Notice: Undefined index: blogger in /var/www/vhosts/nosaltres4viatgem.es/httpdocs/wp-content/themes/Divi-child/functions.php on line 25
ENSEÑANDO Y APRENDIENDO | Nosaltres4Viatgem
HACER VELAS CON CERA DE ABEJA ECOLÓGICA

HACER VELAS CON CERA DE ABEJA ECOLÓGICA

Decorar nuestra casa en estas fechas con adornos navideños es algo que casi todos hacemos. En mayor o menor medida a todos nos atrapa el espíritu navideño. En casa, y con esa tendencia que nos lleva a intentar hacer las cosas por nosotros mismos, este año nos hemos puesto a hacer velas con cera de abeja biológica. Un producto natural, tan especial y único que estimula nuestros sentidos. Al tacto es maleable y suave, su color varía en tonalidades cálidas diversas y su olor es sensual. En las escuelas Waldorf se utilizan velas de cera de abeja y nosotros mismos las elaboramos, por eso en este post os voy a explicar cómo hacerlo. Es una actividad perfecta para hacer con los niños, sólo hace falta una mínima supervisión.

La cera de las abejas, según hemos leído en diversas webs, tiene múltiples propiedades. Es rica en vitamina A por lo que es un buen antioxidante. Es cicatrizante y antiinflamatoria. Se utiliza en multitud de productos de belleza natural, para hacer mascarillas para el cabello, cremas y protectores labiales, por ejemplo. Para el cuidado de la boca se ha utilizado desde antiguo la cera de abejas tomando un trozo directamente del panal y masticandolo como si fuera una goma de mascar. Ayuda a curar úlceras de la boca y la gingivitis. Estamos hablando de la cera de abejas.

La composición de la cera de abeja es tan compleja que no se han identificado todos sus componentes. Es un tipo de lípido llamado éster. Su obtención a partir de la miel o de los panales es un trabajo meticuloso y que debe ser respetuoso con la naturaleza por lo que su precio en el mercado es variable y siempre ajustado a su valor como producto biológico y natural.

Láminas de cera de abeja y cordón de algodón

Láminas de cera de abeja y cordón de algodón

Las velas que utilizamos habitualmente están hechas con parafina que es un derivado del petróleo que se blanquea con bencenos y, por ello, en su combustión, producen residuos indeseables. Anteriormente se utilizaban grasas o sebos de animales como el cerdo o las ballenas. Los cachalotes fueron perseguidos durante siglos para conseguir el preciado espermaceti situado en su cabeza. La cera de abejas es un material mucho más interesante e inocuo. El color de la cera de abejas varía desde el blanco al ámbar. Según hemos leído tienen más propiedades cuanto más intenso sea su color. Las velas de cera natural desprenden un dulce aroma a miel y producen iones negativos que limpian el aire de impurezas.

EL cordón se empapa en cera derretida para que se queme lentamente

EL cordón se empapa en cera derretida para que se queme lentamente

En la Escuela Waldorf de primaria de Alicante solemos fabricar nosotros mismos las velas a partir de láminas de cera de abeja ecológica que adquirimos a productores locales. Están libres de pesticidas y cualquier producto sintético. Hoy os cuento cómo hacer estas bonitas velas para que esta Navidad decoréis vuestra casa con las velas hechas por vosotros mismos y vuestros peques. ¡os va a encantar!

Cortamos las láminas en diversas formas y enrollamos alrededor del cordón

Cortamos las láminas en diversas formas y enrollamos alrededor del cordón

¿QUÉ NECESITAS?

  1. Láminas de cera de abeja natural.
  2. Cordón de algodón natural.
  3. Un cacillo donde derretir un poco de cera.
  4. Para decorar se puede utilizar ceras de abejas para modelar de colores.

¿CÓMO SE HACE?

Toma las láminas de cera y córtalas en bandas de la altura que desees. También puedes hacer trozos triangulares con un ángulo recto para hacer velas en espiral.

Moja el cordón de algodón en la cera derretida. Los cordones han de ser un par de centímetros más largos que la altura de la lámina de cera que vamos a enrrollar. Esta operación no deben hacerla los niños pues se podrían quemar.

