Notice: Undefined index: blogger in /var/www/vhosts/nosaltres4viatgem.es/httpdocs/wp-content/themes/Divi-child/functions.php on line 25
SENDERISMO | Nosaltres4Viatgem
CHULILLA Y LAS HOCES DEL RÍO TURIA O GUADALAVIAR

CHULILLA Y LAS HOCES DEL RÍO TURIA O GUADALAVIAR

Aunque en Valencia conocemos a este río como el Río Turia, en su cabecera, es llamado Guadalaviar. Nace en las montañas de Teruel, en la preciosa Sierra de Albarracín, a unos 280 km de su desembocadura en la ciudad de Valencia. Dede que leí la entrada de Viajando en Furgo, estábamos deseando recorrer las Hoces del río Turia que a su paso por el pueblo de Chulilla son todo un espectáculo.

Vista de Chulilla desde las hoces del río Turia (Valencia, 2016)

En realidad, en la cuenca del mar Mediterráneo, tenemos pocos ríos “de verdad”, aquí discurren las ramblas, torrenteras, ríos secos o uadis -como les llaman en Marruecos- en los que raramente discurre el agua y, si lo hace, se producen grandes variaciones de su caudal en función de las lluvias torrenciales que suelen producirse en primavera y otoño. El río Turia lleva agua en casi todo su recorrido hasta que llega a las llanuras hortícolas valencianas donde el agua es aprovechada hasta el punto que el caudal desaparece. Lo más llamativo es que en sus primeros tramos discurre encajado en profundos cañones que hacen que el lugar sea de gran atractivo para los amantes de la geología y de la naturaleza en general. Uno de los mejores lugares para disfrutar de estos cañones es el municipio de Chulilla, en la comarca de Los Serranos (Valencia).

El pueblo de Chulilla está enclavado entre enormes moles de piedra caliza (Valencia, 2016)

Chulilla es un pueblo precioso. Encaramado a las peñas que miran al río Turia y en cuya parte más alta se sitúa el castillo medieval en el que anteiormente hubo también una fortaleza árabe. Las montañas calizas han sido excavadas por el río durante miles de años generando una hoz o barranco de unos 160 metros de altura. Ese era nuestro principal objetivo y a la mañana temprano nos calzamos las botas de montaña para recorrer algunos senderos.

Indicadores de las rutas que puedes hacer desde el pueblo (Valencia 2016)

En el interior de la hoz de regreso del Charco Azul (Valencia 2016)

El primer recorrido que hicimos fue el SL-74 del Charco Azul. Saliendo desde la Plaza de la Baronía, en el centro del pueblo, las indicaciones no llevan a error. Se desciende entre casas y pequeñas huertas con enormes algarrobos que dan al entorno una apariencia casi selvático-tropical.Cuando alcanzamos el fondo del barranco, nos encontramos entre acumulaciones de cantos y sedimentos fluviales. El sendero discurre cómodamente junto al río que, según la época del año, puede llevar mucha agua y limitar el caminar.

Las pasarelas permiten el paso cuando no hay grandes crecidas en el río

Junto al Charco Azul y unas pasarelas que no siempre son transitables

Detalle de los túneles y aliviadores excavados en la roca para conducir el agua

Es impresionante observar las excavaciones y conducciones que se hicieron en el pasado para conducir el agua y mejorar su aprovechamiento, así como para generar energía eléctrica. Cuánto trabajo y cuánta sabiduría esconden aquellas paredes… El sendero es circular y de dificultad escasa por lo que puede hacerse cómodamente en poco más de 1 hora. Es interesante ir con ropa cómoda y, preparados para un posible remojón que, sobre todo en verano, siempre apetece.

Acceso a la ruta de Los Calderonesjunto a la carretera CV-394

La otra ruta que realizamos fue la Ruta de los Calderones. Puedes partir desde la misma Plaza de la Baronía pero nosotros, siguiendo las recomendaciones de los luagreños y, con el fin de evitar el excesivo calor veraniego, decidimos ir con el coche hasta el inicio del sendero junto a la carretera CV-394, poco después de pasar el Albergue Turístico El Altico. Tras pocos metros de paseo se inicia el sendero junto a la enorme y elevada hoz. Las vistas son espectaculares desde el mirador de La Carrucha y, allí abajo, se puede ver el Charco Azul, objetivo del recorrido SL-74 que habíamos hecho anteriormente.

Detalle de los indicadores que marcan la ruta de “Los Calderones” junto al mirador de “La Carrucha”

La senda no tiene peligro alguno pero debemos caminar unos 800 m atentos a los niños pues el desfiladero, en algunos tramos está bastante cerca del camino. Pasaremos un arroyo justo cuando la hoz se retuerce en un abrusco meandro y seguiremos caminando durante 1 km más hasta llegar a las escaleras que nos llevan hasta los puentes colgantes. Los puentes colgantes de Chulilla permiten atravesar el río en varias zonas y disfrutar de lo lindo jugando a ser Indiana Jones.

Los puentes colgantes permiten acceder al barranco

Son varios los puentes instalados que permiten pasar sin peligro

Una vez allí abajo, junto al río, podemos seguir la ruta circular que lleva hasta el Pantano de Loriguilla y regresa al pueblo. Son en total 8 km que, si hace mucho calor, pueden ser demasiados para los más peques… En nuestro caso, preferimos detenernos para comer y bañarnos, para jugar y descansar sin prisas. El lugar así lo merecía y lo pasamos genial. A media tarde regresamos desandando el camino satisfechos por la jornada que habíamos disfrutado.

Un baño refrescante cuando el calor ya aprieta es la mejor recompensa

 

Puedes ver un resumen de nuestra experiencia en un VÍDEO AQUÍ

CONSEJOS PRÁCTICOS

¿Cómo llegar? Desde Valencia lo más sencillo es tomar la CV-35 hasta Losa del Obispo y, después, la CV-394. Desde Alicante también se puede tomar esa ruta, aunque nosotros preferimos viajar por el interior pasando por Almansa, Ayora y Cofrentes siguiendo la N-330 y, una vez en Requena tomamos la CV-395 hacia Chulilla. Si viajas desde Madrid por la A3, también tendrías que tomar esta desviación en Requena.

¿Dónde alojarse? Hay varios alojamientos, hostales y casas rurales. Nosotros elegimos el Hostal Restaurante El Pozo en el que nos sentimos muy bien atendidos. Nuestra primera opción era acampar pero, por desgracia, el pueblo no cuenta con ninguna zona de acampada pública ni tampoco privada. Sería estupendo que habilitaran una zona para acampar o para caravanas.

¿Qué hacer y qué visitar? El pueblo de Chulilla cuenta con muchos puntos de interés como su castillo medieval, la ermita de Santa Bárbara, la iglesia y el balneario de Fuencaliente. Pero además hay pinturas rupestres y excelentes rutas de senderismo, además de sectores de escalada para los más osados.

Cartel explicativo del uso del barranco para generar electricidad y transportar madera desde la sierra

Caminando por la senda que lleva a los puentes colgantes (Chulilla, Valencia 2016)

EL CABO DE LAS HUERTAS: UN SENDERO URBANO JUNTO AL MAR

EL CABO DE LAS HUERTAS: UN SENDERO URBANO JUNTO AL MAR

El Cabo de las Huertas o Cap de l’Horta es un punto geográfico destacado en el municipio de Alicante. Aunque la urbanización costera no ha respetado ni el sentido común ni la ley de protección de costas, todavía conserva su belleza. Podemos recorrer el cabo siguiendo un sendero urbano junto al mar que discurre casi siempre junto a casas particulares pero en el que también descubriremos bellos espacios “casi salvajes”: pequeñas calas, piscinas naturales, dunas fósiles y restos arqueológicos reseñables.

