ROMA: PASSEGGIATA NOTTURNA

ROMA: PASSEGGIATA NOTTURNA

Cuando llegamos de visita a una nueva ciudad la primera pregunta es: ¿por dónde empezamos? Queremos conocer los principales lugares de interés, queremos aprovechar nuestro tiempo, queremos pasarlo bien y disfrutar con nuestros hijos. A veces nos planificamos previamente, otras veces nos dejamos llevar…

La cúpula de San Pedro es visible desde muchos puntos de la ciudad

Roma es una ciudad, a veces, difícil de querer. Al menos al principio, en un primer contacto, suele parecer desastrosas, caótica, amontonada… Pero es lógico, en Roma se acumulan siglos de historia. Nuestra vida, nuestra historia, nuestra propia biografía se descubre en cada rincón, en cada calle, en cada edificio de esta ciudad milenaria. Roma nos cuenta quienes somos si sabemos leer sus mensajes. Nuestra cultura, nuestras costumbres, nuestro pasado… han sido registrados por el hilo invisible que nos une con otras personas que pasearon por sus calles y sus plazas antes que nosotros.

Paseando por las estrechas calles del centro de la ciudad

Los árboles brillan junto al río Tevere por la noche

Una buena manera de empezar a enamorarse de Roma es dar un primer paseo nocturno. Cuando la mayor parte de los turistas se han retirado a sus hoteles y los romanos se han ido a sus casas a descansar, el centro de la ciudad aparece ante nosotros iluminado con ténues luces amarillentas. Los edificios de la ciudad de colores ocres, rojizos y anaranajados crean un entorno muy acogedor.

Campo dei Fiori, monumento a Giordano Bruno

La ciudad es tranquila y se puede pasear cómodamente. En algún rincón un músico suena, en los bares y terrazas grupos de amigos toman una copa, en los restaurantes las parejas terminan su cena… Nosotros les observamos mientras Ernest y Ferran corretean por las calles. Algún motorino pasa ruidoso, ya casi no hay coches.

Basílica de San Pedro del Vaticano al fondo de Via della Conciliazione

El Pantheon y la fuente de la Piazza della Rotonda merecen una visita nocturna

Nos dejamos llevar. La plaza del Pantheon está casi vacía -hace un par de horas estaba abarrotada- y ahora se escucha la fontana. Piazza Navona se abre ante nosotros majestuosa con sus preciosas fuentes y esculturas que representan a los ríos y extraños seres marinos. En Campo di Fiori, Giordano Bruno nos observa solemnemente mientras nosotros nos tomamos un helado que acabamos de comprar en Blue Ice. Llegamos al río Tevere (Tíber) y cruzamos hasta Castel Sant’Angelo para poder ver el Vaticano, majestuoso, allá a lo lejos de la Via Conciliazione.

Los diversos puentes que atraviesan el río están iluminados por la noche

No tenemos prisa. Nos detenemos a observar las estatuas del puente Sant’Angelo mientras regresamos hacia el centro y vamos hacia la Piazza di Spagna por la selecta Via Condotti. De pronto, nuevamente el bullicio, hemos llegado a la Fontana di Trevi. Tanta gente que llega por las “tres vías”, las tres calles que dan nombre a la famosa fuente, diseñada por Nicola Salvi hace casi tres siglos. Cumplimos el ritual. Tras lanzar la moneda, admiramos las esculturas de Neptuno y sus caballos platónicos: la cólera y el sosiego, la ira y la tranquilidad… Nuestros miedos y pasiones están representados en esta fontana.

Detalle del Puente Sant’Angelo

El puente Sant’Angelo es peatonal y se puede recorrer tranquilamente

Si aún quedan fuerzas, hay que llegar hasta el Coliseo por la Via de los Foros Imperiales. Si no, otra noche iremos. Hay que ver el magnífico edificio iluminado, merece mucho la pena. Regresamos a nuestro apartamento agotados pero seguros de que tendremos unos sueños magníficos. Ahora tenemos a Roma impresa en nuestros recuerdos con una imagen dulce y romántica.

Fontana di Trevi, siempre llena de turistas

Detalle de la Fontana dei Fiume en Piazza Navona

Por la mañana, habrá regresado el tráfico, el ruido, el caos. Los vendedores ambulantes, las terrazas que invaden las calles y plazas. Los tranvías y autobuses. La gente pidiendo limosna. Los trabajadores y los turistas saldremos de nuevo a la calle. Ese será otro momento, otra Roma.

Piazza di Spagna, un punto de encuentro en Roma

RUTA POR EL SUR DE ITALIA EN AUTOCARAVANA

RUTA POR EL SUR DE ITALIA EN AUTOCARAVANA

Acabamos de regresar de nuestra “Luna de miel con niños” por el sur de Italia y aún no podemos sacar de nuestra mente las fábulosas imágenes de templos griegos, ruínas romanas, bosques e inmensos horizontes frente al mar. Hemos pateado Roma -a pie y en bicicleta-, hemos recorrido unos 1.800 km con la autocaravana y hemos mojado nuestros pies en tres mares: el Tirreno, el Jónico y el Adriático. Hemos paseado junto a templos de más de 2.500 años de antigüedad y recorrido ciudades milenarias. Hemos subido al volcán Vesubio. Hemos comido maravillosamente y saboreado muchos helados y granitas. Ahora, agotados, hacemos balance. No ha sido un viaje económico pero era “nuestro viaje de novios” y nos hemos permitido aflojar un poco la cartera…

El Coliseo Roma

Aquí os dejamos nuestra ruta y el presupuesto y, al final, un breve listado de las cosas que más y menos nos han gustado.

ITINERARIO

Mapa de la ruta

Podéis ver el detalle de la ruta en este mapa.

Día 1. Viaje a Roma desde Valencia

Día 2-4. Visitamos RomaAlojamiento junto al Pantheon en un apartamento con Airbnb

El Vaticano desde Castel Sant’Angelo, Roma

Día 5. Nos desplazamos hasta Ciampino en tren para recoger nuestra autocaravana en ArtcamperVisitamos Montecassino y viajamos hasta Pozzuoli (junto a Nápoles). Pernoctamos dentro de un cráter volcánico en el Camping Volcano Solfatara (40 €/noche con acceso a las sulfataras).

Día 6. Excursión en barco hasta Procida desde Pozzuoli.

Solfataras de Pozzuoli junto al camping, Nápoles

Día 7. Viajamos hacia el sur. Subimos al Vesubio y visitamos las excavaciones de HerculanoDormimos en el camping Fortuna Village de Pompeya (25 €/noche)

Día 8. Visitamos las ruínas de Pompeya.