Situa el cordón en un lateral de la lámina y pégalo cuidadosamente. Empieza a enrollar la lámina de cera presionando para que no quede aire en su interior (cuanto más aire, más rápido se consumirá la vela).  Si hace mucho frío, ten cuidado al enrollarlas porque se pueden quebrar. Mejor que el ambiente esté a una temperatura agradable o calienta la cera con tus manos un poquito mientras vas enrollando.velas cera abejas 4

Fíjate que al enrollar los bordes no se desajusten. Si quieres una vela más grueda puedes añadir varias láminas. Queda muy bonito añadir una lámina más estrecha alrededor. Puedes jugar con diversas formas y experimentar.

Para decorar las velas puedes usar pequeños trocitos de cera o tiras enrolladas. También hay ceras con colores que se tiñen con productos naturales y resulta muy divertido para los más pequeños a la hora de diseñar sus propios dibujos sobre las velas.

Resultado preparado para la venta o para regalar

Resultado preparado para la venta en la tienda de la escuela

Si te interesa hacer esta actividad puedes obtener el material en estas páginas de internet: VELAS ADARVES i GRAN VELADA. O bien contacta con un productor de tu zona. ¡Verás que chula va a quedar vuestra mesa esta Navidad!

DIEZ VIAJES A TRAVÉS DE DIEZ CUENTOS

DIEZ VIAJES A TRAVÉS DE DIEZ CUENTOS

Siempre es un buen momento para regalar un libro pero, sin duda, nos acercamos a un momento perfecto. Se acerca la Navidad y todos pensamos en tener detalles con nuestros seres queridos y en escribir la carta a los Reyes Magos o esperar la llegada de Papá Noel. Nuestra biblioteca está llena de cuentos y nos ha apetecido seleccionar y daros a conocer aquellos que nos ayudan a viajar a través de sus historias a diversos lugares del mundo. Aquí os dejamos diez viajes a través de diez cuentos. Esperamos que sean inspiradores.

Hemos elegido estos cuentos por sus historias pero también por sus ilustraciones. Bellas creaciones para regalar a nuestros hijos y sobrinos, pequeños amigos y también adultos. Porque estos cuentos no son solo para niños. Los libros no tienen edad, en cada edad tienen diferentes lecturas. Cada uno de nosotros podemos gozar con estas historias y aprender con ellas. Valores y tradiciones, cultura y naturaleza, tantos legados recogidos en estas breves historias .

MIS CUENTOS AFRICANOS
cuentos africanos biblioteca

“Mis cuentos africanos” de Nelson Mandela

Esta recopilación de cuentos nos lleva de viaje por las diversas culturas africanas, sus  mitos y leyendas, la increíble diversidad de sus selvas y sabanas. Una preciosa recopilación que nos llega de la mano de Nelson Mandela. Un gran regalo para toda la familia con el que conocer diversos grupos étnicos del gran continente africano y otras maneras de entender el mundo.

LA OVEJA DE PABLITO
xai pau biblioteca

“La oveja de Pablo” de Elsa Beskow

Los libros de Elsa Beskow son de tal belleza que es difícil elegir uno porque todos te llevan a un espacio de emociones cercano a la naturaleza y a la esencia de la vida. Con este libro viajaremos a una granja sueca y aprenderemos un poco más sobre el verdadero valor de las cosas, la importancia de los oficios, de ayudarnos unos a otros y de conocer de dónde vienen las cosas que utilizamos. Sin duda, la mejor manera de aprenderlo es hacerlo nosotros mismos.

EL HUEVO DEL SOL

huevo sol biblioteca

“El huevo del Sol” de Elsa Beskow

Cuando el invierno cubre de nieve los bosques escandinavos, más al sur aún luce el sol y los árboles se llenan de dulces frutos. Con esta historia disfrutaremos de un cuento de hadas y duendes en el que viajaremos desde el norte de Europa al Mediterráneo. Desde los bosques fríos hasta los campos de naranjos. Una dulce aventura de un hada y sus encantadores amigos con la que aprenderemos un poco más de los ritmos de la naturaleza.

