En esta entrada os dejamos la información práctica sobre nuestro viaje en familia a Finlandia en Navidad. Nuestra ruta y nuestros consejos. Desde antes de nuestra vuelta, y también a nuestro regreso, algunos amigos y algunas mamás viajeras a través de las redes, nos han consultado dudas y curiosidades. Así pues, aquí vienen nuestras aportaciones.

Esperando el vuelo que nos llevaría desde Alicante a Helsinki (Diciembre 2016)

Quizá uno de los viajes más emblemáticos para hacer con niños sea llevarles a visitar a Papá Noel. Es uno de esos “regalos” que están en la agenda de deseos. A nosotros nos apetecía hacer este viaje porque queríamos vivir un invierno blanco y frío, de los de verdad, de esos de los cuentos y las películas de Navidad. Nos apetecía pasear entre bosques nevados y ver lagos congelados, nos apetecía experimentar la oscuridad del Ártico o, al menos, la escasa luminosidad que se produce en esta época del año. Y nos apetecía hacer todo esto porque, en este momento, todos los miembros de nuestra familia estamos convencidos de que Papá Noel existe.

La nieve cubre completamente la mayor parte del país en invierno (Rovaniemi, 2016)

ITINERARIO: 10 DÍAS EN FINLANDIA

Día 1. Vuelo Alicante – Helsinki (4 h 30 min)

Días 2 y 3. Visita a Helsinki y Suomenlinna

Lugares que visitamos en nuestro viaje a FInlandia (2016/17)

Día 4. Visita a Helsinki por la mañana. Por la tarde, vuelo a Rovaniemi (1h 15 min).

Día 5. Visitamos Santa Claus Village. Conocemos a Papá Noel! Celebramos la Nochevieja en Rovaniemi en casa de nuestros anfitriones.

Día 6. Excursión por los bosques de Rovaniemi y barbacoa.

Día 7. Viaje a Salla y Ruka. Juegos en la estación de Ski. Visita a una granja de renos y excursión de 3 horas con renos. Alojamiento en Cabañas Sallainen.

Día 8. Regreso a Rovaniemi y viaje en bus a Ivalo. Vemos la aurora boreal! Alojamiento en Guesthouse Huski.

Día 9. Excursión de 1 hora con huskies. Por la tarde regreso a Rovaniemi. Vemos nuevamente las auroras.

Día 10. Visita al museo Articum. Vuelo Rovaniemi-Helsinki-Alicante

ALOJAMIENTO

Para alojarnos, utilizamos el sistema de intercambio casas y el couchsurfing. Es una manera de viajar que nos encanta pues los hoteles no nos gustan demasiado, suelen ser todos tan iguales que parece que no te mueves a ningún sitio especial. En cambio, vivir en una casa de una familia del lugar que visitas te permite conocer mejor la ciudad en la que estás y, si además puedes convivir con ellos, pues mucho mejor. Te permite ahorrar dinero y te obliga a hacer un esfuerzo personal para relacionarte pero, a nosotros, ese esfuerzo nos encanta hacerlo porque nos gusta conocer a la gente de los lugares que visitamos.

Nuestra casa de intercambio en Helsinki (FInlandia, 2016)

En Helsinki nos alojamos durante 3 noches en una casa muy bonita al norte de la ciudad. La casa era preciosísima, con todas las comodidades y una increible sauna que, por supuesto, utilizamos. En este caso, era un intercambio no simultáneo. La familia que nos la dejó vino a pasar sus vacaciones de Semana Santa a El Campello. No pudimos conocerles pues estaban con su familia celebrando la Navidad en otro lugar de Finlandia.

Detalles de la decoración navideña en nuestra casa de Helsinki (Finlandia, 2016)

En Rovaniemi nos alojamos en casa de otra familia mediante “couchsurfing”. En este caso sí que convivimos con ellos y compartimos con ellos su día a día todos los días que allí estuvimos. Fueron tres noches, una de ellas la de Nochevieja, en la que nos prepararon un delicioso menú navideño. Además, nos llevaron de excursión por el bosque, hicimos una barbacoa y la última noche nos acompañaron a ver las auroras boreales a pesar de hacer – 32 ºC. Además, decidieron llevarnos a conocer Salla y Ruka y, por este motivo, llegamos a un acuerdo para pagar los gastos de transporte y el alojamiento de una noche fuera de casa.

