Estocolmo es una de las ciudades con más museos del mundo y, además, muchos de ellos son gratuítos. Los que no son gratuítos, casi siempre ofrecen entrada libre para niños y jóvenes hasta los 18 años, además de otro tipo de gratuidades. Si te interesa conocer un poquito la historia de Suecia, sus hábitos de vida y cómo esta nación se ha ido construyendo, es muy interesante visitar el Museo Nórdico o Nordiska Museetpara lo cual puedes reservarte un par de horas.

El museo nórdico de Estocolmo o Nordiska Museet (Suecia, 2017)

Puede que las exposiciones de los museos escandinavos os resulten “demasiado contemporáneas”, sin embargo, son muy interesantes para tomar conciencia de cómo se ha ido transformando la sociedad europea en los últimos dos siglos. Aspectos como la arquitectura, el mobiliario, el arte, la artesanía o las nuevas tecnologías, son representados en este museo y, por supuesto, no faltan las salas que hacen referencia a la cultura lapona y sami.

Exposición temporal sobre las auroras boreales en el Museo Nordiska (Suecia, 2017)

Exposición temporal sobre la luz y la iluminación (Suecia, 2017)

Para llegar hasta el museo lo mejor es pasear por Strandvagen hasta la isla de Djurgarden – aquí podréis visitar otros museos que son referentes en la ciudad – y disfrutar del entorno y de la ciudad. Con el metro se puede llegar hasta la parada de Karlaplan y después cruzar el puente Djurgardsbron hasta Djurgarden.

El diseño del mobiliario a lo largo de la historia ocupa un importante espacio en el Museo Nórdico (Suecia, 2017)

Exposición sobre los tejidos y la moda (Suecia, 2017)

El Museo Nordiska está ubicado en un magnifico edficio de finales del siglo XIX. Expone las tendencias y tradiciones suecas desde el siglo XVI. La imponente escultura del rey Gustav Vasa recibe al visitante. En la nave central se presentan las exposiciones temporales y hay una cafetería estupenda con un buen servicio y un menú de calidad. Además, está la zona de juegos para niños de hasta 5 años.

El Rey Gustav Vasa domina con su imponente figura la zona de acceso al Museo Nórdico (Suecia, 2017)

En la planta superior encontraréis la exposición sobre el menaje del hogar, la sala de los juguetes y los textiles. Además hay una interesante exposición sobre bisutería y joyería, y también sobre la vida en el campo y la agricultura.

Los hábitos culinarios y el servicio de las mesas a lo largo de la historia (Suecia, 2017)

Detalle de un reloj de madera: la cultura y artesanía popular (Suecia, 2017)

En la última planta encontraréis las galerias sobre cómo se ha ido adaptando el mobiliario en las casas suecas en los últimos siglos, la artesania, las diversas casas suecas y la cultura sami.

Exposición sobre la cultura Sami en Suecia en el museo (Suecia, 2017)

Los juguetes en el Museo Nórdico en el si glo XX (Suecia, 2017)

Para que los niños puedan hacer la visita de una manera lúdica, hay un juego de pistas que pueden ir siguiendo mientras buscan unos armarios especiales en los que han de resolver cuestiones y acertijos. La información está en sueco y en inglés, pero además el museo ofrece un servicio de audioguía gratuíto con la que se puede recorrer las exposiciones en castellano.

La visita al museo incluye un juego para que los niños se entretengan a lo largo de la exposición (Suecia, 2017)

Al acabar la visita, no hay duda que detenerse en la cafetería es la opción perfecta para recuperar fuerzas y después seguir recorriendo la isla de Djurgarden. Desde allí, una manera muy agradable y económica para regresar al centro de Estocolmo – puedes utilizar el bono de transporte público de la ciudad – es dirigirte al embarcadero de las líneas de ferris urbanos número 80 y 82. La 82 te lleva hasta Gamla Stan con una parada en la isla de Skeppsholen donde hay otros museos interesantes como el Museo de Arte Moderno. El recorrido en barco es muy bonito y agradable y os encantará observar la ciudad desde el mar. Así podéis programar la jornada perfecta visitando el Museo Nordiska y el resto de atracciones de la isla Djurdarden. Observar esta ciudad en un ferri desde el mar ofrece una visión más acorde con la realidad de lo que es esta ciudad construída entre islas unidas por infinitos puentes.

Detalles en el restaurante del Museo Nordiska (Suecia, 2017)

Los museos ofrecen un servicio de cafetería muy completo y con una carta poco extensa pero muy recomendable (Suecia, 2017)

Más información en VISIT SWEDEN.

 

Pin It on Pinterest

Share This