LA CITÉ DE L’ESPACE: UN VIAJE AL ESPACIO CON NIÑOS

LA CITÉ DE L’ESPACE: UN VIAJE AL ESPACIO CON NIÑOS

El deseo por descubrir el universo más allá de los límites conocidos de nuestro pequeño y delicado planeta es algo que acompaña al ser humano desde antiguo. Desde niños miramos al espacio al cielo nocturno con admiración y curiosidad y nos imaginamos viajando al espacio en fantásticas naves espaciales. Viajar con niños te ayuda a descubrir lugares que probablemente no habrías visitado de no ir acompañado por ellos. La Cité de l’Espace era uno de nuestros viajes ansiados desde hace tiempo porque nos encanta aprender más y más sobre los misterios de nuestro universo.

Disfrutando de los juegos infantiles en la Cité de l'Espace (Francia, 2016)

Disfrutando de los juegos infantiles en la Cité de l’Espace (Francia, 2016)

“Si un hombre lo ha soñado, otros lo harán realidad” Jules Verne

Dicen que fueron los chinos los primeros en lanzar cohetes al espacio y muchos siglos después Julio Verne imaginó el primer viaje de la Tierra a la Luna en su famoso libro… La carrera espacial está llena de aventuras y desventuras, incluso de fallos garrafales propios de la mente humana que nos hacen dudar de cómo fuimos capaces de lograr mandar a la Luna a unos astronautas en los años 60 del siglo pasado. Leyendo el libro “10.000 años mirando estrellas” descubrimos increíbles historias sobre el estudio de nuestro Sistema Solar y no podemos evitar maravillarnos con la tecnología que hemos logrado desarrollar. Parece más un sueño de locos pero realmente todo viene del deseo de aprender, de saber, de descubrir…

Acceso al pabellón de exposiciones de la Cité de l'Espace (Francia, 2016)

Acceso al pabellón de exposiciones de la Cité de l’Espace (Francia, 2016)

Discovery“, así se llamaba el famoso transbordador que permitió hacer decenas de viajes para poder construir la Estación Espacial Internacional (EEI). Anaximandro en el siglo VII a.C. ya intuía que la Tierra era esférica y Aristóteles lo demostró estudiando los eclipses entre otras cosas. Eratóstenes, en el siglo II a.C. fue capaz de calcular el perímetro de la esfera terrestre y, sin embargo, después fueron necesarios casi 18 siglos para que Galileo Galilei volviera a poner sobre la mesa lo que ya los sabios griegos habían anunciado muchos siglos atrás: la Tierra es esférica y no es el centro del universo. Y así, llegamos al siglo XX y en pocos años la carrera espacial lleva al ser humano a la Luna y, actualmente, nos estamos planteando enviar una misión tripulada a Marte para el año 2030…

Las secciones y la información se muestran de modo alegre y atractivo en la Cité de l'Espace (Francia, 2016)

Las secciones y la información se muestran de modo alegre y atractivo en la Cité de l’Espace (Francia, 2016)

Todo esto y mucho más puede ser aprendido en la Cité de l’Espace de Toulouse. Creada por el ayuntamiento de la ciudad con la colaboración de la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) entre otros, abrió sus puertas en 1997. Un museo y centro interactivo de los de “está prohibido no tocar” en los que la información y el diseño de espacios atrae desde el primer momento al visitante. En nuestro viaje con niños a Francia en el verano de 2016 no podía faltar esta “escapada al espacio“.

Toda la información está también en castellano en la Cité de l'Espace (Francia, 2016)

Toda la información está también en castellano en la Cité de l’Espace (Francia, 2016)

Realmente yo no estaba muy al tanto de los acontecimientos de la Carrera Espacial pero tener a mi lado a Pau y a Ernest me ha hecho aprender muchísimo en estos últimos años. Es alucinante comprobar cómo los niños retienen datos y más datos sobre aquello que les interesa. Todos nos sorprendemos con su capacidad para retener nombres de dinosaurios y conocer sus características, por ejemplo. Y, sin duda, otro tema estrella son los cohetes. Es por ello que visitar este museo era uno de nuestros deseos para este verano. El año pasado, en New York y en Washington ya disfrutamos de lo lindo con este tema  en el National Air and Space Museum y no ha sido para menos en la Cité de l’Espace.

Dentro de la cápsula SOYOUZ puedes experimentar como se "empaquetan" a los astronautas.

Dentro de la cápsula SOYOUZ puedes experimentar como se “empaqueta” a los astronautas.

Se puede organizar la visita por zonas:

La Exposiciones están en la zona de acceso al recinto e incluye cinco niveles con múltiples areas temáticas que van más allá de la carrera espacial y que sirven para aprender muchas de las múltiples aplicaciones de la ingeniería aeronáutica y aeroespacial. Los satélites artificiales, por ejemplo, que nos ayudan a estudiar nuestro planeta, a hacer predicciones meteorológicas, a mejorarlas técnicas agricolas, etc.

La reproducción de la MIR es visitable en la Cité de l'Espace (Francia, 2016)

El modelo de prueba de la MIR es visitable en la Cité de l’Espace (Francia, 2016)

Hay simuladores de vuelo y una zona de entrenamiento para astronautas, puedes conducir un coche lunar, experimentar la sensación de dar saltos en la Luna o dar el tiempo en un canal de televisión como un experto meteorólogo. Además en el Stelarium se pueden visionar diversas películas, algunas dirigidas a los más peques.

En los Jardines hay una enorme recreación de satélites y vehículos espaciales a escala real. Es genial pasear por el Paseo Infinito. El protagonista es el enorme cohete Ariane pero también el modelo de prueba de la estación MIR a la que se puede acceder. Igualmente puedes entrar en la cápsula Soyuz rusa y experimentar el nivel de empaquetamiento al que se somete los pobres astronautas cada vez que son lanzados en sus viajes hacia la Estación Espacial Internacional ¿Cómo podrán viajar ahí dentro y atreverse a volver a la Tierra dentro de ese proyectil enano a tan grande velocidad? Debajo del Ariane 5 se accede a la Base de lo Niños con un montón de juegos para aprender mirando, tocando, leyendo y experimentando.

Acceso a Astralia donde hay un IMAX y un Planetarium

Acceso a Astralia donde hay un IMAX y un Planetarium

Los múltiples juegos experimentales y la recreación a escala del Sistema Solar son una maravilla por su calidad y por la información ofrecida.  Todos los paneles están en francés, inglés y castellano por lo que la visita es muy cómoda.