LOS NÁUFRAGOS DE TONGA
naufragos tonga biblioteca

“Los náufragos de Tonga” de Ana García-Castellano y Alicia Borges

Este libro es más que un libro, es el resultado de un delicioso proyecto que llevan entre manos la familia Esto no es una escuela. A través de sus sueños y deseos se han embarcado en un viaje a través del cual han hecho posible la edición de este cuento. Todos necesitamos amor y el apoyo de nuestros seres queridos… Como dice su epílogo “lo único que de verdad necesitamos para vivir, y no meramente sobrevivir, es alqguien que nos abrace, alguien con quien cantar. Alguien que sea como volver a casa“. Viajemos con ellos a este archipiélago del Pacífico también llamado Islas de los Amigos.

MITOS GRIEGOS PARA NIÑOS
mitos griegos biblioteca

“Mitos griegos para niños” de Ed. Usborne

Las preguntas que desde siempre se ha planteado el ser humano fueron respondidas hace siglos por nuestros antecesores griegos a travès de sus mitos. Estos mitos constituyen gran parte de nuestro acervo cultural pero muchas veces sabemos poco de ellos. En este libro se recogen las famosas historias de la mitología griega de manera accesible para todos. Hércules, Ariadna, Perseo, Eros, Atenea, Odiseo… nos ayudaran a conocer más sobre nosotros mismos.

EL GRAN VIAJE DE DARWIN
viaje darwin biblioteca

“El gran viaje de Darwin” de Mick Manning y Brita Granström

Un gran viaje. Una vuelta al mundo. Un sueño que quizá nunca realicemos pero que visualizamos a través de los grandes viajeros que hace siglos circunvalaron por primera vez el globo. Darwin y el capitán Fitz Roy están siempre en nuestros referentes viajeros. Una historia de aventuras que cambió para siempre la concepción que el ser humano tenía sobre sí mismo y sobre el mundo natural. Esta edición permite acercarnos un poco más a la biografía de este gran naturalista y nos lleva de viaje hasta Chile o las Islas Galápagos, entre otros lugares.

EL OSO QUE AMABA LOS LIBROS
oso amaba libros biblioteca

“El oso que amaba los libros” de Dennis Haseley y Jim LaMarche

La magia de escuchar un cuento. Sentirnos atraídos por la belleza de una narración. Leer es increíble pero escuchar a un narrador puede ser aún mejor. Este cuento nos lleva a los bosques templados de un lugar del mundo en el que los osos aún pueden vivir tranquilos. Nos habla de historias que se transmiten a través de la lectura. Preservar ese ritual y contar cuentos a nuestros hijos. El hecho de leer, el gozo de escuchar. El valor de los libros.

SHEN SHAN ¿DÓNDE ESTÁ LITXI?
shen shan biblioteca1

“Shen Shan ¿Dónde está Litxi?” de Didier Levy y Fabien Laurent

Shen Shan es un niño curioso al que acompañaremos en un arriesgado viaje a travès de los pueblos y ciudades de la antigua China. Animales extraños y misteriosos, máscaras y barcos, acertijos que tendremos que ayudar a descifrar. Te animas a viajar con Shen Shan hasta la misteriosa montaña? Una trepidante y original aventura a través de extraños y misteriosos personajes. Una colección de libros que os encantará.

LA GRAN OLA
gran ola biblioteca

“La gran ola” de Véronique Massenot y Bruno Pilorget

El deseo de tener un hijo y la reflexión sobre el verdadero sentido de la maternidad y la paternidad. A partir del famoso cuadro de la Gran Ola de Kanagawa de Katsushika Hokusai, los autores de este cuento -Véronique Massenot y Bruno Pilorget- construyen esta deliciosa historia que nos lleva hasta Japón y a sus paisajes, a sus tradiciones culturales. Volcanes, percas y dragones acompañan acompañan al pequeño protagonista en la búsqueda de sus “verdaderos padres”.

ANIMALES.  CUENTOS CHILENOS
animales chilenos biblioteca

“Animales. Cuentos chilenos” de Ana María Pavez y Constanza Recart

Esta recopilación de cuentos de Ana María Pavez y Constanza Recart nos aproxima al patrimonio cultural de los pueblos originarios de América. Un viaje por sus preciosos paisajes, una defensa de sus fauna salvaje y del modo de vida de aquellos pobladores. Lobos marinos, insectos, ñandús, colibrís, quiequinchos y otros muchos animales que descubrimos a través de la recuperación de estas antiguas leyendas.

