Notice: Undefined index: blogger in /var/www/vhosts/nosaltres4viatgem.es/httpdocs/wp-content/themes/Divi-child/functions.php on line 25
BUSCANDO EL ORIGEN DE USHUAIA | Nosaltres4Viatgem

Ayer el día fue agotador. Cambiar de residencia implica un nuevo esfuerzo de intendencia: hay que deshacer maletas, localizar una tienda para hacer la compra de alimentos básicos, conocer el nuevo albergue, sacar dinero pues hemos cambiado de moneda, entretener a los niños mientras hacemos estas actividades poco entretenidas, ubicarnos en un nuevo espacio… Además, el nivel de estrés en una ciudad es mayor, los coches, los semáforos… Aquí hay que estar pendiente de muchas cosas, sobre todo hay que estar más pendiente de los niños; en Puerto Williams sólo había que preocuparse de no pisar las cacas de los caballos… 


Después de un merecido descanso en el Hostal Yakush hemos empezado el día con fuerzas renovadas. Ilusionados con esta nueva etapa y todavía con la presencia intensa de los días anteriores en nuestra mente. 
Hemos decidido visitar el Museo Marítimo de Ushuaia que se ubica en el antiguo presidio. Las exposiciones tratan diversos temas todos relacionados con el origen de esta ciudad. Ushuaia era el nombre que daban los indios a esta zona de la costa sur de la isla de Tierra de Fuego. Los primeros habitantes europeos fueron misioneros anglicanos que se establecieron aquí en la segunda mitad del siglo XIX. Pero el poblamiento definitivo llegó en 1896 con el traslado de la prisión que había en la Isla de los Estados a estas tierras por razones “humanitarias”. Fueron los mismos presos los que construyeron esta prisión. 

Para qué explicaros cuáles han sido nuestras sensaciones visitando este lugar, podéis imaginarlas… Sobre todo el Pabellón I que se conserva en las mismas condiciones de antaño. El resto, remozado y mejorado, ofrece al visitante mucha información interesante sobre la historia del lugar, los primeros viajeros, las expediciones a la Antártida. Ahora algunas galerías se han transformado en galerías de arte… Desde luego, un uso mucho más adecuado.

Nos ha parecido desagradable algunos de los souvenirs que se podían comprar en la tienda y que hacían referencia jocosa a la posibilidad de que el turista pudiese dar testimonio de haber estado aquí, no como visitante, sinó como criminal encerrado en aquella época: diplomas, ropa imitando los uniformes de los prisioneros, la posibilidad de hacerte una foto como si estuviesen en una celda, etc. Los delitos cometidos por aquellas gentes debieron ser horribles, pero las condiciones en las que debieron vivir  no deben ser tomadas a la ligera. La falta de libertad de tantas personas aún hoy en día es una realidad muy triste para ellos, sus familias y todos nosotros.

Pin It on Pinterest

Share This