A menos de 20 km del centro de la ciudad de Alicante, en la base de la Sierra del Maigmò, se sitúa el municipio de Agost. Hace pocas décadas, decenas de talleres producían botijos, cántaros y otras muchas piezas que se utilizaban en nuestras casas. Agost es tierra alfarera que invita a disfrutar, todavía hoy de este oficio ancestral recorriendo la Ruta de la Alfarería.

Blogtrip con los compañeros de la asociación Comunitat Valenciana Travelbloggers en Agost

Agost es un pueblo del color de la tierra, de color marrón, ocre y blanco como las arcillas y margas sobre las que se asientan. A sus espaldas se elevan las montañas calizas que recogen el agua para sus campos y sus talleres de alfarería. En el pasado, cuando los hornos estaban encendidos con leña, rastrojos y sarmientos, el humo negro cubría el cielo de Agost.

Os animamos a visitar y conocer este municipio alicantino. Acercaos a la Oficina de Turismo y aprovechad para descubrir todos los secretos de Agost. De la mano de personas como Beatriz y Conchi descubriréis muchas cosas curiosas y podréis poner en valor todo lo que ellas os expliquen, tal y como pudimos comprobar nosotros hace unos días con nuestros compañeros de la Comunitat Valenciana Travel Bloggers. Además podéis organizar vuestra visita para conocer también algunas de las fiestas que se celebran cada año en Agost.

 

Si queréis planear un fin de semana en Agost o una visita en varios dias, aquí os dejamos una propuesta de 10 planes para descubrir Agost en familia:

  1. Haz un taller de cerámica y practica con un torno alfarero
  2. Disfruta de la visita guiada por la Ruta de la Alfarería
  3. Visita el Museo de Alfarería
  4. Conoce el trabajo de los actuales maestros alfareros 
  5. Compra un botijo y conviértete en #botijolover
  6. Sigue la Ruta de las Campanas y busca la cara de la bruja
  7. Visita la ermita de Sant Pere y atrévete con un “escape room”
  8. Saborea la gastronomía local
  9. Sigue las huellas del gran Lirainosaurus de Agost
  10. Recorre las rutas y senderos en los alrededores de Agost

1. Haz un taller de cerámica y practica con un torno alfarero

Probablemente no hay mejor forma de adentrarse en la realidad del municipio de Agost que empezar haciendo un taller de alfarería, de modelado de arcilla y decoración. Tener la oportunidad de modelar con un torno alfarero es un regalo que enamora. Desde el más profano a la persona con mayor sensibilidad artística, todos podemos disfrutar en una primera experiencia alfarera.

Decorando las piezas de arcilla en el taller

Nosotros estuvimos en la Alfarería Severino Boix. Allí, José Ángel ofrece 4 talleres diferentes para pequeños grupos adaptados a niños y adultos, también para escuelas, familias y grupos de amigos. Poder vivenciar la experiencia de moldear el barro con un torno y dejarte seducir por esta habilidad ancestral es una experiencia única que os recomendamos vivenciar. No dudéis en consultar la propuesta de talleres Alma Alfarera y animaros a visitar Agost aprovechando a hacer uno de sus talleres.

2. Disfruta de la visita guiada por la Ruta de la Alfarería

 A continuación podéis conocer el pasado de Agost y su historia vinculada a la alfarería gracias a una ruta guiada por el casco antiguo del pueblo. Iniciaréis la ruta en la Plaza de España junto a la fuente, allí se celebran las fiestas de invierno llamadas las Danzas del Rey Moro del 26 de diciembre al 1 de enero.

Desde allí podréis ver la bonita “Font de l’Abeurador” donde antaño se recogía el agua que había de ser utilizada en las alfarerías. Junto a ella está el lavadero, en la actualidad cubierto y bien cuidado para asegurar su conservación.

En la Font de l’Abeurador de Agost

En la calle del Ventós podréis identificar algunas de las antiguas alfarerías y las marcas dejadas por los carros que transportaban la leña para los hornos. Así mismo, en las paredes, podréis identificar las inscripciones de los botijeros que contabilizaban el número de piezas que iban produciendo y sacando a la venta.