Inicio del recorrido junto a la Playa de la Albufereta (Alicante, 2016)

Inicio del recorrido junto a la Playa de la Albufereta (Alicante, 2016)

La urbanización masiva de las costas alicantinas desde los años 70 del pasado siglo llevó a la desaparición de la mayor parte de los espacios naturales cercanos al mar. Aún podemos encontrar algunas zonas de dunas como en la Marina de Guardamar o zonas de acantilados libres de edificios como ocurre en algunos tramos entre El Campello y Villajoyosa. Hay algunas calas pedregosas libres de edificios y zonas rocosas de gran belleza. Sin embargo, lo normal es observar un muro de hormigón que se eleva en bloques de grandes edificios apiñados junto a la línea de costa.

Para iniciar la excursión nos desplazaremos hasta el punto de encuentro en el TRAM (lineas L1, L2, L3 o L4) que nos lleva a la parada de La isleta o La Illeta. Llegamos a la playa de la Albufereta que en esta época del año suele estar casi vacía, solo algunas personas pasean o descansan en la arena. El sendero se inicia en la pasarela de madera que está situada en el lado norte de la playa.

Restos de las zonas de cría de peces excavadas por los romanos (Alicante, 2016)

Restos de las zonas de cría de peces excavadas por los romanos (Alicante, 2016)

La playa de la Albufereta está vacía en estos meses del año (Alicante, 2016)

La playa de la Albufereta está vacía en estos meses del año (Alicante, 2016)

Encontraréis diversos paneles informativos. No debéis pasar sin deteneros a observar las zonas de extracción de piedra, pequeñas canteras de autoconsumo de algunas familias. También descubriréis los viveros excavados hace siglos por los pobladores romanos para ser utilizadas como piscifactorias o zonas para mantener vivos los peces pescados en el mar (su aspecto actual no corresponde al original pues se utilizaron después como cantera). Estos viveros eran un símbolo de ostentación que sólo algunas familias podían poseer y que les permitía celebrar cenas junto al mar ofreciendo pescado fresco a sus invitados tal y como se ha documentado en diversos escritos de la época. Muy cerca de aquí se sitúan los restos arqueológicos de la ciudad romana de Lucentum que bien vale la pena visitar con los peques en otro momento.

Los cielos luminosos tras las lluvias de otoño nos regalan imágenes preciosas (Alicante, 2016)

Los cielos luminosos tras las lluvias de otoño nos regalan imágenes preciosas (Alicante, 2016)

El sendero recorre zonas muy urbanizadas (Alicante, 2016)

El sendero recorre zonas muy urbanizadas (Alicante, 2016)

El recorrido trascurre junto al Club Náutico Costa Blanca y después pasa por diversas calas: Cala dels Jueus, Cala de Cantanars y la Cala de la Palmera. Las planicies rocosas erosionadas por el mar dejan huecos y pequeñas piscinas naturales ideales para el baño en épocas del año más calurosas. Las paredes tienen formas espectaculares y el mar bate la costa incansable esculpiendo extrañas imágenes.

En las calas se acumulan los restos de Posidonia que protegen el litoral (Alicante, 2016)

En las calas se acumulan los restos de Posidonia que protegen el litoral (Alicante, 2016)

Esta zona de la ruta es lugar habitual para el nudismo. En verano son muchas las personas que aprovechan este enclave para hacer nudismo y también es fácil encontrar bañistas en los días soleados de cualquier época del año que gustan de tomar el sol. Está bien avisaros para que no os llevéis sorpresas.

En la zona más cercana al cabo paseamos entre dunas fósiles (Alicante, 2016)

En la zona más cercana al cabo paseamos entre dunas fósiles (Alicante, 2016)

La flora de este paraje es especialmente vulnerable (Alicante, 2016)

La flora de este paraje es especialmente vulnerable (Alicante, 2016)

Llegamos paseando hasta el faro y podemos detenernos a almorzar y jugar en la zona mientras contemplamos el mar y disfrutamos del batir de las olas. En otoño e invierno los días pueden ser nubosos pero habitualmente son bastante soleados. En cualquier caso, os encantará el paisaje y la amplitud del horizonte que se ofrece desde este punto. Este faro fue construído en el lugar en el que antaño se alzaba una torre vigía como las que encontramos en otros puntos del litoral: la torre de l’Alcodre.

En el extremo del Cabo de las Huertas está el faro (Alicante, 2016)

En el extremo del Cabo de las Huertas está el faro (Alicante, 2016)

Desde allí, en los días de cielos limpios, divisamos las bellas sierras del norte de nuestra provincia. La isla de Benidorm y la Serra Gelada, la Serra de Bèrnia, el Puig Campana, las cumbres de Aitana, el Cabeço d’Or… La dureza variable de los materiales de la costa ha creado este paisaje de espigones naturales que como grandes dientes se introducen en el mar. La erosión de las paredes junto con la cristalización de las sales marinas crea formas curiosas. Aprender a leer el paisaje e interpretar qué ocurrió en el pasado es un ejercicio entretenido que desarrolla nuestra capacidad de observación y deducción.  Y… si observáis con atención… podéis encontrar fósiles escondidos entre las rocas. Si queréis más información, podéis consultar este folleto tan interesante elaborado por la Universidad de Alicante para la Geoyincana.

Las vistas de la playa de Muchavista y las sierras cercanas desde el cabo (Alicante, 2016)

Las vistas de la playa de Muchavista y las sierras cercanas desde el cabo (Alicante, 2016)

Y así llegamos hasta la playa de Muchavista que con sus más de 6 km de longitud acoge a lo largo del año a multitud de visitantes. Una vez allí, no hay mejor plan que buscar un sitio en la arena y dejar que los niños jueguen mientras nosotros descansamos relajadamente. Para regresar a casa o a la playa de la Albufereta podemos dirigirnos a la Avenida Costa Blanca para tomar la Línea L4 del TRAM en alguna de sus paradas o bien seguir caminando por la playa, hasta la parada del TRAM “Costa Blanca” (Líneas L1 y L3).

En la playa encontramos zonas deportivas, de juegos y de servicios (Alicante, 2016)

En la playa encontramos zonas deportivas, de juegos y de servicios (Alicante, 2016)

DATOS PRÁCTICOS

La dificultad del recorrido es baja con una longitud total de unos 7 km desde la parada del TRAM de “La Isleta” hasta la de “Costa Blanca”.

Siempre es recomendable llevar agua y un buen almuerzo, también protección solar y gorra.

El servicio de tranvías es muy cómodo y frecuente. Puedes consultar los horarios aquí.

Recuerda no dejar ningún tipo de desperdicios. Los ecosistemas costeros son muy sensibles y la basura, sobre todo los plásticos, son muy dañinos con los organismos y tardan muchos años en degradarse.

Recorrido por el sendero costero

Recorrido de 7 km por el sendero costero

Esperamos que decidáis disfrutar en algún momento de este bello sendero urbano junto al mar. Es triste observar en algunos puntos la barbarie de la construcción invasiba de hace años pero aún es posible admirar el paisaje del Cabo de las Huertas o Cap de l’Horta. Esperemos que en el futuro, sólo hayan acciones que permitan mejorar su conservación.