Y por último está el pabellón Astralia que cuenta con un cine IMAX y un planetario en el que visionar interesantes películas sobre el tema. Para las películas se ofrecen traductores simultáneos en diversos idiomas. De esta manera la visita es completa para todo el que sienta atracción e interés por el espacio y la investigación que los seres humanos llevamos realizando desde hace siglos. Un lugar fantástico para despertar la curiosidad y pasar un buen día -o dos- descifrando cada panel y cada rincón de este lugar que os animamos a conocer con o sin niños. Feliz viaje a Toulouse!!!

DATOS PRACTICOS

Organiza tu visita decidiendo primero qué peliculas quieres ver en la zona de Exposiciones y en el Imax y el planetario de Astralia. Para ello te ofreceran un folleto en castellano con todos lo horarios.

Detalle de la Cité de l'Espace (Francia, 2016)

Detalle del plano de la Cité de l’Espace (Francia, 2016)

Precio de las entradas: hay entradas individuales  para adultos (desde 21€), niños (desde 15,50) y también combinados para familias y diversas reducciones. Los menores de 5 años no pagan. Consulta aquí aquello que más te interesa y ten en cuenta que los precios varían según la época del año.
El horario de apertura es de 10 a 19 h en verano pero hay algunas noches con actividades nocturnas y también varía a lo largo del año.  Puedes consultarlo aquí.
Comida: hay restaurantes y bares en el recinto y, aunque son del tipo “fastfood” comprobamos que la calidad de los sandwiches y bocatas es excelente. Puedes llevar tu propio picnic y bebida sin problemas.
Controles de acceso: hay controles de acceso, evita los típicos elementos punzantes que habitualmente están prohibidos. Las personas encargadas de realizarlos son amabilisimas.
ALOJAMIENTO
Nosotros acampamos en el camping La Rupé situado muy cerca del periférico que rodea la ciudad y de la autovía A61 que va hacia Marsella y que está a menos de 15 minutos de la Cité. Muy buenas instalaciones y además con los servicios adaptados a los más pequeños de la familia.
DESPLAZAMIENTO
Puedes llegar a Toulouse cómodamente en coche pero además hay un AVE que comunica Barcelona con la ciudad francesa. Desde el centro de la ciudad puedes llegar a la Cité de l’Espace con la linea de autobús número 37.

¿Preparados para el viaje al espacio?

¿Preparados para el viaje al espacio?

ALS VOLTANTS DEL RIU GARONA

ALS VOLTANTS DEL RIU GARONA

Un dels paratges que més ens ha sorprès del nostre últim viatge per França ha sigut la zona situada al nord de Bordeaux, a la vorera dreta de l’immens estuari que forma el riu Garona a la seua desembocadura. Vistes inabastables de l’estuari, fortaleses reials, petites ciutats costaneres d’alt atractiu turístic, pobles menudets on es respira la calma d’una vida rural prop de l’Atlàntic que manté una doble vessant agrícola i marinera, alhora, etc. Pots veure un poquet més en aquest vídeo que hem preparat i també continuar llegint….

(Si prefieres el texto en castellano… sigue avanzando: esta entrada es bilingüe)

Vistas de Mortagne desde el camping municipal (Francia, 2016)

Vistes de Mortagne des del camping municipal (França, 2016)

Pujant a les dunes prop de La Tremblade (França, 2016)

Pujant a les dunes prop de La Tremblade (França, 2016)

La primera nit a la zona acampàrem a la vila de Mortagne, a un càmping situat dalt del penya-segat de l’antiga línia de la costa. La indústria de l’home, amb el pas de les dècades, va anar obrint una extensa planura, per a camps de conreu i pastures, que hui es pot contemplar des d’aquella inusual talaia. Als peus del càmping es troba el singular port de la vila, al qual s’accedeix des de l’oceà mitjançant un llarg canal que s’ompli amb la plenamar i que queda gairebé sec quan baixa la marea. Per evitar que es queden sense calat els vaixells fondejats al port, a l’entrada d’aquest hi ha una exclusa enorme que reté l’aigua al moll fins a la pròxima pujada de la marea.

IMG_5386

En Talmont les barques esperen la pujada de la marea a través de l’estuari del riu Garona

Una de les boniques cases de Talmont i de molts altres pobles de la regió (França, 2016)

Una de les boniques cases de Talmont i de molts altres pobles de la regió (França, 2016)

A l’endemà férem una parada a Talmont, un pintoresc llogaret penjat sobre la mar que atrau multituds de turistes. El casc urbà està format a penes per dos carrers, però la muralla que encercla el poblet i la preciosa esglesieta situada pel costat de la mar li donen un encant especial. També, hi ha les fotogèniques casetes dels pescadors, situades sobre la costa, molt elevades sobre l’aigua, i des de les quals es pesca, seguint un costum ancestral, amb unes xarxes que es despengen sobre la mar, quan la marea està alta. Per últim, hi ha el canal que serveix de port, semblant al de Mortagne, però encara més estret i sense exclusa, de manera que quan la marea està baixa, més que un port fa l’efecte de ser una allargada drassana, amb una cua d’embarcacions a l’espera que el fuster les deixe de nou llestes per a navegar.

Els comerciants anuncien els productes de la regió (França, 2016)

Els comerciants anuncien els productes de la regió (França, 2016)

ESCULTURA

Escultures en fusta al costat del Far de Terre Negre (França, 2016)

El nostre pas per Royan va ser fugaç, però no per això ens va impressionar poc la ciutat, amb la seua frenètica activitat turística en plena temporada estiuenca, així com la seua inusual i majestuosa església. Infinitat de xalets, urbanitzacions, hotels, restaurants, bungalows, apartaments, etc. Tot amb preciosos jardins i amb una platja de somni, presidida per un conjunt de casetes de pescadors conservades com a monument commemoratiu de l’activitat tradicional a la zona.

IMG_5410

Mirador al far de Terre Negre amb una caseta de pescadors al fons (França, 2016)

Casetes típiques dels pescadors a prop de La Palmyre (França, 2016)

Casetes típiques dels pescadors a prop de La Palmyre (França, 2016)

Amb el cor partit, per no quedar-nos allà mateix, continuàrem el nostre camí resseguint la costa cap al nord, entrant al municipi de La Tremblade, on férem una parada a l’espectacular far de Le Coubre. Una llarguíssima escalera de caragol ens va permetre pujar al cim i contemplar l’espectacle d’una de les platges més boniques de tota França, separada de l’extens pinar que s’escampa al seu darrere per una fabulosa duna d’arena que s’estén al llarg de quilòmetres de costa. La nostra següent parada, després de visitar l’interessant museu del far, va ser la platja, com és natural, tot i estar ocupada per centenars de famílies franceses que havien decidit, com nosaltres, passar el dia en aquella meravellosa platja paradisíaca.

