Alicante es una de las provincias más montañosas de España. Aunque la mayoría de las personas que nos visitan piensan en las playas, lo cierto es que en nuestra provincia, hay cantidad de rutas para disfrutar del senderismo. Muchas de las sierras y cumbres son elevadas y, debido a su cercanía al mar, muchas veces los senderos son exigentes. Un buen ejemplo es la Serra Gelada, o Sierra Helada, que se deja caer sobre el mediterráneo entre los municipios de Alfaç del Pí y la turística ciudad de Benidorm.

Benidorm, especialmente, pero también Alfaç del Pi y otras localidades cercanas, reciben miles de visitantes cada año. La mayoría buscan alojarse en hoteles que les ofrezcan un descanso seguro y agradable, quieren disfrutar de las playas y de sus vacaciones. Pero mucho de ellos también quieren tener un contacto con la naturaleza. Además, muchos residentes de la provincia nos gusta disfrutar de nuestras montañas durante los meses más frescos del año. El mar y la montaña se encuentran en la Serra Gelada creando un espacio único.

View this post on Instagram

☀️Bon dia☀️ ¡Buenos días! De Berlín regresamos a Alicante y, aquí, ya se siente la primavera. Nos quitamos chaquetas y empezamos a disfrutar del calorcito. El mar nos regala imágenes como esta en Benidorm con su isla en el horizonte. ¿Habéis estado en Benidorm? A nosotros nos gusta visitar esta ciudad durante el año y, sobre todo, nos encanta hacer excursiones en la Serra Gelada. . We ❤️ Alicante #nosaltres4enespaña #nosaltres4acasa #balcondelmediterraneo #benidorm #benidormturismo #cvtb #cvalencianatb #cvtravelbloggers #viajarconniños #alicanteturismo #alacantturisme #visitbenidorm #MediterraneoEnVivo #comunitatvalenciana #turismofamiliar #TurismoFamiliarCV #familyfriendly #visitbenidorm

A post shared by Myriam Fabregat (@nosaltres4viatgem) on

El Parque Natural de la Serra Gelada protege la sierra y también los fondos marinos desde 2005, así como diversos islotes. La urbanización de sus laderas y las emisiones de una depuradora de aguas residuales, pusieron en jaque en muchos momentos su conservación.

Hace dos décadas, recuerdo visitar las dunas fósiles y las reservas de microflora situadas bajos los imponentes acantilados de 300 metros de altura. En la actualidad, sólo son visibles -y accesibles desde el mar- pero en el pasado se podía acceder a los antiguos senderos que llevaban a las viejas minas de ocre. Hoy en día están clausurados por su peligrosidad debido a la inestabilidad de las laderas orientales de la sierra.

Os proponemos 4 rutas para disfrutar de este paraje tan espectacular:

Ruta del Faro del Albir

Este es el sendero más sencillo y accesible a todo tipo de personas. Debemos dirigirnos al municipio de Alfáç de Pi por la A7 o bien por la N-340. La antigua carretera del faro ahora solo se puede transitar a pie o en bicicleta o patinetes. También se puede llevar carrito de bebé pues es realmente cómoda y el firme está en perfectas condiciones.

Entrada al sendero del faro del Albir

El paseo se inicia en el aparcamiento y durante todo el recorrido se disfruta de las vistas del mar, la Sierra de Bérnia y el Peñón de Ifach. En la oficina de información podéis recoger un mapa con información sobre las rutas. En el faro hay una pequeña exposición que cuenta la historia de este enclave. El recorrido de ida y vuelta son 5 quilómetros. No olvidéis llevar agua, algo de comida y protección para el sol.

Ascenso al Alto del Gobernador (438 m.s.n.m.) desde la Cruz de Benidorm

Desde Benidorm, podemos subir a pie o en coche hasta la gran cruz situada en el extremo sur de la Serra Gelada. Desde allí tenemos vistas magníficas de la ciudad. Desde la cruz sale el sendero que bordea la sierra sobre los acantilados. Es un sendero algo más difícil pues hay continuas subidas y bajadas que son un rompepiernas. Sin embargo, lo único realmente importante, es tener precaución si vamos con niños pequeños para que no se salgan del camino.

Este sendero está muy insolado así que hay que llevar agua suficiente y protección para el sol. Podemos encontrar algunas zonas arboladas para cobijarnos a descansar y almorzar bajo los pinos pero son muy escasas. Si vamos con niños pequeños, podemos hacer una parte del sendero y regresar cuando consideremos oportuno. Si nos apetece, podemos seguir adelante y tomar el camino asfaltado que sube a las antenas y a la cumbre.

 

Ruta lineal desde la Cruz de Benidorm a Alfaç del Pi

Seguimos la misma ruta que comentábamos anteriormente, pero en lugar de subir a la cumbre, tomamos el sendero que desciende a Alfaç del Pi hasta el aparcamiento del faro de Alfaç del Pí donde se inicia la ruta 1. Podemos hacerla en cualquiera de los dos sentidos.

Esta opción es interesante si tenéis la posibilidad de organizar el transporte en uno de los extremos de la ruta. Son algo más de 10 km y permite recorrer el sendero que enlaza ambos extremos de la Serra Gelada. Para personas más ejercitadas, podéis hacer la ruta circular volviendo por otro sendero y duplicando la distancia total a caminar (nosotros no hemos hecho esta alternativa).

Hay que tener precaución en el sendero con los acantilados

Descubrir algunas calas de la zona sur de la Serra Gelada

Desde la playa de Levante en Benidorm, podemos llegar en coche al mirador de la Punta Llisera. Aquí podemos iniciar nuestro paseo para visitar la Cala del Tío Ximo y las antiguas minas de ocre. Desde aquí podemos optar por diversos paseos como seguir la antigua carretera hasta la Punta del Cavall y la torre del siglo XVII. Podéis llevar el carrito para bebés y bicicletas porque está asfaltada pero está prohibido el acceso a vehículos de motor.

 

Si quieres descubrir más rutas en las montañas de Alicante te puede interesar:

Recuerda, puedes suscribirte a nuestro blog y también vernos en

Y si te gusta, comparte y así nos ayudas a difundir esta información.

Pin It on Pinterest

Share This