Pompeya, el Foro

Día 9. Seguimos ruta hacia el sur. Pensamos recorrer la Costiera Amalfitana pero está prohibido para las autocaravanas y nos obligan a regresar cuando llegamos a Positano. Nos vamos a Paestum y visitamos sus templos griegos. Dormimos en el “área de sosta” (zona de aparcamiento para autocaravanas) de Paestum (5 €/noche).

Día 10. Viajamos a Matera y, tras visitar la ciudad, seguimos hasta Metaponto en el Mar Jónico. Dormimos en el área de caravanas de Lido Nettuno (13 €/noche)

Día 11. Visitamos el Museo de Metaponto y las ruínas de la Tavola Palatina. Recorremos la costa hasta la playa de Lido Silvana, al sur de Taranto. Dormimos en Aradeo (couchsurfing).

Templos griegos de Paestum, al sur de Nápoles

Día 12. Excursión en Porto Selvaggio cerca de Gallipoli. Pasamos la tarde en Lecce y seguimos ruta hasta Alberobello. Dormimos en el “area de sosta” del centro de Alberobello (18€/noche)

Día 13. Mañana en Alberobello. Por la tarde viajamos hasta Vieste. Pernoctamos en el Camping Piccolo Paradiso (15€/noche)

Los “trulli” de Alberobello, Puglia

Día 14. Día de playa en Vieste y Peschici. Dormimos en Torre Mileto (couchsurfing)

Día 15. Regreso a Roma. Dormimos cerca de Tívoli.

Día 16. Visitamos Villa Adriana en TívoliDevolvemos la autocaravana en Ciampino. Noche en el B&B La Perla (60 €/noche).

Villa Adriana, Tivoli. Admirando árboles y ruínas romanas

Día 17. Regreso a Valencia.

PRESUPUESTO DEL VIAJE

Aviones con Ryanair 619,00 €
Alojamiento (apartamento en Roma, campings y noche en Ciampino) 700,00 €
Alquiler de autocaravana 1.320,00 €
Desplazamientos (gasolina, peajes autopistas, bus, metro, bicicletas, barco…) 392,00 €
Comer (compras y restaurantes) 940,00 €
Museos y visitas 178,00 €
TOTAL

Total por persona

4.149,00 €

1.037 € (61 €/día)

El Vesubio y el Golfo de Nápoles desde la Isla de Procida

LO QUE MÁS NOS HA GUSTADO

  • Viajar a Italia en primavera. Es probablemente la mejor época del año porque todo esta precioso, especialmente el campo y no hay demasiados turistas. Los días son soleados pero nada calurosos y ya son suficientemente largos para poder aprovecharlos bien.
  • Roma. Roma, a pesar de que siempre la sentimos decadente y merecedora de una profunda limpieza de cara, te acaba envolviendo con sus encantos. Su tamaño es perfecto para pasear el centro y disfrutarla tranquilos y siempre hay buenos lugares en los que comer.
  • Los bosques de robles, encinas y pinos en las montañas de la región del Gargano y los Abruzzi. Los pinares junto al mar y los bellos acantilados que hemos descubierto.

    El Golfo de Nápoles desde el cráter del Vesubio

  • Las amplias llanuras de la Puglia bellamente cuidadas y cultivadas con sus campos infinitos de olivos centenarios. La Puglia es un tesoro que se merece que la quieran y la cuiden un poco más.
  • La amabilidad de la gente que hemos conocido y que nos ha acogido en su casa.

    Porto Selvaggio, cerca de Gallipoli

  • Las ensaladas, la verdura fresca, los quesos y embutidos, la pasta, la pizza, el vino, el tiramisú y los helados.
  • Paestum, Herculano, Pompeya, Matera y Alberobello. Lugares involvidables y tan particulares que querremos regresar más veces.
  • Los niños y jóvenes no pagan. En la mayor parte de los lugares que hemos visitado los niños no pagan o tienen un precio reducido hasta los 18 años.

    Marina della Corricella, Procida

LO QUE MENOS NOS HA GUSTADO

  • La cantidad de basura que hemos encontrado en todas partes. Vertederos improvisados en cualquier rincón, junto a la carretera, en los caminos, junto al mar. Plástico, cristales, electrodomésticos, colchones… Muy lamentable.
  • La mayor parte de la costa es privada y está cerrado el acceso. Como además la temporada de playas se limita a julio y agosto, los restaurantes, campings y hoteles que gestionan los tramos de estas playas están cerrados por lo que el acceso es imposible en decenas de kilómetros. Cuando logras acceder, su estado es lamentable, llenas de basura y con ningún servicio. Ha habido alguna maravillosa excepción como Lido Silvana y Porto Selvaggio.
  • Muchos perros abandonados. Desde que estuvimos en Chile no habíamos visto tantos perros abandonados. No llega a ser como la situación que se da allí pero nos ha llamado la atención porque en Alicante no solemos ver nunca animales en esta situación.

    Las botellas y la basura se encuentran en cada rincón…

  • El estado lamentable de las carreteras. Cuando sales de las autopistas de pago sólo encuentras carreteras en mal estado, sin arcenes, sin pintura, con infinidad de baches y agujeros. Esto mejora cuando viajas hacia el norte pero, en el sur, la situación es muy precaria.
  • La inseguridad al conducir. Tras recorrer más de 1.800 km hemos de decir que conducir es agotador en Italia. Ya lo sabíamos, íbamos preparados, no es nuestra primera vez allí, pero volvemos a confirmarlo. No se respeta la señalización -si es que existe-, se adelanta en cualquier momento y circunstancia, no se respetan las prioridades, aparcan en cualquier sitio y de cualquier manera…

    Restos de basura en una playa al sur de Italia

  • Las gasolineras. Hay que estar atento pues el precio del combustible varía en función del puesto que elijas para repostar: autoservicio o no. Si te despistas… te cobran hasta 0,30 € más por litro.
  • La terrible enfermedad causada por la bacteria Xylella fastidiosa que ha matado a miles de olivos en el sur de Italia. Algunos están logrando recuperarse pero muchos han sufrido su daño y es muy triste ver campos totalmente destruídos. Esta bacteria ha llegado a España, a Mallorca… esperemos que logren controlarla…
  • La prohibición a las autocaravanas de circular por la Costiera Amalfitana. Se permite el paso de autobuses que transportan cientos de turistas cada día pero no el paso de autocaravanas. Además hay escasa información y no hay lugares en los que dejar la caravana para poder trasladarte en bus local a los lugares de interés.

