EL MUSEO DANÉS DEL FERROCARRIL DE ODENSE

EL MUSEO DANÉS DEL FERROCARRIL DE ODENSE

Visitar Odense es equivalente a recorrer la ciudad tras los pasos de Hans Christian Andersen y visitar su museo. A eso dedicamos toda una mañana como os contamos en este post. Sin embargo, esta ciudad cuenta además con un interesante museo del ferrocarril en el que la Sociedad del Ferrocarril de Dinamarca ha recogido una completa colección de locomotoras y otros elementos ferroviarios. El Real Museo del Ferrocarril de Odense es una visita obligada si pasáis por esta ciudad.

El intercambiador de locomotoras es un lugar perfecto para su exposición (Dinamarca, 2017)

El museo se encuentra en el centro de la ciudad, junto a la moderna estación de trenes y autobuses, junto al parque Kongens Have. El museo permite seguir la historia del ferrocarril en Dinamarca, se puede subir a algunos de los vagones y locomotoras. Las antiguas locomotoras se sitúan sobre la railes de la antigua estación y cuenta con un gran intercambiador de locomotoras.

La figura del maquinista nos recuerda tiempos ya pasados (Dinamarca, 2017)

Incluso Hans C. Andersen viaja en uno de estos trenes del museo (Dinamarca, 2017)

Hay una exposición muy interesante con buenos paneles informativos y espacios que te hacen sentir plenamente dentro de los diversos modelos de tren. Nos encantó la exposición sobre el INTERRAIL y las historias de aquellos jóvenes que en los años 80 salieron por primera vez de su casa para descubrir Europa en tren. Fue quizá el origen del encuentro real entre jóvenes de toda Europa y se encontraban en los trenes que recorrían y unían Europa.

El museo recoge detalles de las infraestructuras ferroviarias más novedosas (Dinamarca, 2017)

A Ernest y Ferran les encantó la zona de juegos infantiles con una increíble locomotora diseñada por la empresa danesa Monstrum. Esta empresa nos ha impresionado con sus bonitos diseños de parques infantiles en diversos lugares del país. Además, como no puede faltar en ningún museo de Dinamarca, hay una zona donde los niños pueden jugar con piezas de LEGO y crear sus propias construcciones.

La empresa danesa Montrum diseña preciosos espacios de juego

El humo de la locomotora se convierte en un tobogán (Dinamarca, 2017)

Una antigua locomotora de vapor en funcionamiento nos permitió recrear la antigua experiencia de viajar en un tren de carbón. En un breve viaje pudimos subir a su vagón de madera y admirar como el conductor y su ayudante hacían funcionar la pesada máquina que desprendía vapor accionada por la gran caldera encendida.

Paseo en la antigua locomotora del museo (Dinamarca, 2017)

Los trenes transportaban el correo (Dinamarca, 2017)

Es realmente interesante observar 200 años de historia del ferrocarril concentrados en este museo. Cómo ha avanzado la maquinaria y la tecnología desde las antiguas y enormes máquinas accionadas por calderas a vapor hasta las actuales locomotoras. Los vagones de pasajeros de madera y los lujosos vagones utilizados por la familia real en sus vacaciones o incluso, como en el caso del rey Federico III, para trasladar su féretro tras su fallecimiento. Los antiguos vagones barrocos y diseñados con materiales nobles a los modernos vagones más minimalistas y prácticos que, en ambos casos, incluyen todo lo necesario para asegurar un estupendo viaje en ferrocarril.

Detalle de los vagones de alguno de los trenes (Dinamarca, 2017)

Los vagones de tren de la familia real (Dinamarca, 2017)

En el museo hay además un tren en miniatura que transporta pasajeros grandes y pequeños que imaginan y sueñan con grandes viajes en tren. ¿Vosotros con qué viajes soñáis? Nosotros con el Transiberiano. Quien sabe si, algún día, viajaremos en él…

Montados en el trenecito que recorre una parte del museo (Dinamarca, 2017)

Un niño juega con los trenes de Lego en el museo (Dinamarca, 2017)

DATOS PRÁCTICOS:

PRECIOS: podéis consultar los precios aquí.

HORARIOS: el museo abre de 10 de la mañana a 4 de la tarde.

COMIDA: en el museo encontraréis una pequeña cafetería con dulces, sandwiches y bebidas. También hay una zona de pícnic por si lleváis vuestro propio almuerzo o merienda.

PARA SABER MÁS: sobre el museo y sobre Odense.

OTRAS ACTIVIDADES DE INTERÉS EN ODENSE: el Museo de Christian Andersen, la Aldea Fionesa, los paseos en barca con Odense Aafart y el Zoo de Odense.

Conducir una de estas grandes locomotoras se nos hace imposible (Dinamarca, 2017)

SIGUIENDO LOS PASOS DE HANS CHRISTIAN ANDERSEN

SIGUIENDO LOS PASOS DE HANS CHRISTIAN ANDERSEN

“Sólo la vida no es suficiente.

Hace falta el sol, la libertad y una pequeña flor”

Odense es una antigua y decadente ciudad industrial de provincias que atesora, para el viajero, el aliciente de haber sido el lugar en donde nació y creció el que, sin duda, es el más internacional de los daneses: el escritor Hans Christian Andersen. No debe haber niño alguno, en el mundo, que no conozca alguno de sus célebres cuentos. Pero pocos conocen la historia del hombre que creó estos relatos universales.

Las antiguas casas de Odense nos llevan al pasado de esta ciudad

Una visita fugaz, de un solo día, a Odense es suficiente para hacerse una idea simple, pero clara, del contexto en el que surgió este genio de la literatura, ya que la ciudad ha tenido a bien tratar como se merece a tan distinguido hijo de la misma, trazando un recorrido por sus calles, siguiendo los pasos del ilustre escritor, cuya presencia es patente en toda la ciudad, incluso en el icono que regula el tráfico de peatones en los semáforos.