Nuestra casa en Rovaniemi, hicimos “couchsurfing” durante 4 noches (Finlandia, 2016)

En Salla nos alojamos en una cabaña cerca de la estación de esquí en el complejo Sallainen Caravan and Cabins.

En Ívalo nos alojamos en la Guesthouse Husky, a las a fueras del pueblo. Allí pudimos ver por primera vez las auroras boreales e hicimos una increible excursión con los huskies.

ACTIVIDADES

A la hora de hacer las actividades en Laponia has de tener en cuenta que Rovaniemi es el “punto caliente” (¡qué contradicción lingüística si pienso en el frío que hace!) del turismo finlandés… La cantidad de agencias que operan es enorme y, entre ellas, probablemente Lapland Safaris es la empresa con mayor control sobre el mercado turístico. Lapland Safaris parece tener las mejores ofertas respecto al precio pero, según comprobamos, hay otras empresas que mejoran los servicios respecto a la duración de las actividades, por ejemplo. Además, ten en cuenta que en otras localidades más alejadas de Rovaniemi las actividades suelen ser más baratas, más largas y, también, en entornos increíbles. Eso sí, hay que desplazarse hasta allí. Valora tus opciones y analiza las posibilidades teniendo en cuenta que, de cualquier manera, van a suponer una parte muy importante del presupuesto del viaje. Nosotros nos decantamos por la Guesthouse Husky en Ivalo y por el Salla Reinder Park.

Casi todas las actividades en la nieve incluyen una barbacoa en el bosque (Salla, 2016)

No te preocupes por la ropa para hacer las actividades pues todas las empresas te dan unos monos especiales para soportar el frío, guantes, calzados, etc. Por nuestra propia experiencia, hacer actividades con niños pequeños a menos de 20 ºC bajo cero no es recomendable a no ser que siempre les acompañe un adulto. En momentos de frío intenso pueden ponerse nerviosos y no es agradable para ellos no contar con sus papás cerca. Esto nos pasó a nosotros en la actividad con huskies que fue a -32ºC!!! Ernest estuvo solo en un trineo con la guía y, sinceramente, en el último tramo del trayecto hubiera sido mejor tenernos a nosotros cerca… Siempre un adulto sentado con un niño en el trineo, no los niños sentados solitos porque después de 30 minutos… el frío hace efecto y dos personas juntas se calientan mutuamente y pueden conversar, algo que facilita mucho soportar estas condiciones extremas.

Todas las empresas facilitan ropa adecuada para las actividades al aire libre (Ivalo, 2017)

TRANSPORTE Y DESPLAZAMIENTOS

Como ya sabéis los billetes de avión hay que comprarlos con tiempo para conseguir mejores precios (entre 3 y 6 meses es lo mejor). Nuestra experiencia con Norwegian ha sido excelente a pesar del cancelamiento de un vuelo que retrasó nuestra vuelta 24 horas. Tuvimos hotel pagado, el autobús y nos dieron los vuelos de regreso hasta casa en cuanto fue posible. Después presentamos una reclamación por el retraso y nos la compensaron íntegramente.

Volando hacia Helsinki con Norwegian (2016)

El aeropuerto de Helsinki cuenta con zona de control de pasajeros especial para familias (Finlandia, 2016)

En Helsinki, la mejor manera de moverse es con el ticket diario de transporte público que incluye todos los autobuses y tranvías, también el barco a algunas islas como Suomenlinna. Ticket para un día 8 € adultos (4 € niños mayores de 6 años) y ticket para 2 días 12 € (6 € para los niños). Se puede comprar en el propio autobús o en la oficina de turismo.

Desde Rovaniemi nos desplazamos en bus hasta Ívalo en un viaje increíble a través de los bosques lapones. Los billetes pueden comprarse online en Matkahuolto. Es alucinante como conducen por esas carreteras congeladas. Alquilar un coche no es una idea descabellada pues conducir no es tan complicado si tienes un poco de precaución pues las ruedas se sujetan muy bien al asfalto congelado. Sin embargo, hay que saber cuidar el coche adecuadamente, conectarlo al sistema eléctrico que evita que se congele por la noche y tomar algunas precauciones que te explican. Nosotros tuvimos “chofer particular” porque nuestro anfitrión nos acompañó en todo momento en los desplazamientos por la ciudad y a otros lugares.