Playa de Vieste, costa del Gargano

Aquí os dejamos esta propuesta de ruta por el sur de Italia con la información general más relevante que esperamos os sea útil. Poco a poco os iremos contando los detalles de las diversas etapas que hemos realizado. Realmente Italia siempre merece la pena. Es un país con personalidad propia y un lugar de aprendizaje permanente. Quizá, en ciertos aspectos, un país que merece mejorar sus infraestructuras y revalorizar zonas y lugares que están muy descuidados frente a otros destinos del norte masificados y superconocidos. Un país que aún guarda secretos y que nunca defrauda. Una apuesta segura para unas vacaciones, siempre.

Lido Silvana, Pulsano

SENECA FALLS: LA DECLARACIÓN DE SENTIMIENTOS DE 1848

SENECA FALLS: LA DECLARACIÓN DE SENTIMIENTOS DE 1848

Sin duda, una de las cosas que tiene ir viviendo nuestro viaje de la vida, es la constatación de las muchas cosas que no sabemos. Al viajar nos enfrentamos a experiencias únicas y situaciones inesperadas, a lugares que no sabíamos ni que existían, a hechos que no sabíamos ni que habían ocurrido. En nuestro viaje a Estados Unidos en el verano de 2015, recorríamos el estado de New York por la carretera interestatal 90 desde Siracusa a Buffalo. Nuestro objetivo era visitar las Cataratas del Niágara cuando nos encontramos ante un cartel indicador que señalaba el municipio de Seneca Falls. Para mí, un indicador más,  ningún referente en mi memoria para este lugar. Pero a Pau, que conducía en ese momento, se le encendió una luz: “estamos cerca de Seneca Falls, tenemos que ir!!”.

Cartel explicativo en Seneca Falls (USA, 2015)

Con esa frase iniciamos una interesante conversación que me hizo constatar, nuevamente, cúantas cosas me quedan por aprender. Sin embargo, esta vez, sentí rabia por la escasa formación que he recibido sobre la historia de los derechos civiles y, especialmente, de los derechos de la mujer.

– Por qué quieres ir – pregunté
– Porque es el lugar en el que se firmó la Declaración de Sentimientos y Resoluciones en 1848.
– y??- seguí preguntando
– Pues que fue un momento clave en el que se firmó una declaración muy valiente y revolucionaria en la que más de 80 mujeres y más de 30 hombres, también hombres -puntualizó Pau- manifestaron su sentir ante las grandes restricciones políticas y sociales que las mujeres sufrían en ese momento.
– En serio? Nunca había oído hablar de esto…
– ¿Recuerdas a Frederick Douglas, aquel cuya casa visitamos en Washington?
– Sí,  el esclavo que tras huir se convirtió en un gran promotor de la causa antiesclavista y llegó a ser consul de los Estados Unidos.
– Sí,  él,  él también estuvo aquí junto a grandes mujeres como Elizabeth Cady Stanton y Lucretia Mott.
– Uf… nunca he oído hablar de esto. Puedo estar equivocada -porque la memoria olvida demasiado- pero creo que jamás en mi formación académica se dedicó un minuto a la historia de la mujeres y la lucha por conseguir sus derechos civiles.
– Pues, por desgracia… no me extraña. Si lees la declaración verás que es moderna a día de hoy, que aún hay mucho por hacer y que, por desgracia, abrir hueco en la hegemonia de la cultura masculina, sigue siendo un trabajo por hacer.

Junto al Lago Ontario, se creo el Canal Erie, que trajo agua y energía para las fábricas de Seneca Falls (USA, 2015)

Así que cambiamos la ruta y nos fuimos a merendar a Seneca Falls y a aprender. A aprender más sobre quien soy, quienes somos las mujeres de hoy en día y quienes fueron esas pioneras -y pioneros- que alzaron la mano para pedir una transformación. Seneca Falls es una pequeña ciudad industrial que debió su desarrollo a las fábricas textiles que se asentaron junto al Canal Erie, una gran obra de ingeniería civil que permitió canalizar agua del Lago Ontario. Inaugurado en 1825 fue una fuente de riqueza para la región. En la actualidad puedes visitar sus canales y conocer más detalles de su historia en el museo de la ciudad: Seneca Museum of Waterways and Industry.

Los molinos y fábricas textiles fueron la base del desarrollo industrial de esta región (USA, 2015)

Sin embargo, lo que hace relevante este lugar es el Women’s Rights National Historical Park porque allí se puede visitar el lugar donde tuvo lugar la famosa convención de 1848 y se puede leer el manifiesto impreso sobre una pared en el exterior del edificio en que esta reunión tuvo lugar. Para cualquier ser humano que crea en la igualdad de derechos entre las personas, leer ese manifiesto en aquel lugar resulta emocionante.

Jardines exteriores junto al edificio donde tuvo largo la convención de Seneca Falls (USA, 2015)

Pasenado por la calle principal de Seneca Falls llegamos a la capilla donde se produjo la convención en 1848 (USA, 2015)

Fue Elizabeth Cady Stanton quien se encargó de redactar la declaración y lo hizo adoptando  la forma de la Declaración de Independencia (EEUU, 1776) dándole un ímpetu y una fuerza que conmueven desde la primera frase. Se levantaba ante la injusticia de no poder votar, ni presentarse a elecciones, ni ocupar cargos públicos, ni afiliarse a organizaciones políticas o asistir a reuniones políticas. Además alzaba la voz ante las restricciones económicas como la prohibición de tener propiedades, puesto que los bienes eran transferidos al marido; la prohibición de dedicarse al comercio, tener negocios propios o abrir cuentas corrientes y se expresaba en contra de la negación de derechos civiles o jurídicos para las mujeres. Todo esto puede parecernos hoy un pasado muy remoto pero no podemos olvidar que, nuestras propias madres, nacieron en un país en el que las leyes eran aún así y, aún hoy, tenemos mucho trabajo por delante para conseguir la igualdad de derechos efectiva.

Ernest y Ferran jugaban mientras Pau y yo leíamos el manifiesto (Seneca Falls, USA, 2015)

Inicio de la Declaración de Sentimentos y Resoluciones (Seneca Falls, USA 2015)

Y así podemos leer en la Declaración de Sentimientos y Resoluciones….

Cuando, en el desarrollo de la historia, un sector de la humanidad se ve obligado a asumir una posición diferente de la que hasta entonces ha ocupado, pero justificada por las leyes de la naturaleza y del entorno que Dios le ha entregado, el respeto merecido por las opiniones humanas exige que se declaren las causas que impulsan hacia tal empresa.

Mantenemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres y mujeres son creados iguales; que están dotados por el Creador de ciertos derechos inalienables, entre los que figuran la vida, la libertad y el empeño de la felicidad; que para asegurar estos derechos son establecidos los gobiernos, cuyos justos poderes derivan del consentimiento de los gobernados. Siempre que una forma de gobierno atente contra esos fines, el derecho de los que sufren por ello consiste en negarle su lealtad y reclamar la formación de uno nuevo, cuyas bases se asienten en los principios mencionados y cuyos poderes se organicen de la manera que les parezca más adecuada para su seguridad y felicidad.

Carteles junto al Museo de Seneca Falls (USA, 2015)

La importancia de esta convención radica en ser la primera reunión oficialmente organizada por mujeres -y también hombres- a favor de los derechos de las mujeres en Estados Unidos. Os animo a leerla completamente y a intentar trasladar sus palabras al momento en el que vivimos actualmente. Y terminan con esto:

Que la rapidez y el éxito de nuestra causa depende del celo y de los esfuerzos, tanto de los hombres como de las mujeres, para derribar el monopolio de los púlpitos y para conseguir que la mujer participe equitativamente en los diferentes oficios, profesiones y negocios.

Tuvieron que pasar muchas décadas, hasta 1920, para que las mujeres estadounidenses pudieran votar. Y unos cuantos años más, para que en España pudieran hacerlo, fue en 1933, gracias al esfuerzo de mujeres como Clara Campoamor y Victoria Kent.  Y aún hubo que esperar hasta 1960 para que en España se aprobase la Ley de Derechos Políticos Profesionales y Laborales de la Mujer y hasta 1975 para que tuvieran lugar las Primeras Jornadas Nacionales para la Liberación de la Mujer. En la década de los 70, cuando yo nací, mi madre no tenía los derechos que todas nosotras disfrutamos hoy en día. Miremos hacia atrás y aprendamos y valoremos el esfuerzo de aquellas que nos antecedieron.

Palabras de Elizabeth Cady Stanton (Seneca Falls, USA 2015)

Días después visitamos las Cataratas del Niagara o Niagara Falls pero os aseguro que para mí, siempre será mucho más importante aquella tarde en Seneca Falls junto al Canal Erie. Un viaje increíble al pasado que nunca olvidaré.  Aquí estamos, todavía hoy con tanto trabajo por hacer y tantas mujeres -y cada vez más hombres- haciendo visible la necesidad de lograr un mundo en el que los valores del feminismo sean valores de la humanidad y se hagan realidad los sueños de aquellos que firmaron la Declaración de Sentimientos y Resoluciones en Seneca Falls.

Detalle de una camiseta en una tienda de recuerdos en Seneca Falls (USA, 2015)

CHULILLA Y LAS HOCES DEL RÍO TURIA O GUADALAVIAR

CHULILLA Y LAS HOCES DEL RÍO TURIA O GUADALAVIAR

Aunque en Valencia conocemos a este río como el Río Turia, en su cabecera, es llamado Guadalaviar. Nace en las montañas de Teruel, en la preciosa Sierra de Albarracín, a unos 280 km de su desembocadura en la ciudad de Valencia. Dede que leí la entrada de Viajando en Furgo, estábamos deseando recorrer las Hoces del río Turia que a su paso por el pueblo de Chulilla son todo un espectáculo.

Vista de Chulilla desde las hoces del río Turia (Valencia, 2016)

En realidad, en la cuenca del mar Mediterráneo, tenemos pocos ríos “de verdad”, aquí discurren las ramblas, torrenteras, ríos secos o uadis -como les llaman en Marruecos- en los que raramente discurre el agua y, si lo hace, se producen grandes variaciones de su caudal en función de las lluvias torrenciales que suelen producirse en primavera y otoño. El río Turia lleva agua en casi todo su recorrido hasta que llega a las llanuras hortícolas valencianas donde el agua es aprovechada hasta el punto que el caudal desaparece. Lo más llamativo es que en sus primeros tramos discurre encajado en profundos cañones que hacen que el lugar sea de gran atractivo para los amantes de la geología y de la naturaleza en general. Uno de los mejores lugares para disfrutar de estos cañones es el municipio de Chulilla, en la comarca de Los Serranos (Valencia).

El pueblo de Chulilla está enclavado entre enormes moles de piedra caliza (Valencia, 2016)

Chulilla es un pueblo precioso. Encaramado a las peñas que miran al río Turia y en cuya parte más alta se sitúa el castillo medieval en el que anteiormente hubo también una fortaleza árabe. Las montañas calizas han sido excavadas por el río durante miles de años generando una hoz o barranco de unos 160 metros de altura. Ese era nuestro principal objetivo y a la mañana temprano nos calzamos las botas de montaña para recorrer algunos senderos.

Indicadores de las rutas que puedes hacer desde el pueblo (Valencia 2016)

En el interior de la hoz de regreso del Charco Azul (Valencia 2016)

El primer recorrido que hicimos fue el SL-74 del Charco Azul. Saliendo desde la Plaza de la Baronía, en el centro del pueblo, las indicaciones no llevan a error. Se desciende entre casas y pequeñas huertas con enormes algarrobos que dan al entorno una apariencia casi selvático-tropical.Cuando alcanzamos el fondo del barranco, nos encontramos entre acumulaciones de cantos y sedimentos fluviales. El sendero discurre cómodamente junto al río que, según la época del año, puede llevar mucha agua y limitar el caminar.

Las pasarelas permiten el paso cuando no hay grandes crecidas en el río

Junto al Charco Azul y unas pasarelas que no siempre son transitables

Detalle de los túneles y aliviadores excavados en la roca para conducir el agua

Es impresionante observar las excavaciones y conducciones que se hicieron en el pasado para conducir el agua y mejorar su aprovechamiento, así como para generar energía eléctrica. Cuánto trabajo y cuánta sabiduría esconden aquellas paredes… El sendero es circular y de dificultad escasa por lo que puede hacerse cómodamente en poco más de 1 hora. Es interesante ir con ropa cómoda y, preparados para un posible remojón que, sobre todo en verano, siempre apetece.