Far de la Coubre alcança els 50 metres i les vistes són espectaculars (França, 2016)

Far de Le Coubre alcança els 50 metres i les vistes són espectaculars (França, 2016)

Vistes i detalls de l'ascens dels 300 esglaons del far de la Coubre (França, 2016)

Vistes i detalls de l’ascens dels 300 esglaons del far de Le Coubre (França, 2016)

L’endemà, després de dormir al càmping municipal d’Esnandes, férem una incursió a l’Ile de Ré. Després de creuar l’impressionat pont que hi dóna accés resseguírem la carretera que creua l’illa fins arribar a l’extrem més occidental, al Far des Baleines. En aquesta ocasió, en compte de pujar al far, ens estimàrem més fer un passeig per l’antic criador de mol·luscs que s’estén al darrere mateix del far i que, amb la marea baixa es converteix en un viver interessantíssim de visitar amb els xiquets per a que descobrisquen, de primera mà, alguns dels secrets de la vida marina.

La marea baixa permet caminar per davant del Far des Baleines, Ile de Ré (França, 2016)

La marea baixa permet caminar per davant del Far des Baleines, Ile de Ré (França, 2016)

El millor mitjà de transpor, sense dubte, és la bicicleta (França, 2016)

El millor mitjà de transport, sense dubte, és la bicicleta (França, 2016)

D’aquesta manera, posàrem fi a aquesta etapa del nostre viatge per França, amb unes sensacions molt bones i amb el desig de tornar algun dia per gaudir dels encants d’aquesta zona amb més temps i amb major calma. Tot el viatge va estar especiat amb bucòliques imatges de vinyes i girasols, de bodegues de vi pineau i de llogarets on s’ofereixen ostres i musclos. Les visions del mar i del cel, dels camps verds i d’altres ja segats… tots aquest records venen a la nostra ment i plenen el nostre cos de meravelloses sensacions estiuenques.

Els camps de raïm lluicen espectaculars a l'estiu (França, 2016)

Els camps de raïm lluicen espectaculars a l’estiu (França, 2016)


TEXTO EN CASTELLANO

Uno de los parajes que más nos ha sorprendido de nuestro último viaje por Francia ha sido la zona situada al norte de Burdeos, en la orilla derecha del inmenso estuario que forma el río Garona en su desembocadura. Vistas inalcanzables del estuario, fortalezas reales, pequeñas ciudades costeras de alto atractivo turístico, pueblos pequeñitos donde se respira la calma de una vida rural que mantiene una doble vertiente agrícola y marinera, a la vez, etc. Puedes ver un poco más en este video que hemos preparado y también continuar leyendo….

La primera noche acampamos en la ciudad de Mortagne, en un camping situado encima del acantilado de la antigua línea de la costa. La industria del hombre, con el paso de las décadas, fue abriendo una extensa llanura, para campos de cultivo y pastos, que hoy se puede contemplar desde aquella inusual atalaya. A los pies del camping se encuentra el singular puerto de la ciudad, al que se accede desde el océano mediante un largo canal que se llena con la pleamar y que queda casi seco cuando baja la marea. Para evitar que se quedan sin calado los barcos fondeados en el puerto, a la entrada de este hay una exclusa enorme que retiene el agua en el muelle hasta la próxima subida de la marea.

Al día siguiente hicimos una parada en Talmont, una pintoresca aldea colgada sobre el mar que atrae a multitudes de turistas. El casco urbano está formado apenas por dos calles, pero la muralla que rodea el pueblo y la preciosa pequeña iglesia situada al lado del mar le dan un encanto especial. También, están las fotogénicas casetas de los pescadores, ubicadas sobre la costa, muy elevadas sobre el agua, y desde las que se pesca, siguiendo una costumbre ancestral, con unas redes que se descuelgan sobre el mar, cuando la marea está alta . Por último, está el canal que sirve de puerto, parecido al de Mortagne, pero aún más estrecho y sin exclusa, de modo que cuando la marea está baja, más que un puerto da la impresión de ser una alargada astillero, con una cola de embarcaciones a la espera de que el carpintero las deje de nuevo listas para navegar.

Nuestro paso por Royan fue fugaz, pero no por eso nos impresionó poco la ciudad, con su frenética actividad turística en plena temporada veraniega, así como su inusual y majestuosa iglesia. Infinidad de chalets, urbanizaciones, hoteles, restaurantes, bungalows, apartamentos, etc. Todos con preciosos jardines y con una playa de ensueño, presidida por un conjunto de casetas de pescadores conservadas como monumento conmemorativo de la actividad tradicional en la zona.

Con el corazón partido, por no quedarnos allí mismo, continuamos nuestro camino siguiendo la costa hacia el norte, entrando en el municipio de La Tremblade, donde hicimos una parada en la espectacular faro de Le Coubre. Una larguísima escalera de caracol nos permitió subir a la cima y contemplar el espectáculo de una de las playas más bonitas de toda Francia, separada del extenso pinar que se extiende detrás por una fabulosa duna de arena que se extiende a lo largo de kilómetros de costa. Nuestra siguiente parada, después de visitar el interesante museo del faro, fue la playa, como es natural, a pesar de estar ocupada por cientos de familias francesas que habían decidido, como nosotros, pasar el día en aquella maravillosa playa paradisíaca.

Al día siguiente, después de dormir en el camping municipal de ESNANDES, hicimos una incursión en la Ile de Re. Después de cruzar el impresionante puente que da acceso siguiendo la carretera que cruza la isla hasta llegar al extremo más occidental, el Faro des Baleines. En esta ocasión, en lugar de subir al faro, preferimos dar un paseo por el antiguo criador de moluscos que se extiende detrás mismo del faro y que, con la marea baja se convierte en un vivero interesantísimo de visitar con los niños para que descubran, de primera mano, algunos de los secretos de la vida marina.

De esta manera, pusimos fin a esta etapa de nuestro viaje por Francia, con unas sensaciones muy buenas y con el deseo de volver algún día para disfrutar de los encantos de esta zona con más tiempo y con mayor calma. Todo el viaje estuvo especiado con bucólicas imágenes de viñedos y girasoles, de bodegas de vino pineau y de tiendas donde se ofrecen ostras y mejillones. Las visiones del mar y del cielo, los campos verdes y otros ya segados junto al río Garona … todos estos recuerdos vienen a nuestra mente y llenan el nuestro cuerpo de maravillosas sensaciones veraniegas junto al Atlántico.

