Los pastores vestidos de blanco tocados con un turbante carmesí en la cabeza caminan tras sus cabras a través de los bellos campos de cereales que ahora verdean porque aún llegan algunas intensas lluvias empujadas por el monzón. Rosa, azul, amarillo, rojo, naranja… todos los colores del arcoiris cubren los cuerpos de las mujeres cuyos saris componen un cuadro impresionista en los paisajes del Rajastán. Trabajan sin parar cargando fardos de paja, montones de excrementos de vaca deshidratados o cántaros de agua. Las carreteras y caminos son un ir y venir de caminantes,  carros, bicicletas…. y muchos camiones que ponen en peligro la vida las personas que deambulan por las cunetas.

Detalle de los edificios de Fatehpur Sikri (India, 2007)

Detalle de los edificios de Fatehpur Sikri (India, 2007)

Habíamos alquilado un coche con conductor para recorrer,  en una semana, la región del Rajasthan que se sitúa al oeste de India haciendo frontera con Pakistán. Tras visitar Agra y su famoso Taj-Mahal, nos dirigimos hacia el suroeste en un  recorrido de 5 horas. A medida que nos adentrábamos en esta zona del país,  los pueblos y ciudades ganaban en entidad y orden. A pesar de la pobreza, se acertaba a sentir criterio y organización. Las casas pintadas en tonos verdes y azulados daban al conjunto una visión alegre.

Detalle de los colores de las ciudades como Jodhpur

El azul destaca entre otros colores en la ciudad de Jodhpur (India, 2007)

La belleza de esta región de la India, es además muestra de una rica historia.  De un pasado marcado por el comercio, la agricultura y la sabiduría de arquitectos, científicos, agricultores y ganaderos, entre otros. Leyendas se entremezclan con relatos reales de maharajas y sus poderosas familias, algunas de las cuales aún siguen habitando bellos palacios. Otras abandonaron el lugar o la ruina les hizo no poder mantener sus inmensas propiedades. Atrás queda su pasado en el que los acuerdos con el imperio británico les permitió vivir un estilo de vida ya inaccesible para muchos. 

Detalles de la ciudad abandonada de Fatehpur Sikri (India, 2007)

Detalles de la ciudad abandonada de Fatehpur Sikri (India, 2007)

JAIPUR: LA CIUDAD ROSA

Su preciosa ciudad vieja llama la atención por el intenso color rojo o rosado intenso de las paredes de sus edificios. Las calles llenas de tiendas y de vida. Mucho ruido, mucha gente, camellos y vacas, muchos niños y un cierto orden que da mucho encanto a Jaipur.
El City Palace (Maharaja Sawai Man Singh) se sitúa en el centro de la ciudad y en el vive el actual maharaja. La ciudad debe su trazado a Jai Singh II que era astrónomo y trazó la distribución de las calles de la ciudad en los albores del siglo XVIII. Es increíble sus archivos de libros hindúes,de miniaturas y de vestidos. Entre ellos destacan los de Sawai Madho Singh I que medía 2 m de altura y pesaba 250 kg y que, según dicen, desayunaba 5 litros de leche cada día!! Espectaculares las puertas del patio Pitam Niwas Chonk dedicadas a las cuatro estaciones con dibujos y grabados preciosísimos.

Visitando el City Palace de Jaipur (India, 2007)

Visitando el City Palace de Jaipur (India, 2007)

Recuerdo la cena espectacular en el Om Revolving Restaurant al anochecer por menos de 300 INR cada comensal. Los platos eran tan sabrosos como bonitos sus nombres: bafla batti, kashmiri pulao, subz biryani, dal makhani, malai kofka y ghewar de postre…. El restaurante daba vueltas y sólo distinguías las luces de una ciudad que dormía.

Los colores rosados caracterizan la ciudad de Jaipur (India, 2007)

Los colores rosados caracterizan la ciudad de Jaipur (India, 2007)

UDAIPUR: UNA CIUDAD JUNTO AL LAGO

El paisaje que rodea a Udaipur es más seco. Un entorno rural lleno de sabiduría, de vidas sencillas pero no miserables que luchan cada día por sobrevivir.
Esta ciudad te sorprenderá en cada calle o tras cada esquina. Un elefante aparece con su dueño a la espalda buscando turistas que quisiera dar un paseo. De un portal surge un complejo fúnebre que lleva al muerto sobre una camilla de bambú mientras entonan canciones rítmicas.  Cubierto con una sábana blanca y flores de caléndula de vivos colores la imagen parecía alegre pero la mirada de los niños que acompañaban al difunto transmitía intensamente la tristeza del momento.