Acceso a la ruta de Los Calderonesjunto a la carretera CV-394

La otra ruta que realizamos fue la Ruta de los Calderones. Puedes partir desde la misma Plaza de la Baronía pero nosotros, siguiendo las recomendaciones de los luagreños y, con el fin de evitar el excesivo calor veraniego, decidimos ir con el coche hasta el inicio del sendero junto a la carretera CV-394, poco después de pasar el Albergue Turístico El Altico. Tras pocos metros de paseo se inicia el sendero junto a la enorme y elevada hoz. Las vistas son espectaculares desde el mirador de La Carrucha y, allí abajo, se puede ver el Charco Azul, objetivo del recorrido SL-74 que habíamos hecho anteriormente.

Detalle de los indicadores que marcan la ruta de “Los Calderones” junto al mirador de “La Carrucha”

La senda no tiene peligro alguno pero debemos caminar unos 800 m atentos a los niños pues el desfiladero, en algunos tramos está bastante cerca del camino. Pasaremos un arroyo justo cuando la hoz se retuerce en un abrusco meandro y seguiremos caminando durante 1 km más hasta llegar a las escaleras que nos llevan hasta los puentes colgantes. Los puentes colgantes de Chulilla permiten atravesar el río en varias zonas y disfrutar de lo lindo jugando a ser Indiana Jones.

Los puentes colgantes permiten acceder al barranco

Son varios los puentes instalados que permiten pasar sin peligro

Una vez allí abajo, junto al río, podemos seguir la ruta circular que lleva hasta el Pantano de Loriguilla y regresa al pueblo. Son en total 8 km que, si hace mucho calor, pueden ser demasiados para los más peques… En nuestro caso, preferimos detenernos para comer y bañarnos, para jugar y descansar sin prisas. El lugar así lo merecía y lo pasamos genial. A media tarde regresamos desandando el camino satisfechos por la jornada que habíamos disfrutado.

Un baño refrescante cuando el calor ya aprieta es la mejor recompensa

 

Puedes ver un resumen de nuestra experiencia en un VÍDEO AQUÍ

CONSEJOS PRÁCTICOS

¿Cómo llegar? Desde Valencia lo más sencillo es tomar la CV-35 hasta Losa del Obispo y, después, la CV-394. Desde Alicante también se puede tomar esa ruta, aunque nosotros preferimos viajar por el interior pasando por Almansa, Ayora y Cofrentes siguiendo la N-330 y, una vez en Requena tomamos la CV-395 hacia Chulilla. Si viajas desde Madrid por la A3, también tendrías que tomar esta desviación en Requena.

¿Dónde alojarse? Hay varios alojamientos, hostales y casas rurales. Nosotros elegimos el Hostal Restaurante El Pozo en el que nos sentimos muy bien atendidos. Nuestra primera opción era acampar pero, por desgracia, el pueblo no cuenta con ninguna zona de acampada pública ni tampoco privada. Sería estupendo que habilitaran una zona para acampar o para caravanas.

¿Qué hacer y qué visitar? El pueblo de Chulilla cuenta con muchos puntos de interés como su castillo medieval, la ermita de Santa Bárbara, la iglesia y el balneario de Fuencaliente. Pero además hay pinturas rupestres y excelentes rutas de senderismo, además de sectores de escalada para los más osados.

Cartel explicativo del uso del barranco para generar electricidad y transportar madera desde la sierra

Caminando por la senda que lleva a los puentes colgantes (Chulilla, Valencia 2016)

MUSEOS EN ESTOCOLMO (I) PARA VISITAR CON Y SIN TUS HIJOS

MUSEOS EN ESTOCOLMO (I) PARA VISITAR CON Y SIN TUS HIJOS

Estocolmo es una ciudad señorial. Desde su casco antiguo o Gamla Stan, a los alrededores de la Estación Central o el más moderno Östermalm con su bonito mercado de Saluhall. Estocolmo derrocha belleza e invita a pasear por sus boulevares y junto al mar como os conté aquí. Sin embargo, el clima no siempre acompaña y, si de algo puede enorgullecerse esta ciudad, es de sus innumerables e interesantes museos. En mi primera visita a Estocolmo, pude visitar algunos de ellos y, otros muchos, quedaron para la próxima vez… Viajaba sin mi familia y no pude evitar ir planeando dónde y que haría con mis chicos cuando pudiera viajar hasta aquí con ellos. Los museos son siempre un gran recurso y, más en ciudades como esta en la que un chaparrón o una lluvia persistente, puede aparecer en cualquier momento.

JUNIBACKEN O MUSEO DE PIPI CALZASLARGAS

La famosa Pipi se ha ganado un museo en la ciudad de Estocolmo. La escritora sueca Astrid Lindgren es toda una celebridad en Suecia, un país muy rico en literatura infantil y que valora mucho a sus escritores. Pipi Långstrum ha eclipsado incluso a su madre literaria siendo galardonada con un asteroide que lleva su nombre. Pero, realmente, este museo está dedicado a la obra de la escritura y no solo a Pipi.

Las referencias a Pipi son habituales en todos los rincones de la ciudad (Estocolmo, 2016)

El museo es toda una oportunidad para disfrutar con los peques de un espacio pensado para ellos. Multitud de juegos en un ambiente muy bonito. Todo pensado para que las familias se encuentren bien en este espacio en el que los niños pueden jugar y soñar en un mundo de fantasía.
No sólo encontraréis referencias a Pipi, también al resto de cuentos creados por Astrid Lindgren. Esta escritora era una gran defensora de las teorías feministas y de los animales, y reflexionaba en profundidad sobre la relación entre los adultos y los niños y la aceptación de muchos de nuestros miedos. Si esta referencia sirve para algo es para animaros a todos a leer los libros de esta gran escritora: Pipi Långstrum, Nils Karlsson el enanito, Miguel el travieso y otros muchos. Podéis consultar más información AQUÍ.

El Museo Junibacken es un lugar ideal para pasar la tarde con los peques (Estocolmo, 2016)

MUSEO VASA

La historia de un barco increíble inspirado en los aires de grandeza del rey Gustavo Adolfo II ha dado lugar a la creación de este museo. Cuando a principios del siglo XVII el rey quiso demostrar su poder frente a sus vecinos se propuso construir el mayor y más hermoso barco nunca visto. Así que puso a trabajar a sus ingenieros navales y carpinteros en el diseño de la nave más bella del mundo, la cual pesaba 1.200 toneladas…

El edificio del Museo Vasa se construyó expresamente para alojar al famoso navío (Estocolmo, 2016)

En el interior del museo, el Vasa es el protagonista de toda la exposición (Estocolmo, 2016)

El 10 de agosto de 1628 zarpaba este gran buque pero no logró alcanzar ni la bocana del puerto. Se hundió ante la fuerza de las ráfagas del viento que la nave no pudo soportar y se escoró fatalmente. Una parte de la tripulación se ahogó y la nave permaneció enterrada en los lodos del puerto durante 333 años en unas condiciones perfectas para permitir su conservación. Cuando en 1956 Anders Franzen redescubrió el Vasa, las labores para su recuperación fueron muy complejas y se tardó más de 5 años sacarlo del lodo y del agua.

