¿Nos vamos al Valle de Hecho? ¿O de Echo? ¿Escapamos de nuestro encierro en un viaje a los Pirineos de Huesca? A pesar de nuestro encierro, podemos soñar, planificar, imaginar y hoy os recomendamos unas vacaciones en Pirineos. Cualquiera de sus valles merece la pena. Cada uno es diferente y tiene sus particularidades. El Valle de Hecho es un rincón tranquilo de los Pirineos aragoneses que se mantiene alejado del turismo de masas.

Vistas panorámicas en el Camping Borda Bisáltico

Desde el confinamiento de nuestro hogar, tras 4 semanas encerrados en casa, han ido surgiendo iniciativas en las redes sociales para comunicarnos y compartir experiencias a pesar de estar encerrados. Estas últimas semanas, a través de Instagram, hemos compartido nuestra experiencia viajando a diversos lugares. Y, la verdad, estuvo genial porque la simple rememoración de esos momentos nos llenaba de felicidad y, compartirlo con otras personas, aún más.

Escuchando las instrucciones antes de subir a las tirolinas

Los seres humanos somos los seres vivos más sociales del planeta y necesitamos relacionarnos. Los neurólogos dicen que nuestro cerebro, al imaginar, se comporta exactamente igual que cuando vivimos experiencias y, además, que los pensamientos positivos desencadenan el bienester y mejoran la salud.

Así pues, vamos a soñar, imaginar y compartir experiencias que nos hacen sentir bien. Vamos a soñar que paseamos por la Selva de Oza, entre hayedos y pinos, en el Valle de Hecho. Vamos a escuchar el sonido del agua cristalina que mana en los riachuelos. ¿Escuchas esos pájaros? ¡Mira esa marmota que se mete en su madriguera! Y… ohhhh…¡Qué divertido lanzarse en tirolina en medio del bosque!

Ferran disfrutando de la Selva de Oza en las alturas

Los montañas son siempre un destino ideal para viajar con niños. Ya sea porque nos guste hacer senderismo o simplemente para jugar libremente y disfrutar de la naturaleza. Los Pirineos son una propuesta perfecta para cualquier familia, para cualquier viajero.  Desde el mediterraneo en Girona a la costa atlántica en Guipúzcoa, son tantos los valles, bosques, senderos, lagos… a ambos lados de esta cordillera que, realmente, no hay quien se los acabe. En cualquier estación del año nos ofrece un entorno ideal para disfrutar de la naturaleza.

Cómo llegar al Valle de Hecho

Desde Jaca, por la la A-176 , es fácil llegar al Valle de Hecho: un lugar tranquilo y aislado de otras zonas más visitadas de los Pirineos. En el Valle de Hecho no hay estaciones de esquí y esto hace que ofrezca menos infraestructuras pero también más serenidad. Solo cinco pequeños pueblos ocupan la municipalidad de este valle: Embún, Urdués, Santa Lucía, Hecho y Siresa.

El Valle de Hecho es un espacio protegido

Con menos de 900 habitantes empadronados que ocupan parte del territorio del Parque Natural de los Valles Occidentales y el Paisaje Protegio de las Fozes de Fago y Biniés. Además, todo el valle pertenece a la Red Natura 2000, red de espacios europeos protegidos por su valor biológico. Grandes barrancos y altas cumbres generan un paisaje en el que bosques y pastos alpinos conviven. Debido a su aislamiento, los habitantes de este valle han conservado su propia lengua – el cheso – y también sus tradiciones y su cultura.

En el interior del valle encontramos la Selva de Oza enmarcada entre montañas que alcanzan casi los 2.700 m.s.n.m. Las cumbres más destacadas de la zona son Peña Forca (2.390 m.), Punta Agüerri (2.540 m.), Castillo de Acher (2.384 m.) y Bisaurín, que con sus 2.670 metros es el pico más alto del valle de Hecho. Numerosas sendas para disfrutar de sus hermosos e increíbles paisajes. Bosques y ríos en los valles, osos y marmotas se ocultan de los paseantes mientras los quebrantahuesos y las águilas vuelan en el cielo.

Dónde nos alojamos en el Valle de Hecho

Una muy buena opción para alojarse en Pirineos es el intercambio de casa. Así lo hicimos cuando estuvimos en Valencia d’Aneu en el Parc Nacional d’Aigüestortes en Lleida.  Sin embargo, en esta ocasión optamos por el camping. Teníamos ganas de estar en plena naturaleza y por eso elegimos el camping Borda Bisaltico por su ubicación y tranquilidad. En este camping también tenéis apartamentos familiares que os aconsejamos reservar con bastante antelación.

