es un lugar mágico al que querríamos llevar a nuestros hijos…Es una isla llena de historia, cultura y misterios, que a los niños les encantaría y entusiasmaría descubrir! Tratar todo el tema de la cultura Rapa Nui, con sus tradiciones, leyendas y cultura sería interesante ver cómo lo viven los niños. Además, tiene unos paisajes espectaculares con volcanes y cráteres, adornados por los Moai, esas esculturas que tanto nos fascinaron cuando fuimos! También sería un aprendizaje sobre la sostenibilidad, ya que para el traslado de los Moai a los diferentes puntos de la isla se cree que talaron todos los árboles!! Otro punto a favor de la isla es que tiene un tamaño reducido y se puede recorrer en bicicleta, así que se podría disfrutar de agradables paseos en bici con los peques, visitando los ahu o plataformas con los moai, las playas o el Rano Raraku,  la cantera de piedra donde todavía restan más de 300 moai en diferentes fases de elaboración. Desde luego es un lugar increíble en el que pensamos que los niños disfrutarían muchísimo!

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con EXPLORANDO SIN RUMBO FIJO nos vamos a la Isla de Pascua

Con EXPLORANDO SIN RUMBO FIJO nos vamos a la Isla de Pascua

 

Con Irene y Víctor de MADRID YA NO NOS QUIERE nos vamos a… LAS ISLAS SURIN EN TAILANDIA.

“Esto es el paraíso”, eso es lo que pensamos la primera vez que estuvimos allí. Afortunadamente el Parque Nacional de Mu Ko Surin no ha sido alterado por el hombre y se mantiene prácticamente virgen. Para los niños es ideal porque se duerme en tiendas de campaña que están instaladas en una playa de agua turquesa. Pero lo mejor está debajo del agua, cualquiera puede hacer snorkel y disfrutar de su maravillosa vida marina. El coral y los peces están tan altos, que a veces hay que tener cuidado de no pisarlos. Lo más importante es llevar una buena cámara de fotos, dinero en efectivo y crema solar. Además de peces y tortugas, los niños alucinarán con los miles de ermitaños, lagartos gigantes, monos y perezosos que trepan por los árboles. Sin duda para nosotros el mejor lugar del mundo.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con MADRID YA NO NOS QUIERE nos vamos a... TAILANDIA.

Con MADRID YA NO NOS QUIERE nos vamos a… TAILANDIA.

 

Con GRAN PUMUKI del blog de VIAJES DE PUMUKI nos vamos a… COSTA RICA.

Desde luego creo que una de las mejores recomendaciones que puedo hacer para aquellos padres que quieran que sus hijos descubran mundo es que les lleven a Costa Rica. La naturaleza es siempre atractiva para los mas peques y Costa Rica ofrece una biodiversidad increíble a la que además se puede llegar  de forma muy accesible. Parques naturales como Manuel Antonio, Tortuguero, Cahuita, Volcán Arenal, Marino Ballena o Monteverde ofrecen la posibilidad de observar docenas de especies entre ellas monos, aves como tucanes o colibries, serpientes, cocodrilos o el increíble espectáculo del desove de las tortugas. Además de ver volcanes, bañarse en cascadas o en el caribe. Un viaje completísimos para compartir en familia, para todos niños y adultos que los mas peques no olvidarán.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con EL GRAN PUMUKI nos vamos a Costa Rica

Con GRAN PUMUKI nos vamos a Costa Rica

 

Con Cristina y José Alejandro de AHORA TOCA VIAJAR nos vamos a… CHILE.

Si tuviéramos un hijo nos gustaría descubrirle Chile ¿Por qué? Chile tiene la forma de un verso, estrecho y largo. De norte a sur hay unos 4.300 kilómetros (sin contar su territorio antártico) y un ancho promedio de 177 kilómetros. Territorio suficiente para una maravillosa aventura familiar, para jugar con la geografía, con el desierto del norte y las montañas nevadas del sur, con la cultura de Santiago de Chile, con el misterio de Isla de Pascua. Un país y todo un mundo a nuestro alcance, seguro, con gente amable y cariñosa, buena gastronomía, y una naturaleza con la que sorprender los ojos de un niño constantemente. En definitiva, si en un país como Chile si se te aburre tu hijo es que algo hiciste mal.

Para saber más sobre este viaje pincha aquí.

Con AHORA TOCA VIAJAR nos vamos a... CHILE.