ITINERARIO: FRANCIA Y MÁS EN 35 DÍAS

ITINERARIO: FRANCIA Y MÁS EN 35 DÍAS

El viaje de este verano nos ha llevado a recorrer Francia durante 20 intensos días pero, además, hemos podido disfrutar de dos bellas regiones de nuestro país: el centro-norte de Euskadi y Les Valls d’Àneu en el Pirineo de Lleida (detalles de la ruta) haciendo un itinerario de 35 días. Han sido unas vacaciones muy activas y llenas de experiencias. Hemos adaptado nuestro itinerario a los alojamientos que habíamos concertado a través de varios intercambios de casas pues esto se adapta muy bien a nuestra manera de viajar con niños.

En este post os dejamos el detalle del itinerario y, también, el presupuesto detallado. Evidentemente, un presupuesto es muy variable y depende mucho de la manera de viajar (y de vivir) que tiene cada familia pero, sin duda, puede serviros para hacer una estimación.

Ernest y Ferran repasan la ruta en nuestra casa de Vile d'Avray.

Ernest y Ferran repasan la ruta en nuestra casa de Vile d’Avray.

ITINERARIO DEL VIAJE

Por las hoces del Júcar en Valencia

LLegando a Chulilla (Valencia) para recorrer las hices del rio Turia

DÍA 1. Viaje desde El Campello a Chulilla (Valencia).

Alojamiento Hostal El Pozo.

DÍA 2. Excursión por las Gargantas del Turia

Viaje hasta Borja (Zaragoza).

Alojamiento en el Camping Borja.

DÍA 3. Visita al Monasterio de Veruela.

Viaje hasta Leintz-Gatzaga (Guipúcoa).

Alojamiento en el caserío de una familia que nos acoge (el verano pasado pasaron varias semanas en nuestra casa).

DÍA 4-9. Visitamos algunos lugares de las provincias de Guipuzcoa y Vizcaya (Bilbao, Donosti, Elorrio, el bosque de Oma, San Juan de Gaztelugatxe, Santuario de Aranzazú… y hacemos varias excursiones preciosas por la zona acompañados de nuestros anfitriones).

Alojamiento en el mismo caserío de Leintz-Gatzaga.

DÍA 10. Viaje a Mortagne sur Gironde (Francia)

Monasterio de Veruela

Alojamiento en el camping municipal.

DÍA 11. Recorremos la costa hasta Esnandes.

Visitamos Royan, Talmont y la zona costera cerca de La Tremblade.

Alojamiento en el camping Les Misottes de Esnandes.

DÍA 12. Recorremos Ille de Ré y nos desplazamos a Blois

Alojamiento en casa de Cristine.

DÍA 13. Visitamos Cheverny y Amboise.

Alojamiento en casa de Cristine.

DÍA 14. Visitamos

Ferran disfrutó mucho de los jardines de Monet (Giverny, Francia 2016)

Blois por la mañana.

Viajamos hasta Vile d’Avray pasando por Chartres.

Alojamiento en casa de Silvie (intercambio de casas, ella y su familia han pasado este verano 4 semanas en nuestra casa de El Campello).

DÍA 15-22. Visitamos París (4 días), jardines de Versalles, Giverny, Rouen, Disneyland París y France en miniature.

DÍA 23. Viajamos hasta Pont d’Audemer (aquí puedes saber más sobre nuestros días en Normandía).

Visitamos Honfleur y Etretat.

Alojamiento en el camping Risle-Seine.

DÍA 24. Viajamos hasta Carentan.

Recorremos la costa y la zona del desembarco.

Alojamiento en el camping Haut-Dick.

DÍA 25. Viajamos hasta Mont Sant Michel.

La reproducción de la MIR es visitable en la Cité de l’Espace (Francia, 2016)

Vistamos el pueblo y la abadía.

Alojamiento en el camping Mont Sant Michel.

DÍA 26-27. Regresamos a Vile d’Avray.

Alojamiento en casa de Silvie.

DÍA 28. Viaje a Toulouse.

Alojamiento en el camping La Rupé.

DÍA 29. Visitamos la Cité de l’Espace.

Alojamiento en el camping La Rupé.

DÍA 30. Viaje a València d’Àneu (Lleida, España)

Alojamiento en casa de Laura (intercambio de casas).

DÍA 31-34. Excursiones por el alto Pirineo catalán en el Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.

DÍA 35. Regreso a casa.

PRESUPUESTO GLOBAL (35 días de viaje)

CONCEPTOS

Euros (€)

Alojamiento

319

Comida

1.308

Gasolina

392

Peajes

142

Museos y actividades

860 (262 en Disneyland Paris)

Otros (parking, metro en París, por ejemplo)

65

Regalos y recuerdos

186

TOTAL

3.272

Promedio por día

93,49 €

Promedio por persona y día

23,37 €

Las carnicerías y charcuterías son un espectáculo en Francia.

Las carnicerías y charcuterías son un espectáculo en Francia.

ALOJAMIENTO

De las 34 noches hemos dormido 1 noche en hotel (100 €), 7 noches en campings (219 €), 2 noches con “couchsurfing” y las 24 restantes en las 3 casas con familias que participamos en el intercambio de casas (usamos los portales de IntercambioCasas y de Home for home).

La casa en que nos alojamos en Leinz-Gatzaga.

La casa en que nos alojamos en Leinz-Gatzaga.

COMIDA

Aunque intentamos comprar habitualmente para cocinarnos nosotros mismos y hacer picnic al menos una comida al día, cuando salimos de viaje es inevitable querer saborear la gastronomía de los lugares que visitamos. Este es un ingrediente esencial de los viajes pero también encarece mucho el presupuesto en los viajes por Europa. En los 35 días de viaje, hemos comido o cenado en restaurantes en 9 ocasiones y eso ha supuesto 505 € de los 1.308€ totales… En algunos presupuestos no se incluye esta partida ya que, si estuviésemos en casa, también tendríamos que hacer la compra habitual pero a nosotros nos gusta contabilizarlo todo.

Saboreando "macarons" dn París.

Saboreando “macarons” dn París…

DESPLAZAMIENTOS

Viajar en avión es muy costoso para una familia pero es inevitable si quieres desplazarte a lugares lejanos o dispones de poco tiempo. Sin duda, este año, hemos ahorrado mucho en este apartado de nuestro presupuesto. Contando la gasolina más los peajes -y sin contar el desgaste que supone a nuestro coche los 6.075 km que le hemos hecho- el gasto asciende a 534 €. Además hay que tener en cuenta que la mayor parte de las autopistas en Francia son de peaje. Aunque evitamos las autopistas porque preferimos las carreteras locales para desplazarnos, a veces hay que intentar reducir los trayectos en tiempo. En Francia hay mucho tráfico y es habitual que se haga un “bouchon” en las zonas de peaje que a veces suelen ser kilométricos. Otro motivo más para evitar las autopistas.

Visitando el Museo Vasco en Bilbao.

Visitando el Museo Vasco en Bilbao.

