En nuestra experiencia viajando hemos tenido siempre una sensación de calma y seguridad. Nunca nos hemos enfrentado a situaciones de riesgo o de peligro ni hemos tenido accidentes graves que nos hayan obligado a necesitar de la ayuda de personas externas a nosotros mismos. ¿Hemos sido afortunados? Seguramente sí. Pero también es cierto que siempre planificamos nuestros viajes con prudencia e intentamos evitar situaciones de riesgo o movernos por lugares conflictivos.

Volando en globo en la Vall d’Albaida (Bocairent, 2014)

Cuando viajéis podéis tener en cuenta -a la hora de elegir vuestro destino- el hecho de que la Seguridad Social española tiene convenios con diversos países del mundo lo que facilita la atención de cualquier español en estos países del mundo. Cuando hicimos nuestros viaje De Tierra de Fuego a las Galápagos, fue unos de los motivos por los que decidimos recorrer Chile y Ecuador, pues estos convenios nos aseguraban una atención adecuada en caso de enfermedades comunes o pequeños accidentes. Así por ejemplo, cuando estábamos en isla Isabela, en las islas Galápagos, Ernest tuvo un traspié y se hizo una pequeña brecha en la ceja por lo que en el centro de salud de Puerto Villamil tuvieron que ponerle un punto. Nos atendieron maravillosamente sin coste alguno.

En Atacama, el “mal de altura” no fue un problema pues tomamos las precauciones oportunas (Chile, 2013)

Planificar la ruta y tener en cuenta nuestras limitaciones (Isla Navarino, Chile, 2013)

Por otro lado, como sabéis, en Europa podéis utilizar la tarjeta sanitaria europea que podéis solicitar por internet aquí y os llega a casa en un par de semanas. Tiene validez para un año y atiende a lo usuarios de la Seguridad Social y sus descendientes.

Cuando viajas con niños la atención pediátrica puede ayudaros a estar más tranquilos (Lago di Garda, Italia, 2009)

Sin embargo, no siempre todos los ciudadanos estamos dentro de estos convenios. Nuestra situación laboral es un poco particular: como funcionarios no entramos dentro de este tipo de coberturas -algo similar puede ocurrir a muchos autónomos- y esto hace que estemos desprotegidos en el extranjero. A pesar de tener muchas ventajas pertenecer al cuerpo de funcionarios del Estado, MUFACE no entra dentro de los convenios de la Seguridad Social. Según nos han informado en sus oficinas, nuestra alternativa es pagar todos los gastos médicos que podamos necesitar, guardar factura y, a la vuelta, pedir la compensación correspondiente. Esta alternativa puede ser adecuada para pequeños gastos pero… ¿qué hacemos ante una situación grave que implique estancias largas en un hospital o el traslado de regreso a España con urgencia?

En Puerto Villamil tras pasar por el centro de salud (Galápagos, 2013)

Es por este motivo que cuando planificamos nuestra viaje de 6 meses a Chile y Ecuador decidimos contratar un seguro privado. Hace 4 años, lo cierto, es que ninguna compañía española nos ofrecía un servicio que se ajustase a nuestras necesidades: una familia mochilera, viajando con 2 niños pequeños -2 y 4 años-, en un viaje no programado por un periodo de al menos 6 meses. Todo lo que encontramos resultaba carísimo. Fue por este motivo por lo que decidimos viajar con la “cobertura de MUFACE” y nada más, es decir, “paga y ya veremos que se te puede devolver”. Quizá fuimos poco prudentes, lo cierto es que viajamos tranquilos y sin problemas.

Pasaeando por Isla Isabela en bicicleta (Islas Galápagos, 2013)

Pero ahora, todo ha cambiado. En estos 4 años algunas compañías de seguros han hecho esfuerzos por adaptarse a esta nueva realidad de familias que viajamos fuera de los circuítos comerciales y sin contratar nuestras vacaciones en paquetes turísticos. Una de estas compañías es IATI. IATI ofrece una amplia oferta de productos que os pueden interesar. Para nuestro último a Dinamarca decidimos contratar con ellos un seguro de viajes. La Seguridad Social no nos autorizó esta vez a tener la tarjeta saniataria europea -aún no sabemos por qué- y, puesto que viajábamos con un intercambio de casa y coche, nos pareció necesario incluir un seguro que nos cubriese durante nuestra estancia en este país.

