How far would you travel to find a better life? What if the journey took weeks under difficult conditions?  If you answered “Whatever it takes,” you echo the feelings of the 12 million immigrants who passed through these now quiet halls from 1892 to 1954” así empieza la información en la página web del Monumento Nacional de Ellis Island y la Estatua de la Libertad.

Pequeñas grandes historias que nos cuentan el pasado de millones de ciudadanos actuales de Estados Unidos

Las personas nos movemos a través de los territorios. Siempre ha sido así. Como cualquier otro organismo en este planeta, porque todo el planeta es nuestra casa común. Las plantas lanzan semillas a la naturaleza, los helechos sus esporas, los animales invitan a sus crías a descubrir el mundo, a explorar nuevos territorios… Caminar es libertad. Es pensar. Es decidir.

Entrada al Museo Nacional de Inmigración en Ellis Island

Pero un día, alguien inventó las vallas, los muros, las fronteras… Y se empezó a limitar nuestra libertad de movimiento. Hemos impedido las migraciones de muchas especies, hemos limitado las dispersión de las semillas, queremos prohibir la libre circulación de personas… Pero es imposible, el espíritu nómada y el deseo de tener una vida mejor, de descubrir, de huir… siempre superará cualquier tipo de bloqueo. Sobre todo esto reflexionamos mucho en nuestra visita al Museo Nacional de Inmigración en Ellis Island en Nueva York.

Sala de registro de los emigrantes que llegaban a Estados Unidos

¿Qué hay detrás de cada persona? ¿de cada historia? Hasta 5.000 personas llegaron a pasar por esta Sala de Registro cada día… Cada día seguimos viviendo el sufrimiento que implican los movimientos migratorios. Refugiados, emigrantes que buscan una oportunidad. ¿Cómo les recibimos? ¿Qué les ofrecemos? Es un asunto muy serio, muy complejo. Visitar Ellis Island os ayudará a saber mucho más y conocer mejor qué supone el movimiento de personas a través del globo.

¿Qué vas a encontrar en el Museo de la Inmigración de Ellis Island?

El Museo Nacional de Inmigración se encuentra en Ellis Island. Este lugar ha tenido múltiples funciones a lo largo de su historia pero, fue a finales del siglo XIX cuando pasó a convertirse en aduana y zona de control de la emigración. Se les atendía y se les hacía una revisión médica. A partir de la Primera Guerra Mundial también se utilizaba como lugar de reclusión para personas sospechosas cuyo paso no era permitido. Hoy en día se ha convertido en un Museo Nacional.

El museo está ubicado en el edificio principal del que antaño fuera el centro de control de emigrantes que llegaban desde Europa en barco. Tras un largo y dificultoso viaje, hacinados y en condiciones lamentables, desembarcaban en Ellis Island. Miles de emigrantes europeos llegaron hasta aquí. Millones de personas dejaron atrás su vida anterior y llegaron a Nueva York cargados de esperanzas.

En tu recorrido por el museo -puedes utilizar una audioguía- vas a conocer muchas de estas historias. Además se ofrece una visita adaptada para familias con niños. Todo está registrado en los libros de control de acceso: el detalle de cómo se recibía, se registraba, se atendía y organizaba a toda esta gente.

Hay varias exposiciones en este museo de Ellis Island:

“...casi todas las personas que lo necesitan reciben la atención amistosa que ansían…”

¿Cómo llegar a Ellis Island?

Los billetes que te llevan a la Estatua de la Libertad desde el sur de Manhattan (Battery Park) o desde New Jersey, incluyen la parada en Ellis Island para visitar este museo. Ten en cuenta que si tomas el barco a partir de las dos de la tarde, no tendrás suficiente tiempo para hacer esta parada. Además, el punto de salida y llegada debe ser el mismo.

Nosotros viajamos con Statue Cruises (tickets online) pero también puedes ver otras alternativas aquí o aquí. Los niños y jubilados tienen precio reducido. Cuando compres tus billetes, debes decidir si quieres subir al pedestal de la Estatua de la LIbertad o, si además queréis subir a la Corona. En este caso es necesario hacer la reserva online y los niños deben tener al menos 1,20 metros de altura.

El New York CityPass es una buena opción para visitar algunos lugares de la ciudad

Además, puedes utilizar el pase que te ofrece el New York CytyPass que te permite visitar Ellis Island y la Estatua de la Libertad pero no subir al pedestal ni a la corona. Esta fue la opción que elegimos nosotros pues utilizamos nuestro pase en esta visita a Nueva York. Cuando llegas a las taquillas de South Ferry debes canjear tus pases.

Las vistas de sur de Manhattan desde Ellis Island son fantásticas

Pin It on Pinterest

Share This