15 RAZONES PARA VENIR A ALICANTE EN PRIMAVERA

15 RAZONES PARA VENIR A ALICANTE EN PRIMAVERA

Nos gusta nuestra tierra. Dicen que es “la millor terreta del món”. No sé si lo es, pero desde luego, tiene muchos puntos para salir en la lista de las “top 10”. Alicante, y especialmente Benidorm, supusieron el descubrimiento del turismo playero en nuestro país. Nuestra costa, desde ese momento y con el empujón del “1-2-3, responda otra vez” (gracias a su premio gordo: los apartamentos en Torrevieja) ¿os acordáis?, se convirtió en uno de los destinos turísticos por escelencia para españoles y europeos. Sin embargo, a nosotros nuestra terreta nos gusta sobre todo en primavera. En primavera, en otoño y también en invierno. Y nos gusta, nos solo por sus playas -que también- sino por muchas cosas más.

?????????????

El Castillo de Santa Bárbara en a ciudad de Alicante

1. Conocer la ciudad de Alicante. 

Alicante no es muy amada por los alicantinos que siempre la comparamos con otras ciudades con más solera y más encantos. Sin embargo, hay algunos elementos que la hacen única. Nos encanta subir al castillo de Santa Bárbara, recorrer el barrio antiguo y observar el mar desde lo alto. Visitar el MARQ o Museo Arqueológico cuya colección que abarca nuestra historia desde hace más de 20 siglos es un reclamo para adultos y para niños.

La costa de nuestra capital

La costa de nuestra capital desde el castillo

2. Visitar sin achicharrarte nuestras ruínas arqueológicas.

En la Illeta en El Campello y en Alicante las de Lucentum y Monte Tosal los restos arqueológicos son un tesoro para nosotros y para todo el que se anima a investigar en nuestro pasado.

Ruínas de la ciudad de Lucentum

Ruínas de la ciudad de Lucentum

3. Disfrutar de nuestras playas de arena cuando aún no hay nadie.

Los cielos son ahora limpios y claros, el azul del mar es intensísimo, las playas están vacías, el agua está aún fría -pero perfecta en otoño-, es fácil encontrar sitio para aparcar y para comer en los restaurantes.

Las playas de arena de El Campello

Las playas de arena de El Campello

4. Descubrir las playas y calas más escondidas de cantos de piedra.

Hay muchos rincones que han conseguido rehuir el urbanismo despiadado de las últimas décadas. Pregunta a la gente de aquí y busca esos enclaves alejados del turismo de masas en los que nos escondemos los que vivimos aquí.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La playa del Torreón cerca de Villajoyosa

5. Asomarte a nuestros cabos con sus increíbles pendientes.

El Cabo de la Nao es el capitán de este buque que es nuestra provincia que penetra en el Mediterráneo. Le siguen el Cabo de San Antonio, el Cap d’Or, el Cabo de Santa Pola y, por supuesto, el Penyal d’Ifach.

ALFAÇ DEL PI 2

Paseando hacia el Faro del Albir desde Alfaç del Pí

6. Visitar las Salinas de Santa Pola y el Museo de la Sal.

Este pequeño museo nos permite conocer las virtudes de la sal y el avance que supuso para la conservación de alimentos en el pasado y en el presente. El negocio de la sal fue una riqueza económica para la región y continúa siendo un recurso imprescindible para todos.

7. Navegar hasta la Isla de Tabarca.

Observar los fondos marinos, tomar el sol, recorrer la isla y tomar un caldero mientras aprendes sobre la historia de esta isla que cuenta con otros pequeños islotes y todavía muestra su antigua fortificación.

Navegando hacia la Isla de Tabarca

Navegando hacia la Isla de Tabarca

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fondos en la Isla de Tabarca

8. Hacer senderismo por las sierras de la provincia alcanzando cualquiera de sus cumbres.

Alicante destaca por su orografía pues es un territorio plegado intensamente. Nuestra cima es la Sierra de Aitana con sus 1.558 m de altitud a pesar de estar muy cerca del mar. Nuestros “monte Olimpo” es el Puig Campana con 1.406 m. El Montcabrer, la Sierra de Bernia, el Cabeço d’Or, el Maigmó, el Cid, el Benicadell, la Sierra de Mariola, el Menejador y la Font Roja. Pero son muchas más… Son cimas exigentes que sorprenden a cualquiera que intente coronarlas y, siempre, ofrecen recompensas espectaculares. Y algunas esconden tesores como las Cuevas de Canelobre en Busot…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hacia el fuerte de la Sierra de Bernia

MONTCABRER 3

Sierra de Mariola y cara norte del Montcabrer

9. Descubrir los valles del norte y sus historias de piratas y moriscos.

Las lluvias son más frecuentes en la zona norte de la provincia y el clima es casi subtropical. Las carreteras caracolean en aquellos valles secretos con castillos donde los moriscos tejieron historias apasionantes y nos dejaron un entorno casi mágico entre campos de cerezos, algarrobos, almendros y frutales.

Desde Benimaurell las vista son espectaculares

Desde Benimaurell las vista son espectaculares

10. Adentrarte  en los estrechos barrancos donde fuentes y pozas sorprenden al paseante.

En medio de la aparente aridez se esconden lugares secretos y poco accesibles en los que florece la primavera más diversa de nuestro país. Alicante posee una flora diversa en la que las plantas, adaptadas a la aridez, han evolucionado para aprovechar los recursos disponibles con una variedad de especies única.

Los barrancos escondidos entre las áridas montañas

Los barrancos escondidos entre las áridas montañas

11. Visitar la Vila-Joiosa (Villajoyosa).

Por tener el nombre más bonito y que más nos inspira y por contar con un Museo del Chocolate sencillo pero entrañable. Disfrutar de su playa y de su gastronomía mientras los niños juegan sin peligro en la arena.

