La isla de Skye está llena de misterio y romanticismo. Es uno de esos lugares que muchos viajeros desean visitar. Sus acantilados verticales, sus playas casi siempre desiertas, sus lagos que se encuentran con el mar. Escocia es un territorio viejo, trabajado por el tiempo. Los hielos de la última glaciación han dejado marca en sus montañas y en sus valles. Valles redondeados que en verano se cubren de brezos rosados. Piedras gastadas y arañadas por los antiguos glaciares. Si sale el sol, disfrutaréis de verdes intensos que contrastan con los colores oscuros de las rocas desnudas. El acceso más cómodo para entrar en la isla es por el puente de Kyleakin. Una vez allí, toma la carretera y recorre la isla a tu antojo.

Acantilados frente al mar un paisaje que se repite en la Isla de Skye

Una buena opción para recorrer la isla de Skye es alquilar una furgoneta o autocaravana para poder cobijaros fácilmente de las lluvias habituales. Y cuando la previsión meteorológica os asegure unas horas de buen tiempo, aprovechad para salir a dar un paseo por sus montañas junto al mar. Aquí os dejamos 6 rutas sencillas que se pueden hacer con los más pequeños de la casa para poder corretear y estirar las piernas libremente.

En verano los brezos florecen junto a las cunetas y en las laderas

Nosotros no tuvimos muy buen tiempo en aquel mes de agosto. Hizo frío y llovió, pero no dejamos de caminar. Los senderos suelen estar bien indicados. La única precaución necesaria es ir atentos en los caminos junto a los acantilados, evitad que los niños se acerquen demasiado a algunas zonas de pendientes y sujetarlos de la manita cuando sea necesario ayudarles o aconsejarles en su camino.

Cruzando el estrecho que separa la isla de Skye del resto de Escocia

1. SCORRYBREAC AND THE BILE (3 km)

Junto a Portree -Puerto del Rey-, la capital de Skye, podéis recorrer el sendero que recorre los acantilados al norte de la ciudad. Es un sendero circular sencillo y tiene preciosas vistas del puerto de casas coloridas que muchos conoceréis por ser la típica imagen de esta ciudad.

2. THE OLD MAN OF STORR (3,6 km)

Probablemente es el sendero más espectacular de los que os recomendamos. A 10 km al norte de Portree, es un camino un poco exigente al inicio pero muy divertido y de gran belleza. Realmente, el Old Man es un pedrusco enorme que sobrecoge a medida que te acercas a él. Sólo hay que tener un poco de precaución en la parte final que puede ser algo resbaladizo. Las vistas de la costa son maravillosas, entre nubes y rayos de luz, el paisaje es inolvidable.

Pequeñitos cobijados estamos bajo el Old Man

3. BROTHERS’POINT AND THE KILT ROCK (3,5 km)

Este sendero es un recorrido para asomarnos a ver los conocidos acantilados de Kilt Rock y la cascada. Hay que tener precaución con los niños en alguna zona de los acantilados pero el resto del camino es muy agradable y, el final, ideal para preparar un picnic si el sol nos acompaña. La senda parte desde el Hotel Glen View y el recorrido es muy interesante. También hay vestigios de dinosaurios en las proximidades. Un poco más al sur hay un mirador para observar los acantilados desde la distancia. La actividad volcánica que se produjo en esta región hace 55 millones de años dio lugar a la formación de estas montañas volcánicas de basaltos.

Kilt Rock y su cascada

Tierra de dinosaurios…

4. ARDMORE POINT (4 km)

Podéis aparcar junto a la iglesia de Trumpan, en la costa oeste de Waternish, al norte de la isla. Es una zona de granjas situadas junto a la costa y se puede recorrer cómodamente. Junto al mar podréis ver aves marinas -aquí y en toda la isla- por lo que es bueno llevar unos prismáticos en la mochila.

El mar, los lagos y las montañas constituyen los paisajes de esta isla

5. THE CORAL BEACH (4 km)

Una playa concurrida cuando sale el sol pero en la que habitualmente pacen las vacas tranquilamente cuando pocas personas acuden a caminar por ella o a jugar en su arena de minúsculos trozos del esqueleto calcáreo de algas rojas que han sido triturados por el oleaje. El aparcamiento es amplio y el acceso sencillo. La Playa de Coral es un brazo de mar que conecta un par de islotes.

Las vacas pacen en Coral Beach

6. ORONSAY (4 km)

Este sendero es sencillo y sin apenas desnivel. Sólo hay que tener precaución con la subida de la marea porque se pasa una zona que puede quedar completamente sumergida si hay marea especialmente alta: Ullinish Point. La isla de Oronsay se recorre libremente y sus acantilados caen abruptamente sobre el mar. Precaución aquí porque no hay barreras que limiten el acceso.

Con precaución todos podemos recorrer los senderos en la Isla de Skye

No dejéis la isla sin vistar el Museo Skye Museum of Island Life (7). La fascinación por la vida rural en la Isla de Skye llevó a un grupo reducido de personas a montar este pequeño museo en el que se recogen todos los elementos de la dura vida en la Isle of Skye. Reconstruyeron algunas casa siguiendo las técnicas ancestrales, todo un ejemplo de permacultura, y en su interior se guardan los objetos destinados al hogar, a la agricultura y a la manufactura de tejidos de lana. Hay también una fragua y cientos de fotos y recuerdos donados por muchas personas. Este museo es visita obligada si quieres conocer un poco más sobre esta isla y una buena manera de entender algo mejor este lugar del planeta.

Detalle de las construcciones típicas en la isla

 

Mapa de la Isla de Skye con las rutas indicadas

Pin It on Pinterest

Share This