Momentos de lectura en el camping

Otras opciones para alojarse en el Valle de Hecho son:

  • Los apartamentos turísticos: en diversas plataformas como Booking o Airbnb, entre otras, podéis encontrar este tipo de alojamientos.
  • El albergue Hostel Siresa de la REAJ (Red Española de Albergues Juveniles): esta red de albergues tiene muy buenos alojamientos en España. Ubicados en lugares muy especiales, son servicios son básicos pero muy adecuados y a muy buen precio. Hay habitaciones de diversos tamaños y permiten acoger a grupso, varias familias, familias numerosas o viajeros que se mueven en solitario.
  • Camping Valle de Hecho y Camping Selva de Oza son otros campings interesantes en la zona.

    A pesar de los kilómetros en las piernas… hay ganas de leer en las alturas!

Planes en el Valle de Hecho con niños

1. Jugar y jugar sin prisas

Lo mejor del Camping en el que estábamos era su ubicación. Prácticamente en medio del bosque, cerca del río, la mejor opción era levantarse cada mañana sin planes. Jugar, pasear por los alrededores, conocer a otras familias y a sus hijos e, incluso, encontrarnos con amigos. Esas casualidades de la vida: una mañana te levantas y resulta que tienes de vecinos unos amigos de Alicante.

2. Senderismo adaptado a tus posibilidades

Estando en Pirineos, obviamente, hay que subir montañas y recorrer senderos. Váis a encontrar alternativas para todas las condiciones físicas y para vuestros hijos. Si son aún muy pequeños hay que llevar la mochila portabebés. Pero, a partir de cierta edad, es bueno hacer senderos cortos para que ellos se vayan habituando. Algunas opciones son:

Paseando por la antigua calzada romana

  • Pasear por la Selva de Oza y visitar la Corona de los Muertos: en la cabecera del valle está la Selva de Oza y desde aquí parten diversos senderos sencillos. Algunos de ellos llevan hasta monumentos megalíticos como la Corona de los Muertos.
  • Pasear por el valle de Aguastuertas viendo a los rebaños de vacas y los caballos en libertad.
  • La calzada romana y la torre vigía: esta ruta se puede iniciar desde el camping y es una ruta circular que podéis adaptar a vuestras necesidades. Una parte recorre la antigua calzada romana y la otra va junto al río Aragón Subordán. En este enlace tenéis los detalles de nuestra ruta.
  • Subir al Ibón de Acherito: esta excursión es todo un reto. De cierta dificultad por la distancia del recorrido. Es solo ápata para familias habituadas a salir a la montaña. Las vistas de las cumbres y la recompensa de llegar al lago es increíble. Los ibones son lagos de montaña excavados por antiguos glaciares de aguas cristalinas y bien frias. En este enlace tenéis los detalles de nuestra ruta. Nosotros hicimos la ruta circular de algo más de 9 km ya que el descenso es más suave pero más largo. Ernest y Ferran tenía 8 y 6 años y aún nos parece increíble porque es un sendero muy exigente. También se puede hacer el camino de ida y vuelta por el mismo camino que es más corto.
  • Ibón de Estanés desde el aparacamiento de Aguastuertas: es otra de las grandes rutas de la zona que merece la pena si estáis preparados.

    En uno de los puntos de la ruta en la cabecera del Valle de Aguastuertas

3. Descubrir los vestigios de los primeros pobladores del Valle de Hecho

Junto a la carretera, poco antes de llegar al Valle de Oza, está el Centro de Interpretación del Maglitismo Pirenaico donde ofrecen información y rutas guiadas para conocer el valle. Además tiene un restaurante que os recomendamos para recuperar fuerzas después de cualquier excursión. Aquí tenéis su localización. Hay excursiones muy interesantes de duración variable para descubrir los secretos de estas tumbas y monumentos ancestrales. Una de las más conocidas es la Corona de los Muertos: un gran yacimiento con unos 120 grandes piedras que se introducen en el suelo siguiendo un diseño circular o elíptico.

Centro de Interpretación del Megalitismo Pirineaico

4. Tirolinas y equilibrios en el Valle de Hecho 

No os vamos a negar que fue la actividad estrella de nuestras vacaciones. Fue la primera vez que subíamos a unas tirolinas y lo pasamos genial toda la familia. Hay diversos parques en el valle pero nosotros optamos por el circuito de Val d’Echo Activa y lo pasamos genial. Hay dos niveles de tirolina que se organizan en función de la estatura y la edad del niño (hasta 5 años y a partir de 5 años).