En la playa de la Vila-Joiosa

En la playa de la Vila-Joiosa

12. Acercarte a los pueblos del interior y alucinar con nuestros castillos.

Los castillo de Alicante marcan la frontera del antiguo Reino de Aragón cuando nuestro rey más emblemático, En Jaume I, reconquistaba estas tierras. Biar, Villena, Castalla, Sax y muchos otros son pueblos maravillosos en un entorno espectacular y una historia muy especial.

Desde el torreón del castillo de Biar

Desde el torreón del castillo de Biar

13. Conducirte hasta Jijona para visitar su Museo del Turrón y subir el puerto de la Carrasqueta.

Jijona, cuna del turrón, es también la puerta de entrada a la comarca del Comtat donde sus ciudades industriales cargadas de historia te harán sentir que necesitas mucho más tiempo para conocerlas mejor. Alcoi, Cocentaina, Muro y sus pueblos cercanos merecen unas vacaciones completas.

14. Visitar Ibi, la ciudad del juguete en L’Alcoià.

No olvides reservar un día para venir a Ibi -la ciudad de mi infancia- donde, entre otras muchas cosas, te espera el Museo del Juguete y el Museo de la Biodiversidad. Ambos te sorprenderán. Para mi, el segundo es además como un hijo. Aunque allí no lo sepan y no aparezcamos en ningún sitio, participé hace ya unos cuantos años -junto a otros compañeros del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Alicante- a diseñar los paneles y dioramas de una primera exposición que posteriormente se transformaría en el actual museo que hoy os enseñará a conocer, de primera mano, qué supone el tráfico ilegal de especies y la importancia de tomar conciencia del valor de la biodiversidad. En el blog de “Con los niños en la mochila” os cuentan muchas cosas más.IMG_4244

Museo de Juguete en Ibi

Museo de Juguete en Ibi

15. Déjate sorprender y ven a descubrir con tu propia experiencia.

Y la última, pero no menos importante, por el placer de descubrir que siempre, cualquier lugar del mundo, es mucho más de lo que dicen las guías de viajes. Déjate llevar, conduce por carreteras estrechas y atrévete a investigar.

La primavera florece aprovechando las escasas lluvias de la estación

La primavera florece aprovechando las escasas lluvias de la estación

Nos hemos dejado muchos lugares que aún no conocemos o que conocemos poco, como Elche o Pinoso, por ejemplo, porque aún tenemos muchas asignaturas pendientes. Prometemos emplearnos a fondo para seguir disfrutando de “la millor terreta del món”. ¿Tú qué más nos recomiendas?

Interior de las Cuevas de Canelobre cerca de Busot

Interior de las Cuevas de Canelobre cerca de Busot

EL CABO DE LAS HUERTAS: UN SENDERO URBANO JUNTO AL MAR

EL CABO DE LAS HUERTAS: UN SENDERO URBANO JUNTO AL MAR

El Cabo de las Huertas o Cap de l’Horta es un punto geográfico destacado en el municipio de Alicante. Aunque la urbanización costera no ha respetado ni el sentido común ni la ley de protección de costas, todavía conserva su belleza. Podemos recorrer el cabo siguiendo un sendero urbano junto al mar que discurre casi siempre junto a casas particulares pero en el que también descubriremos bellos espacios “casi salvajes”: pequeñas calas, piscinas naturales, dunas fósiles y restos arqueológicos reseñables.

Inicio del recorrido junto a la Playa de la Albufereta (Alicante, 2016)

Inicio del recorrido junto a la Playa de la Albufereta (Alicante, 2016)

La urbanización masiva de las costas alicantinas desde los años 70 del pasado siglo llevó a la desaparición de la mayor parte de los espacios naturales cercanos al mar. Aún podemos encontrar algunas zonas de dunas como en la Marina de Guardamar o zonas de acantilados libres de edificios como ocurre en algunos tramos entre El Campello y Villajoyosa. Hay algunas calas pedregosas libres de edificios y zonas rocosas de gran belleza. Sin embargo, lo normal es observar un muro de hormigón que se eleva en bloques de grandes edificios apiñados junto a la línea de costa.

Para iniciar la excursión nos desplazaremos hasta el punto de encuentro en el TRAM (lineas L1, L2, L3 o L4) que nos lleva a la parada de La isleta o La Illeta. Llegamos a la playa de la Albufereta que en esta época del año suele estar casi vacía, solo algunas personas pasean o descansan en la arena. El sendero se inicia en la pasarela de madera que está situada en el lado norte de la playa.

Restos de las zonas de cría de peces excavadas por los romanos (Alicante, 2016)

Restos de las zonas de cría de peces excavadas por los romanos (Alicante, 2016)

La playa de la Albufereta está vacía en estos meses del año (Alicante, 2016)

La playa de la Albufereta está vacía en estos meses del año (Alicante, 2016)

Encontraréis diversos paneles informativos. No debéis pasar sin deteneros a observar las zonas de extracción de piedra, pequeñas canteras de autoconsumo de algunas familias. También descubriréis los viveros excavados hace siglos por los pobladores romanos para ser utilizadas como piscifactorias o zonas para mantener vivos los peces pescados en el mar (su aspecto actual no corresponde al original pues se utilizaron después como cantera). Estos viveros eran un símbolo de ostentación que sólo algunas familias podían poseer y que les permitía celebrar cenas junto al mar ofreciendo pescado fresco a sus invitados tal y como se ha documentado en diversos escritos de la época. Muy cerca de aquí se sitúan los restos arqueológicos de la ciudad romana de Lucentum que bien vale la pena visitar con los peques en otro momento.

Los cielos luminosos tras las lluvias de otoño nos regalan imágenes preciosas (Alicante, 2016)

Los cielos luminosos tras las lluvias de otoño nos regalan imágenes preciosas (Alicante, 2016)

El sendero recorre zonas muy urbanizadas (Alicante, 2016)

El sendero recorre zonas muy urbanizadas (Alicante, 2016)

El recorrido trascurre junto al Club Náutico Costa Blanca y después pasa por diversas calas: Cala dels Jueus, Cala de Cantanars y la Cala de la Palmera. Las planicies rocosas erosionadas por el mar dejan huecos y pequeñas piscinas naturales ideales para el baño en épocas del año más calurosas. Las paredes tienen formas espectaculares y el mar bate la costa incansable esculpiendo extrañas imágenes.

