Cuando te embarcas en un largo viaje en familia debes estar abierto a sorpresas e imprevistos. A veces aparecen planes inesperados y, cuando estos son sorprendentes y enriquecedores, te llenan el alma de recuerdos únicos.  El último día de nuestro viaje de este verano 2019 tuvimos la oportunidad de hacer una excursión por el desierto de dunas cerca de Abu Dhabi y no perdimos la oportunidad.

Un camello y un árbol en el desierto

Nos alojábamos en Dubai en casa de una familia francesa gracias a un intercambio de casa. Cuando planificamos un intercambio de casa, las familias solemos ayudarnos para organizar actividades, aconsejar restaurantes y nos ayudamos con aquello que surge. Marie, nos recomendó contactar con Destination Insights si queríamos planificar una excursión por el desierto.

Contactamos con ellos y, al decirles que eramos una familia, nos propusieron una actividad personalizada a aquello que nos apetecía hacer. Por ejemplo, nosotros no querímos montar en camello, así que nos ofrecieron visitar una granja de estos animales, el Hospital de Camellos y la pista de carreras. También pudimos hacer “sandboard” y tiro con arco.

Superando el exigente calor: 45ºC

Las visitas al desierto se organizan al atardecer para aprovecha las horas “más frescas”. Visitar Dubai en verano es una locura, es cierto, el calor es sofocante. Pero lo cierto es que este país está preparado para vivir así y recibir turistas todos el año. Son cuidadosos y amables con el visitante. Les gusta cuidar los detalles. Así que… si podéis, elegid venir a Emiratos entre los meses de octubre y marzo. Y, si no podéis, y como nosotros tenéis que venir a final de agosto… Pues no dejéis de hacerlo porque merece mucho la pena.

En la granja de camellos

Nuestro chófer, Mithilaj, nos recogió en casa a la hora acordada y nos dirigimos hacia el suroeste en dirección a Abu Dhabi y, después, al desierto en Al Faqa. El viaje es alucinante. El desierto se entremezclaba con zonas urbanizadas y ajardinadas y, poco a poco fue apareciendo el erg o desierto de dunas. Más allá, entre la calima, se distinguían las montañas o desierto pedregoso también llamado reg. Nunca habíamos estado en un ecosistema como este ¡pero cuántas veces lo habré explicado en clase! Ahora, por fin, estaba ante nosotros.

Paramos un instante a ver la pista de carreras de camellos y también el hospital. Hubiera sido genial poder haber entrado a verlo pero no era posible. En la zona de acceso, la omnipresente imagen del emir Mohamed bin Rashid Al Maktum que apadrina y patrocina todas las acciones relevantes en este pais al que ha posicionado entre los lugares más destacados en la economía global.

Los camellos son animales muy curiosos, se acercaban confiados

En el salpicadero del coche, el termómetro marcaba 45° en el exterior. Comentábamos con Mithilaj que era la temperatura más alta a la que habíamos estado y le explicamos que, la más baja, la habíamos sentido en Finlandia en Navidad con -38°C. Nos reímos al constatar que a esta familia viajera no nos detienen las temperaturas extremas pero, hemos de reconocer, que no es sencillo.

Excursión por el desierto de dunas en 4×4

Al salir de la carretera y dirigirnos a la  zona de dunas, Mashjid detuvo el Land Rover y bajó a desinflar las ruedas. De esta manera se mejora el agarre del vehículo a la arena.  Nos explicó que al ser una excursión con niños la actividad sería “más suave”… Y nos informó que esta actividad no pueden hacerla niños de menos de 6 años, mujeres embarazadas o personas con problemas de espalda.

Encendió el motor y nos fuimos adentrando entre las dunas. El paisaje era espectacular. El color de las dunas y su forma era precioso… Una sucesión hasta el infinito de preciosas dunas se divisaban bajo el sol que brillaba intensamente.

Juegos para toda la familia en el desierto

Con experiencia y seguridad, nuestro chófer empezó a correr sobre las dunas buscando giros imposibles. Subíamos y bajábamos como si estuviesemos navegando sobre las olas del mar. Gritos y risas se entremezclaban. Nosotros no somos de subir a muchas montañas rusas así que, esta carrera en el desierto nos pareció top-adrenalínica.