No olvidéis cumplir las normas de seguridad en todas las actividades (Dinamarca, 2017)

IATI ofrece diversas opciones según las necesidades que cada familia pueda tener y, además, pueden adaptarte un seguro a vuestra medida si os ponéis en contacto con ellos aquí. Una de las cosas más interesantes es que te atienden siempre en castellano en cualquier lugar del mundo, algo para nosotros importante ya que, aunque nos defendemos en inglés para resolver situaciones cotidianas, no sabemos si en una situación de estrés podríamos afrontar la situación con calma.

En la montaña debemos ser siempre prudentes y elegir bien los senderos (Parc Nacional d’Aigüestortes, 2016)

Navegando en Cape Cod, Massachussets (USA, 2015)

IATI MOCHILERO

Con 60.000€ de cobertura médica. Este seguro es para quien le gusta viajar sin demasiados planes, sin saber exactamente los países que va a visitar ni la duración de tu viaje. Incluye coberturas para actividades de aventura y se puede ampliar si alargas tu viaje. Puedes calcular tu seguro aquí.

IATI FAMILIAS

Con 40.000€ de cobertura médica. Pensado exclusivamente para familias con niños. Ofrece atención pediátrica vía telefónica. Permite incluir en el seguro a abuelos, padres e hijos o nitos, siempre que alguno de ellos sea menor de 18 años. Puedes calcular vuestro seguro aquí.

IATI BLOGGERS Y GRANDES VIAJEROS

Está pensada para aquellos viajeros que nos gustan los viajes de larga duración, que estamos pensando en recorrer una parte del mundo entre 6 y 12 meses. Te ofrecen un precio único para que viajar más tiempo no resulte más caro.

Además, si eres de los que no puedes hacer un viaje muy largo pero aprovechas cualquier momento para escaparte de casa, te interesa este seguro multiviaje que cubre todos los viajes que hagas en un año con un máximo de 90 días fuera de casa.

Tanto el seguro para Bloggeres como el de Grandes Viajeros, ofrecen una cobertura de 70.000€ de gastos médicos y gran cantidad de coberturas. Puedes calcular tu seguro aquí.

Ten en cuenta que, si las contratas con seguro de anulación, se han de contratar simúltaneamente a la adquisición del viaje -billetes de avión, por ejemplo- o, como máximo, en los 7 días siguientes. En caso de que no incluyas esta opción -seguro de anulación- puedes compralo hasta un día antes de salir de viaje.

Juntos y agotados haciendo senderismo en Acadia National Park (USA, 2015)

Debemos facilitar el juego y la libertad cuidando siempre su seguridad (San Juan de Gaztelugatxe, 2016)

Otro aspecto importante es confirmar, al contratar cualquier tipo de actividad o servicio, que la empresa responsable cuenta con los seguros necesarios. Por ejemplo, al alquilar una autocaravana o practicar deportes como descenso de barrancos, senderismo o volar en globo.

Conducir una autocaravana alquilada te obliga a estar siempre muy atento (Italia, 2017)

Cuando alquiles una autocaravana no olvides también contratar un seguro ante posibles daños (Escocia, 2014)

Ya sabéis que nuestros planes viajeros no paran y, ahora que nuestros hijos son más mayores y nos embarcamos en proyectos más ambiciosos, nos parece necesario viajar siempre con un seguro adecuado que pueda atender los problemas que puedan ocurrir fuera de España. Sin embargo, haber contratado un seguro no es una excusa para seguir practicando como viajeros responsables. Lo importante es no perder conciencia de qué podemos y no podemos hacer, dónde podemos y no podemos ir, qué riesgos queremos correr. Y, sin duda, saber que en cualquier lugar, vamos a contar con la ayuda de la gente local para resolver pequeños problemas y necesidades pero, ante situaciones serias, es importante contar con un buen seguro de viaje.

A -30 ºC en Ivalo, los guías de las agencias deben informar y evitar siempre riesgos innecesarios (Finlandia, 2017)

¿Has contratado alguna vez un seguro con IATI? ¿Cuál ha sido tú experiencia? ¿Qué otras agencias de seguros nos recomendarías? ¿Qué nos aconsejas?

Incluso extremando las precauciones, a veces no puedes controlarlo todo (Ivalo, Finlandia, 2017)

Pin It on Pinterest

Share This