Con AHORA TOCA VIAJAR nos vamos a… CHILE.

Y con todas estas propuestas…. ¿cómo nos vamos a quedar en casa? ¿Tú cuál eliges? ¿Nos ayudas con tus recomendaciones?

¡Ah! Y una cosa más… se nos ha colado algún Papá/Mamá entre los colaboradores… ¿Sabes quien es?

PARQUES ADORABLES: THE SENSE OF WONDER

PARQUES ADORABLES: THE SENSE OF WONDER

En nuestros viajes por el mundo, uno de los elementos comunes a todas nuestras escapadas, es la búsqueda de entornos dedicados a la enseñanza de las maravillas del mundo natural . Espacios creados por el ser humano que combinen el afán por recuperar y proteger ciertos lugares con el deseo por divulgar los más bellos secretos de la Madre Tierra. Se trata así de desarrollar nuestra empatía hacia ella y nuestro interés por promover su conversación.
Seres humanos que se sumergen en la naturaleza sin molestar (Escocia, 2014)
Hace ya mucho tiempo que Rachel Carson escribió su dulce y delicado libro Sense of wonder al que ya dediqué un post hace tiempo. Su visión poética y su amor por la naturaleza acrecentaron en nosotros el deseo por seguir disfrutando de las pequeñas cosas que nos ofrecen las playas, los bosques, los ríos o cualquier lugar que no haya sido alterado drásticamente por nuestra especie. Conocer el mundo natural es un deber para todos.

(más…)

PASEANDO ENTRE VOLCANES

PASEANDO ENTRE VOLCANES

Tras la erupción del volcán Calbuco el pasado 22 de abril he estado pensando en los volcanes que he visitado en mi vida viajera. Haciendo este repaso me he dado cuenta de que los volcanes han sido una de las excusas para visitar muchos lugares. Nunca me había parado a pensarlo pero realmente he pisoteado unos cuantos y he de reconocer que siento una cierta atracción por ellos. El volcán más grande del Sistema Solar está en Marte y se llama Monte Olimpo en recuerdo al Olimpo de nuestros dioses griegos. Es un volcán inalcanzable, por supuesto, que sólo podemos observar gracias a bellas fotografías de nuestros telescopios espaciales. Es tan grande que solo al compararlo con nuestras grandes montañas podemos imaginar cómo debe ser de enorme.

micro.cibermitanios.com.ar
Los volcanes generan magnetismo en los seres humanos. Nos cautivan con su simetría y belleza majestuosas. Cubiertos de nieve o de cenizas dejan ver su forma cónica a través de las nubes que muchas veces se arremolinan en sus laderas. Guardo un recuerdo especial de los últimos volcanes que vimos en nuestro viaje De Tierra del Fuego a las Galápagos. Quizá por ser todos ellos volcanes “jóvenes” y activos, quizá por los lindos recuerdos que conservo en mi mente.
Pero hay algunos otros que me vienen a la mente. Aquí os dejo “mis recuerdos más cenizos”.

(más…)

RECUERDOS DE LA COCINA CHILENA

RECUERDOS DE LA COCINA CHILENA

Uno de los motivos estrella para viajar es conocer la gastronomía del lugar que recorres. Cada día es más posible probar los sabores del mundo sin movernos de casa pero todos sabemos que esos sabores no son exactamente los mismos… Están alterados por la “globalización” que nos hace creer que todo puede ser igual en cualquier lugar del mundo, sólo hace falta poder comprarlo. Pero no, unas tortillas de maíz mexicano no saben igual en absoluto que esas otras envasadas que adquirimos en un supermercado, una auténtica “granita” italiana no puede compararse con un granizado a base de colorantes y conservantes, una rica ensalada de verduras de temporada del mediterráneo no puede sustituirse por vegetales embolsados y un plato de cerdo picante guisado dentro de una calabaza en Shangai es incomparable con el cerdo “agridulce”. Es por eso que, también en Chile, nos adentramos en la cocina chilena.