Capturando el sol

Tras el circuíto llegamos a la granja de gacelas y camellos.  ¿Cómo pueden esos animales vivir tan tranquilos en esas condiciones? La sequedad y la temperatura eran asfixiantes pero allí estaban los camellos mirandonos elegantes como quien observa a todo el mundo por encima del hombro. Mientras, las gacelas corrían gracilmente a toda prisa en pequeños grupos dentro del redil y se alejaban asustadizas.

Desdibujando las ondas en la arena

Seguimos “navegando a trompicones” por el desierto de dunas con nuestro jeep. Finalmente llegamos hasta el lugar en el que íbamos a cenar. Ferran estaba bastante mareado por la actividad del jeep. Tenéis que tener en cuenta que es fácil marearse – y llegar a vomitar si tienes tendencia a ello – así que, no es mala idea llevar ropa de cambio por si las moscas.

Juegos y cena en el desierto

Hasta la puesta de sol era momento de jugar en la arena, hacer fotos y disfrutar del paisajes. Nos ofrecieron dos tablas para “sandboard” y, tras varias intentonas, Ernest y Ferran acabaron usándolas como trineo para tirarse por las dunas. También había una diana y estuvimos probando nuestra habilidad.

No es fácil subir las dunas pero compensa porque lanzarse es divertido

Mientras tando, Mithilaj y Faisal empezaron a preparar nuestra “cena privada” y la barbacoa. Desde luego, nunca habíamos estado tan alejados de todo. Mientras nos refrescábamos con deliciosa limonada fresca con sabor a menta, admirábamos las dunas y jugábamos en la arena.

Esperando la noche, conversaciones.

La cena consistió en deliciosos pinchos de carne, pan de pita, diversos platos de verduras deliciosas y pasta, no podía faltar el hummus. Al final encendieron la pequeña hoguera y preparamos un té con dulces árabes. Tumbados mirando el cielo estrellado admiramos la Vía Láctea que se extendía sobre nosotros. Descalzos, sentíamos la fina arena bajo nuestros pies conectando con la Madre Tierra y agradeciéndole esta oportunidad de vivir juntos esta experiencia.

Cena en familia en el desierto

Consejos para hacer esta excursión por el desierto

Sin duda, visitar un lugar como el desierto de dunas es una actividad única. Obviamente siempre es mejor hacerla en la época de temperaturas más bajas pero, en cualquier caso, se puede hacer en pleno mes de agosto como hicimos nosotros sin ningún problema.

Disfrutando del silencio y del cielo del desierto

Llevar un calzado cerrado, mejor ropa que cubra todo el cuerpo y algo de abrigo para la noche ( si hacéis la actividad en invierno). Así mismo, por si hay viento, se agradece un pañuelo para cubrir la cabeza, gorra y gafas de sol para proteger los ojos de la intensa radiación y de la finísima arena

Podéis elegir algunos de las aventuras propuestas por Destinations Insights pero también pueden adaptaros un plan a vuestra petición. Podéis hacer una actividad privada o sumaros a un grupo que resulta mucho más económico y que suelen estar disponibles todo el año. Podéis consultar también aquí las valoraciones y propuestas. No dudéis en escribir un correo para explicar vuestros deseos.

Puesta de sol en el desierto de Dubai

Es muy importante hidratarse bien y proteger la piel. Durante la actividad os van a ofrecer agua y refrescos sin limitación y os van a atender siempre en todo lo que necesitéis. Recordad, no hay baños en el desierto… así que intentad ir con los “deberes” hechos.

Hacer una excursión en grupo os permitirá poder participar en más actividades como cetrería o música y bailes tradicionales. Pero la excursión por el desierto en solitario os ofrecerá disfrutar en soledad de este lugar único.

Detalle de nuestro pequeño restaurante en el desierto

Este es nuestro primer artículo sobre este viaje inolvidable que hemos hecho en familia. Tenemos mucho por escribir ¡tantas experiencias! Muchos conocéis Asia mejor que nosotros así que podéis saber que hemos vuelto enamorados. Esta excursión por el desierto fue el broche de oro a nuestro viaje en familia. No olvidéis que en nuestra página de inicio tenéis algunos bonos de descuento para preparar vuestros viajes.

Recuerda, puedes suscribirte a nuestro blog y también vernos en

Y si te gusta, comparte y así nos ayudas a difundir esta información.

Pin It on Pinterest

Share This