Subiendo al bus urbano en Helsinki (Finlandia, 2016)

ROPA Y CALZADO

Visitar Escandinavia en invierno implica ir bien equipado respecto a la ropa y el calzado. Más aún si viajamos con niños. Los niños producen más calor que nosotros pero tienen menos masa corporal por lo que también pueden enfriarse rápidamente. Debéis tener en cuenta que vuestro equipaje, puede variar mucho en función de las temperaturas previstas. Si no van a bajar de -10 ºC, podéis utilizar ropa normal de invierno y añadir unas buenas camisetas térmicas y mayas térmicas para las piernas, así como calcetines de lana. Pero si las temperaturas van a bajar aún más, necesitaréis probablemente ropa técnica de mejor calidad. En Finlandia hay mucho mercado de segunda mano al que nosotros accedimos a través de nuestro “couchsurfer” y además nos dejaron ropa de la familia y, os aseguro, que no se podía comparar con la que nosotros llevábamos. Sin duda, con nuestra ropa, no habríamos podido salir a la calle dos o tres de los días que estuvimos allí, si bien es cierto, que las temperaturas fueron extremas.

Calcetines de lana y manoplas para conservar mejor la temperatura corporal (Finlandia, 2016)

Algunos consejos:

  • llevad unos guantes finos bajo las manoplas (mejor manoplas que guantes porque se crea una mayor cámara de aire caliente alrededor de los dedos). Sin guantes finos… no podréis hacer fotos, os lo aseguro. O usad guantes “descapuchables” que permiten sacar el dedo por el extremo…
  • Como ya hemos dicho, mejor calcetines de lana y varios calcetines por lo que el calzado tendrá que ser alguna talla mayor de lo habitual. Mejor suelas gruesas y bien aislantes.
  • Interesante llevar bolsas termoactivas para introducir en los guantes o en las botas, o junto al cuerpo, cuando hacemos actividades al aire libre estando sentados, por ejemplo cuando váis montados en el trineo.
  • Si necesitas gafas de vista, olvídate de ellas. No puedes usar gafas a estas bajas temperaturas, llévate lentillas. Tu respiración se condensará en los cristales de la gafa y se congelará, no verás nada. Te lo decimos, por propia experiencia.
  • La cabeza, la nariz y las orejas siempre bien tapadas. No so confieis, el frío allí congela literalmente. Gafas cubriendo los ojos.

    Almacen de calzado una empresa de actividades (Ivalo, 2017)

COMIDAS

No podéis dejar de probar los típicos platos de Finlandia: las riquísimas sopas calentitas como la de salmón y nata, los platos de carne de reno, el salmón en todas sus variedades y las mermeladas de diversas frutas del bosque. Comprar en los supermercados siempre sale a cuenta y cocinar en casa para cenar es nuestra mejor opción, siempre. Una manera muy sencilla de controlar nuestros gastos. Son muchas las cafeterías que hay que visitar para recuperarse del frío y, la mayor parte de espacios públicos y museos cuentan con cómodos y agradables cafés y zonas chulísimas para que los niños jueguen protegidos del frío.

Carne de reno con la típica guarnición lapona (Ivalo, 2017)

Sopa de salmón con patatas, nata y eneldo (Helsinki, 2016)

¿CUÁNDO IR?

Si lo que queréis experimentar es un auténtico invierno nórdico, obviamente debéis ir los meses de diciembre o enero. Pero si preferís pasar menos frío y tener más horas de luz, será mejor que hagáis vuestro viaje a partir del mes de febrero. Según nos explicaron nuestros anfitriones en Rovaniemi, los meses de marzo y abril suelen ser estupendos para visitar Laponia porque aún hay suficiente nieve para hacer actividades pero las temperaturas ya no son tan bajas y los días son mucho más largos. Ya sabéis que la meteorología no está bajo nuestro control pero, obviamente, es un aspecto muy importante a tener en cuenta.

Confiamos que nuestra ruta y consejos para una Navidad en Finlandia os haya resultado de utilidad para viajar con niños. Como cualquier país nórdico, viajar hasta allí en cada una de las estaciones del año es una experiencia totalmente diferente así que, no dudamos en regresar en otra ocasión. Agradecemos vuestras ideas y comentarios para seguir aprendiendo.

Presupuesto global de nuestro viaje a Finlandia con couchsurfing e intercambio de casa (Navidad 2016/17)

Pin It on Pinterest

Share This