Los mercados son una oportunidad para aprender y conocer

En las cocinas de cada región se elaboran platos especiales donde se cuecen y combinan todo tipo de ingredientes: un poco de historia, unos gramos de tradición, las esencias de nuestra experiencia, los frutos de nuestro entorno, materias primas traídas desde lugares desconocidos, con un poco de aderezo de cariño y de pasión.
A lo largo del viaje De Tierra del Fuego a las Galápagos compartimos fogones y mesa con las familias en cuyas casas nos alojamos. Simpatizamos con la idea de conocer así algo mejor los lugares que visitamos y descubrir qué se guisaba en sus cocinas… (más…)

¿TE GUSTARÍA QUE TUS HIJOS CRECIESEN CON LA PERMANENTE EXPECTATIVA DEL ASOMBRO?

¿TE GUSTARÍA QUE TUS HIJOS CRECIESEN CON LA PERMANENTE EXPECTATIVA DEL ASOMBRO?

Probablemente, para contestar esta pregunta primero es necesario contestar otra cuestión: ¿Te gustaría a ti vivir con la permanente expectativa del asombro? Cuando decidimos emprender nuestro viaje y, posteriormente, escribir el libro sobre esta experiencia en familia fue, sobre todo, porque a lo largo de nuestra vida juntos sentimos que se reforzaba en nosotros esta necesidad y esta capacidad de vivir con conciencia y asombro los momentos sencillos de nuestra vida. Ahora hemos concluido esta etapa, el libro está impreso y ya hemos dicho lo que sabíamos. No sabemos si será un libro vivo o un libro muerto, si ofrecerá algo a sus lectores o no lo hará. En función de esto podrán surgir o no nuevos proyectos.

Cada día como individuos constatamos lo difícil que es vivir con la permanente expectativa del asombro. Lo mismo ocurre en nuestra convivencia como familia acuciados por las múltiples obligaciones que nos obliga nuestra existencia y, aún mucho más, en nuestro trabajo como profesores. Es en nuestra actividad laboral donde más sentimos la necesidad de trabajar en este sentido y también donde más sufrimos nuestra incapacidad para llevar adelante este proyecto.

Uno de los dibujos de Ernest que ilustra el libro

Leer a diversos autores y conocer a ciertas personas nos ayuda y refuerza en esa idea. La sensibilidad y la creatividad de aquellos que creen que hay dentro de nosotros un ser rico e interesante que debemos cuidar y desarrollar sin miedo en todas sus múltiples capacidades, sin presiones y sin objetivos preconcebidos nos alienta a seguir trabajando. Son tantas la iniciativas alrededor del mundo que caminan en esta dirección que no logramos entender por qué no alcanzan a nuestra sociedad, a los profesionales de la educación y, aún menos, a los responsables políticos que deciden el marco educativo que nos regula.
¿Qué tipo de sociedad queremos? ¿Qué tipo de escuela necesitamos y necesitan nuestros niños y adolescentes? Más allá de confrontaciones de carácter ideológico, necesitamos una reflexión en la que se plantee cómo deberían organizarse los centros y cómo debería desarrollarse el proceso de enseñanza y aprendizaje. ¿Cómo deberían organizarse los horarios laborales y su encaje en la vida familiar? Todas estas cuestiones están presentes en nuestro libro e intentamos responderlas de una manera sincera y personal con el deseo de animar a los lectores a reflexionar sobre ellas.

Refugio Tinquilco. Dibujo de Pau para el libro

Del mismo modo que no creemos en un modelo de enseñanza en el que el profesor transmite ideas en un discurso unidireccional, un modelo en el que el profesor es el protagonista del proceso de enseñanza y los alumnos meros espectadores, tampoco creemos que este libro sea el protagonista de este diálogo, el protagonista es el lector y, en la medida que sienta curiosidad, podremos compartir ideas, reflexiones y esperanzas. Si fuera un libro vivo, quizá podría dar pie a organizar una mesa redonda, un encuentro entre lectores, una conversación en la que todos pudiésemos plantear nuestras dudas y sugerencias para aprender juntos y plantearnos nuevos retos.

Emblema del Parque Nacional Galápagos. Dibujo de Pau para el libro

Es quizá por ello que nos sentimos cómodos en la Escuela Waldorf de Alicante porque allí hemos encontrado un lugar en el que aprender y colaborar, en el que opinar y escuchar, en el que trabajar y ayudar, para ofrecer a nuestros hijos otro modelo educativo que se ajuste más a sus necesidades como individuos únicos. Entraña riesgos y dificultades pero es estimulante y despierta en nosotros nuestro sentido del asombro. En la medida en que pudiésemos extender esta manera de hacer a nuestros pueblos y ciudades, en la medida en que podamos aportar un rayo de esperanza con nuestro libro, nos sentimos plenamente recompensados por el esfuerzo realizado.