Réplica a escala del Vasa (Estocolmo, 2016)

En 1990 se abrieron las puertas de este museo. Los suecos han convertido la historia de un gran fracaso en un motivo para el orgullo. Es este el museo más visitado del país con más de 800.000 visitas al año. Allí podréis disfrutar con la observación de este buque del siglo XVII prácticamente intacto, que es conservado en unas condiciones especiales de temperatura y humedad para evitar su putrefacción. Si queréis organizar vuestra visita podéis consultar AQUÍ la web del museo.

La historia naval sueca está llena de enfrentamientos con sus países vecinos (Estocolmo, 2016)

MUSEO NOBEL

En la preciosa plaza de Gamla Stan podéis visitar uno de los museos más famosos de la ciudad por la relevancia de los premios a los que Alfred Nobel da nombre. Es un pequeño museo ideal para conocer la biografía de Alfred Nobel y escudriñar en la historia de los más de 900 laureados con estos premios desde el año 1901. Fue inaugurado en el año 2001 y recoge la herencia del sueño de Alfred Nobel.

Interior del Museo Nobel (Estocolmo, 2016)

Objetos, recuerdos y el testamento de Alfred Nobel (Estocolmo, 2016)

La interesante vida de Alfred Nobel que vivió y viajó por diversos países del mundo os sorprenderá. Conocer algunos de sus inventos os desvelará la especial inteligencia de este hombre universal. Entre todos ellos destaca la invención de la dinamita, pues él era un hombre especialmente interesado por la química,  la física y la medicina, además de la poesía y la literatura.
Conocer algunos detalles como el hecho de que sólo el 5 % de los premiados son mujeres y que, sin embargo, la primera científica doblemente premiada fue la francesa Madame Curie en 1903 y 1911. O, por ejemplo, que sólo 23 de los galardonados son de origen hispano y, de ellos, solo 8 son españoles. Si dedicáis tiempo a este museo podréis descubrir muchas curiosidades de estos archiconocidos premios. SI quéreis saber un poco más podéis consultar su web AQUÍ.

Los premiados se presentan por décadas y temáticas en el Museo Nobel (Estocolmo, 2016)

FOTOGRAFISKA o MUSEO DE FOTOGRAFIA

Si os gusta la fotografía no dudéis en visitar este  museo. Disfruta con sus exposiciones permanentes y déjate sorprender por las exposiciones temporales que, a veces, pueden resultar “bastante subrealistas”. El edificio aprovecha una antigua estación de tren remodelada y en él sorprenden incluso los cuartos de baño.

Algunas de las fotografías expuestas en el museo (Estocolmo, 2016)

Hay una razón de peso para ir a este museo: su restaurante-cafetería. Por su ubicación y sus vistas preciosas de la ciudad y, además, porque los niños son bienvenidos -como en cualquier establecimiento en este país. Podrás disfrutar de un agradable tiempo de relax mientras meriendas, utilizas el wiffi, tus hijos se entretienen y los barcos navegan por las frías aguas de estas latitudes. Más información AQUÍ.

La cafetería del Fotografiska es un buen lugar para descansar y observar la ciudad (Estocolmo, 2016)

MUSEO SKANSEN.

El Museo Skansen está situado en la isla de Djurgården y se puede llegar hasta él en un agradable paseo- También puedes tomar el bus 44 y el tranvía 7 o uno de los barcos-bus que se toman en Slussen, cerca del centro de la ciudad. Sin duda, el mejor lugar para conocer la historia de Suecia a través de su cultura. Un museo encantador en un entorno precioso fundado en 1891.

Algunos detalles del Museo Skansen (Estocolmo, 2016)

Es un gran museo al aire libre en el que a lo largo de décadas se han ido recogiendo elementos de las diversas regiones del país y de otros países nórdicos. Un museo que nos enseña cómo era la vida de antaño con las antiguas tiendas y oficios ya desaparecidos (herreros, ferreteros, panaderos, zapateros o artesanos del vídreo, por ejemplo). Tiene una sección dedicada a la fauna de Escandinavia con un pequeño zoo. Dispone de restaurantes y cafeterías y jardines en los que los niños pueden jugar hasta agotarse. SI quieres planear tu visita puedes mirar su web AQUÍ, necesitarás al menos una mañana para recorrerlo completo pero puedes pasar un día completo fácilmente.

Algunas de las casas y edificios del museo son verdaderas obras de arte (Estocolmo, 2016)

Estos fueron los museos que yo pude visitar en mi primera visita a la ciudad pero son otros muchos los museos interesantes: ABBA The MuseumNationamuseum o Museo de Arte y Diseño, el Nordiska Museet o Museo de la Cultura Sueca, Millesgarden, Moderna Museet o Museo de Arte Moderno, el Acuario, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, el Palacio Real y la Armería, La Casa de las Mariposas en el Parque de Haga y el Museo Sueco de Historia Natural. Y, os aseguro, que aún hay más. Así que, si tu intención es aprovechar al máximo tu dinero y visitar muchos museos en la ciudad, infórmate de las ventajas de la Stockholm Pass. y para tener información actualizada en tus viajes a Suecia te recomendamos el SweetSweden Blog y Visit Sweden.

Y siempre quedan museos por visitar en esta ciudad de tanta oferta cultural (Estocolmo, 2016)

“ROAD TRIP” POR LA COSTA ESTE DE ESTADOS UNIDOS

“ROAD TRIP” POR LA COSTA ESTE DE ESTADOS UNIDOS

Viajar a Estados Unidos con niños es una oportunidad que toda familia viajera debería intentar disfrutar alguna vez. Para nosotros, viajar con nuestros hijos es tan motivante e ilusionante que cada año intentamos aprovechar las oportunidades que tenemos para vivirlas juntos. Son tantos los destinos que resulta difícil elegir. Nuestra economía, la disponibilidad de tiempo y los diversos intereses pueden condicionar nuestra decisión. Pero, lo cierto es que normalmente son las personas las que nos ayudan a tomar la última decisión. Amigos o desconocidos que nos ofrecen su hospitalidad suelen ser la excusa perfecta para salir de casa.