En las calas se acumulan los restos de Posidonia que protegen el litoral (Alicante, 2016)

En las calas se acumulan los restos de Posidonia que protegen el litoral (Alicante, 2016)

Esta zona de la ruta es lugar habitual para el nudismo. En verano son muchas las personas que aprovechan este enclave para hacer nudismo y también es fácil encontrar bañistas en los días soleados de cualquier época del año que gustan de tomar el sol. Está bien avisaros para que no os llevéis sorpresas.

En la zona más cercana al cabo paseamos entre dunas fósiles (Alicante, 2016)

En la zona más cercana al cabo paseamos entre dunas fósiles (Alicante, 2016)

La flora de este paraje es especialmente vulnerable (Alicante, 2016)

La flora de este paraje es especialmente vulnerable (Alicante, 2016)

Llegamos paseando hasta el faro y podemos detenernos a almorzar y jugar en la zona mientras contemplamos el mar y disfrutamos del batir de las olas. En otoño e invierno los días pueden ser nubosos pero habitualmente son bastante soleados. En cualquier caso, os encantará el paisaje y la amplitud del horizonte que se ofrece desde este punto. Este faro fue construído en el lugar en el que antaño se alzaba una torre vigía como las que encontramos en otros puntos del litoral: la torre de l’Alcodre.

En el extremo del Cabo de las Huertas está el faro (Alicante, 2016)

En el extremo del Cabo de las Huertas está el faro (Alicante, 2016)

Desde allí, en los días de cielos limpios, divisamos las bellas sierras del norte de nuestra provincia. La isla de Benidorm y la Serra Gelada, la Serra de Bèrnia, el Puig Campana, las cumbres de Aitana, el Cabeço d’Or… La dureza variable de los materiales de la costa ha creado este paisaje de espigones naturales que como grandes dientes se introducen en el mar. La erosión de las paredes junto con la cristalización de las sales marinas crea formas curiosas. Aprender a leer el paisaje e interpretar qué ocurrió en el pasado es un ejercicio entretenido que desarrolla nuestra capacidad de observación y deducción.  Y… si observáis con atención… podéis encontrar fósiles escondidos entre las rocas. Si queréis más información, podéis consultar este folleto tan interesante elaborado por la Universidad de Alicante para la Geoyincana.

Las vistas de la playa de Muchavista y las sierras cercanas desde el cabo (Alicante, 2016)

Las vistas de la playa de Muchavista y las sierras cercanas desde el cabo (Alicante, 2016)

Y así llegamos hasta la playa de Muchavista que con sus más de 6 km de longitud acoge a lo largo del año a multitud de visitantes. Una vez allí, no hay mejor plan que buscar un sitio en la arena y dejar que los niños jueguen mientras nosotros descansamos relajadamente. Para regresar a casa o a la playa de la Albufereta podemos dirigirnos a la Avenida Costa Blanca para tomar la Línea L4 del TRAM en alguna de sus paradas o bien seguir caminando por la playa, hasta la parada del TRAM “Costa Blanca” (Líneas L1 y L3).

En la playa encontramos zonas deportivas, de juegos y de servicios (Alicante, 2016)

En la playa encontramos zonas deportivas, de juegos y de servicios (Alicante, 2016)

DATOS PRÁCTICOS

La dificultad del recorrido es baja con una longitud total de unos 7 km desde la parada del TRAM de “La Isleta” hasta la de “Costa Blanca”.

Siempre es recomendable llevar agua y un buen almuerzo, también protección solar y gorra.

El servicio de tranvías es muy cómodo y frecuente. Puedes consultar los horarios aquí.

Recuerda no dejar ningún tipo de desperdicios. Los ecosistemas costeros son muy sensibles y la basura, sobre todo los plásticos, son muy dañinos con los organismos y tardan muchos años en degradarse.

Recorrido por el sendero costero

Recorrido de 7 km por el sendero costero

Esperamos que decidáis disfrutar en algún momento de este bello sendero urbano junto al mar. Es triste observar en algunos puntos la barbarie de la construcción invasiba de hace años pero aún es posible admirar el paisaje del Cabo de las Huertas o Cap de l’Horta. Esperemos que en el futuro, sólo hayan acciones que permitan mejorar su conservación.

EXCURSIÓN A LA FONT ROJA: UN VIAJE AL OTOÑO

EXCURSIÓN A LA FONT ROJA: UN VIAJE AL OTOÑO

Llega el otoño. Nos lo indica la luz: los días se acortan y tendemos a recogernos en nosotros mismos, en viajar a nuestro interior. Nos apetece quedarnos en casa, leer en el sofá, ver alguna película… Pero nosotros vivimos en Alicante y aquí el otoño sólo se insinúa. Las temperaturas bajan, aunque cada vez menos. Y ahora es cuando empieza el mejor momento del año para salir a la montaña y hacer alguna excursión junto al mar. Este fin de semana es perfecto para dar un paseo por los senderos de la Font Roja en Alcoi.

Imagen del macizo rocoso y los bosques mixtos de la Font Roja (Alcoi, Alicante)

Imagen del macizo rocoso y los bosques mixtos de la Font Roja (Alcoi, Alicante)

¿Cómo sentir el otoño en un lugar semidesértico como la provincia de Alicante? Tenemos pocos bosques pero en la zona norte, en sus estrechos valles, aún se conservan enclaves preciosos en los que recorrer las reliquias del bosque mediterráneo. Uno de los lugares más cercanos a la capital es el Parque Natural de la Font Roja que pertenece a la red de espacios protegidos de la Comunidad Valenciana.