Un recorrido marcado en el suelo facilita al visitante descubrir la ciudad

El paseo empieza en el Museo dedicado al escritor, situado junto a su casa natal. La muestra que se expone traza, de forma amena, la trayectoria del afamado hombre de letras. Se incluyen algunos de sus más preciados objetos personales, como su inseparable sombrero de copa o las tijeras con las que recortaba delicadas figurillas de papel, una de sus aficiones artísticas. El visitante encuenta allí, también, algunos de los objetos de sus célebres cuentos, como la cama en la que apenas durmió la princesa, a causa de un guisante, o el maravilloso -e invisible- traje nuevo del emperador. Por último, la visita permite curiosear las estancias de la pequeña y humilde casa en la que vino al mundo Andersen.

Puerta de acceso al Museo de Hans Christian Andersen en Odense

Los colchones de la princesa y el famoso guisante

Hijo de un zapatero pobre y de una lavandera alcoholizada, Andersen sintió, desde niño, el deseo de escapar de la vida mísera a la que lo abocaba su condición social. Casados dos meses antes de su nacimiento, ni siquiera pudieron ofrecerle un hogar hasta los dos años y, aún entonces, fue una casita humilde cercana a la catedral, que aún hoy se puede visitar, siguiendo los pasos de Andersen por la ciudad. Como el patito feo, Andersen fue un inadaptado, un niño pobre que soñaba con llegar a ser artista; como el soldadito de plomo, fue un joven desgarbado y deforme, que anheló, sin éxito, el gozo del amor.

El teatro fue fundamentel para Andersen

El soldadito de plomo nos espera en una plaza de la ciudad

Lugares, esculturas, referencias… Todo se amontona en Odense para evocar la figura y la transformación que experimentó aquel joven Andersen hasta convertirse en lo que tanto ansiaba. No es extraño que su extraordinario genio literario se fijara en la metamorfosis que experimentan los cisnes, desde que nacen hasta que alcanzan la madurez, para ilustrar lo que uno puede llegar a ser si descubre y da cauce a su propia naturaleza.

Las calles y las casas de Odense nos encantaron

Su odisea personal, su emergencia humana y artística desde lo más mísero y sórdido de la existencia humana, le permitió, como a la sirenita, alcanzar sus sueños y llegar lejos en el viaje de la vidaTodavía en vida, Odense le reconoció como hijo predilecto, hoy en día sigue rindiéndole tributo y honrando su memoria y legado.

Seguir el mapa con la aplicación de móvil ayuda a recorrer la ciudad con los niños

La mejor manera de recorrer Odense con los niños es seguir el mapa que puedes recoger en diversos puntos de interés de la ciudad como, por ejemplo, en el Museo de Hans Christian Andersen. Siguiendo este mapa y, si os apetece, descargando la aplicación EVENTYRJAGTEN en vuestro móvil, los peques pueden seguir la ruta de Andersen orientándose con el GPS que les marca los diversos puntos de interés relacionados con la vida de este famoso escritor. Al final pueden conseguir alguna de las figuritas que recuerdan los personajes de sus cuentos.

Ernest fotografiando a Ferran en uno de los puntos marcados por el recorrido

1. Museo de Hans Christian Andersen.

Andersen nació en esta ciudad en 1805 y vivió en ella la vida que inspiraría la mayor parte de sus cuentos, algunos realmente duros y complejos. En este museo -mucho más interesante que el de Copenhagen- encontrareis información sobre la época en la que vivió, sus manuscritos, objetos personales, referencias a sus obras, su biblioteca y, además la casa en la que nació y vivió una parte de su niñez.

Murales en el museo que recuerdan diversos momentos de su vida

En el jardín de acceso se hacen representaciones teatrales en danés de los cuentos de Andersen. Realmente divertidas y entretenidas, aún sin conocer el idioma, nos encantó y disfrutamos plenamente. En este museo te ofrecerán un libreto en castellano -algo que no ocurre en casi ningún lugar de Dinamarca- con toda la información de interés de la ciudad ¡aprovechadla!

Teatro en el jardín del museo

2. Las calles del barrio antiguo.

Recorrer la ciudad con sus bonitas calles empedradas, casas de colores y bonitos jardines es una delicia. Podéis visitar también el Encendedor de Yesca, un centro cultural para niños, donde se recrean los cuentos de Andersen para niños y se incita al juego en cada rincón. Debéis tener en cuenta que todo es en danés por lo que hay que adaptarse a esta “pequeña” barrera idomática.

Las calles del centro histórico de la ciudad

En la calle Overgade, muy cerca de la escuela o hospicio en que Andersen recibió clases de niño, se encuentra la escultura del soldadito de plomo. En la plaza del ayuntamiento -en el que su abuela había estado presa por tener 3 hijos ilegítimos- recibiría Christian Andersen la aclamación de sus vecinos en 1867 cuando fue nombrado hijo predilecto.

La casa natal del escritor está junto al museo

3. El río y el barquito de papel.

Junto al río encontraréis la zona del lavadero donde la madre de Andersen pasó muchas horas trabajando en este oficio tan duro: lavar la ropa por encargo en las frías aguas del río. Alcoholica, murió cuando Christian Andersen tenía 28 años y aún era pobre. Años después, en su cuento “No era buena para nada” defendió a su madre con melancolía entendiendo las difíciles circunstancias en las que le tocó vivir.

Junto al barquito de papel

Muy cerca de aquí, en el agua, está la escultura que recuerda al barquito de papel en el que viajó el soldadito de plomo en su aventura por la ciudad de Odense. Y junto al río también encontraréis la enorme estatua que se levantó en honor al escritor en 1888 cuando la ciudad ya rendía honores al famoso escritor.