EXCURSIÓN A LA FONT ROJA: UN VIAJE AL OTOÑO

EXCURSIÓN A LA FONT ROJA: UN VIAJE AL OTOÑO

Llega el otoño. Nos lo indica la luz: los días se acortan y tendemos a recogernos en nosotros mismos, en viajar a nuestro interior. Nos apetece quedarnos en casa, leer en el sofá, ver alguna película… Pero nosotros vivimos en Alicante y aquí el otoño sólo se insinúa. Las temperaturas bajan, aunque cada vez menos. Y ahora es cuando empieza el mejor momento del año para salir a la montaña y hacer alguna excursión junto al mar. Este fin de semana es perfecto para dar un paseo por los senderos de la Font Roja en Alcoi.

Imagen del macizo rocoso y los bosques mixtos de la Font Roja (Alcoi, Alicante)

Imagen del macizo rocoso y los bosques mixtos de la Font Roja (Alcoi, Alicante)

¿Cómo sentir el otoño en un lugar semidesértico como la provincia de Alicante? Tenemos pocos bosques pero en la zona norte, en sus estrechos valles, aún se conservan enclaves preciosos en los que recorrer las reliquias del bosque mediterráneo. Uno de los lugares más cercanos a la capital es el Parque Natural de la Font Roja que pertenece a la red de espacios protegidos de la Comunidad Valenciana.

Merendero en el parque natural de la Font Roja (Alcoi, Alicante)

Merendero en el parque natural de la Font Roja (Alcoi, Alicante)

Empezamos nuestra excursión por la ruta amarilla circular junto a la fuente que hay delante de la ermita del santuario. Esta ruta que recorrer 7 km de la Sierra del Menejador puede hacerse en ambos sentidos. Nosotros preferimos subir por la senda que parte desde el Pla de la Mina en la que es bueno detenerse para aprender algo más sobre los aprovechamientos tradicionales de los recursos naturales: las carboneras y los hornos de cal.

Font Roja 2016

Senda que sube hasta la cima del Menejador a través del bosque (Alcoi, Alicante)

Recreación de una antigua carbonera de carrasca

Recreación de una antigua carbonera de carrasca

La senda sube por dentro del bosque mixto de la umbría. Merece la pena detenerse de vez en cuando a observarse las diversas especies vegetales que definen el mosaico del rico bosque mediterráneo: carrascas, quejigos, fresnos, arces, murillos, madroños, etc. Todo un espectáculo para los sentidos. Además, los diversos miradores permiten admirar las preciosas vistas del valle, de la Sierra de Mariola y el Montcabrer.

Señalizaciones a lo largo del recorrido

Señalizaciones a lo largo del recorrido

La subida por este sendero es de algo más de un kilómetro y después se llega a la pista forestal. A pocos metros llegamos al depósito de agua y desde allí se sube un tramo de 500 metros más hasta la cumbre del Menejador (1.356 m.s.n.m.) en pocos minutos. Las vistas de la Foia de Castalla y del Comtat són espectaculares y permiten contemplar la mayor parte de las cumbres de la provincia: Maigmó, Penya Roja, Cabeço, Montcabrer…

Paneles que informan de las particularidades del parque

Paneles que informan de las particularidades del parque

La pista nos devolverá hasta la zona de aparcamiento por un camino de unos 5 km que nos irá descubriendo pequeñas sorpresas. La primera es el pozo de nieve de 2.200 m3 de capacidad que podríamos calificarlo de monumento histórico. En las cavas o pozos de nieve nuestros antepasados crearon toda una industria para la fabricación del hielo a partir de la nieve que recogían de estas montañas y que acumulaban en el interior de estos enormes pozos con un gran esfuerzo. La nieve se acumulaba en invierno porque antaño las nevadas eran copiosas y, en primavera y verano se sacaba en grandes bloques que después se transportaban por la noche para ser llevados a diversos puntos de la región.

El tejo centenario sobrevive junto al Mas de Tetuan

El tejo centenario sobrevive junto al Mas de Tetuán

Seguimos nuestro camino y llegamos al Mas de Tetuán, casi derruído. Vestigio de lo que fue otra época en la que las masías estaban a pleno rendimiento y muchas familias vivían en esta sierra. Destaca el tejo centenario que está pasando malos momentos por la sequía que sufre nuestras montañas en los últimos años.
De regreso al centro de interpretación no dudéis en visitar el museo. Es un lugar agradable para aprender más sobre nuestros bosques. La exposición de fotos 3D es preciosa y un disfrute para los sentidos. Actualmente hay además otra exposición sobre los valores del bosque que merece muchísimo la pena.

Exposición sobre los bosques en el centro de interpretación

Exposición sobre los bosques en el centro de interpretación

Maqueta de un pozo de nieve en el museo

Maqueta de un pozo de nieve en el museo

Y así terminamos una mañana perfecta tras la excursión y la visita al museo. Ahora es el momento de elegir una mesa en el merendero y aprovechar para conversar mientras nuestros hijos siguen jugando incansables… Feliz otoño alicantino a todos!

CONSEJOS PRÁCTICOS
El acceso al centro de interpretación es fácil por la carretera que pasa por el polideportivo municipal de Alcoi (CV-797). Hay una buena zona de aparcamiento y aseos recién remodelados.

Con autorización previa se puede acampar y disfrutar del entorno cuando ya no queda nadie.

La ruta amarilla puede hacerse cómodamente en 2 horas y 30 minutos. Es recomendable llevar agua y algo de almuerzo para reponer fuerzas mientras se admiran las vistas desde el Menejador.

Este es el enlace del Parque Natural de la Font Roja en el que podrás disponer de toda la información necesaria para cualquier tipo de excursión este otoño o a lo largo de todo el año.

Para acampar puedes informarte y pedir permiso en Telféfono de gestión y reservas (Departamento Medio Ambiente. Ayto. Alcoy): 965 53 71 27. También se puede tramitar el permiso por internet en este enlace:
https://sedeelectronica.alcoi.org/ca/generales/areas/medio_ambiente/tramites/tramite_0002.html

EN FAMILIA: MOMENTOS ÚNICOS EN LUGARES ÚNICOS

EN FAMILIA: MOMENTOS ÚNICOS EN LUGARES ÚNICOS

El equinocio de otoño nos anuncia el cambio de estación. La brisa fresca que sentimos en Alicante y algunas gotas de lluvia nos hacen sentir que el verano queda atrás. Es momento para mirar hacia dentro, para recogernos, para viajar a nuestro interior. Aún el verano está todavía cerca y los recuerdos se amontonan en nuestra mente. El verano empezó para nosotros con una despedida en familia: decir adiós a la Yaya María fue doloroso y dulce a la vez. Con sus 100 años llenos de vida se fue justo cuando nosotros y los niños planeábamos nuestras vacaciones deseosos de vivir y compartir la vida en familia. Viajar con nuestros niños y experimentar momentos únicos, en lugares únicos.

Momentos únicos en familia en el Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

Momentos únicos en familia en el Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

Partiendo de este hito tan importante, ahora nos apetece mirar atrás y pensar en los momentos únicos que hemos vivido juntos. Sin duda, este que os acabo de contar es el más importante para nosotros pero hay muchos más. Momentos vividos en familia, en casa, momentos cotidianos que se transforman en experiencias únicas. Pero también excursiones y viajes, ciudades y naturaleza, lecturas y dibujos, música y fotografía. Todo construye el mosaico de nuestra vida.