Merendero en el parque natural de la Font Roja (Alcoi, Alicante)

Merendero en el parque natural de la Font Roja (Alcoi, Alicante)

Empezamos nuestra excursión por la ruta amarilla circular junto a la fuente que hay delante de la ermita del santuario. Esta ruta que recorrer 7 km de la Sierra del Menejador puede hacerse en ambos sentidos. Nosotros preferimos subir por la senda que parte desde el Pla de la Mina en la que es bueno detenerse para aprender algo más sobre los aprovechamientos tradicionales de los recursos naturales: las carboneras y los hornos de cal.

Font Roja 2016

Senda que sube hasta la cima del Menejador a través del bosque (Alcoi, Alicante)

Recreación de una antigua carbonera de carrasca

Recreación de una antigua carbonera de carrasca

La senda sube por dentro del bosque mixto de la umbría. Merece la pena detenerse de vez en cuando a observarse las diversas especies vegetales que definen el mosaico del rico bosque mediterráneo: carrascas, quejigos, fresnos, arces, murillos, madroños, etc. Todo un espectáculo para los sentidos. Además, los diversos miradores permiten admirar las preciosas vistas del valle, de la Sierra de Mariola y el Montcabrer.

Señalizaciones a lo largo del recorrido

Señalizaciones a lo largo del recorrido

La subida por este sendero es de algo más de un kilómetro y después se llega a la pista forestal. A pocos metros llegamos al depósito de agua y desde allí se sube un tramo de 500 metros más hasta la cumbre del Menejador (1.356 m.s.n.m.) en pocos minutos. Las vistas de la Foia de Castalla y del Comtat són espectaculares y permiten contemplar la mayor parte de las cumbres de la provincia: Maigmó, Penya Roja, Cabeço, Montcabrer…

Paneles que informan de las particularidades del parque

Paneles que informan de las particularidades del parque

La pista nos devolverá hasta la zona de aparcamiento por un camino de unos 5 km que nos irá descubriendo pequeñas sorpresas. La primera es el pozo de nieve de 2.200 m3 de capacidad que podríamos calificarlo de monumento histórico. En las cavas o pozos de nieve nuestros antepasados crearon toda una industria para la fabricación del hielo a partir de la nieve que recogían de estas montañas y que acumulaban en el interior de estos enormes pozos con un gran esfuerzo. La nieve se acumulaba en invierno porque antaño las nevadas eran copiosas y, en primavera y verano se sacaba en grandes bloques que después se transportaban por la noche para ser llevados a diversos puntos de la región.

El tejo centenario sobrevive junto al Mas de Tetuan

El tejo centenario sobrevive junto al Mas de Tetuán

Seguimos nuestro camino y llegamos al Mas de Tetuán, casi derruído. Vestigio de lo que fue otra época en la que las masías estaban a pleno rendimiento y muchas familias vivían en esta sierra. Destaca el tejo centenario que está pasando malos momentos por la sequía que sufre nuestras montañas en los últimos años.
De regreso al centro de interpretación no dudéis en visitar el museo. Es un lugar agradable para aprender más sobre nuestros bosques. La exposición de fotos 3D es preciosa y un disfrute para los sentidos. Actualmente hay además otra exposición sobre los valores del bosque que merece muchísimo la pena.

Exposición sobre los bosques en el centro de interpretación

Exposición sobre los bosques en el centro de interpretación

Maqueta de un pozo de nieve en el museo

Maqueta de un pozo de nieve en el museo

Y así terminamos una mañana perfecta tras la excursión y la visita al museo. Ahora es el momento de elegir una mesa en el merendero y aprovechar para conversar mientras nuestros hijos siguen jugando incansables… Feliz otoño alicantino a todos!

CONSEJOS PRÁCTICOS
El acceso al centro de interpretación es fácil por la carretera que pasa por el polideportivo municipal de Alcoi (CV-797). Hay una buena zona de aparcamiento y aseos recién remodelados.

Con autorización previa se puede acampar y disfrutar del entorno cuando ya no queda nadie.

La ruta amarilla puede hacerse cómodamente en 2 horas y 30 minutos. Es recomendable llevar agua y algo de almuerzo para reponer fuerzas mientras se admiran las vistas desde el Menejador.

Este es el enlace del Parque Natural de la Font Roja en el que podrás disponer de toda la información necesaria para cualquier tipo de excursión este otoño o a lo largo de todo el año.

Para acampar puedes informarte y pedir permiso en Telféfono de gestión y reservas (Departamento Medio Ambiente. Ayto. Alcoy): 965 53 71 27. También se puede tramitar el permiso por internet en este enlace:
https://sedeelectronica.alcoi.org/ca/generales/areas/medio_ambiente/tramites/tramite_0002.html

ALICANTE: UN PASEO CON NIÑOS

ALICANTE: UN PASEO CON NIÑOS

Alicante es una ciudad apretujada que mira al intenso mar azul que la acompaña. Ese mar azul que junto al cielo despejado casi todos los días del año da a nuestra vida aquí una luminosisdad que fácilmente echamos de menos cuando nos alejamos  para visitar otros lugares.  Pocas veces disfrutamos de nuestra ciudad con nuestros niños y, sin embargo, cada vez que lo hacemos me planteo porqué no lo haremos más. Por eso hoy os cuento uno de nuestros paseos con niños por Alicante.

Vistas desde el Castillo de Santa Bárbara (Alicante, 2016)

Vistas desde el Castillo de Santa Bárbara (Alicante, 2016)

Akra Leuké, Lucentum, Laqant, Alacant, Alicante… es la ciudad del “promontorio blanco” o “ciudad blanca”. Cartagineses, griegos, romanos, musulmanes, cristianos y, actualmente, habitantes de todo el mundo viven en nuestra ciudad o nos visitan regularmente. Esta ciudad muestra en sus ruínas, en sus calles y museos, en sus edificios y rincones, recuerdos de una ricahistoria que deslumbra a cualquiera que indague un poco en ella.