4. La casa de Andersen.

En la pequeña casita en la calle Munkemollestrade vivió Andersen algunos años de su infancia. El ticket de entrada está incluído en el precio de la visita al museo. Es una pequeña casita con una bonita tienda que hoy en día cuenta además con un agradable jardín que no existía cuando Andersen vivió aquí de niño. También encontraréis las herramientas de su padre que era zapatero y que trabajó toda su vida para que su hijo pudiese estudiar y aprender, para que no tuviese que empezar a trabajar desde niño como aprendiz de cualquier oficio. Quería ayudar a su hijo aperseguir sus sueños. Su padre murió joven, a los 33 años de edad, cuando su hijo sólo tenía 11 años.

Ferran en la casa en la que Hans Christian Andersen vivió la mayor parte de su infancia

5. El museo danés del ferrocarril

Sin duda, visitar este museo es casi una obligación si os interesan los trenes o si viajáis con niños. A los niños les encantan los trenes ¿verdad? Si queréis saber más detalles podéis leer nuestra experiencia aquí.

El intercambiador de locomotoras es un lugar perfecto para su exposición

LOS GIGANTES DE MADERA DE THOMAS DAMBO

LOS GIGANTES DE MADERA DE THOMAS DAMBO

Nuestro viaje a Dinamarca de 12 días ha sido muy intenso y lleno de actividades interesantes. Sin duda, una de las cosas que más nos apetecía hacer era buscar los gigantes de madera de Thomas Dambo. Inicialmente, los peques no tenían mucho interés y tuvimos casi que obligarles a acompañarnos pero, una vez nos pusimos en ruta y empezamos a buscarles en los bosques al sur de Copenhague, entraron en el juego entusiasmados.

Tilde observa el lago apoyada en los árboles

Muchas veces nos pasa esto con ellos: empiezan a tener una edad en que sus propios intereses a veces no coinciden con los nuestros y, en algunas ocasiones, tenemos que obligarles a salir de casa o a ponerse en marcha, pero siempre vale la pena. Siempre vale la pena hacer esfuerzos que nos sacan de nuestras rutinas porque nos ayudan a descubrir cosas nuevas. Este es un aprendizaje que nos encanta compartir con nuestros hijos y, los gigantes de madera de Dambo han sido uno de los mejores regalos de este viaje a Dinamarca.

Detalles del cuerpo de Louis

Fue casi simultaneamente a nuestra decisión de viajar a Dinamarca que leímos en internet una artículo de El Periódico y El País sobre la obra de Thomas Dambo. Este escultor especialista en la creación de obras de arte a partir de materiales desechados y reutilizables. Thomas ha creado a lo largo de su vida diversas series de esculturas de diversa temática pero, sin duda, son sus gigantes de madera los que le han permitido hacerse un hueco en la prensa de todo el mundo. En este mapa puedes localizar todas sus creaciones.

Trine descansa sobre una ladera mirando el horizonte

En su página web podéis conocer el proceso creativo llevado a cabo con la ayuda de voluntarios -cuyos nombres sirvieron para bautizar a los gigantes- utilizando como materia prima la madera de palés abandonados y viejas estructuras de madera como, por ejemplo, un molino.

Localizar los gigantes no es tarea fácil pues Dambo los ha situado medio ocultos en diversos puntos de localidades cercanas a Copenhague. El recorrido se puede hacer en coche o en bicicleta. Más complicado es hacerlo a pie pues algunos están algo distantes.

En la web de Thomas Dambo puedes encontrar este mapa

Lo mejor es empezar en el lago Tueholmsoen donde hay un pequeño mapa -que podéis ver aquí– que os indica la situación de los 6 gigantes más cercanos a la capital danesa. Aquí se ocultan Little Thilde y Thomas on the moutain. El buenazo de Thilde cautiva por su mirada dulce e inocente. Es un amante de los pájaros y oculta entre las escamas de madera de su cuerpo decenas de casitas para pájaros.

La mirada de Thilde es tierna y algo melancólica

El gran Thomas está oculto al otro lado de la laguna, tendido sobre la ladera del bosque mira relajado el horizonte sin querer que le descubran, despreocupado y tranquilo,  da la espalda a las idas y venidas veloces de los seres humanos que viajan por la autopista cercana.

Thomas soporta nuestros juegos algo serio e impasible

Más al sur, cerca de la Bahía Koge, entre dunas y marismas, el gigante Óscar parece haber tenido un accidente al querer bajar a bañarse a la laguna. Se ha quedado sujeto de un puente del carril para bicicletas y paseantes. No parece estar muy cómodo y nos transmite algo de sufrimiento. Acceder hasta él no es tarea fácil pero conseguimos encontrarle.

Óscar parece haber resbalado en las arcillas bajo un puente

Ernest y Ferran escalan por su cuerpo indagando en su estructura y en los diferentes elementos de su cuerpo. Tiene la nariz puntiaguada y grandes dientes. Su pelo arremolinado y su cuerpo fuerte les encanta. Esperamos que pronto encuentre la manera de levantarse…

Ernest y Ferran subidos en Óscar que parece quejarse

En contraste con Óscar, Trine parece feliz y relajada. Ha encontrado una ladera junto a un aula de la naturaleza. Seguro que allí es feliz acompañada por los grupos de niños, jóvenes y adultos que vienen a pasar los días junto a ella, acampan y observan el mundo natural. Las piernas de Trine son como toboganes y, en sus manos podemos subirnos y descansar felizmente. Sin embargo, al querer hacernos una autofoto, Ernest sube corriendo a jugar con ella y… por un momento, parece querer atraparle…

Trine capturando a Ernest…

Louis duerme cerca del Camping Absalon. Cuando Thomas Dambo diseñó este gigante quiso recordar que en este lugar dormían personas sin hogar y, seguramente por ello, Louis nos transmite dolor y sufrimiento. Posiblemente, es el gigante que más gusta a los niños pequeños porque pueden subirse en él fácilmente y pueden esconderse dentro de él. No parece tener muy dulces sueños, pero confiamos que con las visitas que recibe cada día vaya recuperando poco a poco la confianza y la felicidad.