Diez cuentos para hacer diez viajes, o cientos. Cada lectura es una aventura. Abrir nuestro imaginario para descubrir múltiples realidades y dedicar unos minutos para leer a nuestros hijos una bella historia. En diferentes idiomas, da igual. Escuchar la melodía de un cuento y pasar un tiempo junto. Y tú, qué cuentos nos recomiendas?

HADAS DE LANA CARDADA: CREATIVIDAD EN TUS MANOS

HADAS DE LANA CARDADA: CREATIVIDAD EN TUS MANOS

Actualmente podemos tener a nuestro alcance y, siempre a cambio de dinero, toda variedad de objetos, utensilios, libros, juguetes y cualquier cosa que podamos necesitar o querer en cualquier momento. Otros los fabrican por nosotros y, a través de muchos intermediarios, llegan a nosotros. Nosotros tenemos deseos y los saciamos con dinero.

Hadas con lana cardada para el mercadillo de la escuela

Hadas con lana cardada para el mercadillo de la escuela

Aprender en la vida que podemos fabricar nosotros mismos una enorme cantidad de útiles o, al menos, intentar acudir a los artesnos que los hacen posibles, es una manera única de llenar nuestra alma de agradecimiento y de tomar conciencia del verdadero valor de las cosas. Comprar algo que hemos visto crear al artista es una experiencia única que te une para siempre con la persona que puso su amor, su inteligencia y su tenacidad en el esfuerzo de crear algo único.

2016-05-01 12.51.24
En la pedagogía waldorf se nos enseña, desde el momento en que somos criaturas que llegan al jardin de infancia hasta nuestro desarrollo como adolescentes y después también a los adultos, a hacer las cosas por nosotros mismos. La naturaleza nos ha dotado de las dos herramientas más sublimes que nadie pudiera haber imaginado: manos y mente. Ambos instrumentos coordinados generan obras de arte y, todos nosotros, podemos utilizarlas.

2016-05-01 12.50.232016-05-01 12.50.04

Por desgracia, hoy en día, la educación formal ha olvidado las manos, las manos y el cuerpo. Pero en las escuelas waldorf no ocurre así.  Los niños aprenden a hacer pan y dulces, pintan con acuarela, tejen, hacen punto y ganchillo, modelan, tocan instrumentos, hacen teatro, bailan, cantan… Todo su cuerpo está al servicio del aprendizaje y de su desarrollo como seres humanos completos.
Una de las cosas que he aprendido a hacer gracias a otras mamás de la Escuela Waldorf de Alicante son las hadas con lana cardada. La lana es una materia prima muy versátil y permite hacer muchísimas creaciones maravillosas. Hoy en día podéis comprar las hadas en internet y en algunas tiendas -como la de nuestra escuela- pero es mucho mejor aprender a hacerlas tú mismo.

2016-05-01 12.49.412016-05-01 12.49.13

Aquí os dejo unas cuantas indicaciones para poneros manos a la obra. Es una actividad ideal para cualquier persona y para niños y niñas un poquito mayores. Son un regalo perfecto para cualquier ocasión y para dar algo de ti mismo a otra persona. Desde que aprendí,  llevo en mi mochila los materiales necesarios para hacerlas y es mi manera de agradecer a las personas que nos alojan o nos ayudan en cualquier lugar del mundo su generosidad. Me encanta regalar mis hadas, con ellas regalo mi tiempo, mi paz y mi creatividad.

Materiales: lana de vellón,  lana peinada de colores, agujas de afieltrado, bastoncillos limpiapipas, cojín o espuma para apoyarte y, si quieres, abalorios.

¿Cómo hacerlas?