IMG_1300

Entre el mar y el castillo, el Paseo Ramiro.

La mejor manera de desplazarse es caminado a pie pero también disponemos del TRAM que nos lleva hacia algunas de las localidades cercanas como El Campello recorriendo la playa de Muchavista en un viaje tranquilo y relajante. Llegar desde el aeropuerto es fácil con el servicio de autobuses directos hasta el centro de la ciudad.

IMG_1330

De El Campello a Alicante, siempre en el TRAM

layout 1

Acceso al Castillo por el túnel que lleva al ascensor

El Castillo de Santa Bárbara es nuestra atalaya y ofrece vistas increibles de la ciudad y sus alrededores, de la Isla de Tabarca y el cabo de Santa Pola, de las sierras del Maigmó, el Cabeço y el Puig Campana. Fue fundado por los árabes y reconstruido posteriormente por los cristianos. Subir y bajar al castillo es fácil en coche pero es más divertido con el ascensor que puede tomarse junto a la Playa del Postiguet.IMG_1313

IMG_1308

Guerreando en el Castillo de Santa Bárbara

Pasear entre sus murallas, torres y jardines es todo un lujo. Además hay varias exposiciones muy interesantes en las que vale la pena detenerse con los niños. Nos llama especialmente la atención la colección de fotografías del archivo histórico municipal que nos hace mirarnos como en un espejo al pasado cruzando nuestra mirada con la de aquellos que nos precedieron hace ya unas cuantas décadas. Y la exposición de piezas de cerámica y arte descubiertas en diversos yacimientos en donde se expresan las creencias, gustos y percepciones del ser humano a lo largo de nuestra historia. Pero, sin duda, el elemento más impactante son las losas que cubren uno de los patios con los nombres de los prisioneros de la Guerra Civil que vivieron y sufrieron allí los últimos días de un martirio injustificable.

IMG_20151106_140913

Testimonios de un pasado triste en nuestra ciudad

layout3

Algunas de las fotografías del archivo histórico de Alicante

Y desde el castillo, caminando agradablemente por el Barrio de Santa Cruz llegamos al centro de la ciudad y podemos recorrer los lugares más emblemáticos como la Plaza de Luceros, el Mercado, el edificio de la Diputación, el Teatro Principal o el Portal de Elche hasta llegar a la Explanada donde correr y jugar o acercarnos a la Lonja donde suelen haber interesantes exposiciones. Visitar el puerto  naútico y la recreación del enorme navío que siempre hace las delicias de nuestros hijos.

IMG_1296

Los ficus del Portal de Elche son los gigantes de esta ciudad

IMG_1295

Paseando por Alicante una tarde tranquila y veraniega

Cuando hace más calor nos gusta volver hacia el barrio antiguo para visitar el Ayuntamiento y jugar en las fuentes o descubrir los secretos de la Basílica de Santa María o la Concatedral de San Nicolás que fueron construidas sobre dos antiguas mezquitas allá por los siglos XIV y XV. Nos gusta comer en algunos de los resturantes situados en estas calles peatonales o bien disfrutar de un menú vegetariano en L’Indret o en el Bodhigreen.

IMG_1298

Frente al Ayuntamiento nos refrescamos y jugamos

Y nuestro museo favorito, sin duda, el MARQ o Museo Arqueológico de Alicante. Ese tipo de museos agradables y que, sin aparentes pretensiones, consigue conectar con sus visitantes. Creado en 1932 fue en el año 2002, cuando se trasladó a sus actuales instalaciones, cuando consiguió hacerse un hueco como espacio cultural de nuestra ciudad. Su exposición permanente recorriendo la historia de la provincia desde la prehistoria  ofrece cantidad de objetos relevantes y atractivos. Buenas descripciones y espacios “se puede tocar” que permite a los niños y adultos aprender jugando. Las recreaciones de excavaciones y barcos hundidos están muy logradas y, además, el jardín que da acceso al museo y su restaurante son perfectos para almorzar o comer tras la visita.

Acceso al MARQ, el Museo Arqueológico de Alicante

Acceso al MARQ, el Museo Arqueológico de Alicante

marq3

Exposición temporal sobre los vikingos en el MARQ (2016)

Y para visitar esta ciudad un momento único es aprovechar las fiestas de LES FOGUERES DE SANT JOAN. El rito del fuego, de la purificación y la renovación, de quemar los lastres para mirar al futuro ligeros de equipaje, con alegría y siempre en un entorno festivo y alegre. Tal y como se explica en la página web oficial de estas fiestas, les fogueres son el resultado de resistir a las prohibiciones de tirar cohetes y encender hogueras en las calles: “Así se puede constatar que la primera noticia documental de estas primitivas hogueras se remonta al año 1822, a través de un bando publicado por el Alcalde que ordenaba: “…que no se enciendan hogueras en las calles, ni menos se disparen tiros ni cohetes en la noche de San Juan y sucesivas, bajo multa de 20 a 100 Reales”. Pero la celebración del solsticio de verano y las fiestas en la noche más corta del año es un rito ancestral que nos une con las culturas de todo el mundo en una celebración milenaria.

Dibujo de Ernest para la celebración de las hogueras en su escuela y recomendaciones para disfrutar "Les Fogueres 2016"

Dibujo de Ernest para la celebración de las hogueras en su escuela y recomendaciones para disfrutar “Les Fogueres 2016”

Cientos de personas trabajan en las decenas de comisiones que integran las hogueras que se ubican en cada barrio, en cada calle. ¿Cuál es la esencia de estas fiestas? Tantas cosas: música, cohetes, mascletàs, conciertos, bellezas, despertà, plantà, cremà i banyà, barraques i racons….. Felices fiestas a todos los alicantinos! Y feliz verano!