Sleeping Louis duerme en el bosque

Para visitar los gigantes de madera debes trasladarte en coche porque están a cierta distancia entre ellos (excepto Thilde y Thomas que están en el mismo lago). También puedes hacer el recorrido en bicicleta. Una opción es alquilar las bicis en Copenhague y llegar hasta Louis en metro. Desde la Estación Central de Copenhague puedes desplazarte hasta la parada Brøndbyøster Station y recorrer unos 600 metros hacia el Camping Absalon, pocos metros más allá podrás encontrarle y seguir el recorrido que te llevará una mañana.

En este mapa de Google os indicamos la posición de los gigantes más cercanos a Copenhague

Sé muy cuidadoso con estas esculturas de madera. Realmente son especiales por su expresividad. Nosotros no pudimos visitar a Teddy pues se nos hizo un poco tarde. Si le encuentras, cuéntanos tu experiencia, nos encantará saber si le encontraste y qué te hizo sentir. Y, si te ha gustado este post y quieres saber más cosas sobre nuestro viaje en familia a Dinamarca – y a otros lugares del mundo – no dudes en subscribirte a nuestro blog. Te iremos contando más experiencias en los próximos días.

12+1 BLOGS Y WEBS INSPIRADORAS PARA VIAJAR A DINAMARCA

12+1 BLOGS Y WEBS INSPIRADORAS PARA VIAJAR A DINAMARCA

Aquí estamos nuevamente preparando nuestro viaje de verano y ya hemos empezado a investigar en diversas webs para poder preparar nuestro viaje. Como hicimos el pasado invierno cuando fuimos a Finlandia, hemos hecho una recopilación de diversos blogs y webs interesantes para organizar nuestro viaje. Ahora ya tenemos algunas directrices básicas para aprovechar nuestro viaje. Os dejamos aquí un conjunto de blogs y webs para preparar vuestro viaje.

FAMILIAS EN RUTA

Nuestro lugar de referencia para encontrar información sobre viajes pero también sobre un estilo de vida y de crianza en el que creemos: la crianza en movimiento. Por supuesto que podréis encontrar aquí artículos con información sobre la experiencia de visitar Dinamarca y Copenhague de diversos colaboradores.

EL PACHINKO

Todo un referente en el mundo “web” para las familias vaiajeras. Con sus 20 entradas relacionadas con Copenhague y Dinamarca, nos han ayudado a preparar nuestra escapada con todo detalle. Desde información sobre excursiones, actividades, comida… No dejéis de pasaros por su web.

pachinko.com

MI PEQUEÑO GULLIVER

Ester y su familia han recorrido Escandinavia y conocen muy bien esta ciudad que han pateado y recorrido en bicicleta. Toda una inspiración para nosotros que estamos deseando seguir sus pasos. Si te apetece disfrutar de “un verano vikingo” puedes consultar toda la información en su web.

mipequenogulliver.com

SEMPRE VIAGGIANDO

Roser Goula nos cuenta en su blog sus impresiones viajeras tras visitar Dinamarca -Jutlandia- y realmente la sensación que nos deja es que no hay país mejor para viajar con niños pues allí los bebés y los más pequeños de la casa forman parte de la sociedad, se cuenta con ellos, se diseñan las infraestructuras para ellos y esto hace que las familias se sientan cómodas y felices viviendo y viajando allí.

http://www.sempreviaggiando.com

SONAMBULISTAS

María y Mar viven en Madrid. Son amigas y madres que comparten la maternidad, sus proyectos, sus ilusiones y sus ideas en su web. Con sus 9 planes para visitar Copenhague nos transmiten su alegría y una visión muy personal de su estancia en Dinamarca.

www.sonambulistas.com

BEDOOIN

Esta web organiza viajes y actividades de todo tipo y tiene una amplia oferta de viajes en la naturaleza y para familias con niños. Si te gusta que te lleven en un viaje organizado, esta puede ser una buen opción, si te gusta organizar tu propio viaje, en su web encontrarás ideas para planificar tu experiencia.

www.bedoin.com

VISIT DENMARK

Sin duda una web de referencia. Como ellos mismos dicen en su cabecera “hay muchas razones que hacen que Dinamarca sea perfecta para unas vacaciones en familia: para empezar, es un país seguro, relajado, donde todas las oportunidades están cerca, para disfrutar y aprender juntos“. Si necesitas ideas y ayuda para planificar tu viaje, la web de Visit Denmark es una opción perfecta para empezar a viajar a este país desde tu casa…

www.visitdenmark.com

VIAJA CON TU FAMILIA

Otra web en la que encontrar recomendaciones para planificar tus viajes, ayuda y propuestas muy interesantes. SI aún no sabes muy bien por donde empezar, leer sus itinerarios, conocer su planificación y otros detales de las rutas, pueden ayudarte a delimitar los mimbres básicos de tu viaje.

viajacontufamilia.com

ENTRE CHIQUITINES

Cada día són más las webs que buscan dar información a familias que quieren lanzarse a conocer el mundo con sus hijos. Europa está llena de lugares perfectos como Dinamarca en los que vivir “un viaje inolvidable en familia lleno de aventuras y vikingos, un país muy limpio, seguro y acogedor, perfecto para unas vacaciones en familia!”.  En esta web encontrarás también ideas interesantes.