IMG_1504

Nosaltres4viatgem en Strawberry Fields

Estados Unidos es un destino perfecto que siempre ofrece recompensas seguras. Sin embargo, es un país de un nivel económico elevado y eso encarece la estancia allí. Este fue uno de los motivos por los que planteamos nuestro recorrido allí como un “viaje solidario” y fue así como, a través de diversas páginas en internet, contactamos con familias que se ofrecieron a alojarnos. Teníamos claro que queríamos conocer la región noreste del país pues deseábamos aprender un poco sobre la colonización de aquellas tierras y su expansión hacia el oeste. Todo lo que supuso para sus antiguos pobladores y para los colonos que buscaban oportunidades en una nueva vida. Si quieres saber más detalles de la ruta puedes consultarla aquí.

Diapositiva1

Llegamos a New York (Official Guide to NYC) cargados de ilusión y nos alojamos en casa de unos amigos que nos ofrecieron una habitación en su apartamento cerca de Central Park. Con unos anfitriones así podéis imaginaros que disfrutamos de lo lindo de la Gran Manzana. Era la primera vez que nuestros hijos visitaban la ciudad de los rascacielos y “fliparon” desde el primer momento. La ciudad está preparada para acoger a los niños: parques y jardines tienen lugares de juegos, los museos reciben a los niños con múltiples actividades y muchos restaurantes suelen ofrecer pequeños juegos para entretener a los más pequeños mientras esperas a que te sirvan la comida.

Jugando junto al One WOrld Trade Center

Jugando junto al One World Trade Center

Descansando junto a la Dama de la Libertad

Descansando junto a la Dama de la Libertad

Desde allí nos dirigimos a Washington en tren. AMTRAK ofrece múltiples recorridos con diversos precios. De todos modos, si necesitas viajar más barato -nosotros aprovechamos unos bonos de descuento que nuestros amigos nos regalaron- es mucho mejor recurrir al bus y a empresas como MEGABUS que ofrece tarifas muy ventajosas.

Viajar en tren desde Nueva York a Washington es un viaje muy agradable

Viajar en tren desde Nueva York a Washington es un viaje muy agradable

Washington es una ciudad especial y única con una gran cantidad de museos cuya visita es totalmente gratuita. Todo el paseo desde Capitol Hill es una sucesión de museos de diferentes temáticas que hacen las delicias de toda la familia. El Museo de Historia Natural, el Museo Smithsonian del Aire y el Espacio, la National Gallery y muchos más. Necesitarías más de una semana para recorrerlos todos y acabarías estenuado. En todos ellos hay servicio de cafetería pero si quieres huir del “fast-food” te recomendamos el restaurante de la National Gallery y el del Museo de los Nativos Americanos con comida “de verdad” y para todos los gustos.Diapositiva16

No podemos irnos de la capital del país sin recorrer los memoriales a algunos de los presidentes de la nación y a personas ilustres como Martin Luther King. Descansar junto al monumento a George Washington mientras cae el sol y la sombra del monumento al Presidente Washington se alarga sobre los jardines del Capitolio es una delicia ya que los días son húmedos y calurosos en los veranos de la capital federal.

Recorriendo Boston siguiendo el "Freedom Trail"

Recorriendo Boston siguiendo el “Freedom Trail”

Desde allí llegamos a Boston disfrutando de un largo viaje en tren a través de bellísimos paisajes. Con el firme propósito de disfrutar de la ciudad y ahorrar dinero y, tras la sobredosis de museos que nos habíamos dado en la capital, decidimos limitarnos a leer mientras nuestros hijos jugaban en los parques con otros niños, disfrutar de picnics en cualquier lugar y recorrer el Freedom Trail. Marcado con adoquines, el Freedom Trail recorre todos los lugares emblemáticos de la ciudad y puedes conocer su historia al detalle sin perderte. Simplemente: “sigue el camino de adoquines”. Boston es una ciudad bulliciosa y llena de vida, desborda buen rollo en cada rincón y acoge al visitante desde el primer instante. Puedes encontrar muchas recomendaciones en City of Boston y en el Boston City Pass.

Conociendo la historia de la independencia de los Estados Unidos cerca de Concord (MA)

Conociendo la historia de la independencia de los Estados Unidos cerca de Concord (MA)

Allí empezó nuestro verdadero “road trip”. Alquilamos un coche y nos lanzamos a la carretera. Estados Unidos es perfecto para viajar en coche. Son muchas sus rutas emblemáticas que soñamos recorrer algún día. Buenas carreteras, buenas indicaciones y poca velocidad. Es perfecto. Para empezar, nos dirigimos hacia el sureste del estado de Massachussets. Nuestra primera parada fue la ciudad de Plymouth y Cape Cod. Allí desembarcó el primer barco que atravesó el Atlántico – el Myflower en 1620 – cargado de emigrantes europeos que llegaron a estas costas tras una dura travesía en el océano. Llegar a estas tierras debió parecerles el paraíso pues aún hoy lo es, a pesar de estar densamente poblado. Bosques, playas, marismas, bellos pueblecitos junto a la costa e islas maravillosas que en invierno se llenan de nieve pero que, en verano, son calurosas y lucen espectacularmente verdes.

Cape Cod ofrece un montón de actividades para la familia

Cape Cod ofrece un montón de actividades para la familia

Surfeando en casa de varias familias – couchsurfing – pasamos una semana maravillosa. Nuestros anfitriones nos ayudaron a aprovechar el tiempo maravillosamente. David nos llevó a navegar en su precioso velero y nuestros hijos se sintieron marineros por un día. Tom y Deena nos llevaron a coger arándanos y Jenny nos recomendó un buen sitio para hacer kayak. Además pusimos el broche de oro con una navegación para ver a las ballenas en Provincetown y así hicimos realidad uno de nuestros sueños.

Salem, historias de brujas y piratas

Salem, historias de brujas y piratas

No podíamos alejarnos de Cape Cod sin detenernos en New Bedford pues fue aquí donde Herman Melville ambientó su inolvidable historia sobre la ballena blanca, Moby Dick. La capilla que sirvió de punto de partida a aquel duro viaje y el museo sobre la historia de los balleneros, que hoy se ha convertido en una sociedad para la protección de los grandes cetáceos, bien merecen una visita.

