Llegó diciembre y con él, nos sentimos con fuerzas e ilusión para planificar una escapada cerca de casa. Teníamos ganas de visitar diversos enclaves del interior de Valencia y Castellón. Este trimestre ha sido complejo, trabajado, triste y también muy hogareño, por eso, cuando llegó el puente de la Constitución nos pusimos en marcha siguiendo las recomendaciones COVID establecidas.

Hace mucho tiempo que queríamos hacer un viaje con una pequeña furgo camperizada. Hace ya 3 años que compramos nuestra furgoneta pero con tantos viajes y gastos en billetes de avión, no nos ha quedado un euro para camperizarla. Hemos hecho dos viajes con autocaravas (en el norte de Escocia y en el sur de Italia) pero nos apetecía probar algo mas pequeño y compacto que simulara la experiencia en nuestra furgo.

Optamos por alquilar con Vanyou en Valencia y estamos encantados con su atención y servicios. Elegimos la camper mas grande que tienen en su flota por ser la mas adecuada para una familia con 2 hijos ya grandecitos. Nuestra intención era hacer una roadtrip por el interior de la provincia de Valencia y de Castellón, así que nos venía perfecto recoger la furgo en la Avenida del Puerto de Valencia y seguir nuestra ruta. Guardamos nuestra furgo en su garaje y nos pusimos en marcha.

En Begís, uno de los pueblos que visitamos

Por motivos de las restricciones COVID y el cierre perimetral de la Comunidad Valenciana, optamos por planear una ruta dentro de los límites territoriales de nuestra región y aprovechamos para visitar lugares que teníamos muchos deseos de conocer o que no habíamos visitado con nuestros hijos. Realmente, fue una ruta fantástica que os animamos a descubrir: naturaleza, ríos, cascadas, pueblos con encanto y deliciosa comida. Todo ello con la comodidad de movernos libremente con nuestra furgo de alquiler.

En el Real Monasterio de Santa María del Puig

PRESUPUESTO DEL ALQUILER

Podéis consultar los precios del alquiler de la furgoneta en este enlace. A nosotros nos aplicaron un precio combinado por tratarse del puente de diciembre en el que algnos días son temporada alta. Además contratamos el seguro de cancelación por COVID (20 €) y reservamos como extra el water químico y los aislantes para ventanas (imprescindibles en invierno). Nos llevamos nuestros edredones para dormir (también los podéis alquilar). La furgo incluye sábanas bajeras, todos los enseres de cocina, menaje, sillas y mesita para el exterior…

Durante la ruta, hicimos los desayunos y comidas en la furgo. Compramos en las tiendas de los pueblos y paella para llevar en el Mercadona del Puig ¡Estaba deliciosa! Y, en Requena, nos dimos un homenaje en el restaurante El Yantar (la Cocina de Pilar) en la Plaza de Albornoz.

NUESTRA RUTA

Planificamos una ruta no demasiado larga que pasaba por muchos lugares con encanto. Recorrimos el cauce del río Palància y la cabecera del río Túria, pasando por las sierras Calderona, Javalambre y Utiel. Con salida y llegada a la ciudad de Valencia, nuestras paradas fueron:

EL PUIG – GILET – MIRADOR DEL GARBÍ – SEGORBE – NAVAJAS
JÉRICA – BEGÍS – CHELVA – BENAGÉBER – REQUENA – BUÑOL 

Para dormir con la furgoneta optamos por buscar zonas donde se permite pernoctar que localizamos con la aplicación CaraMaps y una noche la pasamos en el cámping Los Cloticos en Begís. Os recomendamos este camping por su ubicación en un paraje natural precioso con muchas opciones para excursiones. Además los servicios están bien y tienen un buen restaurante. Nos llamó especialmente la atención la zona para campers y autocaravanas del ayuntamiento de Benagéber: totalmente gratuíta, con duchas de agua caliente y baños muy limpios, punto de aguas sucias. ¡Es fantástico que estos pueblos ofrezcan servicios así al visitante!