entrechiquitines.com

EL BLOG DE VIATGES ALEMANY

Leyendo las ideas de este blog nos queda claro que no vamos a tener tiempo suficiente para descubrir este país. Nos conformaremos con la capital y sus alrededores. Leed sus propuestas. Todos los consejos de Joan Torres son más que inspiradores.

www.valemany.com

VIAJE A DINAMARCA

Y si aún necesitas investigar un poco más puedes conocer los detalles de la propuesta de Viaje a Dinamarca organizado por días y actividades. Con sus consejos y opiniones sinceras nos dejan muchos detalles interesantes para nuestro viaje. Qué ver, dónde dormir, qué hacer y sus consejos… Gracias!

viajeadinamarca.com

GUÍA NÓMADA DE COPENHAGUE

Y por último, os dejamos esta Guía Nómada de Copenhague con ideas de hoteles, actividades e, incluso, su propuesta en pdf que puedes consultar si la descargas por 3,99 € y llevarla a todas partes. Como véis las alternativas son muchas e interesantes.

copenhague.es

INTERCAMBIO CASAS

Para el alojamiento hay múltiples alternativas. Nosotros, nuevamente, hemos optado por un intercambio de casa para hospedarnos. Realmente, hemos decidido viajar a Dinamarca porque nos surgió este intercambio y hemos decidido aprovechar la oportunidad. ¡Vamos a ello!

https://www.intercambiocasas.com/es/

Con esta pequeña guía os dejamos el conjunto de webs que para nosotros han sido útiles e interesantes. Por supuesto que hay muchas más que podéis consultar. En esta entrada hacemos referencia a blogs personales pero también a webs comerciales que nos parecen interesantes -pero de las que no recibimos ninguna aportación económica, las citamos porque nos gustan, nada más- y han sido útiles para preparar nuestro viaje. ¿Nos aconsejáis alguna más? Así podremos seguir ampliando nuestra lista de Blogs y webs inspiradoras para viajar a Dinamarca.

 

 

 

CUANDO LOS DIOSES SE ENFURECIERON CON ROMA

CUANDO LOS DIOSES SE ENFURECIERON CON ROMA

Cuando los dioses se enfurecieron con Roma, el Vesubio despertó. El volcán había permanecido dormido durante siglos, pero su magnética presencia advertía silenciosamente de los peligros de su furia. Pero los romanos lo desdeñaron con autosuficiencia, como amos y señores de un mundo que se había rendido a los pies de sus legiones y que admiraba con la boca abierta el esplendor de su civilización. Por primera vez en la historia el mundo estaba interconectado, gracias a sus calzadas, y se regía por unas leyes y un sistema administrativo unificado.

Pompeia, sus viñedos, sus huertos… a la sombra del Vesubio

Ferran en el Foro de Pompeia

Su lengua, el latín, se había convertido en lengua universal y sus redes comerciales se extendían a lo largo y ancho del Mare Nostrum y se expandían aún más allá, hasta los confines de Germania y Britania, por el norte, hasta los desiertos de África, por el sur, y hasta los confines orientales en las tierras que conquistó, en su día, Alejandro Magno. Y, en el apogeo de su imperio, se dedicaron a solazarse y a disfrutar de su buena fortuna, recreándose en bellas, coquetas y ordenadas ciudades vacacionales, como Pompeya y Herculano, alejadas del bullicio y el caos de Roma.

Esculturas de Mitoraj en el foro de Pompeia

Las esculturas de Mitoraj dan al foro un carácter aún más solemne y, al fondo, el Vesubio

Allí, sus gentes –en buena medida acaudalados comerciantes, mercaderes, banqueros o políticos- gozaban del ocio y de las comodidades de una vida retirada, en pequeñas pero suntuosas villas, dedicados a las transacciones comerciales, a los negocios, a la agricultura o a la jardinería, desde la autocomplaciente confianza y seguridad que nunca nadie, con anterioridad, había gozado más de los placeres de la vida que ellos. Y la furia del volcán acabó con todo aquello, trágicamente, en un solo día, parando la historia en el año 79 d.C. y fijándola para siempre en aquel preciso instante de magnificencia y elegancia. Cuando los dioses se enfurecieron con Roma, el Vesubio despertó.

En el pequeño teatro de Pompeia

Las paredes de las villas romanas en Pompeia y Herculano estaban bellamente decoradas

No es fácil describir la sensación de familiaridad y extrañeza que produce al visitante de hoy pasear por las calles de Pompeya y Herculano. Por una parte te das cuenta que aquello pertenece a otra época, pero al mismo tiempo reconoces las profundas semejanzas que existen entre el modo de vida de aquellas gentes y el nuestro. Sus calles empedradas, con sus aceras y pasos de peatones, sus alcantarillas y sus canalizaciones para el agua; sus comercios, lugares de comidas y puestos de oficios artesanales; sus plazas, monumentos y jardines; sus teatros y lugares de espectáculos públicos… Todo ello, en un estado casi óptimo de conservación, te permite sumergirte en el ajetreo de sus calles, en el bullicio de sus baños públicos, en la sobria suntuosidad de sus atrios, en la quietud de sus jardines…

Si los Beatles hubiesen visitado Pompeia: se hubiesen hecho esta foto?

Las termas de Pompeia sorprenden por su preciosa decoración

Viendo todo aquello es inevitable que te preguntes ¿cómo ha podido cambiar tan poco el mundo en los últimos dos mil años? Viendo a nuestros hijos entre aquellas ruinas tan bien conservadas nos damos cuenta de que los niños de hoy en día se moverían con absoluta normalidad por las calles de Pompeya o Herculano, si siguieran vivas hoy, como lo estuvieron hace dos mil años. Y ello por la sencilla razón de que nosotros también somos romanos y les debemos lo fundamental de nuestro estilo de vida.