Y así hemos pensado en escuchar a otras familias viajeras que también han vivido su verano único, con momentos únicos en lugares únicos. Familias diferentes que han planificado sus vacaciones para hacer lo que más les gusta: estar juntos. ¿Te apetece saber cuáles han sido esos momentos únicos y dónde los han vivido? Pues prepárate para disfrutar de esta nueva entrada de nuestro blog. Te va a encantar.

Con EMOCIONES VIAJERAS nos vamos al ALGARVE en Portugal

Este verano, en nuestro paso por el Algarve portugués, pudimos disfrutar de un espectáculo de la naturaleza que cada día se repite, pero que muchas veces obviamos por estar dedicados a otros menesteres -o a la vida misma-. Hablo de la maravillosa puesta de sol que pudimos disfrutar desde el Cabo San Vicente, en la Reserva Natural de la Costa Vicentina. Parece que cuando estamos de viaje, nuestro cuerpo y mente se preparan para entrar en un estado de “flow” y así disfrutar de todo lo que sucede a nuestro alrededor de manera más intensa.

Atardecer en el Algarve junto a tus hijos.

Atardecer en el Algarve junto a tus hijos.

Con 4 POR EL MUNDO nos alojamos en el ECOPARCO NEULE en Cerdeña

neule

Convivencia y amistad en tus viajse permite a las familias vivir momentos únicos

Este año hicimos un viaje a Cerdeña y uno de los momentos más especiales fue una noche en un alojamiento de turismo rural (Ecoparco Neule, muy cerquita del Golfo De Orosei). Nos prepararon una cena típica Sarda. El lugar escogido era ideal, una especie de terraza natural desde el que podíamos disfrutar de un cielo estrellado maravilloso con vistas al lago del Cedrino. Nos prepararon platos típicos de la zona, desde embutidos, quesos, diferentes tipos de panes, cochinillo, postres y vinos que ellos mismos elaboraban para consumo propio y de los clientes del alojamiento. Lo mejor de la velada fue el poder compartirla con personas de distintas nacionalidades con el objetivo común de disfrutar de la compañía… acabamos bailando y cantando divertidas canciones en muchos idiomas…. Fue una experiencia que recordaremos durante mucho tiempo.

Si quieres saber más de esta experiencia aquí te dejamos el enlace del vídeo que han preparado sobre este alojamiento.

 

Con VIAJARES nos vamos a la COSTA DAURADA de Cataluña

Nos propusimos hacer algo especial el último día de las vacaciones escolares, así que nos levantamos bien temprano. Era domingo y no encontramos apenas coches durante el trayecto a contrarreloj. Nos habíamos propuesto ver salir el sol de debajo el mar y gozar de la primera luz del día.

costa-daurada-montroig-miami-playa-blog-viajares

Finalizar las vacaciones con un baño en el Meditarráneo: un fántastico brindis de fin de fiesta

Llegamos con las farolas anaranjadas del paseo marítimo todavía encendidas, y un mar liso como la palma de la mano. Al cabo de pocos segundos el astro rey apareció por el horizonte, barrigudo pero con determinación. Contemplamos el panorama en silencio y satisfechos de poder gozar de tal espectáculo, conscientes que al día siguiente aproximadamente a la misma hora estaríamos camino del cole. ¡Qué contraste! Para completar nuestra pequeña aventura, decidimos que lo mejor era darse un delicioso baño para estrenar la playa y dar inicio a la última jornada de las vacaciones. Un momento único con los niños que nos deja un dulce sabor de boca del verano.

Si quieres sabes más para disfrutar de unas vacaciones en la Costa Daurada y sus pueblos de interior, mira este enlace de la web de Viajares.

 

Con LOCOS X LOS VIAJES nos vamos al MONUMENT VALLEY en Estados Unidos

Llegamos a Monument Valley en el ecuador de nuestro viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos. Habíamos reservado en el único hotel que hay en el parque que gestionan los indios navajos porque queríamos contemplar el amanecer, pues habíamos leído que era uno de los más bellos que se podían ver en este viaje. Pusimos el reloj unos 15 minutos antes de la hora prevista del amanecer. Salimos a la terraza de nuestra habitación en pijamas y con la cámara y el trípode en la mano. Aún estaba todo oscuro y no se veía nada. Tampoco se oía ni un alma. Nos asomamos y vimos que había más huespedes en sus terrazas esperando a que apareciera el astro rey.

monument-valley-1

Amanecer en Monument Valley… un momento único que todos querríamos vivir.

Poco a poco el cielo fue clareando, y los “monumentos” fueron apareciendo ante nosotros. Tímidamente el sol se asomó por detrás de uno de las rocas de Monument Valley y con sus rayos fue iluminando poco a poco el valle. Fue un momento mágico que sin duda, quedará para siempre grabado en nuestras retinas.

Si quieres saber más sobre esta ruta por la costa oeste no dudes en clickar en este enlance.

 

Con UN MUNDO PARA 3 nos “sumergimos” en el LAGO ATITLÁN en Guatemala

Desde 2004 que estábamos esperando este momento. Por diferentes motivos desde esa fecha fuimos dejando apartado la posibilidad de visitarlo. Hoy que por fin lo conocemos, podemos afirmar que Guatemala es uno de los países más interesantes del mundo. Cuando planeas conocer un país, siempre es porque hay algo que te llama la atención de este. En nuestro caso, el Lago Atitlán era uno de esos objetivos, quizás uno de los lugares más hermosos del Mundo.

guatemala-mundopara3

La poderosa fuerza de la naturaleza en nuestra retina

Allí estábamos una tarde de finales de junio, los tres bajándonos con nuestras mochilas del shuttle bus que nos había traído desde Antigua Guatemala. Los tres nos quedamos boquiabiertos al contemplar semejante belleza. Ese grandioso y hermoso lago custodiado por dos volcanes de perfecta silueta, de forma cónica. La impresionante imagen que reflejan parece irreal, pero os podemos asegurar que es real como la vida misma. Nuestro sueño se ha visto cumplido12 años después y sin duda se ha convertido en el momento más especial de nuestro viaje.

Si quieres saber más sobre este precioso viaje a Guatemala consulta la web de Un mundo para 3.

 

Con EL MUNDO DE MAGEC nos vamos a DULI BEACH en Filipinas

Uno de los momentos únicos que vivimos este verano en familia fue en Duli Beach cerca de El Nido, en la Isla de Palawan en Filipinas. Llevábamos días sin poder hacer casi nada porque la cola de un tifón había dejado el tiempo con fuertes lluvias y viento. Como no podíamos hacer el típico “island hopping” que es el motivo por el que llegamos todos los turistas a la zona cuando asomó un poco el sol, y seguíamos sin poder salir con las embarcaciones, alquilamos una moto (un clásico de nuestros viajes) y nos fuimos de exploración. Las carreteras y caminos estaban hechos un desastre. Fuimos a Nacpan Beach, que ya nos costó bastante llegar pero como nos va la marcha decidimos llegar también hasta Duli Beach, eso ya fue una odisea. El camino que bajaba hasta la playa era impracticable. Bastantes veces tuvimos que poner pie a tierra, vadear charcos y barrizales, pasar por puentes que tenían bastante mala pinta … toda una aventura.

filipinas-duli-beach

Momentos íntimos, románticos y únicos en familia

 Al llegar quedamos alucinados, una playa enorme, salvaje y prácticamente desierta. Con unos palafitos donde protegerse del sol, como el de la foto que acompaña, y que repasando las fotos tiempo después del viaje nos hizo ver que todo lo que necesitamos para ser felices cabe bajo un techo de paja sostenido por cuatro palos.
Si quieres saber por qué este ha sido un gran viaje consulta este enlace.