Un monitor nos explicó antes de entrar las instrucciones básicas para usar los elementos de seguridad en los juegos y tirolinas. Existen 8 circuitos de nivel creciente: cucuto, saltapericos, alforrocho, tritón, fuina, rabosa, esquiruelo y paniquesa. A las cuatro últimas pueden acceder niños de 9 años y también adultos.

5. Bañarse y jugar en el río Aragón SUbordán

Una de las actividades preferidas en verano es jugar y bañarse en el río. Os aconsejamos llevar una manta de picnic en el coche para poder extenderla en el momento que encontréis vuestro rincón ideal y disfrutar sin prisas del momento. Siempre hay que llevar ropa de cambio, unas toallas y unas cangrejeras o escarpines para moverse con seguridad por el río. En primavera, obviamente, hay que tener cuidado porque los caudales aumentan pero, en verano, es fácil encontrar remansos de agua seguros.

Pasando la tarde en el río

6. Rafting y barranquismo en el río Aragón Subordán

La Selva de Oza es parte de la cabecera de los ríos Gallego y Aragón-Subordán, conocidos por los descensos que en ellos se realizan. En diversas zonas se puede practicar barranquismos, rafting y piragüismo. Se puede hacer el descenso del Barranco de la Boca del Infierno en el Valle de Hecho y, más abajo, contratar actividades en el río.

7. Campamentos de verano en el Valle de Hecho

Si tenéis planeada un estancia más larga o, por motivos laborales no disponéis de mucho tiempo, quizá os apetezca enviar a vuestros hijos a los campamentos de verano que se organizan en el valle. Ofrecen actividades adaptadas a los grupos de edad en la montaña y juegos diversos, así como educación ambiental para desarrollar la conciencia ecológica, su capacidad de cooperación, autonomía y responsabilidad. Val d’Echo Activa  y Ecoaventura Pirineos organizan este tipo de campamentos.

Disfrutando de los arroyos que encontramos en el camino

8. Practicar escalada en el Valle de Hecho

Si os gusta la escalada o queréis iniciaros en ella, en este valle está la vía Ferrata Articaliena. Es una vía sencilla para hacer con los más pequeños. Para localizarla hay que llegar al final del Valle de Hecho, subir hasta la Selva de Oza, pasar la zona de campings y restaurante y subir hacia el parking que da acceso a la senda del Ibón de Acherito. Estaréis justo a la orilla del río Aragón Subordán. La pared de ascenso en la que está la vía está justo al lado. Encontraréis una indicación junto a un amplio párking a vuestra izquierda donde suele haber furgonetas y algunas autocaravanas.

9. Admirar el cielo estrellado

Pasar unos días en el Valle de Hecho os ofrecerá la oportunidad de disfrutar de un cielo estrellado espectacular. Si utilizáis alguna aplicación como Stellarium podréis identificar los planetas y las constelaciones

10. Hacer una colección de hojas de plantas y árboles del Valle de Hecho

A nosotros nos encanta recoger hojas de los bosques en los que estamo y hacer una colección poniendo el lugar donde las hemos rcogido y, si lo sabemos, el nombre de la planta a la que pertenecía. Para identificarla podéis consultar a gente de la zona o bien utilizar aplicaciones como PlanNet que os muestra el nombre de las más comunes Podéis guardar cada hoja dentro de algún libro, la envolvéis previamente un trozo de papel de periódico o papel higiénico en el  que hay que escribir sus datos. Al llegar a casa, cuando ya están secas, las pegamos en una cartulina y ponemos la información.

Digitalis sp.: esta planta florece en verano y es tóxica por sus efectos cardiotónicos

Algunos consejos para pasar las vacaciones en el Valle de Hecho

Como hemos comentado, viven muy pocos habitantes en el valle y hay pocos servicios. Podréis encontrar algunas tiendas con alimentos básicos y algún restaurante y pequeño hotel. Es por ello que merece la pena hacer una buena compra en Jaca y adquirir aquellas cosas que consideréis necesarias: elementos de parafarmacia o para bebés, por ejemplo.

Recuperando fuerzas en el restaurante del Centro de Interpretación del Megalitismo

Respecto a la ropa es bueno llevar algo de abrigo para la noche y el amanecer, también para las excursiones en zonas más altas de la montaña. Aunque el clima es mucho más caluroso y menos húmedo que en la vertiente francesa de los Pirineos, no podéis olvidar que pueden producirse tormentas de verano y que las temperaturas descienden por la noche.

Si visitáis la zona puede ser interesante ampliar vuestras vacaciones en otra zona de los Pirineos. Aquí os dejamos otras propuestas:

 

Recuerda, puedes suscribirte a nuestro blog y también vernos en

Y si te gusta, comparte y así nos ayudas a difundir esta información.

Pin It on Pinterest

Share This