Detalle de los frescos en Pompeia

En un bar de Herculano es fácil imaginar a la gente conversando y tomando un vino

Que el mundo romano sea la raíz del nuestro se ve, incluso físicamente, en el caso de Herculano. La antigua ciudad fue sepultada por un manto de 16 metros de cenizas volcánicas, desapareciendo literalmente de la superficie de la Tierra. Posteriormente, nuevos pobladores levantaron la actual Ercolano sobre aquellas ruinas. Es por ello que, hoy en día, para encontrar las ruinas de la antigua ciudad ha sido necesario excavar un inmenso hoyo en el corazón de la ciudad actual.

Acceso a una villa romana en Pompeia con su característico mosaico: cave canem

Así, el visitante de Herculano debe descender, estrato tras estrato, los dieciséis metros por una rampa a través del túnel de la historia hasta situarse al nivel de la playa que, por aquel entonces, daba acceso a la ciudad, para descubrir en su puerto los esqueletos carbonizados de los aterrorizados pobladores que, el día de la erupción, corrieron a refugiarse hasta los cobertizos donde se guardaban las barcas de pesca, junto al mar. Allí, abrazados y gimiendo de angustia, murieron por asfixia y calor cuando llego la nube ardiente procedente del volcán. Tras la erupción… la línea de costa que estaba en la puerta de la ciudad quedó desplazada a un quilómetro de distancia hacia el oeste.

La antigua ciudad de Herculano quedó completamnte enterrada bajo 16 metros de cenizas y lodos y hoy sólo una parte ha sido excavada, el resto continua bajo la ciudad actual

En uno de sus escritos, Plinio el Joven relata cómo murió su tío, responsable de la flota romana en la zona, al acudir allí para ayudar a las víctimas de la catástrofe. Su descripción de los sucesos nos resulta, a la vez, trágica y terriblemente familiar, ya que nos traslada a muchas otras tragedias de las que hemos tenido noticia, en la actualidad, a través de la televisión o la prensa. En su testimonio reconocemos la misma angustia de las víctimas, la misma vulnerabilidad del ser humano, en el plano físico y psicológico.

Los restos de los muertos en el puerto de Herculano sobrecogen al visitante

No es extraño, pues, que Pompeya o Herculano ejerzan (y hayan ejercido) una seducción intensa sobre sus visitantes. Tanto la vida acomodada y placentera que se percibe en ellas, como la trágica muerte y destrucción que selló su destino conectan naturalmente con la sensibilidad empática de las personas de la actualidad, obviando completamente el lapsus histórico que media entre aquellas gentes de la Antigüedad y los turistas ociosos del siglo XXI.

El 24 de agosto, alrededor de la una de la tarde, mi madre le llamó la atención a PLinio el Viejo sobre una nube que tenía un tamaño y una forma muy inusuales. Acababa de tomar el sol y, tras haberse bañado en agua fría y haber tomado una comida ligera, se había retirado a su estudio a leer. Ante la noticia, se levantó inmediatamente y salió fuera; al ver la nube, se dirigió a un montículo desde donde podría tener una mejor visión de este fenómeno tan poco común. (Plinio el Joven, Carta 16)

Los colores de las paredes lucidas se conservan perfectamente en Herculano

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA LA VISITA:

ENTRADAS: si puedes disponer de 3 días para visitar estos lugares sería un opción perfecta porque realmente vale la pena dedicar un día a subir al Vesubio y visitar Herculano, otro día completo para Pompeia y, por último, un día para visitar las bellas villas romanas de Oplontis, Stabia i Boscoreale. Las excavaciones abren a las 8:30 h y se puede entrar hasta las 18 h (de abril a octubre) y hasta las 15:30 h el resto del año.

COMIDA Y BEBIDA: en las ruínas, hay fuentes en las calles -las mismas que usaban los romanos que han sido restauradas- por lo que podéis tener agua sin problemas. Hay sólo un bar-cafetería-restaurante en Pompeia y puede que en temporada baja esté cerrado. A la hora de la comida está abarrotado y, aunque hay previsto abrir pronto una zona de pequeños puestos de comida, hay tanta gente que bien vale la pena ir preparado. En la visita a Pompeia interesa llevar un buen picnic y tentempiés, porque el día se os pasará volando sin daros ni cuenta y necesitaréis recuperar fuerzas para seguir recorriendo la antigua ciudad.

En una panadería de Pompeia: molino y horno

SOL Y PROTECCIÓN: si podéis elegir, evitad la visita a esta zona de Italia en julio y agosto. Todo el año son muchos los turistas que acuden pero, en verano, puede ser excesivo. Además el calor aprieta mucho así que id bien protegidos con gorra y usad crema solar. Sin duda, nos parece que primavera es el mejor momento del año para visitar la región de Campania, Nápoles y sus alrededores.

Casa del Fauno de Pompeya donde se encuentra el famoso mosaico de la Batalla de Issos

CÓMO LLEGAR: es cómodo y sencillo llegar si vas con tu propio coche -atendiendo al caótico tráfico de la región, claro- pero, en transporte público, también es fácil llegar desde la Estación Central de Nápoles con la línea de tren que hace parada en Pompei-Scavi (línea circumvesuviana Nápoles-Sorrento) a pocos minutos de la Puerta Marina (una de las zonas de acceso). El recorrido tarda unos 35 minutos y, con la misma línea de tren, se accede en 20 minutos a Herculano.