1. Con la lana de vellón haz una pelotita y dale forma con la aguja hasta conseguir una bolita consistente de algo más de 1 cm de diámetro.
2. Cubre la cabeza con lana de un tono de color de piel que te guste. Para más detalles puedes mirar en este enlace.
3. Prepara los brazos cubriendo los extremos de un limpiapipas de unos 10 cm con la misma lana que has usado para la cabeza. Retuerce los extremos para que las manitas queden bien cubiertas de lana y no se vea la punta del limpiapipas.
4. Refuerza el cuerpo con lana y sujeta los bracitos a la cabeza.
5. Añade lana de colores para hacer el cuerpo. Puedes hacerlo de varias maneras. La primera opción es ponerla debajo de los brazos a modo de falda y después añadir una camisa que sujetarás con un cinturón de lana. O bien, puedes introducir la lana por la cabeza, plegandola y sujetándola con un cinturón. Si quieres puedes añadir más haces de lana para alargar la falda.2016-05-01 12.48.236. Para poner el pelo elige el peinado que más te guste y sujetalo con cuidado a la cabeza. Este paso es delicado pues no deben crearse tiranteces en la lana de la carita, a veces no es fácil evitarlo.2016-05-01 12.47.48

7. Añade las alitas haciendo un lacito con la lana que te guste y sujetándola a la espalda.
8. Completa el hada con los detalles que te gusten.

2016-05-01 12.52.23Pues así,  practicando un poco conseguirás resultados increíbles. Todos, al empezar, se sienten incapaces porque tenemos miedo a desarrollar nuestra creatividad y, sin embargo, nunca nos defrauda el resultado. Para inspirarte te recomiendo estos libros maravillosos. Si te animas, cuéntame el resultado!

Libros con detalles explicativos para hacer diversas creaciones con lana cardada

Libros con detalles explicativos para hacer diversas creaciones con lana cardada

LAS SIETE ENSEÑANZAS

LAS SIETE ENSEÑANZAS

Los dones de los siete abuelos eran las siete enseñanzas. Cada enseñanza está representada por un animal diferente. Quien estudia y vive las siete enseñanzas, sigue un camino para el bienestar físico, emocional y espiritual“. Garry Raven, 2000.

En nuestro viaje del verano de 2015 a Estados Unidos, pasamos unos días en Washington recorriendo la ciudad. En Washington, hay muchos museos que merece la pena visitar, la mayoría, gratuitamente. El Museo de los Nativos Americanos, situado en la zona del Capitolio, recoge los elementos culturales propios de diversos pueblos americanos, desde Tierra de Fuego a Canadá, su historia y la situación actual de estas naciones históricas que actualmente, en la mayoría de los casos, se enfrentan ante graves dificultades para preservar su acervo cultural y social.

Courage1

Recuerdo especialmente la concepción del mundo a través de “los dones de los siete abuelos“. Estos abuelos donaron a la humanidad las siete enseñanzas de carácter moral que deben orientar la vida de la humanidad. Aquel que siga el camino de estas siete enseñanzas definirá en su vida un camino bondadoso, tanto física, emocional como espiritualmente.

Estos dones están representados en siete animales y se basan en una profunda observación de la naturaleza. Estamos convencidos de que si el ser humano tuviese más tiempo para observar la naturaleza, nuestras relaciones serían más saludables y, socialmente, seguro que nuestras comunidades serían más estables y alegres.

Cada vez que nos embarcamos en un proyecto nuevo, intentamos analizarlo desde estos siete dones, pensamos si el proyecto se ajusta a ellos y, si es así, sabemos que valdrá la pena y, además, es necesario. Cuando nos lanzamos al viaje que nos llevó de Tierra de Fuego a las Galápagos, teníamos nuestros miedos e incertidumbres, pero ahora, cuando echamos la vista atrás me doy cuenta de que aquel proyecto valió la pena porque cumplía las siete enseñanzas: verdad, coraje, humildad, honestidad, respeto, amor y sabiduría.

HUMILITY1

Ahora estamos embarcados en un viaje mucho más difícil y complicado, en un proyecto social inmenso que requiere de muchos esfuerzos, de mucha sensibilidad y, también, de dinero: construir una escuela. A veces nos asustamos, sufrimos reveses y cuesta volver a levantarse, pero estoy segura de que este proyecto ha de ser porque cumple las siete enseñanzas de aquellos antiguos nativos americanos.