Presentación1
Disponemos aún de unos 60 ejemplares para la venta. Cuestan 15 euros (como donativo íntegro para el proyecto de Primaria de la Escuela Waldorf de Alicante) más 5 euros por los gastos de envío en la península.
Si estás interesado en recibir nuestro libro ponte en contacto con nosotros a través del correo electrónico (nosaltres4viatgem@gmail.com) enviándonos tus datos personales y detallando el número de ejemplares que te interesan. Nos pondremos en contacto contigo tan pronto como podamos.
Además tenemos disponible el libro en formato digital que podemos enviarte sin cargo alguno aunque también se agradecerán los donativos que irán destinados a la escuela.
EL VIAJE INICIÁTICO

EL VIAJE INICIÁTICO

Hace hoy 24 años celebraba mis 16 añitos en Funchal, capital de la isla de Madeira. Aquella noche, después de haber pasado la jornada visitando esa preciosa isla volcánica de grandes acantilados bañados por el océano Atlántico, nos vimos celebrando una original fiesta de disfraces en la que los 500 pasajeros de aquel barco nos involucramos desarrollando nuestra imaginación para inventar los trajes más diversos y originales con los escasos elementos que teniamos a nuestra disposición.

Nos habíamos conocido unos cuarenta días antes viajando en tren nocturno desde Madrid a Cádiz.  Algunos se habían encontrado ese mismo verano grabando el programa emitido por TVE que consistía en un sencillo concurso para seleccionar a los participantes en un maravilloso viaje. Fue un momento emocionante pero también injusto y triste pues cada día se descartaban 4 jóvenes ilusionados como nosotros en emprender esa aventura. Todos habíamos logrado ser seleccionados para el concurso televisivo tras pasar una dura selección presentando un trabajo personal en el que habíamos puestos nuestras esperanzas. Por desgracia, para algunos de esos chicos y chicas, sus ilusiones se quedaron en aquel plató televisivo.

De regreso a casa: los 500 expedicionarios, sus profesores y monitores en la proa

Si no me falla la memoria, el 13 de septiembre llegamos a Cádiz y allí, en su puerto, nos esperaba el ferry J.J.Sister que habitualmente cubría la ruta entre la península y las Islas Canarias. Rebautizado “Guanahani” para cruzar el océano cada mes de septiembre, iba a transportar a jóvenes de 15 y 16 años de más de 20 países en una experiencia que marcaría sus vidas para siempre. Estaba bien engalanado con las banderas de todos los países que representábamos: los países latinoamericanos, España y Portugal, además de cinco estudiantes de la URSS y otros cinco estadounidenses ¡¡¡Era, para muchos de nosotros, la primera navegación y nos íbamos a América en aquel barco!!!

Aquel sería probablemente el mayor intercambio cultural de nuestra vida. Embarcados en aquel aula navegante nos disponíamos a vivir una gran aventura acompañados por personas desconocidas que pronto pasarían a formar parte de recuerdos únicos e irrepetibles. Se convertirían en amigos que aún hoy permanecen a nuestro lado a pesar de que nuestras vidas nos sitúen en puntos muy distantes del globo. Pero, sobre todo, sería una oportunidad para experimentar aquello que cualquier joven de esa edad debería tener a su alcance: la libertad, el contacto con muchas personas diversas y la aproximación al mundo natural. Elementos imprescindibles para tomar consciencia de quienes somos los seres humanos y cuál es nuestro lugar en el mundo.

Isla de Madeira (Octubre, 1990)
Excursión cerca de Cobá (México, 1990)

Nos disponíamos a rememorar el IV viaje que hiciera Cristóbal Colón en sus idas y venidas al continente americano. Todo estaba atado y bien atado, bien organizado por Miguel de la Quadra Salcedo, los monitores, los profesores y diverso personal que se encargaba de hacer la vida de los 500 adolescentes aventureros lo más agradable y divertida posible. Era necesaria una gran coordinación para manejar a un grupo de pasajeros tan numeroso y deseoso de vivir una experiencia irrepetible.