ACTIVIDADES

Es inevitable que el montante de gasto sea elevado en esta partida del presupuesto pues la visita a museos, parques de actividades y monumentos, entre otras cosas, forma parte del viaje en sí. Sin embargo, este año vemos que hemos gastado más de lo habitual pues hemos visitado Eurodisney nos ha costado 262 € (el 30 % del presupuesto de actividades), el promedio es de 215 por persona… Menos mal que ir a la playa, a los parques, pasear por las ciudades, subir montañas, bañarse en lagos y, sobre todo, disfrutar juntos de nuestra convivencia… es gratis!

Esperamos que esta información os sea de interés y os ayude a planificar vuestros viajes ¡felices viajes!

¿Tienes otro itinerario por Francia que puedas aconsejarnos para viajar con niños? 

MONT SANT MICHEL: PUR MAGNETISME

MONT SANT MICHEL: PUR MAGNETISME

Ja des de lluny, la visió del Mont Saint-Michel fa una impressió espiritual: és una sensació com d’irrealitat. Les grans estructures arquitectòniques bastides per l’ésser humà, des de les immenses pedres arrenglerades durant la prehistòria fins als més moderns gratacels, passant per les esveltes catedrals gòtiques, tenen en comú aquesta insòlita prestància que captura la mirada de l’espectador, mitjançant una misteriosa atracció. A Saint-Michel, no obstant, potser es fa més evident aquest magnetisme pel fet d’emergir d’una manera única per damunt la línia de l’horitzóDe fet, tota l’estructura del conjunt arquitectònic està dissenyada per ressaltar l’elevació. Quasi podríem parlar-ne d’un efecte de levitació, com a un miratge.

IMG_6317 (2)

Visitar l’indret a poqueta nit és un regal per als sentits (França 2016)

En aquest cas, a més, la singularitat arquitectònica s’ajusta perfectament a la significació espiritual que presideix l’abadia fortificada consagrada a Sant Miquel, l’arcàngel que va vèncer el drac, segons la narració bíblica. El drac, a la tradició cristiana, simbolitza el mal, en totes les seues manifestacions. La victòria de Sant Miquel, amb l’espasa i situat per damunt del drac, simbolitza la capacitat de sobreposar-se a l’assetjament del mal, una victòria que ha d’interpretar-se espiritualment, al context d’una lluita interior.

Sant Miquel representa

Sant Miquel representa la capacitat de sobreposar-se a l’assetjament del mal (França 2016)

No és estrany que, juntament amb Joana d’Arc, Sant Miquel haja sigut una permanent apel·lació a l’hora d’incitar l’esperit èpic i l’ardor guerrer dels francessos. Tanmateix, el mite que rodeja Sant Miquel va més enllà de qualsevol patriotisme simple i groller que puga ser proclamat pels radicals de l’extrema dreta francesa.

IMG_6312 (2)

La importància arquitectònica de Mont Sant Michel és remarcable (França 2016)

Hui dia, Mont Saint-Michel sembla quasi un parc d’atraccions, visitat per milions de turistes a l’any. Tots hi acudim atrets per la bella imatge del perfil inigualable de l’abadia. El recorregut per les seues estàncies ens descobreix la magnificència i la sobrietat que hi imperava. Però a cada racó s’hi pot veure, també, la cura i l’elegància a l’hora de bastir qualsevol detall de l’entramat urbà i dels ornaments arquitectònics, senyal d’una voluntat inequívoca per crear un conjunt bell i harmonitzat. 

IMG_6261 (2)

Des de la passarel·la la vista de l’abadia mentre caminem ens atrau magnèticament

Sense dubtes, és un lloc únic, aïllat del món, gràcies a la seua bellesa. El passeig fins a arribar-hi als peus de l’abadia contemplant l’espectacle d’aquella muntanya al bell mig de la badia, admirar com cau el sol rere l’horitzó, a l’oceà, des de la terrassa de l’abadia o fer el camí de tornada després del capvespre, girant la mirada per veure destacada la silueta il·luminada de la fortalesa enmig la foscor, són experiències del tot inoblidables.

IMG_6277 (2)

A l’abadia viu un ésser misteriós i estrany… (França 2016)

IMG_6289 (2)

En la visita els xiquets i nosaltres observem les pistes per trobar l’estrany habitant… (França 2016)

IMG_6307 (2)

Els detalls en les construccions són font de fotografies precioses (França 2016)

Tant és així que si, per un segon, aconsegueixes oblidar-te de la remor incessant dels turistes i els operadors turístics, tal volta et sentiràs interpel·lat pel reclam espitirual que adreça, encara hui, Sant Miquel des del cim de l’agulla que corona l’abadia, una crida a viure des de l’excel·lència, la sobrietat i la bellesa interior, abraçant la virtut i donant mort al drac interior que ens mena a una existència baixa, vil i cavernosa.

La pregunta és si encara hi ha, entre la multitud de visitants que desfilen cada dia per la passarel·la que uneix l’abadia al món, persones amb la sensibilitat suficient per a captar i acollir el missatge sublim que llança l’àngel des de la seua elevada talaia.

DADES PRÀCTIQUES:

RESUM DE LA NOSTRA VISITA EN VÍDEO ACÍ I NO ET PERGUES AQUEST VÍDEO.

ALLOTJAMENT: hi ha vàries opcions fora del recinte d’accés restringit però, sense deubte, el millor és allotjar-te dins. En aquest últim cas el camping o l’hotel que tries et facilitarà una clau d’accés per poder passar la barrera. Nosaltres vam triar el Camping du Mont Saint Michel situat darrere de l’hotel Vert. Sense dubte una gran opció: bones instal·lacions, wiffi gratuït, ben prop de la passarel·la d’accés i, a més a més, un bon preu: 31€/família (inclou el 4€ d’accés al recinte restringit).

Pots arribar a Mont Sant Michel a peu, en bici, cotxe de cavalls o en bus (França 2016)

Pots arribar a Mont Sant Michel a peu, en bici, cotxe de cavalls o en bus (França 2016)

ACCÉS: hi ha diverses maneres d’arribar fins al Mont Sant MIchel, nosaltres vam triar l’opció d’anar a peu però es pot arribar en bicicleta, amb cotxes de cavalls i en autobusos que recorren regularment els 2 km que el separen del continent.

ENTRADA A L’ABADIA: L’entrada a l’abadia costa 9€ els adults (per als xiquets és gratuït).


