Por fin unos días de descanso o de cambio de ritmo para hacer aquello que más nos gusta: estar con la familia, con los amigos y, para no perder las buenas costumbres, hacer una escapadita. Cualquier lugar del mundo puede ser un destino formidable pero cerquita de casa hay un montón de lugares fantásticos y por eso he decidido recogerlos en este post que es también un resumen de nuestras últimas rutas nacionales. Viajar en Semana Santa y conocer España en esta época del año es genial.

Restos de las zonas de cría de peces excavadas por los romanos (Alicante)

Ya sea a unas horas en coche o en unos minutos en Tram, cerca de casa hay muchos atractivos para ir a disfrutar: tú solo, con amigos o en familia. Aquí van una docena de planes para viajar en Semana Santa con niños que no os debéis perderos.

1. VALENCIA 

Valencia es una de las ciudades históricas más interesantes de nuestro país. A través de múltiples acontecimientos y gracias a su vinculación con múltiples culturas, en esta ciudad han ido quedando huella de muchos testimonios que ahora podemos visitar. Como suele ocurrir con otros destinos cercanos, quizá está muy cerca pero para muchos está muy lejos. Sabemos poco de ella y bien vale la pena callejearla, disfrutar de su gastronomía, ambiente nocturno y mundo cultural. Además lugares como el Parque Natural de la Albufera y otros como el Saler nos permiten conocer entornos que siguen resistiendo a pesar de la intensa presión urbanística, los cuales debemos conservar y conocer.

Podéis leer más detalles aquí: de paseo por Valencia en familia.

El arte urbano en Valencia os encantará

2. ALICANTE Y SU PROVINCIA

Nuestra ciudad tiene tantos atractivos como cualquier otra y vale la pena explorarlos con atención. Visitar el MARQ con o sin niños es una experiencia para aprender mucho sobre nuestro pasado y presente. Visitar la antigua ciudad de Lucentum, subir al castillo de Santa Bárbara y a la Serra Grossa o dar un paseo por el Cabo de las Huertas deberían ser actividades imprescindibles para cualquiera de los que vivimos aquí y para los que vengáis a visitarla. Desde allí te haces una idea real de cómo es nuestra ciudad y de su fantástica ubicación. Y visitar la provincia, donde muchos otros castillos nos llevan al pasado, como el de Biar y Villena. Recorrer nuestras montañas y subir a sus elevadas cumbres. Es ese un ejercicio saludable que bien vale la pena experimentar, no sólo para nuestro cuerpo, también para nuestra alma.

Vistas desde el Castillo de Santa Bárbara (Alicante)

3. EL MAESTRAZGO Y DINÓPOLIS

Puede que viajar a Teruel no sea una buena idea si no te gustan las aglomeraciones de Semana Santa pero esta provincia y su vecina, Castellón, tienen tantos atractivos y están tan cerca de nuestra casa que bien merecen una visita. Pueblos como Morella, Mirambel, Villafranca, Ares del Maestre, la Iglesuela del Cid y Cantavieja ofrecen a cualquier viajero la oportunidad del buen reposo: la tranquilidad, la comida, sus calles estrechas, sus bellos monumentos… Los páramos que ahora verdean con la primavera incipiente y el Penyagolosa esperando a los montañeros. Y de regalo, para niños y adultos, una visita a Dinópolis donde aprender mucho de aquellos habitantes que hace unas decenas de millones de años dominaron la región.

Visitando las exposiciones de Dinópolis

Morella iluminada por la noche es espectacular

4. SEGOVIA 

Atravesando media península pero en un viaje rápido y cómodo te puedes plantar en Segovia para descubrir esa ciudad castellana llena de encantos y monumentos increibles. Seguir las huellas de Antonio Machado y recordar sus versos. Visitar la catedral y alucinar, como nuestros hijos, con las historias de romanos y caballeros mientras recorres su acueducto milenario y su precioso alcazar.

A los pies del impresionante acueducto de Segovia

5. BURGOS Y ATAPUERCA

Hoy sabemos que los alrededores de la ciudad de Burgos un día fueron un hervidero de gentes cuyos restos encontrados en el yacimiento de Atapuerca ahora nos ayudan a responder a muchas preguntas aún sin respuesta: ¿cómo eran nuestros abuelos africanos? ¿cómo nos comunicábamos? ¿qué nos hace diferentes a los monos? ¿por qué estamos sólos en el planeta? En el Museo de la Evolución Humana se ha reunido gran cantidad de información que nos ayuda a comprender un poquito mejor todo esto sin ser especialistas en la materia. Por otra parte, la ciudad, asombra a los visitantes pues toda ella es un monumento en sí misma.