 

Con MI PEQUEÑO GULLIVER viajamos hasta COPENHAGUE en Dinamarca

Nuestro momento más divertido y más unidos como familia este verano fue cuando en Copenhague alquilamos una bici familiar. Fue muy divertido recorrer las calles de la capital danesa sobre ruedas, los peques no se cansaban de andar, podíamos llegar más rápido a los sitios y ver muchas cosas o ir parando cuando encontrábamos algo chulo como un parque,  algún café donde tomar algo ¡o la famosa sirenita! Además si tenían sueño podían echar incluso una cabezadita mientras seguíamos en ruta por la ciudad. Copenhague está muy preparado para moverse en bici y a nosotros nos ha encantado la experiencia de conocer la ciudad así, ¡los niños se lo pasaron bomba!

copenague-ester

Todo un lujo disfrutar de la ciudad en familia y en bicicleta en Copenhague

Si te apatece viajar a Escandivia con tus hijos consulta este enlace en su blog.

Con DÓNDE HAS ESTADO nos vamos al PARC DE MERLET en Francia

Pasar la mañana en el Parc de Merlet (Les Houches-Chamonix) fue uno de los momentos más bonitos de estas vacaciones. Queríamos disfrutar de la montaña y que nuestra pequeña también lo hiciera. Temíamos que los animales no se dejaran ver pero nada mas lejos de lo que pasó.

francia-alpes

Descubrir las montañas alpinas junto a tus hijos, sin duda, momentos únicos

Un primer “mama miraa , miraa” !! nos hizo abrir los ojos a los 3 como platos: un gran gamo nos daba la bienvenida al poco de empezar la caminata. Pero la emoción fue superior cuando a mitad de ruta otro nos pasó por delante a toda velocidad. Corzos, cabras montesas, llamas..fue una mañana increíble que nos dió momentos irrepetibles en un enclave maravilloso, frente al Mont Blanc.

Si queréis saber más sobre otras escapadas de esta familia consultad este enlace.

 

Con MOCHILEROS 2.0 nos vamos hasta el P.N. TANJUNG PUTING en Borneo

Durante nuestras vacaciones de este verano a Indonesia, hemos tenido la ocasión de visitar, en libertad, en la isla de Borneo, al segundo mayor primate viviente, el OrangutánPara nosotros y nuestras hijas ha sido una experiencia indescriptible la que hemos vivido en el Parque Nacional Tanjung Puting, donde hemos apreciado la belleza y la ternura que inspiran estos animales tan cercanos a los seres humanos. Creemos que esta experiencia perdurará en la memoria de nuestras hijas para siempre. 

mochileros-2-0-indonesia

Cruzar tu mirada con una hembra orangután y su cría es sin duda una experiencia inolvidable

Queremos además abogar por la defensa de este primate que se está viendo amenazado por la deforestación de la selva por parte de las multinacionales productoras de aceite de palma. Esperamos que la lucha de las organizaciones no gubernamentales y del nuevo gobierno indonesio consigan frenar la destrucción del hábitat de este maravilloso animal.

Si te apetece descubrir más sobre este viaje inolvidable puedes clickar aquí y aquí.

 

Con YO VIAJO CON MI FAMILIA viajamos a LUMBARDA en Croacia

Hemos tenido bastantes momentos especiales este verano, así que ha sido difícil de escoger sólo uno. Esto ha sido así, simplemente porque Croacia, el sitio que escogimos para nuestras vacaciones de verano, tiene innumerables lugares preciosos y dignos de mil fotos. El lugar más especial para nosotros y donde mejor lo hemos pasado, el escogido para este post, ha sido Lumbarda, en la isla de Korčula.

croacia-korkula

Un atardecer en Croacia se convirtió en el mejor momento del verano

Y ha sido el más especial, por ser un sitio tan familar, con tanta tranquilidad y con el lujo de tener una playa de agua cristalina en la puerta de casa. Si tuviese que escoger el sitio donde hemos disfrutado más en todo el viaje, este es el lugar. La foto es del anochecer uno de los días que estuvimos allí, momento en que los peces se acercan hasta la orilla y se pueden ver cientos de cangrejos paseando por las piedras.

Si te apetece saber más sobre este viaje a Croacia puedes consultar su entrada aquí.

Con LOS VIAJES DE QUIM, ELENA Y… ERIC no vamos de excursión al MONTSENY en Cataluña

Nuestro momento único ocurrió en agosto. Decidimos hacer una excursión larga con Éric por el Montseny, normalmente se realiza en unas 3 horas, nosotros ya sabíamos que tardaríamos más como así ocurrió. Íbamos preparados con comida, la mochila para llevarle cuando estuviese cansado y muchas ganas de ver como iba a reaccionar. La experiencia fue increíble, nos lo pasamos en grande, jugamos a imaginar que las hojas y los palos eran barcos y los deslizábamos por un riachuelo, a descubrir bichosenseñarle lo divertida que es la naturaleza. En el recorrido había una avioneta que sabíamos se había estrellado en el 2000 y que sorprendió a nuestro peque y a nosotros. La ruta fue muy bonita y seguro que repetiremos este tipo de salidas.

De excursión por el Montseny y descubres una avioneta...

De excursión por el Montseny y descubres una avioneta en medio del bosque!

 

 Si quieres conocer otras experiencias de esta familia cerca de Barcelona, puedes hacerlo consultando este enlace.

 

Con CON LOS NIÑOS EN LA MOCHILA despedimos un gran día en PARÍS

Las vacaciones de verano han sido todo un abanico de momentos y lugares únicos. El simple hecho de viajar con los peques ya hace que algunos instantes a los que tal vez no diésemos tanta importancia se tornen casi mágicos. Pero si tengo que escoger uno de entre todos ellos, lo tengo claro. Ese instante que vino a mi memoria inmediatamente: Nuestro picnic nocturno en París, en el Campo de Marte. Recuerdo ese momento, sentada en el césped junto a mi pareja, mis hijos y mis amigas, a los pies de la siempre impresionante Torre Eiffel. Un lugar realmente único. Allí estabamos, esperando a que llegase el momento en el que se encienden las luces. Cenando entre charlas y risas, con los peques haciendo la cuenta atrás… Y entonces empieza a brillar. Por un instante, la noche parisina se vuelve aun más mágica.

Despidiendo el día en la Ciudad de la Luz.

Despidiendo el día en la Ciudad de la Luz.

Si queréis saber más de las escapadas de María José y su familia en París… pincha aquí.

 

Con DONDE JUEGAN LOS MONSTRUOS nos vamos a TRESVISO en Cantabria

Nuestro momento único del verano lo vivimos muy cerca de casa, en el pueblo de Tresviso (Cantabria), situado en un enclave privilegiado en el corazón de los Picos de Europa rodeado de bosques y montañas. Una vez que se hizo de noche,  huimos de la luz de las farolas y nos tumbamos en silencio mirando al cielo. Después de unos instantes, los suficientes para que las nubes que cubrían el cielo se disiparan, pudimos contemplar gran cantidad de estrellas y vivir el instante mágico que supuso el paso de ¡dos estrellas fugaces!img_7911

Y si quieres hacer planes en Cantabria no dejes de ver sus recomendaciones en este enlace.

