El 22 de abril celebramos el Día de la Tierra y, además conmemoramos el nacimiento del movimiento ambientalista moderno. Desde 1970 se coordinan, a nivel mundial, diversas acciones para recordarnos que toda la ciudadanía tenemos una responsabilidad en la gestión de los recursos de nuestro planeta ya que, con nuestras acciones, determinamos la economía mundial y la vida de todos los seres vivos de la Tierra. Como ciudadanos y viajeros responsables, hemos de asumir que todo gesto tiene consecuencias, que cada acto es determinante.

Juntos y agotados en Acadia National Park (Maine USA, 2015)

Como Jane Goodall explica en su libro “Harvest for hope, en castellano, “Otra manera de vivir: cuando la comida importa” -lamentablemente descatalogado en España y no reeditado desde hace años-, el rutinario acto de conseguir y elaborar nuestros alimentos tiene consecuencias decisivas en la salud de nuestro planeta y para las personas que los producen. Como os contamos en este post, como consumidores, cuando compramos, votamos, decidimos a qué empresas apoyamos y que modelo económico defendemos. Desde los programas de Roots&Shoots promueven la educación, la sostenibilidad, la integridad, el entendimiento entre culturas y el respeto hacia todos los seres vivos de nuestro planeta.

Si nuestra responsabilidad es decisiva en nuestra vida cotidiana, también lo es cuando viajamos. Formamos parte de una comunidad viajera cada vez más numerosa que puede ayudar a las poblaciones de los lugares que visitamos pero también puede degradar su entorno, su vida, sus recursos…

¿Conoces tu huella ecológica?

Todos deberíamos ser conscientes de cuál es nuestra huella ecológica (puedes calcularla aquí) Toda la ciudadanía debería plantearse si en su vida cotidiana cumple los 17 Objetivos para un Desarrollo Sostenible. Puede que te sientas perezoso y con poco ánimo para dar el paso pero ¿sabes que hay una guía para vagos para salvar el mundo? Puedes empezar poco a poco y quedarte en el nivel 1, subir al nivel 2 y, por supuesto, alcanzar también el nivel 3.

¿Cómo afecta nuestra manera de viajar a la salud del planeta?

Más de 1.300 millones de personas se mueven cada año en sus vacaciones cruzando las fronteras de su país para descubrir nuevos lugares. Su impacto en la economía, la población y los lugares que visitan es cada vez mayor, es por ello que cada día más es necesario que estas actividades siempre estén ligadas al turismo responsable. Para saber más puedes leer este post de Carlos García sobre el turismo sostenible y responsable ¿cuál es la diferencia? Lo primero que debemos hacer como viajeros responsables es estar bien informados.

En Atacama, frente al volcán Licancabur (Chile, 2013)

¿Quieres conocer algunas asociaciones que favorecen el turismo responsable?

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE TURISMO (OMT): ¿Consigue esta gran organismo de las Naciones Unidas sus objetivos? Siempre es cuestionable pero al menos, facilita espacios para la reflexión y el encuentro.

BIOSPHERE TOURISM: organización internacional que promueve desde hace años el turismo responsable a nivel internacional. Puedes leer más aquí.

FAADA – TURISMO RESPONSABLE CON LOS ANIMALES: a través de su web puedes conocer diversas acciones para asegurar un turismo respetuoso con el bienestar animal y las diversas iniciativas que se van dando para mejorar la situación de los animales en el mundo

CENTRO ESPAÑOL DE TURISMO RESPONSABLE: desde su web se promueven iniciativas y se informa sobre las acciones que se llevan a cabo en España y en otros lugares del mundo para un turismo sustentable. Pretende dar visibilidad a múltiples propuestas ya existentes e informar a todas las personas interesadas en ellas.

EARTH (EUROPEAN ALLIANCE FOR RESPONSABLE TOURISM AN HOSPITALITY): lanzada en Bruselas en octubre de 2008, la Alianza Europea para el Turismo Responsable y la Hospitalidad (EARTH) es la primera red europea creada por expertos en turismo responsable.

TRAVINDY: noticias e información para el turismo responsable

Isla Isabela (Ecuador, 2013): animales libres y en su propio hábitat, mirar pero no tocar

ECPAT: es la mayor red para poner fin a la prostitución, la pornografía y la trata de niños y adolescentes con fines sexuales. Puedes conocer más sobre el código de conducta que han suscrito más de 1.000 agentes turísticos del mundo.

¿Existen agencias de viajes que promueven un turismo responsable?

Si eres de los que te gusta que “te lleven de viaje” puede interesarte conocer algunas agencias que ofrecen viajes responsables. A veces es un poco difícil para los usuarios identificar a las empresas que son realmente responsables ante la maraña de sellos de garantía y certificaciones. Confiamos que esto mejore y la información sea cada día más clara para los viajeros interesados. Si eres de los que te gusta “viajar por libre”, intenta contratar siempre servicios de empresas locales que promuevan un turismo digno, responsable y sustentable. Algunas agencias que trabajan en este tipo de proyectos son:

Pasaeando por Isla Isabela en bicicleta (Islas Galápagos, 2013)

¿Conoces el manifiesto del viajero responsable?

En este enlace puedes leerlo en detalle y aquí puedes saber más sobre los compromisos que implica.

  1. Es necesario que tomes conciencia de los riesgos que supone viajar y planificar tu viaje tomando las precauciones necesarias para disfrutar plenamente de la experiencia
  2. Elige actividades desarrolladas por la población local, que favorezcan la sostenibilidad de su economía y el respeto al medioambiente
  3. Se responsable como consumidor: compra sólo aquello que realmente necesites y gestiona adecuadamente tus residuos
  4. Conoce y respeta la cultura de los lugares que visitas, evita el conflicto y la humillación, aprovecha tus viajes para el mútuo aprendizaje con las personas que vas encontrando en tu camino
  5. Niégate a realizar cualquier actividad que implique maltrato animal y la destruccion de los ecosistemas naturales
  6. Promueve la cultural de la igualdad, la inclusión y la equidad, evitando actitudes sexistas, discriminatorias y ofensivas
  7. Colabora en la conservación de los lugares que visitas, respeta las normas establecidas destinadas a favorecer el aaceso y la protección de dichos espacios
  8. Ten en cuenta cómo se han producido los productos que consumes, si las condiciones laborales han sido dignas, integradoras y ausentes de cualquier tipo de explotación

Recuerda, no se trata sólo de “pensar en verde” cuando queremos ser sostenibles, la vertiente económica y social es muy importante y va íntimamente ligada a todas nuestras acciones. Te animamos a ser un ciudadano responsable y, en consecuencia, un viajero responsable.

Pin It on Pinterest

Share This