TEXTO EN CASTELLANO

Ya desde lejos, la visión del Mont Saint-Michel crea una impresión espiritual: es una sensación como de irrealidad. Las grandes estructuras arquitectónicas construidas por el ser humano, desde las inmensas piedras alineadas durante la prehistoria hasta los más modernos rascacielos, pasando por las esbeltas catedrales góticas, tienen en común esta insólita prestancia que captura la mirada del espectador, mediante una misteriosa atracción. En Saint-Michel, sin embargo, tal vez se hace más evidente este magnetismo por el hecho de emerger de una manera única por encima la línea del horizonte. De hecho, toda la estructura del conjunto arquitectónico está diseñada para resaltar la elevación. Casi podríamos hablar de un efecto de levitación, como un espejismo.

En este caso, además, la singularidad arquitectónica se ajusta perfectamente a la significación espiritual que preside la abadía fortificada consagrada a San Miguel, el arcángel que venció al dragón, según la narración bíblica. El dragón, en la tradición cristiana, simboliza el mal, en todas sus manifestaciones. La victoria de San Miguel, con la espada y situado por encima del dragón, simboliza la capacidad de sobreponerse al acoso del mal, una victoria que ha de interpretarse espiritualmente, en el contexto de una lucha interior.

No es extraño que, junto con Juana de Arco, San Miguel haya sido una permanente apelación a la hora de incitar el espíritu épico y el ardor guerrero de los franceses. Sin embargo, el mito que rodea San Miguel va más allá de cualquier patriotismo simple y grosero que pueda ser proclamado por los radicales de la extrema derecha francesa.

Hoy día, Mont Saint-Michel parece casi un parque de atracciones, visitado por millones de turistas al año. Todos acudimos atraídos por la bella imagen del perfil inigualable de la abadía. El recorrido por sus estancias nos descubre la magnificencia y la sobriedad que imperaba. Pero en cada rincón se puede ver, también, el cuidado y la elegancia a la hora de construir cualquier detalle del entramado urbano y de los ornamentos arquitectónicos, señal de una voluntad inequívoca para crear un conjunto bello y armonizado.

Sin dudas, es un lugar único, aislado del mundo, gracias a su belleza. El paseo hasta llegar a los pies de la abadía contemplando el espectáculo de aquella montaña en medio de la bahía, admirar como cae el sol tras el horizonte, en el océano, desde la terraza de la abadía o hacer el camino de vuelta después del atardecer, girando la mirada para ver destacada la silueta iluminada de la fortaleza en medio la oscuridad, son experiencias del todo inolvidables.

Tanto es así que si, por un segundo, consigues olvidarte del ruido incesante de los turistas y los operadores turísticos, tal vez te sentirás interpelado por el reclamo espitirual que dirección, aún hoy, San Miguel desde la cima de la aguja que corona la abadía, una llamada a vivir desde la excelencia, la sobriedad y la belleza interior, abrazando la virtud y dando muerte al dragón interior que nos lleva a una existencia baja, vil y cavernosa.

La pregunta es si todavía hay, entre la multitud de visitantes que desfilan cada día por la pasarela que une la abadía en el mundo, personas con la sensibilidad suficiente para captar y acoger el mensaje sublime que lanza el ángel desde su elevada atalaya.

DATOS PRÁCTICOS:

RESUMEN DE NUESTRA VISITA EN VIDEO AQUÍ Y NO TE PIERDAS ESTE VIDEO.

ALOJAMIENTO: hay varias opciones fuera del recinto de acceso restringido pero, sin duda, lo mejor es alojarte dentro. En este último caso el camping o el hotel te facilitará una clave de acceso para poder pasar la barrera. Nosotros elegimos el Camping du Mont Saint Michel situado detrás del hotel Vert. Sin duda una gran opción: buenas instalaciones, wiffi gratuito, bien cerca de la pasarela de acceso y, además, un buen precio: 31 € / familia (incluye el 4 € de acceso al recinto restringido).

ACCESO: hay varias maneras de llegar hasta el Mont Saint Michel, nosotros elegimos la opción de ir a pie pero se puede llegar en bicicleta, con coches de caballos y en autobuses que recorren regularmente los 2 km que lo separan del continente.

ENTRADA A LA ABADÍA: acceder al pueblo de Mont Saint Michel es gratuito. La entrada a la abadía cuesta 9 € los adultos (los niños es gratuito)

NORMANDIA: UN LLOC HISTÒRICAMENT RELLEVANT

NORMANDIA: UN LLOC HISTÒRICAMENT RELLEVANT

Normandia és alguna cosa més que una regió pintoresca: és un espai consagrat a la memòria històrica d’un fet rellevant. A cada poble i ciutat hi ha algun element que et recorda que estàs a un lloc que va ser l’escenari d’un fet històric transcendental per a la història de França i d’Occident. La Batalla de Normandia de l’estiu del 1944 es manté viva en la memòria gràcies a la presència per tot arreu de les banderes dels Aliats, plaques commemoratives, escultures i llocs emblemàtics de tota classe.

El Mur Atlàntic s'estenia milers de quilòmetres davant l'amenaça de l'arribada dels aliats

El Mur Atlàntic s’estenia milers de quilòmetres davant l’amenaça de l’arribada dels aliats

El primer element que crida l’atenció al visitant és la presència, al llarg de la costa normanda, de les restes de les fortificacions que van enllestir els alemanys durant l’ocupació de França, davant l’amenaça d’una invasió. El Mur de l’Atlàntic consistia en un conjunt de búnquers, bateries d’artilleria, trinxeres, etc. que havien de servir de barrera defensiva davant d’una eventual invasió. Aquesta línia defensiva s’estenia des de Baiona fins als Països Baixos -i més enllà-, encara que els alemanys estaven convençuts que l’atac es produiria al pas de Calais, per ser la zona més pròxima a les costes d’Anglaterra on eren acantonades les tropes aliades.

Algunes imatges de la costa de Normandia (França 2016)

Algunes imatges de la costa de Normandia (França 2016)

El segon element més remarcable és la visita als llocs en què es va produir el desembarcament de les tropes aliades el 6 de juny del 1944 (el Dia D). Les cinc platges escollides pels aliats per a l’Operació Overlord estan perfectament senyalitzades com a llocs de rellevància històrica. L’abundant informació que es dóna en aquests llocs, amb panells informatius (a més de nombrosos museus i exposicions disseminats al llarg de la ruta), permet fer-se una idea bastant exacta de la magnitud de l’operació militar i del cost en vides que va suposar la Batalla de Normandia. A més, hi ha la possibilitat de visitar, entre altres, l’impressionant cementeri a Omaha Beach on van ser soterrats nou mil dels militars dels Estats Units morts durant la batalla.