Para terminar, en el Carrer de les Cantereries, identificaréis la pequeña ermita de Santa Justa y Santa Rufina, patronas de las alfareras. Y, desde aquí, podéis dejaros llevar al Museo de Alfarería.

Detalle de la información en la ruta

3. Visita el Museo de Alfarería

El origen de este museo parte del entusiasmo de la investigadora y ceramóloga alemana Ilse Schütz que llegó a Agost en 1979 descubriendo su alfarería. A través de su trabajo como investigadora profundizó en el estudio de los hornos alfareros, la cerámica negra y en la preservación de espacios culturales locales como el municipio de Agost.

Con mucho esfuerzo y dedicación y gracias a la generosidad de los habitantes de Agost, Ilse empezó a hacer un trabajo museológico que acabó dando lugar a una completa colección. Con la adquisición de la antigua fábrica de Severino Torregrossa y su posterior restauración, el esfuerzo de Ilse y la implicación del Ayuntamiento de Agost, acabó surgiendo el actual museo.

Vista general de la Plaça de les Peones

Nos encantó recorrer el museo y conocer todos los detalles y valores de la alfarería. Simultáneamente se pueden recorrer las instalaciones de la antigua fábrica, ver las balsas de preparación del barro, los tornos y los antiguos hornos. Todo el conjunto hace de este museo un lugar único.

Merece una mención especial la escultura a las peonas que podemos ver en la plaza del mismo nombre que da acceso al museo. Desde siempre se ha puesto en valor el trabajo de los maestros alfareros y su trabajo. Sin embargo, hasta hace bien poco, pocas personas conocían el trabajo de las peonas. Mujeres encargadas de preparar el barro, mezclarlo y dejarlo reposar hasta que alcanzara la textura adecuada para ser moldeado. Ellas llevaban el barro al taller y lo dejaban a punto para que el maestro alfarero pudiera hacer su trabajo.

Escultura homenake a las Peonas

Las peonas también sacaban las piezas a la zona de secado, se encargaban de su cuidado y preparación para posteriores manipulaciones como la decoración o el barnizado. En 2020 se inauguró la escultura cerámica en homenaje a estas mujeres con cuyo esfuerzo contribuyeron al desarrollo de la alfarería de Agost.

En el museo, además, podéis conocer algunos de talles de otras labores asociadas a la industria de la alfarería como la fabricación de ladrillos, de tejas y, además, el trabajo de la cestería con esparto o el suministro de leña y cuidado de los bosques cercanos para poder calentar los antiguos hornos alfareros.

Exposición de botijos en el museo

4. Conoce el trabajo de los actuales maestros alfareros y apoya su trabajo

En la actualidad son 4 las alfarerías o canterías que podéis visitar en Agost. En su afán por dar a conocer el trabajo alfarero y el valor de su cerámica, Agost está apostando por un modelo industrial sostenible que promueva combustibles más limpios y de a conocer la utilidad de estos objetos libres de plástico y de productos tóxicos ideales para conservar nuestros alimentos.

Homenaje a los maestros alfereros en el museo

  • Alfarería Severino Boix: en nuestra última visita a Agost hicimos un taller con el maestro alfarero José Ángel Boix quien recoge en la actualidad el testigo de su familia de alfareros. En su página web podéis conocer su trabajo y el catálogo de sus piezas de alfarería tradicional con barro blanco de Agost. Como os hemos comentado anteriormente, José Ángel, el actual maestro alfarero, ofrece también talleres de alfarería.
  • Roque Martínez ceramista: este artista alfarero busca nuevas texturas, colores y acabados con procedimientos que le permiten crear piezas irrepetibles y únicas. Series que no dejan de sorprender creando joyas de cerámica ideales para decorar y regalar. Descubre en su web su taller y su experiencia de diálogo con el humo.
  • Alfarería La Navà: como destacan en su página web, este taller apuesta por el valor de la sencillez y la tradición pero también por diseños actuales. El visitante puede participar en su proyecto Enfangart y vive una auténtica experiencia alfarera en su taller. Además, en su tienda online podéis descubrir un gran variedad de propuestas ideales para hacer un bonito regalo.
  • Emili Boix es la alfarería a la que me llevaba mi familia de pequeña para comprar un botijo blanco para refrescar el agua en verano. Emili es un maestro alfarero que elabora las piezas más tradicionales de la alfarería típica de Agost pero además, ha ido generando un universo de piezas creativas donde muestra su pasión por la cerámica con colores, óxidos y diseños únicos e irrepetibles. Podéis visitar su taller y conocer todo su trabajo aquí.