LA CUEVA DEL TESORO

LA CUEVA DEL TESORO

Se acercan unos días de descanso y aquí va una propuesta para todos los que estéis o tengáis pensado venir a visitar nuestras tierras alicantinas. ¿Has estado alguna vez en una auténtica cueva de piratas? ¿En una cueva del tesoro? Un lugar hermoso y misterioso a la vez… Que te asusta y te atrae… Que te atrapa por su belleza y por su halo fantasmal… Pues hay un lugar muy cerca de aquí que cumple todos estos requisitos y que deberías visitar alguna vez. Sería perfecto ir vestido de pirata pero basta con que vistas tu mente de ansias de aventura, de ganas de investigar y descubrir… Nos vamos de excursión a la Cova Tallada.

La cueva fue esculpida a base de extraer bloques de piedra (Dénia-Xàbia, 2015)

La cueva fue esculpida a base de extraer bloques de piedra (Dénia-Xàbia, 2015)

La Cova Tallada -o cortada, “tallar” significa “cortar”- se encuentra en el extremo noreste de la provincia de Alicante, en los acantilados cercanos al Cabo de San Antonio, entre los municipios de Dénia y Xàbia (Jávea). Para llegar hasta ella hay que viajar hasta Dénia o Xàbia y tomar la carretera CV-736 que va a Les Rotes, una zona de baño ideal para bucear y observar los increíbles fondos marinos de esta reserva que protege los ecosistemas submarinos cercanos al cabo.

Es muy fácil observar la diversidad de la vida incluso desde la orilla

Es muy fácil observar la diversidad de la vida incluso desde la orilla

Justo antes de llegar a Les Rotes, hay que tomar el Carrer Via Làctia -frente al Restaurante Mera- que sube hasta la Torre del Gerro. Esta calle está en mal estado por lo que es interesante aparcar cuanto antes y empezar a caminar hasta encontrar el punto donde se inicia la pista que recorre los acantilados. Vale la pena subir hasta la torre que fue construída en el siglo XVI para servir como punto de vigilancia ante las frecuentes incursiones piratas. Estas torres son un referente en todos los municipios de nuestra costa, monumentos aislados que nos recuerdan una época en la que, a estas costas no venían turistas si no piratas deseosos de acaparar los abundantes tesoros de estas bellas tierras.

Vista de la Torre del Gerro desde el camino cuando vas de regreso

Vista de la Torre del Gerro desde el camino cuando vas de regreso

El recorrido hasta la Cova Tallada es sencillo y cómodo, además es bastante corto. Eso sí, hay que llevar un buen calzado y tener precaución en los descensos por las laderas y, sobre todo, en el acceso a la cueva pues suele estar húmedo por las salpicaduras. Nuestros hijos estaban emocionados ante esta excursión. Tanto la habíamos adornado con historias de marineros, piratas y bandoleros que estaban ansiosos por llegar. Habíamos dibujado incluso un mapa y su mente estaba preparada para lo mejor. Y no les defraudó, como no os defraudará a vosotros.

Zona acceso a la cueva por el lateral del acantilado

Zona acceso a la cueva por el lateral del acantilado

Desde la señalización, hay que descender ayudándose de unas cadenas y buscar el acceso a la cueva que es fácilmente visible. Una vez dentro se descubren la inmensa cavidad que se abre en el interior de la montaña. Las columnas embellecen el lugar y las piscinas de agua que entra desde el exterior son un lugar perfecto para bañarse relajadamente.

Zona norte de la cueva con sus múltiples accesos

Zona norte de la cueva con sus múltiples accesos

El trabajo de personas ahora desconocidas creo este lugar sorprendente

El trabajo de personas ahora desconocidas creo este lugar sorprendente

Las piscinas talladas en la piedra son ideales para bañarse y, si llevamos una linterna en la mochila, podremos adentrarnos para seguir investigando en la profundidad de esta cueva. En plena oscuridad podemos caminar con precaución para no caer ni deslizarnos en el suelo cubierto de arena. Incluso podremos encontrar las surgencias de agua dulce que en diversos puntos de la gruta servían para proveer de agua a los trabajadores y que aún hoy manan agua.

Las marcas del trabajo de los picapedreros son visibles en toda la cueva

Las marcas del trabajo de los picapedreros son visibles en toda la cueva

Con los frontales los niños pasean bajo nuestra supervisión

Con los frontales los niños pasean bajo nuestra supervisión

Estas cuevas sirvieron como cantera para extraer toneladas de piedra tosca, muy apreciada por sus colores anaranjados, ocres y rojizos que podemos encontrar en los edificios de la comarca, incluso en el castillo de Dénia y en la iglesia San Bartolomé de Xàbia. Lo mejor es llegar aquí muy temprano para disfrutar del momento en el que los rayos del sol entran por los pórticos de esta catedral esculpida en la piedra y se filtran entre sus columnas.

El palmito lanza sus hojas y resiste los incendios

El palmito lanza sus hojas y resiste los incendios

De regreso es inevitable fijarse en la destrucción causada por los últimos incendios que arrasaron parte de la vegetación. Sin embargo, las plantas mediterráneas son fuertes y se sobreponen. Las plantas rebrotan y, sobre las cenizas, crecen fuertes esperando que tarde en llegar el próximo incendio. El palmito o margalló es la muestra más evidente de la capacidad de resistencia de esta vegetación adaptada a soportar los incendios. Pero, por desgracia, suelen ser demasiado frecuentes y esto limita su capacidad de supervivencia.

Las jóvenes gaviotas observan a los excursionistas

Las jóvenes gaviotas observan a los excursionistas

Una opción interesante para llegar hasta la cueva es alquilar un kayak junto a Les Rotes. La navegación es corta y, si el mar está tranquilo, muy agradable. Antes de visitar la zona puede ser interesante consultar el régimen de mareas que, aunque aquí no son muy amplias, pueden dificultar un poco el acceso a la cueva. Para salir de la cueva, hay una salida por la pared que es cómoda y rápida. Se puede hacer sin miedo si se sube con precaución, siempre con precaución.