Restes dels bunkers a Pointe du Hoc (França 2016)

Restes dels bunkers a Pointe du Hoc (França 2016)

Avuí els xiquets juguen als forats deixats per les bombes a Pinte du Hoc (França 2016)

Avuí els xiquets juguen als forats deixats per les bombes a Pointe du Hoc (França 2016)

El tercer element a subratllar és la mateixa rellevància que els francesos donen a aquest fet històric. Possiblement és l’esdeveniment històric més important del segle XX, per a França, en la mesura que va suposar l’inici de l’alliberament del país després de la derrota i l’ocupació de l’any 1940 a mans dels alemanys. L’esdevindre històric del país fins a dia de hui ha estat absolutament determinat per aquest esdeveniment, suposant el seu redreçament nacional, en clau interna, i determinant les seues estretes relacions amb els Estats Units i la seua vocació europeista, en la vessant exterior.

Alençon fue la primera ciudad recuperada por el ejército francés tras el desembarco en agosto de 1944

Alençon va ser la primera ciutat recuperada per l’exèrcit francés a l’agost de 1944

La visita a aquest immens camp de batalla no hauria de deixar indiferent a ningú, ni tan sols als esperits poc afins als ardors bèl·lics ni als pacifistes declarats. Més que la celebració d’una victòria militar -encara que també ho és, evidentment-, la rememoració de la Batalla de Normandia és un recordatori de l’altíssim cost de la llibertat i la pau. Més que exaltar una acció violenta, ens recorda el valor de la vida humana i de la llibertat. Per a nosaltres, xafar i contemplar les platges en què van morir tantes persones ens ha colpit intensament, caminar entre les files interminables de tombes on descansen els morts d’aquella guerra cruenta ens ha deixat una impressió fonda. El silenci, el respecte i la memòria s’imposen necessàriament.

Graffiti als carrers d'Arromanches (França 2016)

Graffiti als carrers d’Arromanches (França 2016)

INFORMACIÓ D’INTERÉS

Després de visitar aquest lloc ens ha impactat encara més veure dues pel·lícules inoblidables: El dia més llarg i Salvar el soldat Ryan.

Alguns dels museus que es poden visitar: Museu del desembarcament i la pel·lícula en 360º en Arromanches. POdeu trobar molta més informació ací.

Més informació sobre el desembarcament a la web oficial de turisme de la regió de Normandia.

Camping en Carentan: Camping Le Haut Dick


TEXTO EN CASTELLANO

Normandía es algo más que una región pintoresca: es un espacio consagrado a la memoria histórica de un hecho muy relevante. En cada pueblo y ciudad hay algún elemento que te recuerda que estás en un lugar que fue el escenario de un hecho histórico trascendental para la historia de Francia y de Occidente. La Batalla de Normandía del verano de 1944 se mantiene viva en la memoria gracias a la presencia por todas partes de las banderas de los Aliados, placas conmemorativas, esculturas y lugares emblemáticos de toda clase.

El primer elemento que llama la atención al visitante es la presencia, a lo largo de la costa normanda, de los restos de las fortificaciones que construyeron los alemanes durante la ocupación de Francia, ante la amenaza de una invasión. El Muro del Atlántico consistía en un conjunto de búnkeres, baterías de artillería, trincheras, etc. que debían servir de barrera defensiva ante una eventual invasión. Esta línea defensiva se extendía desde Baiona hasta los Países Bajos -y más allá-, aunque los alemanes estaban convencidos de que el ataque se produciría el paso de Calais, por ser la zona más próxima a las costas de Inglaterra donde eran acantonadas las tropas aliadas.

El segundo elemento más destacable es la visita a los lugares en que se produjo el desembarco de las tropas aliadas el 6 de junio de 1944 (el Día D). Las cinco playas escogidas por los aliados para la Operación Overlord están perfectamente señalizadas como lugares de relevancia histórica. La abundante información que se da en estos lugares, con paneles informativos (además de numerosos museos y exposiciones diseminados a lo largo de la ruta), permite hacerse una idea bastante exacta de la magnitud de la operación militar y del coste en vidas que supuso la Batalla de Normandía. Además, existe la posibilidad de visitar, entre otros, el impresionante cementerio en Omaha Beach donde fueron enterrados nueve mil de los militares de Estados Unidos muertos durante la batalla.

El tercer elemento a subrayar es la misma relevancia que los franceses dan a este hecho histórico. Posiblemente es el acontecimiento histórico más importante del siglo XX, para Francia, en la medida que supuso el inicio de la liberación del país después de la derrota y la ocupación del año 1940 a manos de los alemanes. El devenir histórico del país hasta día de hoy ha sido absolutamente determinado por este evento, suponiendo su enderezamiento nacional, en clave interna, y determinando sus estrechas relaciones con Estados Unidos y su vocación europeísta, en la vertiente exterior.

La visita a este inmenso campo de batalla no debería dejar indiferente a nadie, ni siquiera a los espíritus poco afines a los ardores bélicos ni a los pacifistas declarados. Más que la celebración de una victoria militar -aunque también lo es, por supuesto-, la rememoración de la Batalla de Normandía es un recordatorio del altísimo coste de la libertad y la paz. Más que exaltar una acción violenta, nos recuerda el valor de la vida humana y de la libertad. Para nosotros, pisar y contemplar las playas en el que murieron tantas personas nos ha golpeado intensamente, caminar entre las filas interminables de tumbas donde descansan los muertos de aquella guerra cruenta nos ha dejado una impresión profunda. El silencio, el respeto y la memoria se imponen necesariamente.

ESCAPADA A NORMANDÍA

ESCAPADA A NORMANDÍA

Cada una de las regiones de Francia tiene un encanto especial y único. Este país tiene tantos atractivos que es difícil no quedarte con la sensación de ir picoteando como una abeja que va de flor en flor pero que se deja muchas otras flores por saborear. Desde nuestra casa de intercambio (IntercambioCasas) en Ville d’Avray -cerca de Versalles– decidimos hacer una escapada hacia Normandía tras haber pasado varios días visitando París y sus alrededores. Así que metimos nuestra tienda de campaña en el coche, llenamos nuestra mini-despensa para el camping y salimos dirección al noroeste.

En la plaza del mercado de Rouen se disfruta del verano en las terrazas (Francia, 2016)

En la plaza del mercado de Rouen se disfruta del verano en las terrazas (Francia, 2016)

Nuestra primera parada fue GIVERNY para visitar la casa del pintor Claude Monet y sus bellos jardines. Los cuadros de este pintor impresionista nos cautivan por su belleza y su delicadeza. Nos llamó la atención la cantidad de visitantes japones que había. La atracción que ejerce en ellos probablemente viene también de la fijación que el mismo Monet tenía por la pintura japonesa: las paredes de su casa están cubiertas de preciosas láminas del arte nipón acompañadas de cuadros de artistas contemporáneos a Monet.