El Puig

Este municipio se sitúa al norte de la huerta de Valencia. Podéis visitar su antigua fortaleza musulmana y el Real Monasterio de Santa María. Aquí se asentó en 1237 el rey Jaume I antes de iniciar la reconquista de Valencia y, en honor a ese momento histórico, hizo construir el monasterio. Todos los avatares que ocurrieron fueron recogidos por el propio rey en su Llibre dels Fets. En la actualidad, el monasterio tiene un interesante museo sobre la imprenta de acceso libre y, además, se puede hacer una visita guiada al monasterio.

Atalaya del Puig con vistas sobre toda la huerta del norte de Valencia

Gilet

Esta pequeña localidad de encarama en la montaña con bonitas vistas sobre el mar no muy lejano. El monasterio franciscano del Sant Esperit es una hospedería muy bonita y tiene una bar en el que sirven tapas estupendas. Desde allí se pueden hacer excursiones hasta la Creu y el Pic de l’Àguila. Hay una buena cuesta en ambos casos pero las vistas merecen mucho la pena. El aparcamiento, situado en un campo de magníficos olivos y algarrobos, es perfecto para descansar.

Casa del Dragón en Gilet

Desde hace pocos años,  el «Dragón de Gilet» ha atraído a muchos instagramers. Es una casa bellamente decorada que recuerda a un enorme dragón. La entrada principal son sus fauces. Como un mosaico de colores, cada rasgo del animal surge y parece que en cualquier momento vaya a levantarse o a lanzar una llamarada de fuego. Aunque mucha gente entra en el recinto, lo cierto es que está prohibido y os recomendamos respetar la propiedad.

Mirador del Garbí

Quiza el punto mas emblematico de la Sierra Calderona y por ello el mas transitado. Apenas un trecho de sendero para asomaros y poder admirar las increíbles vista sobre el golfo de Valencia, Sagunto, al sur el Montgó y más allá. El día era tan claro que vimos incluso las islas Columbretes. La geología de esta sierra, areniscas rojas, genera preciosas capas de estratos que se elevan entre la vegetación de palmitos, carrascas, madroños, lentiscos y aromaticas. El Parque Natural de la Sierra Calderona ofrece muchas alternativas para el senderismo menos transitadas que este mirador.

Vistas desde los miradores del Garbí, Sierra Calderona

Segorbe

Este pueblo esta cargado de historia y esto se ve en sus calles. La Segóbriga romana atesora preciosas torres, una conservada muralla y bonitos edificios históricos. La fuente de los 50 caños muestra los escudos de todas las provincias españolas. Su acueducto del siglo XI-XII atraviesa la localidad y acompaña al paseante al recorrer el casco antiguo. Dicen que la cripta de la catedral es muy relevante pero nosotros no pudimos visitarla. En la calle Colón encontramos el monumento a la entrada de toros y caballos (en todo el recorrido hay carteles explicativos sobre esta festividad).

La fuente de los 50 caños en la ciudad histórica de Segorbe

Navajas

Este municipio es conocido por el bonito sendero que lleva hasta el Salto de la Novia. Es una paraje espectacular y, en estas fechas, casi no había gente. Si venís hasta aquí no dejéis de pasear por el pueblo y admirar sus preciosas villas señoriales del siglo XVIII. En la plaza hay un maravilloso olmo centenario de casi 400 años. A su sombra, podeis degustar uno de los enormes y sabrosos bocadillos del bar Valenciano.

Salto de la Novia junto al río Palancia

Jérica

Nos encantó el lugar donde se ubica este pueblo, en una gran hoz del Río Palancia, el cañón esta encajado entre las paredes de roca caliza donde ascienden los escaladores. La Torre Mudéjar de las Campanas domina el paisaje junto al castillo y sus torres. El enorme campanario os dejará boquiabiertos. La vía Verde de Ojos Negros recorre gran parte del margen del río y nosotras aprovechamos para hacer aquí un tramo del recorrido con nuestras bicicletas.