 

5. Compra un botijo y conviértete en un #botijolover

 

La campaña #botijolovers nos anima a reflexionar sobre el valor añadido de estos objetos cerámicos que valoramos como “tradicionales” pero que deberían ser de “rabiosa actualidad”. Mirar hacia atrás puede ser una oportunidad para aprender y descubrir que muchas de las costumbres y modos de vida de nuestros ancestros eran el modelo de sostenibilidad y respeto con el medio ambiente que deberíamos emular hoy en día. 

Es necesario poner en valor lo local. Aprovechar las materias primas que nos ofrece nuestra tierra y generar procesos artesanales e industriales circulares que permitan reducir el consumo de energía y de recursos así como la producción de residuos. La alfarería de Agost es un ejemplo de todo esto y por eso la campaña Botijos por la Sostenibilidad intenta difundir estos valores.

Recuerda el decálogo del botijo:

  1. Sacia la sed y combate el cansancio
  2. No consume energía, se refrigera solo
  3. Es biodegradable y reciclable al 100%
  4. Permite infinidad de diseños distintos
  5. Su eficiencia está demostrada durante siglos
  6. Está realizado con materia prima del entorno
  7. Contribuye al mantenimiento de la artesanía
  8. Es ecológico y perdurable
  9. Pertenece a nuestro patrimonio cultural, nuestro legado
  10. Nueve de cada diez alfareros lo recomienda, el que falta hace ollas!!!

 

Sigue la Ruta de las Campanas y busca la cara de la bruja

Esta ruta guiada tiene una duración de 1 h 45 min y permite visitar los edificios religiosos de la Agost. En la iglesia parroquial de Sant Pere podréis admirar la Capilla de la Comunión y conocer la historia de la Bruja que no estaba muy contenta con la presencia de esta iglesia… Su leyenda ha quedado para siempre recordada en las paredes de este edificio.

También podréis conocer la ermita de Santa Justa y Rufina y su vinculación con los alfareros de Agost. Por último llegaréis a la ermita de Sant Pere.

Cúpula de la ermita de Santa Rufina y Santa Justa

Visita la ermita de Sant Pere y atrévete con un “escape room”

Desde la ermita de Sant Pere se disfruta de las mejores vistas sobre el municipio de Agost y las montañas que lo rodean por el noroeste. Además se divisa la ciudad de Alicante y el mar hacia el sureste. La ermita de Sant Pere o San Pedro Apóstol data, probablemente, de finales del siglo XIII, después de que el rey Jaume I conquistara estas tierras para la Corona de Aragón.

Esta ermita se sitúa junto a las ruínas del antiguo castillo y consolidó su edificación gracias a la familia Burguño, señores de Agost (1321-1485). En la actualidad, convertida en centro de interpretación del municipio, en su interior váis a encontrar un bonito museo con la información más destacable de la historia del pueblo.

Resolviendo los enigmas del escape-room

Para grupos escolares o bien mediante reserva previa, se puede participar en una entretenida gincana o escape room para descubrir el misterio de las esfinges de Agost… Nosotros lo pasamos genial y fue una actividad muy divertida para adultos y niños.