Miguel de la Quadra Salcedo (tomado del Diario ABC)

La travesía hasta el Nuevo Continente duró algo más de diez días y nos permitió llegar a la peninsula de Yucatán tras navegar frente a la isla de Cuba. Estaba previsto desembarcar en la isla caribeña pero, debido a un conflicto diplomático entre las embajadas de España y Cuba, se nos prohibió atracar nuestro barco y nos vimos obligados a seguir el trayecto hasta la costa mexicana. Habíamos logrado superar la larga navegación a pesar de los mareos que afectaron, no solo a los alumnos-expedicionarios, también a los profesores y monitores. Pero todo ayudaba a sobrellevarlos lo mejor posible: nos reuníamos cada mañana en la esplanada de popa para seguir los ejercicios de gimnasia matutina mientras amanecía, después de la ducha acudíamos a cargar las pilas con los deliciosos desayunos a base de pan y bollos recién hechos, los talleres eran muy interesantes y las sesiones de bronceado y piscina el mejor momento de la tarde. Sin duda, el gran momento del día eran las fiestas de la noche en la que los amigos caribeños, venezolanos y brasileños,  entre otros, se empeñaban en lograr que los numerosos españoles de caderas encajadas lográsemos bailar un merengue, una bachata, una salsa e, incluso,  la lambada.

Despertares matutinos en la cubierta del Guanahani (Océano Atlántico, 1990)
Actividades deportivas en cubierta (Océano Atlántico, 1990)

En México recorrimos los vestigios de la civilización maya y las selvas que cobijaron a aquellas gentes sabias en astronomía y matemáticas antes de partir hacia Costa Rica. Allí nos sumergimos en sus fascinantes parques nacionales para descubrir a las enormes tortugas que venían a desovar, acampamos en las playas vírgenes, recorrimos la cordillera en el tren del café y descendimos el río Reventazón haciendo rafting. Continuamos nuestra navegación cruzando el Canal de Panamá para llegar a Balboa y Portobello donde aprendimos un poquito de la historia de aquellas tierras, de su pasado y su presente. Regresamos a la costa oriental del país y nuestro barco nos llevó hasta Cartagena de Indias, la bella ciudad colombiana. Y emprendimos el regreso con una primera parada en Puerto Rico para gozar de la simpatía de los habitantes de San Juan, bañarnos en sus playas y despedirnos definitivamente del continente americano.

Foto conmemorativa en Chichen Itzá, Península del Yucatán (México, 1990)
Canal de Panamá

Nuestra última escala fue la isla de Madeira, casi 40 días después de iniciada la travesía. En aquellos días algo había ocurrido en nuestro interior, de una manera o de otra ya no éramos los mismos adolescentes que nos habíamos embarcado unas semanas antes. Una experiencia tan intensa, una convivencia tan estrecha, todo era indescriptible. Compartir un pequeño camarote con otros tres amigos, esperar las colas a veces interminables, respetar la organización aunque a veces fuese pesado, establecer lazos de amistad con personas con las que nos unía, a pesar de nuestra juventud, una conexión especial…

Regresando al Guanahani después de una expedición

Aprendimos a querernos y a manifestarnos nuestros sentimientos. Descubrimos que la diversidad racial, lingüística y cultural es uno de los mayores tesoros de la humanidad. Disfrutamos al sumergirnos en la naturaleza y nos sentimos por primera vez en una estrecha comunión con la Madre Tierra. Regresamos a casa y debimos gestionar las despedias, el adiós inesperado. Y descubrimos el valor de las cartas escritas de puño y letra cuando las llamadas telefónicas era privativas para nuestras familias.

Descenso del Río Reventazón (Costa Rica, 1990)

Así se creó una red de relaciones que perdura en el tiempo y que sigue extendiéndose en la actual Ruta Quetzal. Son ya veintinueve expediciones en las que, cada año, 500 adolescentes tienen la oportunidad de inocularse con el virus del viajero. Este virus te infecta y se queda dentro de tí, para siempre. De una manera o de otra la semilla germina y, para siempre, tu mundo interior se extiende hacia todos los puntos cardinales del planeta. Has aprendido que el mundo es accesible y más humano de lo que nos cuentan las noticias. Sabes que allá donde vayas vas a encontrar una sonrisa amiga y que la naturaleza sigue guardando tesoros increibles que las almas libres siempre podrán alcanzar.

Acampada en la playa (México, 1990)

Probablemente, fue uno de los mejores cumpleaños de mi vida…


Muchas de las fotos han sido tomadas de la web oficial de la Ruta Quetzal.
 

Pin It on Pinterest