Pompeia y Herculano se sitúan en las laderas del volcán Vesubio

4 DÍAS TRANQUILOS EN ROMA CON NUESTROS NIÑOS

4 DÍAS TRANQUILOS EN ROMA CON NUESTROS NIÑOS

Llueve en Roma después de uno de esos días espléndidos de primavera. Descansamos en nuestro apartamento situado en un viejo edificio del siglo XVI en la Via del Seminario, a pocos metros del Pantheon. Hemos pasado 4 días tranquilos en Roma junto a nuestros niños, antes de empezar nuestra ruta por el suroeste de Italia en autocaravana. Habíamos estado en otras ocasiones en la ciudad eterna pero, realmente, esta vez ha resultado muy especial al ir acompañados por nuestro hijos.

Alojarnos junto al Pantheon es todo un acierto (Italia, 2017)

Llegamos a Roma prácticamente sin haber planificado nada. Habíamos estado tan ocupados con el trabajo y los preparativos de nuestra boda que no habíamos dedicado ni un minuto a preparar nuestra “luna de miel con niños”. Viajar a Italia es fácil y cómodo para nosotros. Nos sentimos como en casa, conocemos el idioma, hemos recorrido diversas zonas del país… Así pues, al llegar a Roma, simplemente, nos dejamos llevar. Cada mañana hemos preguntado a los peques ¿qué os apetece hacer hoy? Y, en base a eso, hemos ido haciendo. Sin ambiciones, el único deseo ha sido estar juntos los cuatro disfrutando de estas vacaciones excepcionales.

Ruínas junto al Largo Argentina (Italia, 2017)

Piazza Venezia desde el Altare della Patria (Italia, 2017)

Empezamos nuestros paseos por la ciudad con una “passeggiata notturna” que repetimos nuevamente cada anochecer para descubrir la ROMA CLÁSICA. Roma es una ciudad agradable para conocerla a pie. Aunque algunos de sus sitios de interés están alejados del centro, la verdad es que se puede recorrer con los más peques de la familia sin agobios. Mientras que París -esa fascinante ciudad- nos parece inabarcable y recurrimos a los autobuses turísticos para llegar a los diversos puntos de interés con nuestros hijos, en Roma no consideramos que fuese necesario. Sin embargo, creemos que puede ser una buena opción si viajas con niños de menos de 6 años porque te permite recorrer la ciudad en un bus panorámico de manera entretenida y cómoda. Todos podéis descansar mientras admirais la mezcolanza de edificios y el ambiente de esta ciudad. Si bien, podéis consultar la red de tranvías y autobuses de la ciudad que, por un precio mucho más económico, puede llevaros a todos los sitios de interés con un presupuesto mucho más reducido, eso sí, perdiendo algo de comodidad.

Altare della Patria en Piazza Venezia (Italia, 2017)

Vistas desde el Altare della Patria (Italia, 2017)

Dedicamos cada día a una zona de la ciudad, como os digo, improvisando, y resultó de maravilla.

DÍA 1: ROMA ANTICA

Sin duda, nuestro primer objetivo era recorrer los foros y llegar al Coliseo. Las primeras excavaciones aparecen ante nosotros en el Largo di Torre Argentina y, desde allí, llegamos a Piazza di San Marco y Piazza Venezia. Una buena opción es subir al Altare della Patria porque te permite tener una visión global de la Via de los Foros Imperiales. Nos detenemos a almorzar frente a la Columna de Trajano mientras leemos en nuestra guía algunas curiosidades sobre el emperador de origen hispano. Paseamos sin prisas e intentamos descubrir los detalles de las excavaciones de los foros de Trajano, Augusto y César. Cada emperador quería dejar testimonio de su época de gobierno construyendo nuevos lugares de encuentro y “centros comerciales” para sus conciudadanos. Parece que el tiempo no haya pasado…

Los foros desde el Campidoglio (Italia, 2017)

Las visión del Coliseo es espectacular a pesar de estar sus alrededores llenos de gente. Para tener una buena foto del famoso edificio os recomendamos subir a la Via Nicola Salvi y, no olvidéis – en algún momento de vuestro paseo- acercaros a la cercana Basílica de San Pietro in Vincoli donde os espera el increible Moises de Miguel Angel y las cadenas que según dice la tradición ataron a San Pedro. Nuestra intención no era entrar al Coliseo pero, si pensáis hacerlo, no dudéis en comprar las entradas previamente y llegar temprano a las zonas de acceso.

La Loba Capitulina junto al Palazzo Sanatorio

Seguimos nuestra ruta por la Via de San Gregorio para llegar al Circo Maximo y comer en el resturante 0,75. Cerca de aqui está la Bocca della Verità y el Templo de Hércules Vencedor. El acceso a la iglesia de Santa Maria in Cosmedin es gratuíto y cumplir con el ritual de la Bocca de la Verità uno de los recuerdos más divertidos y emocionantes del viaje. Regresamos al centro por la Via del Teatro di Marcello y subimos al Campidoglio. Sabemos que algún día vendremos para visitar sus museos pero, esta vez, optamos por sentarnos a observar a los grupos de amigos y estudiantes que pasean frente a nosotros mientras toman fotos los unos de los otros. Marco Aurelio nos observa desde su caballo y nos invita a asomarnos a los foros desde los miradores que hay detrás de la columna con la Loba Capitulina.

La Bocca della Verità (Italia, 2017)

El sol ya desciende y los colores anaranjados de la ciudad aumentan la calidez de la ciudad. Las sombras se alargan y el pasado se hace presente ante nosotros en este momento mágico en el que viajamos casi dos milenios en la historia de nuestra civilización.

DÍA 2. ROMA DE LOS PAPAS Y EL TRASTEVERE

La siguiente jornada queremos visitar la Roma de los Papas. Dos objetivos tenemos: subir al Castel Sant’Angelo y a la cúpula de la Basílica de San Pedro. Hemos madrugado para visitar el Vaticano temprano pero no nos hemos dado cuenta que es miércoles y el Papa “é in piazza”. Cuando llegamos a la Columnata, nos percatamos que va paseando con su “papa-móvil” saludando a los devotos feligreses. Es una oportunidad escuchar al Papa Francisco en directo así que no renunciamos a hacerlo.