Udaipur destaca por sus edificios bellamente engalanados (India, 2007)

Udaipur destaca por sus edificios bellamente engalanados (India, 2007)

El templo Jadish del siglo XVII es un monumento visnuista que vale la pena visitar para intentar conocer cómo viven los creyentes su religión. Paredes bellamente esculpidas, flores, inciensos… Personas orando y meditando. Y después nos acercamos al Lago Pichola para disfrutar de las preciosas vistas. Es uno de los lagos artificiales que se crearon para obtener agua para la población.
El City Palace es una visita imprescindible que ofrece, por un  módico precio, la posibilidad de conocer cómo viven algunas familias en India: aquellas que se desplazan en Rolles Royce, viven en palacios ricamente decorados, visten ropa de boutiques…

Fachada del Palacio de Udaipur (India, 2007)

Fachada del Palacio de Udaipur (India, 2007)

Disfrutamos de un masaje ayurvédico, comimos en el Jagat Niwas Palace con vistas las lago y al Lake Palace Hotel mientras diluviaba a cántaros.  Por la noche acudimos al Bagore Ki Haveli para contemplar un increíble espectáculo de bailes, música y cantos. Como broche final cenamos en el Natural View Restaurant mientras en la televisión podíamos ver la famosa película de James Bond “Octopussy” que fue rodada aquí y que es cita obligada en la mayor parte de los restaurantes para turistas de la ciudad.

RANAKPUR: UN TEMPLO DE 1.444 COLUMNAS

En nuestro recorrido hacia Jodhpur atravesamos unas montañas densamente cubiertas de árboles tropicales. El paisaje se transforma drásticamente en el Rajasthan. Ante nosotras apareció,  sin esperarlo, el magnífico templo jadis con sus 1.444 columnas labradas con cientos de figuras,  flores y animales. Aquel laberinto era un bosque de piedra que invitaba a relajarse y reflexionar sobre nuestra existencia.
Seguimos camino hacia Jodhpur adentrándonos nuevamente en el desierto. Los páramos y el aire seco sustituían nuevamente a las montañas arboladas.

Ranakpur, en medio de los bosques húmedos (India, 2007)

Ranakpur, en medio de los bosques húmedos (India, 2007)

JODHPUR: LA CIUDAD AZUL

La vida de esta ciudad se desarrolla alrededor de la Torre del Reloj. Allí encontramos el mercado de especias, de frutas y verduras, de telas y enseres. Todos los vendedores se afanaban en realizar su trabajo y puede resultar algo agobiante pero, si te lo planteas con calma, es divertido intercambiar impresiones y sonrisas con todos ellos. La ciudad es azul porque sus habitantes pintan así las paredes de sus casas XXXX?
El Fuerte de Mehrangarh domina la zona alta deJodhpur. La visita destaca por su buena organización, las excelentes audioguías, la belleza del lugar y su excelente conservación. Los detalles de esta visita os los conté aquí.

Pasear por la ciudad de Jodhpur es un espectáculo de colorido (India, 2007)

Pasear por la ciudad de Jodhpur es un espectáculo de colorido (India, 2007)

PUSHKAR: LA CIUDAD SAGRADA

Situada en un bello valle entre montañas,  entre campos de maíz y caña de azúcar. Esta ciudad venera a Brahma, el Creador, el primer dios de la trinidad hindú.  Dicen que el lago sagrado alrededor del cual surge la ciudad surgió cuando Brahma dejó caer un pétalo de loto.Tras Varanasi, es el primer centro de peregrinación para los hindues y por ello es habitual encontrar peregrinos en los caminos que llegan a la ciudad. Sus calles alegres y animadas son deliciosas para pasear relajadamente y recuperar fuerzas tras el agotador viaje por esta fantástica región. Son otras muchas las ciudades que merecen la pena una visita, se nos quedó pendiente Jaiselmer… Quién sabe si, algún día, regresaremos y podremos llegar hasta allí…Pushkar

ALOJAMIENTOS:
Atithi Ghesthouse en Jaipur
Kumbha Palace Hotel en Udaipur
Hotel Ratan Vilas en Jodhpur
Hotel New Park en Pushkar

Pin It on Pinterest

Share This