En España hay un montón de opciones para viajar con amigos y en familia. Si queremos un buen alojamiento rural, campo y lugares en los que disfrutar con niños tenemos diversas alternativas. Esta vez lo tenemos claro: nos vamos a Cuenca con niños y amigos.

Los campos de cereales y girasoles son todo un espectáculo en Cuenca

Os explicamos la situación y seguro que os suena: un grupo de amigos y amigas unidos desde la adolescencia pero que viven en lugares distantes. Desde siempre han intentado reunirse cada año para conversar, verse y darse un buen abrazo. Pasan los años, ahora algunos vamos acompañados de parejas y algunos niños. Ya somos una veintena. ¿Dónde vamos este año? ¡Pues nos vamos a Cuenca!

La catedral de Cuenca domina la Plaza Mayor

Objetivo 1. Alojamiento para todos: El Hosquillo (Las Majadas) 

Cuando necesitas buscar alojamiento para un grupo tan numeroso, no es cosa fácil. Gracias a la ayuda de una de las amigas y de su familia decidimos alojarnos en Las Majadas. El Alojamiento Rural El Hosquillo nos ofrecía todo lo que necesitábamos: habitaciones para todos, casas con cocina completa, zona de barbacoa y piscina. Además está situado cerca de varios de los lugares que nos apetecía visitar, en plena Serranía de Cuenca.

 

Objetivo 2. Llenar la despensa para todo el grupo de “expedicionarios”

Si váis a Cuenca de acampada o a pasar unos días en algún alojamiento rural os aconsejamos que hagáis la compra en el Al Campo que hay en la salida hacia la A-40. Buen surtido de todo lo que podáis necesitar y unos precios sorprendentes. Y si os gusta hacer barbacoas con productos locales no dudéis en dejaros orientar en las carnicerías de la localidad. En nuestro caso compramos en la carniceria Asterio en la C/Alfonso VIII a pocos metros de la Plaza Mayor.

Paseando por el interior de las Torcas

Objetivo 3. Organizar actividades: contactamos con GeoDiscover

No es siempre fácil organizarse cuando un grupo numeroso de amigos se disponen a pasar unos días de vacaciones juntos. Para hacer honor a la verdad: en nuestro caso resulta bastante fácil porque nos cuesta poco coordinarnos. Esta vez, aprovechamos las orientaciones de nuestra amiga Chus y, además, nos pusimos en contacto con la empresa GeoDiscover.

Con Geodiscover aprendimos de la geología de la región

Geodiscover es resultado del esfuerzo y la ilusión de una pareja de emprendedores amantes de la naturaleza, la geología y la paleontología. Interesados por dar a conocer los secretos de esta región, de poner en valor sus misterios y fomentar su estudio y conservación. Irene y Mateo organizan actividades para grupos, escuelas e institutos. Nos enseñaron diversos lugares de la serranía de Cuenca acompañados de sus mapas y su buen hacer. Los peques lo pasaron genial y nosotros, también.

Aprendiendo a “leer” e interpretar mapas

Objetivo 4. Disfrutar de nuestro tiempo juntos

Paseando por Los Callejones de Las Majadas

La Ciudad Encantada de Cuenca es el lugar más conocido de la serranía. Sin embargo, hay otros lugares que podéis visitar si queréis ver formaciones geológicas espectaculares originadas por la erosión y la meteorización de los materiales calcareos. Uno de estos lugares son Los Callejones de las Majadas. Si queréis evitar lugares más transitados, venir a Los Callejones puede ser una gran opción si venis a Cuenca con niños.

Los Callejones de las Majadas

La ruta circular tiene dos alternativas de diversas duración. Nosotros paseamos durante algo más de una hora a media tarde y lo pasamos genial descubriendo figuras y esculturas naturales. Aquello es como un laberinto bellísimo en el que jugar a esconderse y disfrutar. Es realmente espectacular y, probablemente por este motivo y por ser menos conocido, fue escenario de rodaje de una de las películas del Agente 007: El mundo nunca es suficiente.

Las Torcas de los Palancares y el Pino Abuelo

Este paraje natural se caracteriza por la aparición de las torcas o zonas deprimidas originadas por el hundimiento del terreno. Acompañados por los técnicos de Geodiscover paseamos juntos aprendiendo sobre el origen de cada una de ellas, buscando minerales e intentando resolver preguntas sobre sus diferencias y particularidades. El agua cargada de dióxido de carbono se acidifica y va disolviendo la roca lentamente durante milenios.

Paneles informativos junto a la Torca de la Novia

La Torca de la Novia, del Lobo, la Larga, las Mellizas… Las torcas aparecen en medio del bosque de pino negro, encinas, sabinas, enebros y otros árboles y arbustos. ¿Por qué se hunde el terreno? ¿Por qué las diversas dimensiones? ¿Hay secretos bajo nuestros pies?