Aquí os dejamos algunos momentos de esta excursión fantástica para realizar en septiembre y en octubre, cuando el mar aún mantiene una temperatura agradable y no hace demasiado calor para caminar bajo el sol. Calzaos las botas, preparad un buen almuerzo, llenad de agua una botella grande, coged el bañador y una linterna y animaos a visitar esta cueva única y enigmática.
UNAS VACACIONES PERFECTAS SIN SALIR DE CASA

UNAS VACACIONES PERFECTAS SIN SALIR DE CASA

Ya estamos sumergidos en el verano y la mayor parte de nosotros dispondremos de unas semanas de vacaciones para desconectar y cambiar el ritmo. A veces son unos pocos días. Otros somos unos privilegiados y disponemos de varias semanas. Algunos vemos este tiempo como una oportunidad para estar con nuestros hijos, para otros es una carga: y qué hacemos estando tantas horas seguidas con ellos? Dependerá de nuestra actitud, de nuestros recursos, de nuestra relajación personal y de muchos factores el que podamos disfrutar de las vacaciones con nuestros hijos intensa y conscientemente.

Cómo pasar un día tras otro sin que la tele y los dispositivos electrónicos sean nuestros más fieles aliados? Es necesario apuntarles a alguna actividad veraniega para no morir en el intento de estar juntos tantos días seguidos? A nuestro regreso del viaje De Tierra de Fuego a las Galápagos esta era una de las preguntas que más nos hicieron muchas madres y padres. Cómo habéis podido pasar juntos 6 meses, 180 días con sus 24 horas (siempre compartiendo habitación) y haber sobrevivido? Para nosotros fue tan sencillo como natural, hicimos lo que más nos gusta hacer cuando disponemos de tiempo para estar juntos y no tenemos el trabajo “dentro de la cabeza”.

En este blog solemos contaros nuestras experiencias en los viajes que hacemos juntos pero este fin de semana ha sido tan relajado, tan tranquilo y tan perfecto que no he podido evitar calificarlo como “unas vacaciones perfectas”. Viajar no es siempre posible y tampoco es necesario -aunque yo creo que sí que es recomendable. Puede que no te guste cruzar el mundo con tus hijos o hacer un largo trayecto en coche -aunque yo os animo a hacerlo. Puede que no dispongas del dinero necesario o, simplemente, prefieras estar tranquilamente en casa. Pues bien, si esa es tu realidad para este verano, aquí te dejamos nuestras propuestas para disfrutar de las vacaciones con tus hijos y  de paso, para descubrir que, con estas actividades, puedes llenar vuestro tiempo juntos todo el año.
Dedicarles tiempo equivale a dedicarte tiempo. Son muchas las cosas que podéis hacer juntos, mucho lo que se puede compartir y ten clara esta idea, no lo hagas por ellos -que también- hazlo por ti. Aprender junto a ellos es una experiencia única y cada día que pasa es una oportunidad perdida. Aquí dejamos nuestra lista de costumbres que pueden ser recomendaciones:
 
1. CREA
Ten en tu casa materiales que te ayuden a crear con tus propias manos. Hojas de papel blanco -mejor si es de tamaño A3- o una pizarra. Utiliza tizas, ceras o lápices de colores. Nuca rotuladores, eso no, los rotuladores limitan tu creatividad y no dan margen al error ni a la corrección.  La mayor parte de los adultos tenemos pánico al papel en blanco. De niños dedicamos mucho tiempo a aprender a leer y escribir -y a memorizar- pero poco tiempo a pintar y dibujar. 

Creemos que no sabemos pero lo que ocurre es que no hemos practicado. Si tienes la suerte de tener un hijo de 3 o 4 años, dibuja junto a él y descubrirás que estáis al mismo “nivel”. Perfecto! Podéis avanzar juntos! Algo en lo que no tienes que darle lecciones, aprende junto a él.  No le hagas dibujos, no dibujes contornos ni imágenes concretas para que él las imite. No puede, será frustrante. Probablemente tú tampoco puedas. Imagina el color de aquello que quieres representar. Haced manchas, sombras y cread figuras sencillas. Poco a poco irán siendo más complejas.

 
 
También es una buena opción modelar. Puedes comprar arcilla y las sensaciones serán infinitamente más intensas que con la plastilina. Su temperatura, la humedad, el olor, la textura suave… todo es reconfortante al contacto con el barro. Otra opción es la cera de abejas. Ahora en verano es fácil trabajarla gracias al calor y se pueden crear delicadas figuras. La cera no ocupa espacio en un bolso, no ensucia y es un juguete ideal para cualquier espera. Estos materiales los puedes reutilizar tantas veces como quieras y no ofrecen ningún tipo de limitación a vuestra creatividad.
  
2. COCINA
Incorporar a los niños en las actividades diarias del hogar es algo recomendable y necesario. La urgencia del día a día hace que muchas veces no les tengamos en cuenta o no podamos adaptarnos a sus ritmos más pausados. Ahora es el momento. Hacer yogures o amasar pan es sencillo y divertido. Deja que ellos amasen y modelen su panecillo a su gusto en la segunda fase del amasado. Haz que observen cómo leva la masa o cómo se cuaja la leche transformándose en yogur. Hechos sencillos y maravillosos. Qué rico está todo cuando lo has hecho tu mismo!
 
 
3. PASEA
Busca un lugar cercano a casa -intenta no utilizar el coche- y sal a pasear al atardecer. Un jardín puede ser un lugar perfecto pero intenta que no se escuche el tráfico de la ciudad. Los días son largos y un plan perfecto puede ser dar un paseo esperando la puesta de sol o comer juntos un bocadillo a la orilla del mar. Escuchar los sonidos del atardecer, observar el tocón de un viejo árbol,  mirar los pájaros que ya se acuestan, observar los insectos que van buscando su escondrijo. Cualquier detalle es adecuado para cultivar vuestro sentido del asombro.
 