Con VIAJANDO EN FURGO buceamos en las ISLAS PERHENTIAN en Malasia

Nuestro viaje a Malasia está cargado de momentos especiales. Solo con pensar en que hemos descubierto un país y ¡un continente! juntos, lo dice todo. Desde probar la comida malaya, visitar algún templo hindú, budista o musulmán, o simplemente ir de “mochileros”. Pero quizá nos quedamos, como amantes de la naturaleza, con los largos ratos haciendo snorkel en las claras y calentitas aguas de las paradisíacas islas Perhentian. Descubrir el fondo marino lleno de corales, nadar entre tortugas y miles de peces de colores, y ver a dos palmos de nosotros pequeños “nemos” dentro de sus anémonas, fue muy especial para toda la familia. Todo un lujo.

DIsfrutar de la experiencia de bucear entre corales, otro momento único

DIsfrutar de la experiencia de bucear entre corales, otro momento único

Si queréis saber más de su viaje a Malasia, consulta en este enlace.

 ——

Y así acaba este post dedicado a las familias y a los momentos únicos vividos este verano. Hay lugares en el mundo que nos ofrecen experiencias únicas e irrepetibles pero también sabéis que en las pequeñas cosas de cada día podemos descubrir situaciones entrañables que llenen nuestro espíritu de sensaciones inolvidables. Despidamos el verano con la satisfacción de haber tenido la suerte de saborear momentos como los que estas familias nos han regalado. Ahora podemos viajar por el otoño hacia el invierno con energías renovadas.

¡Gracias a todas por aceptar nuestra invitación y feliz viaje por la vida!

¿Y para tí, cuáles han sido tus momentos únicos en lugares únicos?

EL BOSQUE DE OMA: UN MUSEO NATURAL

EL BOSQUE DE OMA: UN MUSEO NATURAL

Tal y como se explica en la web del Bosque de OmaEl Bosque Pintado es una original experiencia artística que reflexiona sobre el espacio y las reglas del Arte, dentro de la magia que siempre esconde el bosque. Hay muchas maneras de mirar, tantas como personas“. Esta obra de Agustín Ibarrola sorprende al paseante-senderista aún esperando ser sorprendido. Hemos visto algunas imágenes del lugar a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, sin embargo, cautiva y admira al observador ávido de aprender, de sentir, de emocionarse… El observador ha de saber que “Antes de adentrarnos en el bosque, debemos recordar que somos nosotros los que tenemos que jugar a construir y destruir las formas, según el punto de observación que elijamos ante cada composición artística. Las formas y los colores pintados sobre el soporte cilíndrico de los pinos crean un «muralismo tridimensional» que juega a recrear composiciones planas en tres dimensiones.”

oma 2

Observando el arco iris de Naiel

Y así hemos disfrutado junto a nuestros hijos que correteaban en busca de las señales que indicaban los puntos de observación marcados por el artista para intentar descifrar sus códigos de colores y formas. Rectas, curvas, colores… juegos visuales entre los bellos troncos de los pinos que se elevan hacia el cielo. Pero el visitante puede ir más allá, no es necesario limitarse a los puntos referenciados, se puede jugar entre los árboles, buscar otros puntos de vista y disfrutar del bosque respetuosamente, como siempre, sin dejar en el camino nada más que nuestras huellas.

oma 3

El ojo grande entre los que miran igual que tú

El Valle de Oma es un lugar único. Sobrecoge por la serenidad que transmite. La presencia de sólo algunos caseríos y el hecho de que sólo los coches de los residentes estén autorizados a acceder al valle da al lugar un ambiente más sereno. Podrás escuchar los sonidos del valle, a los animales que pacen en los prados, observar los preciosos huertos y conversar con los pocos moradores de este lugar.

oma 4

Punto de observación nº19: Ojos del pasado y del presente

Ibarrola ha pintado más de 500 árboles en este lugar que ha pasado por diversas situaciones dificultosas que ha ido superando positivamente a lo largo del tiempo. Han sido necesarias diversas restauraciones y aún algunas zonas necesitan de su recuperación pero, a pesar de esto, el Bosque Pintado es un lugar bellísimo que debemos respetar y aprender a valorar. Ha sido un placer poder compartir juntos esta experiencia y os la recomendamos a todos. Una experiencia sencilla y apasionante que te hace disfrutar del entorno natural de una manera única.

oma 1

Felices de compartir juntos esta experiencia en el Bosque Pintado

INFORMACIÓN PRÁCTICA:

Cómo llegar y recorrido: acceder al Bosque Pintado es muy sencillo pero tendrás que caminar un buen trecho. Desde la ciudad de Gernika (Bizkaia) hay que dirigirse en coche -o en bicicleta- hasta Kortezubi en dirección a las Cuevas de Santinamiñe. En cuyo aparcamiento puedes dejar el coche. Ten en cuenta que la ruta es circular pero también puedes utilizar sólo una de las vías de acceso. Para llegar hasta el Bosque Pintado deberás caminar un trecho de casi 3 km pues está prohibido acceder en coche particular -aunque hay visitantes que se saltan la prohibición desconsideradamente. Existen dos caminos alternativos: el que recorre el valle hasta Oma que está asfaltado y puedes recorrer con un carrito de bebés sin problemas o bien una pista forestal. Hay algunas zonas de pendientes pronunciadas y es necesario llevar buen calzado. Si deseas hacer la ruta circular, te recomendamos empezar por la pista forestal y regresar por el camino asfaltado.

Nuestro recorrdido hasta el Bosque Pintado por el Valle de Oma

Nuestro recorrdido hasta el Bosque Pintado por el Valle de Oma

Entradas: es gratuíto y tampoco hay que pagar por dejar el coche en el párking.

Otros consejos: lleva agua fresca y algo de comer porque en total vas a caminar unos 7-8 km y vale la pena llevar merienda o almuerzo. En algunas zonas de la carretera de acceso da el sol así que no olvides el protector solar y una gorra.

Cuevas de Santimamiñe: no olvides visitar estas cuevas que son el yacimiento arqueológico más importante de Bizkaia y Patrimonio de la Humanidad desde 2008. Sus pinturas rupestres datan del Paleolítico Superior (13.000 a.C.). Las visitas son guiadas y, recuerda, consyulta su horario de apertura para que no te pase como a nosotros que llegamos tarde…

PARQUES ADORABLES: THE SENSE OF WONDER

PARQUES ADORABLES: THE SENSE OF WONDER

En nuestros viajes por el mundo, uno de los elementos comunes a todas nuestras escapadas, es la búsqueda de entornos dedicados a la enseñanza de las maravillas del mundo natural. Espacios creados por el ser humano que combinen el afán por recuperar y proteger ciertos lugares con el deseo por divulgar los más bellos secretos de la Madre Tierra. Se trata así de desarrollar nuestra empatía hacia ella y nuestro interés por promover su conversación.
Seres humanos que se sumergen en la naturaleza sin molestar (Escocia, 2014)
Hace ya mucho tiempo que Rachel Carson escribió su dulce y delicado libro Sense of wonder al que ya dediqué un post hace tiempo. Su visión poética y su amor por la naturaleza acrecentaron en nosotros el deseo por seguir disfrutando de las pequeñas cosas que nos ofrecen las playas, los bosques, los ríos o cualquier lugar que no haya sido alterado drásticamente por nuestra especie.