Recorred Jérica y admirad sus torres y el campanario

Begís

Llegamos hasta aquí buscando el nacimiento del río Turia y el Camping de Los Cloticos situado en un paraje encantador. El pueblo de Begís está ubicado en un cerro precioso y son famosos sus yacimientos en los que se han encontrado restos de dinosaurios. Es uno de esos lugares en los que nos hubiéramos quedado más tiempo y deseamos volver más pronto que tarde. Aunque finalmente no alcanzamos el nacimiento del río, el paraje de El Molinar nos enamoró y nos hubiéramos quedado para siempre.

El camping de los Cloticos está en este paraje

Chelva

Seguimos nuestro recorrido hasta la localidad de Chelva en busca de los restos del magnífico Acueducto Romano de Peña Cortada. Habíamos leído muchos artículos sobre este lugar en los últimos años y lo teníamos apuntado en nuestra lista de deseos. Ahora es un «must». Su mayor encanto es que todavía es un lugar «perdido del mundo», al que se accede por una pista de tierra pisada y a penas un cartel envejecido da una información básica sobre el lugar. ¡Qué monumento histórico! y que entorno más maravilloso.

El impresionante acueducto romano de Chelva

Por la tarde nos fuimos a recorrer la Ruta del Agua que en verano es un lugar muy concurrido. Hay un pequeño aparcamiento para campers y un merendero que ahora estña clausurado. El río Tuejar corre con abundante caudal entre los yesos rojizos y las calizas. El pueblo, encaramado un poco más en lo alto, destaca en su conjunto por el equilibrio de sus edificios.

Inicio de la Ruta del Agua en Chelva

Benajéber

Recorrimos el enorme embalse del Regajo y cruzamos su imponente presa. Más abajo se abren las hoces del río Turia y los cañones de Chulilla que ya visitamos hace unos años (aquí podéis leer nuestro artículo). El pequeño pueblo de Benagéber se sitúa a unos 700 metros de altitud pero el clima es frío e inhóspito. Sus montañas están llenas de espectaculares bosques y el municipio ofrece grandes oportunidades para el turismo de interior. Como ya hemos comentado anteriormente, incluso han habilitado un área para campers con todo lo necesario.

Requena

Nuestra última etapa en este viaje por el interior de Valencia y Castellón era Requena. Aquí habíamos reservado una visita a las Bodegas Históricas de Murviedro en la Plaza de Albornoz. Requena es una ciudad histórica muy bonita con un entramado medieval muy interesante. Es conocida por sus importantes bodegas y por las cuevas que hacen del subsuelo un entramado de grandes estancias y corredores. Estas cuevas, de origen morisco, eran utilizadas como despensa y especialmente para guardar cereales. Posteriormente llegaron las bodegas y las grandes tinajas de arcilla. Si tenéis interés hay muchas opciones como por ejemplo La tradición de los ángeles y Bodegas Lupanda. Todas ellas ofrecen una visita y una cata para adultos.

Interior de las Bodegas Murviedro en Requena

Bunyol

En nuestro camino de regreso a Valencia, Pau nos animó a detenernos en la ciudad de Buñol, conocida por su famosa fiesta de La Tomatina. Nosotros nos dirigimos hasta el paraje natural de la Cueva Turche conocida por su espectacular cascada. En este tramo del río cerca de Buñol se suceden las pozas y los saltos de agua, siendo este el más espectacular. Un poco más arriba del pequeño aparcamiento está la Zona de Acampada de la Cueva de las Palomas.

Cascada junto a la Cueva Turche en Buñol

Regresamos a nuestro punto de encuentro para devolver la furgoneta tras 4 días que nos supieron a gloria recorriendo el interior de Valencia y Castellón. Así termino nuestro año menos viajero en el que hemos vuelto a lo cercano, a lo local y hemos aprendido mucho. Sobre todo a renunciar. Un año de grandes renuncias y muchos aprendizajes de los que dejan heridas con cicatriz. Pero sobre eso ya pensaremos en el último artículo del año, la semana que viene. ¡Felices fiestas y Feliz Navidad!

Recuerda, puedes suscribirte a nuestro blog y también vernos en

Y si te gusta, comparte y así nos ayudas a difundir esta información.

Pin It on Pinterest

Share This