 
4. LEE Y ESCRIBE
Leeles cuentos sencillos y agradables, dedica un momento en el día para la lectura. También para tus propias lecturas. Busca consejo si lo necesitas. Dedica un tiempo para ir a la biblioteca municipal y buscad juntos un libro para cada uno. 
Escribe. Intenta escribir de vez en cuando en un cuaderno personal. Analiza tus vivencias, tus comportamientos personales, reflexiona sobre la manera de mejorar. Describe el crecimiento de tus hijos, cómo avanzan cada día: sus primeros pasos, sus primeras palabras, sus historias… Aquellas cosas que te hacen admirarles, también las dificultades que supone su crianza. Escribir te ayuda a hacerte más consciente de tu propia vida y te ayuda a vivirla más intensamente. Algo práctico y fácil es anotar “lo mejor” y “lo peor” del día para, cada cierto tiempo, revisarlo.
 
5. PRACTICA UN DEPORTE
Dedica un tiempo a hacer ejercicio. Pasear por el campo o por la orilla del mar es, sin duda, el mejor. También puedes inventar juegos o hacerles copartícipes de la práctica de algunas rutinas que pueden ser agradables y divertidas. Hacer yoga o tai-chi puede ser una experiencia gratificante y divertida. Si no sabes muy bien cómo hacerlo puedes regalarte el juego de yoga para niños de Eduyoga o asistir a alguna sesión en un lugar como la Casa del Bosque en San Juan de Alicante para aprender juntos unos consejos básicos.
jugaia.com
 
6. HAZ TRABAJILLOS CASEROS Y JARDINERÍA
Hazles cómplices de esos trabajillos caseros que llevan pendientes todo el invierno. Arreglar una lámpara, poner un cuadro o arreglar las macetas del balcón. Aprovecha para enseñarles el nombre de las herramientas o a que distingan las diferentes plantas. Haz que se fijen en los detalles, no tengas prisa y dedica un tiempo a recoger adecuadamente una vez terminada la tarea, para limpiar y observar el resultado final.
 
7. JUEGA
Descubrir juegos originales es una manera divertida de estar juntos. Son juegos que pueden ser un reto para todos. A nosotros nos encanta el gato equilibrista. Muchas veces lo llevamos de viaje y en cualquier momento nos hace pasar un rato estupendo. Es igual de fácil o difícil para mayores y para niños,  es un reto para todos. Haz puzzles. Hay tantas opciones en el mercado que puedes elegir en base a vuestros gustos y la dificultad. Procura que sean accesibles para ellos y simplemente colabora para ayudarles a avanzar.
 
Por supuesto, no te olvides del mar y la piscina. Visitar a un amigo que tiene piscina o ir a la playa, es una cita obligada en estos meses calurosos. Pero recuerda, no sólo se trata de ir, también hay que disfrutar juntos de ese tiempo compartido.
8. CANTA Y BAILA
Déjate llevar. Con música infantil o con aquellas canciones que más te gustan a ti. No tengas vergüenza y baila descalzo junto a ellos. Su sentido del ritmo y del espacio es sorprendente. Fíjate en ellos, imítales, libérate. Canta, libera tu garganta de tensiones y miedos, expresate y ayúdales a ser expresivos.
 
9. VISITA LUGARES CERCANOS
Un museo en tu barrio o en tu ciudad, un pueblo cercano. Son tantos los lugares por descubrir que hay cerca de casa que bien merece la pena dedicar alguna mañana a conocerlos. Nosotros somos los primeros que tenemos muchas tareas pendientes y este año ya hemos cumplido con algunas de ellas. Estoy pensando en esos lugares por los que pasas cada día y que merecen una visita pero siempre piensas que será otro día. Regresar al Castillo de Santa Bárbara en Alicante o visitar el pueblo de Biar han sido momentos fantásticos para nosotros y seguro que hay muchos lugares cercanos a vuestra casa que merecen la pena para aprender y disfrutar juntos.
Vista de Biar desde la torre de su castillo (Alicante, 2015)
Recreación de Alicante con “clicks” en el Castillo de Santa Bárbara
Vistas del mar desde el Castillo de Santa Bárbara (Alicante, 2015)
10. MIRA LAS ESTRELLAS
Busca algún momento para observar el cielo, mirar las estrellas y descubrir estrellas fugaces. Si vives en una ciudad esta actividad será complicada de realizar por lo que quizá podríais planear una noche de acampada en algún lugar cercano. Te recomiendo que descargues en tu móvil la aplicación de google SKY, para nosotros es una herramienta perfecta dado que sabemos muy poco de estrellas y de astronomía. Es superútil para reconocer los diferentes astros y saber cuál es la posición de los planetas en cualquier momento del día. Dedica la mayor parte del tiempo a observar el cielo tumbados en un lugar cómodo y agradable, busca el silencio exterior y tu paz interior. Aprovecha esta serenidad para sentirte cerca de las personas con las que compartes cada día de tu vida.
 
11. ABÚRRETE
Y por último, pero no menos importante, busca momentos para no hacer nada, para el aburrimiento, para relajarte y vaciar tu mente.  Deja que ellos se aburran y busquen sus propios recursos para llenar su tiempo y jugar a su aire. Me encanta compartir mi tiempo con ellos pero no soy una monitora para el tiempo libre. Deja que se enfrenten al vacío de disponer de su tiempo para ellos mismos y no saber cómo utilizarlo. Tras unos minutos, a veces eternos, encontrarán la manera de ocuparlo. No caigas en la tentación de poner la tele ni darles un vídeo juego, verás lo reconfortante que es cuando descubres que sois capaces de vivir conscientemente vuestra vida aunque de vez en cuando aparezca el aburrimiento.
Detalles que transforman una acción cotidiana en un momento especial
Todos podemos hacer que los momentos más familiares y sencillos sean especiales y únicos. Las vacaciones nos ofrecen la oportunidad de estar juntos. Pon todo de tu parte para que sean perfectas. Esperamos haberte ayudado con estos consejos a que así sea. Un fuerte abrazo!

Pin It on Pinterest