La columnata del Vaticano (Italia, 2017)

Los miércoles, por tanto, no es el mejor día para visitar la basílica. No se abre el acceso hasta pasado el mediodía y esto hace que las colas para pasar los controles de seguridad sean mucho más largas de lo habitual. Si puedes, elige otro día. Nosotros, ante esta situación, decidimos volver sobre nuestros pasos y visitar Castel Sant’Angelo. Realmente vale la pena. Las vistas de la ciudad son fantásticas y, además, cuenta con una cafetería muy agradable en la que tomar un refresco o un buen café mirando al Vaticano.

Vistas de la ciudad desde Castel Sant’Angelo (Italia, 2017)

Vistas del Vaticano desde Castel Sant’Angelo

Desde allí, regresamos a San Pietro y decidimos subir a la cúpula a pie. ¡Qué maravilla! La ascensión es divertida mientras los cuatro vamos contando escalones hasta superar los 500. Desde la linterna la visión de la ciudad es fantástica y, desde su interior, admirar los mosaicos y el baldaquino te deja sobrecogido. Ernest y Ferran no paran de preguntar ante tantos detalles y su padre les traduce las diversas inscripciones latinas mientras les cuenta la historia de San Pedro. En el descenso decidimos detenernos en el pequeño café de la azotea para tomar un panino y algo de nuestra fruta. Vale la pena comer tan cerca del cielo entre tanta “santidad”.

La cúpula de la basílica de San Pedro desde su interior

Caminando en el interior de la doble cúpula de San Pedro

Podíamos haber regresado a casa a descansar pero nuestros pasos, descuidados, nos llevan al Trastevere a la búsqueda de un rico helado cremoso y una granita. Disfrutamos de este barrio tan agradable y de los mosaicos de Santa Maria in Trastevere. Varios espectáculos callejeros nos retienen en las plazas -teatro, música, payasos…- y decidimos quedarnos a cenar en el económico restaurante La Casetta di Trastevere. Es increíble como pueden variar los precios en esta ciudad y, en este restaurante, podréis difrutar de auténtica comida romana a precios bajos.

Paseando por el Trastevere (Italia, 2017)

Cada día, un gran helado. Esto es viajar a Italia

La Casetta di Trastevere…

DÍA 3. VIA APIA ANTICA

Para nuestra última jornada en Roma decidimos seguir los consejos de Makuteros-Family Run que a través de Instagram nos aconsejaron alquilar unas bicicletas para recorrer las afueras de la ciudad. Como os comentaba habíamos estado antes en Roma en varias ocasiones pero teníamos pendientes visitar las Catacumbas y las Termas de Caracalla. Esta vez no estábamos dispuestos a perder la oportunidad y nos pareció que hacerlo en bicicleta iba a ser perfecto para los cuatro.

Saliendo de Roma por Via Apia Antica: Arco di Druso (Italia, 2017)

En el Circo Massimo habíamos consultado dos días antes en la empresa Easy Bike Rent y allá que nos fuimos decididos a por nuestras bicicletas. Lo bueno de alquilar aquí las bicicletas es que la Via Apia Antica está muy accesible y rápidamente dejas atrás el caótico tráfico de la ciudad por un carril-bici bien indicado. Recordad que Roma está construída sobre 7 colinas por lo que, la opción de la bicicleta eléctrica es perfecta. Pau, que llevaba a Ferran en la suya, pudo comprobar las ventajas de este modelo de bicis, mientras Ernest y yo tirábamos de nuestro “motor biólogico”. En este video podéis saber un poco más de la experiencia.

Zona de acceso a las Catacumbas de San Calixto (Italia, 2017)

El recorrido es delicioso anque, a veces, conducirse sobre la antigua calzada romana resulta algo tortuoso. Las antiguas villas romanas con sus jardines hacen del recorrido un paseo encantador. Tras superar el Arco di Druso y Le Mura Aureliane, dejamos atrás las murallas de la ciudad y alcanzamos las Catacumbas de San Calixto donde, acompañados por un guía, descubrimos los misterios de estos laberintos escavados a decenas de metros de profundidad. Miles de nichos y pequeñas sepulturas cuentan la vida de un pasado en que el cristianismo daba sus primeros pasos en la historia de la humanidad.

Termas de Caracalla, junto a la Via Apia Antica (Italia, 2017)

Regresamos tras comer nuestro picnic delicioso hasta las Termas de Caracalla. Allí no podemos evitar reflexionar qué hizo a los romanos construir estos inmensos edificios cuya visita aún sobrecoge. Inmesos espacios de recreo, auténticos centros recreativos para el encuentro de los habitantes de la ciudad. Gimnasios, piscina, termas, jardines, tiendas y negocios… Entre preciosas fuentes y mosaicos maravillosos, algunos de los ciudadanos de aquella antigua ciudad organizaban sus vidas y disfrutaban de sus privilegios.

En el Coliseo, probablemente el lugar más emblemático de Roma (Italia, 2017)

Han sido apenas 4 días en Roma (una larga tarde y 3 días completos) con sus paseos nocturnos. Cuatro días tranquilos en los que hemos paseado junto a nuestro hijos de la historia que nos hace ser quines somos. Hemos recorrido la Roma Clásica al anochecer y el resto de la ciudad durante el día. No hemos visitado museos ni la Capilla Sixtina, habrá nuevas oportunidades, eso esperamos. A nuestra manera, así empezamos este recorrido por el sur de Italia.

Observando al Moises que nos observa en San Pietri in Vincoli (Italia, 2017)

 

Pin It on Pinterest