En nuestro último viaje a Estados Unidos visitamos el estado de Maine: queríamos conocer los lugares que aquella mujer ayudó a conocer y a proteger con sus investigaciones. Su incansable esfuerzo por divulgar la necesidad de combinar la protección de la naturaleza y la presencia de los seres humanos de una manera equilibrada la convirtieron en unos de los referentes de la lucha conservacionista a nivel mundial. Su objetivo era que fuéramos conscientes de cómo nuestras acciones alteran la vida del resto de seres vivientes, propietarios, como nosotros, del hábitat en el que desarrollan su vida.

Bosques en el Queen Elizabeth Forest Park (Escocia, 2015)
¿Qué tienen en común esos lugares que permiten la presencia de personas sin olvidar un estricto respeto por el entorno natural? Hoy vamos a intentar contestar esta pregunta y os vamos a describir seis lugares maravillosos que sin duda deberían servir de modelo para el diseño de espacios naturales con vocación de ser verdaderas “aulas en la naturaleza”. Si no podéis viajar hasta ellos, no dudéis en visitar sus páginas web y conocer el interesante trabajo que llevan a cabo. Podríamos decir que comparten ciertos rasgos como, por ejemplo, estos:
 
1. Estos lugares piensan en los niños y en los mayores. También facilitan el acceso al entorno a personas con dificultades físicas de manera que todos podamos disfrutar allí.
2. Tienen una extremada sensibilidad ecológica por lo que desarrollan iniciativas y actividades para promover la conservación del entorno.
Talleres para todas las edades (The Wild Center, 2015)
3. Destacan por su sensibilidad artística y combinan aspectos científicos, creativos y humanísticos buscando el crecimiento holístico del ser humano.
4. Utilizan elementos naturales, generalmente sencillos, para crear espacios de juego, descanso y reflexión en medio de la naturaleza.
5. Suelen tener círculos de amigos y voluntarios que dedican una parte de su tiempo a colaborar en su mantenimiento.
Paneles en el P.N. Galápagos (ecuador, 2013)
6. Desarrollan importantes labores de formación y educación en las comunidades locales donde se ubican.
7. Los espacios museísticos no suelen ser demasiado grandes pero sí de extremada calidad y calidez.
8. Tocar está permitido, oler, escuchar, ver, sentir… Siempre buscan desarrollar nuestra sensibilidad y crear vínculos afectivos con el lugar que quieren salvaguardar.

Es fácil tropezarte con los habitantes del lugar
(Rachel Carson Wildlife Refuge, 2015)
9. Te hacen reflexionar sobre otro modelo de crecimiento que también es posible. Cada uno de nosotros somos responsables de llevar adelante un cambio necesario allá donde sea que vivamos.
10. Hacen que te sientas feliz y maravillado. Desarrollan en ti tu sentido del asombro (your sense of wonder).
 
PARQUE OMORA (Región Antártica, Chile)
Cuando viajas a lugares perdidos en el mundo puedes creer que vas a “ninguna parte”, que allá no habrá nada, pero después compruebas que los humanos hemos llegado a casi todos los rincones del mundo y allí siempre hay gente de la que aprender, tradiciones que descubrir y naturaleza con la que maravillarse.
 
El Parque Omora se encuentra en isla Navarino, al sur del Canal Beagle, a pocos kilómetros de Puerto Williams. Muy cerca del lugar donde el Capitán Fitz Roy desembarcó para devolver a su tierra a tres indios fueguimos que había secuestrado un año antes con el fin de “educarlos” en Inglaterra. En ese mismo barco llevaba al joven Charles Darwin en su vuelta al mundo. Ya en su diario podemos leer sus impresiones sobre aquellos magníficos paisajes glaciares y la vegetación austral que los tapizaba.
Arte en los carteles del Parque Omora (Puerto Williams, 2013)
Lo más maravilloso de este lugar que es gestionado por el Centro Universitario de la Universidad de Magallanes en Puerto Williams es que muestra al visitante el fascinante mundo de los vegetales más simples y primitivos de nuestro mundo. Aquellos que pasan casi siempre desapercibidos y que en estas latitudes alcanzan una diversidad asombrosa. Líquenes, musgos y hepáticas crean mágicos bosques de ensueño que harían las delicias de los enanitos y gnomos más resistentes al frío. Los senderos conducen a través de estos bosques húmedos y si ponemos atención pueden descubrirse animales escurridizos que están habituados a vivir sin ser molestados por la presencia de las personas.
La muestra de líquenes, musgos y hepáticas es
sobresaliente (Parque Omora, 2013)
BOSQUE YATANA (Tierra del Fuego, Argentina)
Cuando la familia Alvarado decidió iniciar la limpieza del basurero en que se había convertido el campo abandonado que había junto a su casa, probablemente no podían imaginar que aquel lugar acabaría convirtiéndose en un lugar de referencia para los amantes del arte y de la naturaleza en Ushuaia. Situada en la cara sur del extremo más meridional de los Andes, esta ciudad es el centro neurálgico de las comunicaciones en el Canal Beagle. Ha crecido de un modo poco planificado y por sus laderas se van extendiendo los nuevos barrios de casas humildes. Los tendidos eléctricos cruzan las calles, el viento sopla casi permanentemente y el sol calienta poco, incluso en verano. Las vistas al canal son espectaculares y, al sur, se divisan las bellas montañas de isla Navarino y otros islotes que pertenecen a Chile.
Puerta de acceso al Bosque Yatana (Ushuaia, 2013)

Según nos contaron, aquel lugar abandonado estaba lleno de restos de papeles, plásticos y vidrios rotos. Era lugar de encuentro para borrachos y drogadictos que buscaban donde ocultar su triste existencia. Pero fue pasando el tiempo y fueron sacando basura de aquel lugar y llevando hasta allí la sensibilidad y el amor hacia la naturaleza y el ser humano. Además se inició la recuperación de las señas de identidad de los primeros habitantes del territorio: los onas. Los indios fueguinos habían desarrollado toda una cultura que les permitía sobrevivir en aquellas tierras inhóspitas con una sabiduría ya olvidada.

Espacios para la relajación y la creación (Bosque Yatana, 2013)
El Bosque Yatana es hoy un lugar bello y relajante en el que las lengas (hayas endémicas) y otros árboles aún jóvenes crecen cubriendo el espacio de sombras que, en otoño,  se transforman en un bello tapiz de hojas anaranjadas y amarillentas. Talleres de pintura, de escultura y de danza, rituales de hermanamiento con la Madre Tierra y otras muchas actividades convierten a este lugar en un recuerdo imborrable para nuestra memoria.
La vinculación con la cultura ancestral está
muy presente en el Bosque Yatana (Ushuaia, 2013)
Son pequeñas sus islas pero es ingente el trabajo que se viene realizando aquí para conservar los tesoros naturales que atesoran. Si serán capaces de hacer coexistir el creciente turismo con la protección del mundo natural es algo que aún no sabemos pero, sin duda,  están esforzándose porque así sea. Este es uno de los puntos del planeta que más llaman la atención a los que gustamos del mundo natural porque recorrer este territorio es sin duda un auténtico gozo. Un espectáculo con mayúsculas
Centro de interpretación de la Isla de Santa Cruz (Ecuador, 2013)
Centro de interpretación de la Isla de San Cristóbal (Ecuador, 2013)

En cada una de las islas habitadas y que pueden tener acceso los turistas, se realizan  cursos de formación de monitores y guías naturalistas. Además, son numerosas las campañas informativas para los ciudadanos que han de seguir unas normas bastante estrictas respecto al consumo de agua, el reciclaje de residuos y el uso de diversos recursos. Se explica también de la historia geológica de estas bellas islas, de su diversidad biológica, y otras particularidades. Se desarrollan planes de desarrollo contando con los ciudadanos que las habitan, pero sin olvidar la protección del patrimonio natural. Un modelo que esperamos prospere y crezca, un ejemplo a seguir en múltiples sentidos.