Detalles de los jardines y de la casa de Claude Monet (Giverny, Francia 2016)

Detalles de los jardines y de la casa de Claude Monet (Giverny, Francia 2016)

El luminoso estudio en el que pintaba con hermosas vistas al jardín, su agradable habitación, el precioso comedor amarillo y la cocina azul, todo en su casa es acogedor. Pero, sin duda, donde más disfrutamos junto a  nuestros hijos fue paseando por el florido jardín mientras nos maravillábamos observando los centenares de flores embargados por su perfume. Ferrán -que en este viaje ha empezado a disfrutar con la fotografía- iba tomando instantaneas de cada flor. El colofón al paseo lo pone el famoso estanque con nenúfares que Monet mismo cuidaba y que tantas veces pintó en sus cuadros inolvidables. Nos sentimos como en esa escena en la que Mary Poppins y sus amigos se introducen en un cuadro para vivir sensaciones fantásticas.

Ferran disfrutó mucho de los jardines de Monet (Giverny, Francia 2016)

Ferran disfrutó mucho de los jardines de Monet (Giverny, Francia 2016)

Posteriormente acudimos a ROUEN (Ruan) para pasear al atardecer. Qué ciudad! Una ciudad cuyo centro está pensado para el transporte público, las bicicletas y los peatones. Grandes edificios de ladrillo del siglo XIX dominan el “ensanche” mientras las típicas casas de madera de los siglos anteriores han sobrevivido al paso del tiempo en el barrio más antiguo. La ciudad en la que Juana de Arco fue juzgada y quemada en la hoguera tiene hoy un estupendo museo que cuenta las aventuras y desventuras de esta mujer cuya biografía no deja indiferente a nadie. Sus bonitos comercios y sus cafés invitan a pasear y descansar en cualquiera de ellos. Su increíble catedral es la más elevada de Francia gracias a su enorme “fleche” -la aguja de 151 metros- que domina la ciudad junto a otras bellísimas iglesias que se iluminan al anochecer. Para cenar nos dejamos cautivar por una de las creperías de la ciudad y disfrutamos de las deliciosas “galettes” normandas (creps de harina de trigo sarraceno).

La imponente fachada de la catedral de Rouen (Francia, 2016)

La imponente fachada de la catedral de Rouen (Francia, 2016)

En la ruta hay muchas excusas para detenrse como en este viejo molino junto al río sena en Vernon (Francia 2016)

En la ruta hay muchas excusas para detenrse como en este viejo molino junto al río sena en Vernon (Francia 2016)

Seguimos camino hacia la costa atlántica donde acampamos. Aprovechamos para visitar alguno de los bonitos pueblos normandos como Pont-Audemer y Honfleur. Disfrutamos paseando por sus calles y comprando la comida para nuestros picnics en las panaderías y charcuterías que ofrecen suculentos panes, bollería, embutidos y platos preparados propios del mejor gourmet. En Honfleur alucinamos con la cantidad de turistas que invaden la ciudad -sobre todo franceses- ya que está situada en un precioso enclave junto al mar. Aprovecha la temporada turística a lo grande. Es uno de los lugares más caros que hemos visitado y cuenta con unas galerías de arte espectaculares. Nos limitamos a observar y localizamos la casa del músico Erik Satie que nació aquí en 1866.

El puerto antiguo de Honfleur, al sur de Le Havre (Francia 2016)

El puerto antiguo de Honfleur, al sur de Le Havre (Francia 2016)

Fachada de la casa de Erik Satie en Honfleur (Francia 2016)

Fachada de la casa de Erik Satie en Honfleur (Francia 2016)

No pudimos resistirnos a la tentación de viajar hacia el norte unos 50 kilómetros más recorriendo la “Cote d’Albatres” para ver la puesta de sol en Etretat admirando sus increíbles farallones o acantilados con el precioso arco “ojo de aguja” de creta blanca elevándose desde el mar. Aparcamos junto a la preciosa ermita y preparamos nuestro picnic tras hacernos las típicas fotos. El lugar es mágico y contemplar las vistas junto a nuestros hijos mientras el sol se ocultaba por el oeste fue un regalo fantástico. El lugar se fue quedando en silencio y nos despedimos casi solos de la increible costa de Etretat soñando despiertos y deseando poder regresar…

Vista de la bahía de Etretat y sus acantilados (Francia, 2016)

Vista de la bahía de Etretat y sus acantilados (Francia, 2016)

Anochece junto a la ermita de Etretat, perfecto punto de observación de su famoso arco (Francia, 2016)

Anochece junto a la ermita de Etretat, perfecto punto de observación de su famoso arco (Francia, 2016)

Nuestro viaje no se acaba aquí… Continuó hacia el oeste recorriendo la costa de Normandia y su historia más reciente. Visitamos el área de la costa del desembarco entre Honfleur y Carentan. Después nos dirigimos a Mont Sant Michel…

ALGUNOS DATOS PRÁCTICOS:

CAMPINGS EN FRANCIA: web oficial

CAMPINGS MUNICIPALES EN FRANCIA: web oficial

CAMPING EN PONT-AUDEMER: Camping Rislei Seine les Etangs

COMER: se puede comer por un precio adecuado en las creperías y muchas “brasserie” de la región aunque no olvidéis que las bebidas alcohólicas son bastante caras y en los cafés también. Siempre se ofrece agua de grifo para beber. Una buena opción es aprovechar la comida preparada que se vende en las charcuterías, sus embutidos y asomarse a las “boulangerie” (panaderías) para completar vuestros picnics.

Las "galletes" o creps y la sidra no faltan en ningún restaurante normando (Francia, 2016)

Las “galettes” o creps rellenos con cualquier cosa y la sidra no faltan en ningún restaurante normando (Francia, 2016)

PUENTE DE NORMANDÍA: desde Honfleur se accede al enorme puente de más de 2 km de longitud que cuesta un peaje de algo más de 5 € (depende del tipo de vehículo como en todas las autopistas de Francia)

VISITAR ETRETAT: vale la pena acudir al atardecer cuando ya hay pocos visitantes en el pueblo. Durante el día, hay que aparcar a las afueras y caminar un buen trecho para llegar hasta la playa y después subir hasta la ermita situada en los acantilados del extremo norte de la playa. Junto a la ermita hay un pequeño parking que suele estar lleno.

Entrada al Puente de Normandía desde el sur (Honfleur, Francia 2016)

Entrada al Puente de Normandía desde el sur (Honfleur, Francia 2016)

En nuestro viaje con niños por Francia, esta ruta por Normandía nos encantó: Rouen, Giverny, Etretat, Le Havre, Honfleur, Pont-Audemer…. y se quedaron muchos lugares en la lista de deseos que esperamos visitar pronto en otro viaje con niños.

Pin It on Pinterest