Nuestra visita a Burgos y el Museo de la Evolución Humana

Burgos es una bellísima ciudad con un casco histórico increíble

6. PUEBLA DE SANABRIA Y LAS MÉDULAS EN LEÓN

Si dispones de más días puedes viajar más al oeste y dejarte seducir por León, Toro o Zamora o por la pequeña Puebla de Sanabria con su precioso castillo fortaleza y su museo que hace las delicias de cualquier viajero que le guste regresar al pasado en un verdadero viaje en el tiempo. Es un placer descubrir estos pequeños pueblos que hacen un esfuerzo por conservar su patrimonio y ponerlo al alcance del visitante.

Puebla de Sanabria es un lugar que os animamos a conocer

El lago de Sanabria y, más al norte, ya en la provincia de León, no podéis dejar de visitar las Médulas. Este espacio natural ofrece recorridos sencillos para conocer la naturaleza paso a paso y el origen de estas minas de época romana que han creado un paisaje único.

Los bosques de castaños y las minas romanas forman un paisaje único

7. ANTEQUERA Y SU TORCAL

Pero quizá sea esta una buena época para viajar al sur ya que el calor aún no aprieta y la primavera llega con fuerza y alegría. Antequera, situada en la serranía de Málaga, es una bella ciudad donde conocer aspectos muy interesantes de la provincia. Pasear por sus calles, tapear y escaparse al Torcal pueden ser una buena opción para cualquier viajero. Sus casas blancas, sus impresionantes monumetos y la serenidad que transmite la ciudad hacen de Antequera un lugar especial para visitar en una escapada de pocos días.

Paseando por el Torcal de Antequera

Unas tapas y un breve descanso en Antequera

8. RONDA Y GRAZALEMA

Y si seguimos el recorrido por el sur podemos planear una ruta visitando diversos pueblos. Nadie puede escapar al magnetismo de Ronda y su serranía o a Grazalema y sus alcornocales. Situadas en las provincias de Málaga y Cádiz, son un destino delicioso. Son muchos los recorridos que se pueden realizar y en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema hay muchas actividades, múltiples alojamientos rurales y albergues donde pernoctar.

Grazalema uno de los pueblos que visitamos en Cádiz

Ronda es uno de los pueblos más bonitos de Andalucía

9. GRANADA Y LA ALHAMBRA

Más cerquita tenemos siempre disponible a la ciudad de Granada, siempre perfecta y divertida, siempre alegre y vivaz. Una escapada perfecta. Nunca defrauda. Sus barrios, la catedral y otros monumentos históricos están llenos de sorpresas en cada rincón. La Alhambra en primavera vestida con sus mejores galas… ¿No os apetece perderos una vez más por Granada?

La Alhambra es uno de esos sitios que vuestros hijos deben conocer

Una soleada mañana de primavera en Granada

10. BARCELONA

Hace mucho que no vamos a Barcelona pero siempre queremos volver. Hay que tomárselo con calma y saber que siempre quedarán cosas por hacer. Hay que dedicar tiempo a los niños y jugar. En el parque también puedes disfrutar de la Sagrada Familia. Observar a los turistas como tú, disfrutar de una ciudad multicultural que intenta preservar sus señas de identidad. Sentir cómo mira al Mediterraneo del que siempre se ha nutrido y se ha dejado empapar.

Paseando tranquilamente por Barcelona

11. NAVARRA

¿Por qué ahora nos vamos a Navarra? Podríamos daros muchos motivos para visitar esta provincia. Su historia, sus tradiciones y sus paisajes. También la comida y la amabilidad de sus gentes. Descubrimos esta provincia gracias a nuestro primer intercambio de casa y acabamos enamorados de cada rincón de esta región.

Haciendo amigos en Pamplona

Paseando por el interior del castillo de Olite

12. QUEDARTE EN CASA TAN RICAMENTE

Y si lo que te apetece es quedarte en casita… no dudes que es también un plan genial. Vivir a tu ritmo, saborear las horas en tu hogar, pasear y leer un buen libro, cocinar y conversar… Lo importante es disfrutar de cada instante y saber que cada minuto que vives conscientemente es un regalo más.

La playa de la Albufereta: siempre hay opciones geniales cerca de casa

Aquí te dejamos estas recomendaciones para compartir algunos de los mejores momentos que hemos vivido recorriendo estas tierras que tanto tienen que ofrecer. Y tú ¿qué vas a hacer en tus días de descanso? Piensa en ello, reflexiona, vuelve a saborearlo y sácale todo el jugo a tus propias experiencias y, si las compartes con nosotros, nosotros las disfrutaremos contigo. Gracias por leernos y, recuerda, puedes suscribirte a nuestro blog y también podemos vernos en FACEBOOK, PINTERESTYOUTUBE y en INSTAGRAM.

Pin It on Pinterest

Share This