En Isla Isabela convivir con las especies
autóctonas es habitual (Ecuador, 2013)
Hacen falta recursos para montar un parque dedicado a la difusión de las ciencias naturales. Pero además hace falta buen gusto y mucho trabajo para montar actividades interesantes y atractivas. En este parque forestal hay un pequeño museo en el que se hacen talleres dirigidos a niños y adultos. Pero lo más interesante son las rutas accesibles que se han diseñado en el bosque compaginando el arte y la creatividad con la observación de la naturaleza. Siempre utilizando materiales naturales han creado diversos espacios, para el juego y la contemplación, realmente inspiradores.
Jugando en el bosque (Queen Elizabeth Forest Park, 2014)
Museo en el Queen Elizabeth Forest Park (Escocia, 2014)
Decenas de senderos para recorrer a pie o en bicicleta. Cascadas, arroyos y riachuelos que aparecen inesperadamente. Observatorios para aves y mamíferos. Para atraer al público más aventurero y atrevido hay además una ruta aérea para conocer el bosque lanzándose en tirolinas, atravesando el bosque con cuerdas y pasarelas. Dentro de las actividades GoApe se puede conocer el bosque de un modo emocionante y con la adrenalina corriendo por nuestras arterias.
Zona de juegos (Queen Elizabeth Forest Park, 2014)
Zona de alimentación controlada para facilitar la observación
THE WILD CENTER (New York, USA)
Una de las mejores cosas de viajar es descubrir lugares sorprendentes e inesperados que te fascinan. Llegamos a Tupper Lake invitados por Pam a través de “couchsurfing“. Era una tarde lluviosa y fría y las montañas Adirondack aparecían cubiertas de bruma. Estas son las montañas más elevadas del estado de New York y se caracterizan por sus densos bosques, lagos y lagunas bellísimas. Pasamos una jornada memorable invitados en un preciosa casa de madera junto al lago y, por la mañana, siguiendo las indicaciones de la madre de Pam nos dirigimos al Wild Center. Lo que en el pasado fue un campo arrasado por la deforestación es hoy un día un monumento a la conservación.
Caminado como ardillas por el bosque (The Wild Center, 2015)
Lo que pensábamos que sería un sencillo museo era en realidad un proyecto riquísimo y atractivo: una fundación en la que muchas personas y entidades participan.  Este tipo de inicitivas son muy comunes en Estados Unidos: un grupo de personas ponen su dinero y su tiempo, buscan subvenciones y ayudas económicas, trabajan como voluntarios para hacer realidad algo que podría parecer una quimera. Si el tema prospera se contrata personal y se convierte en un negocio. Nos fascinó todo el museo. A mí, especialmente, la sala con los materiales didácticos para el estudio del mundo natural. Armarios llenos de sorpresas, cajones con muestras de todo tipo para jugar y aprender. Eran preciosas las reproducciones de hongos, por ejemplo.  Los modelos de esqueletos de diversos animales, los puzzles y tantas otras cosas para experimentar y descubrir. El sueño de cualquier persona que se dedique a la enseñanza de las maravillas de nuestro planeta.
Materiales para descubrir el mundo natural (The Wild Center, 2015)
Sin duda, el broche de oro a la visita fue el paseo por el bosque. Ascender entre los troncos huecos, creados y diseñados para poder subir a las alturas. Ya sea por tu propio pie, con un carrito de bebé o en silla de ruedas, todo el mundo puede disfrutar de ese paseo entre las copas de los árboles del bosque septentrional americano. Robles, pinos, sauces…. Al final del paseo nos esperaban dos sorpresas increíbles: un enorme nido de águila en el que sentirte como una de esas majestuosas aves y una espectacular tela de araña elevada a una decena de metros sobre el suelo en la que jugar y saltar bajo la supervisión de la araña gigante propietaria de esa obra de arte.
Caímos como moscas en la tela de la araña gigante (The Wild Center, 2015)
Todo el entorno está diseñado con creatividad y
rigurosidad (The Wild Center, 2015)
Y para finalizar, probablemente, el más sencillo y humilde de los parques y reservas que hemos recogido en esta entrada de hoy pero no por ello menos importante. Rachel Carson y sus refugios para la vida salvaje se merecen un centro de interpretación mejor diseñado, con una mejor exposición sobre la vida y obra de esta bióloga-escritora, con mas información sobre las amenazas que destruyen cada día los humedales y zonas costeras de todo el planeta. Con su humildad, este lugar transmite la esencia de lo que Rachel Caron fue: una persona sencilla e inteligente, capaz de escribir con dulzura sobre los ecosistemas que tan bien estudió y conoció. Ella vivió en Maine la mayor parte de su vida pero también recorrió otras zonas de Estados Unidos en sus proyectos de investigación y para documentarse en sus escritos.
Cultivando nuestro “sense of wonder” con Rachel Carson
La visita al centro de interpretación incluye el paseo por un sendero de un kilómetro de longitud en el que se explican los delicados equilibrios que coexisten en este lugar donde las aguas dulces de los ríos se encuentran con el mar en sus grandes desplazamientos mareales que tienen lugar cada día. El bosque que se recorre es joven pues sufrió, hace pocas décadas, una intensa deforestación -como la mayor parte de la costa este de Estados Unidos. Es desde hace poco tiempo que ha comenzado a recuperarse. Después de haber visitado los bosques chilenos, no podíamos evitar hacer comparaciones pues estos árboles parecen poca cosa frente a aquellos majestuosos árboles centenarios. Pero es ilusionante comprobar como la protección de extensas áreas del territorio y una gestión consciente están ayudando a crear bosques que en pocas generaciones serán impresionantes.
Sendero que recorre el bosque en recuperación
(Rachel Carson Wildlife Refuge, 2015)
Como nos recuerda aquel dicho “dejemos a nuestros hijos un mundo mejor del que heredamos”. En estos seis lugares que hoy hemos intentado descubriros están trabajando a conciencia para que así sea. La mayor parte de ellos hacen pagar al visitante: cobran por aparcar, o por acceder a las instalaciones o por participar en algunas de las actividades. Para nosotros puede parecernos extraño porque en nuestro país no estamos habituados a pagar y colaborar en el mantenimiento de estos lugares. Los turistas debemos contribuir en la protección de los espacios natuarles que visitamos, del mismo modo que pagamos por una buena comida, un museo o por ir al cine… Pero además, como habitantes de un  territorio, cualquiera de nosotros puede contribuir de múltiples maneras: recuperar campos abandonados, diseñar aulas para el estudio de la naturaleza, crear rutas eco-culturales, rescatar usos tradicionales… Ojalá que poco a poco, frente a al ansia urbanística,  aprendamos a aprovechar mejor las zonas urbanas que ya hemos asfaltado y dejemos nuestro entorno natural a salvo.
Los humedales son lugares sensibles y únicos (Maine, 2015)

Pin It on Pinterest