"Walden Pond" lugar para pensadores y amantes de la vida

“Walden Pond” lugar para pensadores y amantes de la vida

Seguimos recorriendo el estado de Massachussets en dirección noroeste para dirigirnos a Lexington y Concord y profundizar en la historia de la fundación de esta nación. Pueblos encantadores cargados de historia y la vida de grandes escritores y filósofos se entremezclan en aquellos bosques de robles y hayas. Henry D. Thoreau escribió su preciosa obra “Walden” tras pasar 2 años,  2 meses y 2 días alejado del “mundo” en Walden Pond, apenas a unos kilómetros del pueblo en el que pasaría la mayor parte de vida. “Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente, para afrontar sólo los hechos esenciales de la vida…“. Este escritor y filósofo junto con otros pensadores y escritores como Emerson o Mary Alcott, crearon toda una corriente de pensamiento llamada “trascendentalismo” que inspira nuestro amor por la vida y nuestro respeto por la naturaleza, así como el ansia de “ir a los bosques y vivir deliberadamente”.

Cataratas del Niágara en Buffalo (NY)

Cataratas del Niágara en Buffalo (NY)

El estado de New York es mucho más que su famosa ciudad homónima y atravesarlo en coche para alcanzar la ciudad de Buffalo es toda una oportunidad para disfrutar de paisajes y bosques, de bucólicas granjas y de ciudades históricas como Seneca Falls donde en 1848 se celebró la primera convención por los derechos de la mujer. Leer ese manifiesto grabado en las paredes del monumento conmemorativo emociona a cualquier persona convencida de que aún sigue siendo necesario seguir luchando por conseguir la igualdad entre hombres y mujeres. Emociona la clarividencia de aquellos que se reunieron por unos días en esa pequeña ciudad dando un paso adelante en un camino en el que todavía tenemos mucho por recorrer.

Nos alojamos en casas de familias gracias al "couchsurfing"

Nos alojamos en casas de familias gracias al “couchsurfing”

Y llegamos a las cataratas del Niágara, Niagara Falls National Park, y nos dejamos llevar por su belleza e impresionantes cascadas. Todo está preparado para poder hacer muchas actividades cual si de un parque de atracciones se tratara. Pero, lo cierto, es que es posible pasar todo el día allí sin gastar un dólar. Es un espacio abierto al visitante y accesible para todo el mundo. Recorrer los senderos, cruzar a pie la frontera a través del Rainbow Bridge para llegar a Canadá y comer un picnic mientras se descansa en los jardines. Todo esto es posible sin gastar un dólar. Bien es cierto que para salir de Canadá y regresar a Estados Unidos los adultos han de pagar una tasa de medio dólar… sí,  medio dólar. A excepción de esto, el día se llena sólo paseando y disfrutando de las vistas. Necesitarás correr y gastar si quieres subir a los barcos que te acercan a las cataratas, visitar museos o hacerte fotos tipo “foto-call”. Para nosotros no fue necesario.

Wild Center en el estado de New York, caminando sobre los árboles

Wild Center en el estado de New York, caminando sobre los árboles

Y, desde Buffalo, iniciamos nuestro recorrido bordeando la frontera de Canadá por el margen meridional de los grandes lagos. Esos inmensos lagos que parecen mares. Así llegamos hasta las Adirondack Mountains, la zona más montañosa del estado de New York y nos alojamos en Tupper Lake, en una casa junto a un lago gracias a la hospitalidad de la familia de Pam. Cenas hogareñas en casa de nuestros anfitriones, buen vino para los adultos y juguetes para los niños: un descanso perfecto. Paseos junto al lago y visita al Wild Center en Tupper Lake: un centro de divulgación y preservación medioambiental creado a partir de la voluntad y el esfuerzo de una comunidad de personas concienciadas para dar valor a su entorno natural. Un museo fascinante de esos de “esta prohibido no tocar” donde gozamos observando la naturaleza y su exposiciones.

White Mountains en New Hampshire, excursiones para todas las edades

White Mountains en New Hampshire, excursiones para todas las edades

Llegamos al estado de Vermont cruzando el lago Champlain en el ferry que une Port Kent a Burlington y, después a New Hampshire para recorrer las White Mountains. Puesto que no nos era posible recorrer a pie la famosa ruta de los Apalaches no conformamos con pasar unos días recorriendo senderos y bañandonos en los ríos de este estado olvidado. New Hampshire es un estado que parece alejado de todo y que presume de tener unos paisajes bellísimos. El lema del estado, como se puede leer en las matrículas de los coches, ya lo dice todo “life free or die“. Sus montañas de granito ofrecen rutas excelentes para desconectar y perderse mientras temes que en cualquier momento aparezca un oso o un alce entre los árboles.

Acadia National Park, uno de los Parques Nacionales lagos y montañas de granito junto al Atlántico

Acadia National Park, lagos y montañas de granito junto al Atlántico

Y acabamos nuestro recorrido en Maine. La patria de Rachel Carson, la gran escritora y bióloga que podemos considera la fundadora del movimiento ecologista gracias a la publicación de su libro “Silent Spring“. Ella nos había transportado hasta Maine a través de sus obras mucho antes y, por fin, pisábamos con nuestros pies las playas y bosques que ella recorrió. Nos alojamos en casa de Elisabeth y su familia en Bangor cerca de Acadia National Park y pasamos días inolvidables. Es difícil describir la belleza de Maine sin eclipsarla con la generosidad de la familia que nos alojó aquellos días. Gracias a ellos disfrutamos de la cocina típica a base de moluscos y langostas, kayaqueamos en los lagos y recorrimos el parque nacional aprovechando sus consejos. Acadia National Park (National Park Service) es de una gran belleza – a pesar de que en agosto el turismo nacional invade este parque -, los bosques llegan hasta el mar, el granito rosado se eleva en los acantilados y, a través de los senderos muy bien señalizados, se puede recorrer tanto a pie como en bicicleta.

El estado de MAine es un paraíso natural

El estado de Maine es un paraíso natural

En resumen, más de un mes de viaje, que intentamos fuese un “slow-trip”, del que guardamos grandes recuerdos. América es grande, desde el norte hasta el sur, siempre te desborda y te sorprende. Pero sin duda, si debemos dejaros algún consejo en esta primera colaboración con Familias en Ruta es que os animéis a “surfear” en vuestros viajes (podéis saber más aquí). Os ayudará a conocer la esencia del país que visitéis, las entrañas de la vida real, de sus gentes y, a través de ellas, vuestro viaje será siempre inolvidable.

Nos despedimos de Estados Unidos subiendo al One World Trade Center

Esta entrada fue publicada originalmente en la web Familias en Ruta el 21 de julio de 2016.

Pin It on Pinterest