Saborea la gastronomía local

En una jornada tan divertida y entretenida no podíamos dejar de recuperar fuerzas saboreando la gastronomía local. En el bar Cuina i vins en la avenida Dr. Fleming podéis saborear las típicas cocas de pala de Agost con diversos ingredientes sobre la coca: embutidos, salazones, jamón, queso… En Agost les encanta comer estas cocas para almorzar, especialmente los jueves, cuando las preparan en diversos bares del pueblo.

Además, para comer, pudimos degustar algunos de los platos típicos como arroz con conejo y caracoles, gazpachos, el caldo con pelotas, la olleta de trigo… Y aprovechamos para comprar dulces típicos en alguna de las numerosas panaderías locales.

Cocas de pala y platos típicos de Agost

Sigue las huellas del gran Lirainosaurus de Agost

El titanosaurio que vivió en estas tierras hace unos 80 millones de años pertenecía al grupo de los saurópodos. Era un dinosaurio esbelto que medía unos 8-10 metros y debía pesar 1,5 toneladas. Podéis encontrar la réplica a escala real de este dinosaurio en el punto de inicio de diversas rutas de senderismo, en la calle Campello.

Agost está incluida en la Ruta Camins dels Dinosaures de la Comunitat Valenciana. Uno de los motivos más destacables es porque aquí podemos observar el monumento natural de la linea K/T o límite K/Pg. Esta línea corresponde al sedimento que se formó en todo el planeta tras la caída del gran meteorito que produjo la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años. Este afloramiento estratigráfico es de relevancia científica internacional y sirve para delimitar el paso del cretáceo al paleogeno.

Recorre las rutas y senderos en los alrededores de Agost

Nos encanta el senderismo y en esta zona de la provincia de Alicante podemos disfrutar de muchos senderos muy atractivos e interesantes. Desde la escultura del Lirainosaurius podéis elegir:

  • Ruta de l’Alcavó: es un sendero sencillo de 5 km de longitud que os llevará hasta el Alcavó o túnel artificial conocido por su forma singular.
  • Barranco de Berlandí (CV-189): nos lleva hasta la Murta por un sendero irregular de 8 kilómetros con un desnivel de 325 metros. En el camino podréis admirar la carrasca d’Agustí, una encina centenaria de grandes dimensiones.
  • Senda de la Creueta dels Castellans (CV-274): la tradicional romería que se realiza cada 3 de mayo recorre este camino circular de 6 km de longitud y 275 metros de desnivel. Las vistas del campo de Alicante y la costa son estupendas.
  • Senda El Ventós (CV-269): este sendero supera los 12 km de longitud y un desnivel de 640 metros. Es más exigente y permite observar diversos lugares de importante valor geológico. Desde la cumbre de el Ventós podéis admirar todo el municipio de Agost y sus alrededores.
  • Ruta Geológica (CV-430): recorrido de 16 km con un desnivel de unos 500 metros. Es una ruta sencilla pero de longitud media-alta. Podréis observar diversas formaciones de arcillas, yesos y el límite K/T.

Además, podéis realizar otras rutas en las cercanías como:

  • Vía verde Agost-Alcoy que recorre la antigua vía del tren cuya construcción se inició en 1926 quedando paralizada con el inicio de la Guerra Civil en España. A pie o en bicicleta es un recorrido que os aconsejamos. Podéis conocer más información sobre las vías verdes de la provincia de Alicante en este artículo de nuestro blog.
  • Ruta Cultura del Agua (CV-143): esta ruta muestra las excavaciones y obras hidráulicas realizadas en el pasado para poder obtener agua en los barrancos cercanos. Es un recorrido circular de algo más de 5 km con un desnivel de unos 200 metros.
  • Sierra del Maigmó, Xorret de Cati y Sierra del Cid: son diversos lugares de gran interés situados en las cercanías del municipio de Agost. De gran valor paisajístico, natural y ecológico, podéis descubrir múltiples senderos de diversa dificultad en estas montañas.

En la Ermita de Sant Pere con nuestros amigos y compañeros

Recuerda, puedes suscribirte a nuestro blog y también vernos en

Y si te gusta, comparte y así nos ayudas a difundir esta información.

Pin It on Pinterest

Share This