Junto al enorme tronco del Pino Abuelo

Paseando de una torca a otra nos detenemos a abrazarnos al Pino Abuelo. Un enorme pino negro testigo de la historia y los acontecimientos ocurridos en la Serranía de Cuenca. Admirar este enorme ejemplar y detenernos a reflexionar juntos sobre el tiempo, sobre el pasado, sobre el futuro…

Las Lagunas de Cañada del Hoyo

Cerca de las Torcas de los Palancares, a pocos kilómetros de Cañada del Hoyo, está el conjunto de las 5 lagunas y 2 lagunillas. Su particularidad es que, a diferencia de las torcas, están llenas de agua y, cada una de ellas, presenta una coloración diversa y variable a lo largo del año. La composición del agua y los microorganismos que presentan originan este conjunto de aguas de colores.

Laguna de la Gitana

Hace años era posible bañarse pero, en la actualidad, para asegurar su conservación, esta actividad está restringida. El origen de estas lagunas es similar a las Torcas pero aquí, el acuífero alimentado por el río Guadazaón, sigue suministrando agua a estas dolinas. Sin embargo, el exceso de extracciones, está bajando el nivel freático y algunas lagunas han perdido el agua en los últimos años. Esperemos que el control en el uso del agua permita asegurar la conservación de este lugar único.

Laguna del Tejo

Excursión por los túneles y los cortados de Villalba de la Sierra

Además de pasear y hacer excursiones, en pleno verano en Cuenca, hay que buscar la manera de refrecarse. En Villalba de la Sierra encontramos los “cortados” y sus pozas donde bañarnos y descansar en estas aguas refrecantes. Es bueno ir temprano para disfrutar del paraje solos. Es una zona utilizada por grupos de barranquismo así que no os sorprendáis si a media mañana véis aparecer un grupos de personas con su traje de neopreno dando gritos y saltando desde las peñas. Si os interesan estas actividades, hay diversas empresas que los organizan.

Disfrutando en el agua

Grupos haciendo barranquismo

Muy cerca de las pozas están los túneles que forman parte de las instalaciones hidroeléctricas y de la presa. Es una excursión divertida para hacer con los niños. También, en la carretera, encontraréis el Ventano del Diablo con increíbles vistas sobre el río Júcar.

Paseando por los túneles

El Yacimiento de Lo Hueco

Este yacimeinto se encuentra a pocos kilómetros de Cuenca, en el municipio de Fuentes. Fue descubierto con motivo de los movimientos de tierra para las obras del tren AVE Madrid-Cuenca. No es un yacimiento visitable pero es posible visitar el lugar cercano a las excavaciones. Allí hay un pequeño parque donde hay una réplica a tamaño real de uno de los dinosaurios encontrados y paneles explicativos.

Se calcula que el yacimiento tiene más de 60 millones de años. Allí se han encontrado fósiles de tortugas y cocodrilos, algunos dinosaurios pequeños como terópodos y, además, grandes dinosaurios saurópodos del grupo de los titanosaurios. Si queréis saber más sobre la Ruta de los DInosaurios de Cuenca podéis consultar aquí. La mayor parte de los restos encontrados están almacenados a la espera de financiación para sufragar grupos de paleontólogos especialistas que puedan trabajar en ellos. Una pequeña parte de los fósiles y modelos similares están en el Museo Paleontológico de Cuenca.

Cuenca, la ciudad

Por supuesto que hay que reservarse algunas jornadas para disfrutar de la ciudad de Cuenca. Es cierto que en verano hace mucho calor a lo largo del día y, lo mejor, es buscarse algún rincón del rio Júcar o del río Huécar, para refrescarse. Pero al atardecer y al anochecer es un momento ideal para disfrutar de la ciudad.

Ferran en el Puente de San Pablo

Por la mañana os aconsejamos reservar unas horas para visitar el Museo de Ciencias de Cuenca o el Museo de Paleontología. El primero es uno de esos museos en los que “sí se puede tocar” para aprender jugando. Y, en el segundo, podréis recorrer esta tierra de dinosaurios observando algunos de los fósiles que han sido recuperados en esta región.

El Puente de San Pablo desde el Parador de Turismo

Pasead por la hoz del Júcar y subid por el Santuario de las Angustias hasta las ruínas del castillo. Podéis buscar los Ojos de la Mora y subir hasta la Calle Larga para admirar las bonitas vistas de la ciudad iluminada junto a la hoz del Río Huécar. El Parador de Turismo, el puente de San Pablo y, allá a lo lejos, las casas colgadas.

Vistas de la hoz del Huécar al anochecer

Todo el centro histórico de la ciudad es una belleza. Sus callejones, sus plazas y placitas. La catedral. Y, además, un montón de bares en los que tomar tapas deliciosas acompañadas de un refresco, una cerveza o un buen vino. Dejarse llevar sin un plano, disfrutar callejeando por Cuenca con niños.

Las casas colgadas de Cuenca

Y, claro, no puede haber viaje que se precie en el que no nos dejemos lugares por descubrir. Porque el tiempo nunca da para todo y siempre hay que tener ganas de repetir. Algunos lugares que os pueden interesar si venís a Cuenca con niños:

Otros enlaces para preparar vuestra escapada a Cuenca con niños:

Parque Natural de la Serranía de Cuenca

Descubre Cuenca

Senderos en Cuenca

Y, además de Cuenca con niños, también te pueden interesar otros lugares de España para descubrir. Danos consejos, haznos propuestas y, ya sabes, podemos vernos también en FACEBOOK y en INSTAGRAM.

Pin It on Pinterest

Share This