VERDAD
El Sol es la verdad. Nadie nunca podrá cambiar al Sol. La verdad está representada en esas cosas que nunca cambian“. Así rezaba en aquel museo y para mí no hay mayor verdad que la de la infancia. El niño es verdadero, se muestra como es y nos enseña a ser de verdad. Con su ímpetu, su franqueza, su alegría y sus penas, nos enseña el camino de la verdad. ¿Qué es educar? Aprender a observarles, observarnos a nosotros mismos, y seguir sus enseñanzas. Esa es la verdad y, en la medida que podamos crear un mundo en el que el niño y el joven pueda manifestarse como es de verdad, los adultos seremos más humanos.

Respect1

HUMILDAD
Si el ser humano observase más a la naturaleza, habría un mayor respeto por el mundo natural. Cuando aprendemos a ser humildes, aprendemos situarnos a nosotros mismos en el lugar al que pertenecemos en el universo“.
Es esta una de las enseñanzas básicas para aprender desde la sencillez y la convicción de que, con el nacimiento de cada ser humano, la historia empieza de nuevo. Es maravilloso valorar el acúmulo de sabiduría que se ha ido tejiendo en los miles de años de historia de la humanidad, pero debemos enseñar en la humildad que nos aporta observar el mundo natural e intentar aprender todos de cero. Es por ello que hemos de crear un escuela en la que las niñas y los niños entren en contacto con la naturaleza, con los materiales de verdad, con aquello que la naturaleza produce en un increible proceso de ingeniería natural. Tomar consciencia de ese milagro, nos ayuda a ser humildes como humanos, como especie, y nos permitirá unicarnos en el lugar que realmente nos corrresponde.

CORAJE
Hace falta mucho coraje para romper con lo establecido. Para manifestar nuestro desconcierto, la no aceptación de aquello que es habitual. No es simplemente una crítica, hay que tener el coraje para cambiar lo que no nos gusta y, cuando el sistema establecido no nos permite encontrar caminos para el cambio, debemos crearlos nosotros mismos. Hace falta mucho coraje para “complicarse la vida” cuando, además, lo que ya tenemos es bastante bueno ¿pero hay que contentarse con eso? Nosotros pensamos que no y por eso buscamos alternativas y propuestas al modelo establecido.Wisdom1

HONESTIDAD
Sasquatch nos enseña a ser honestos. Él tiene la responsabilidad de mirar tras nuestros pasos. Mira tras tus pasos, observa lo que dejas tras de ti. ¿Vale la pena lo que dejas? ¿Es mejor de lo que había? Entonces puedes seguir adelante. Ser honesto es actuar de buena fe. Quien actúa honestamente no se arrepiente de nada. Sean grandes o pequeños sus logros, no tienen nada de vergonzosos. Su quehacer es profundamente moral. Sus actos aparecen como inapropiados solo ante unos ojos moralmente ciegos. Nunca se mueve por oportunismo, por mera conformidad ni de forma taimada. Actúa de acuerdo con lo que es justo, pero no necesariamente se ajusta a la ley, cuando ésta no deja espacio a lo que debiera ser justo. Por eso la persona honesta actua con una gran firmeza moral, desde una profunda convicción y desde un fuerte sentido de la integridad moral.

Honesty 1

AMOR
Amar la vida y agradecer lo que tenemos. Ser capaz de valorar la naturaleza, el planeta que nos ha sido dado por un increíble proceso de evolución.  Increíble porque para la mayoría de nosotros es difícil comprender cómo todo este mundo de relaciones funciona en un proceso de evolución que parece dirigido y, quizá, es el fruto de casualidades y de equilibrios energéticos.

RESPETO
En ese equilibrio llegamos al respeto hacia el otro. Amar a los demás en su individualidad, en sus peculiaridades culturales y sociales, es el camino para comprenderle y respetarle. Vivimos un mundo de fronteras burocráticas y administrativas que clasifican y separan a las personas, que protege a unos cuantos de la amenaza del otro. ¿No sería posible construir un mundo desde la escucha y el respeto? ¿Desde el acuerdo y la comprensión? ¿Desde un equilibrio justo para todos y no en un desequilibrio que produce el sufrimiento del otro? Es fácil escribir desde nuestra comodidad de estas cosas pero cada día, en las pequeñas decisiones que tomamos y que otros toman por nosotros, deberíamos tener presente el respeto hacia el otro. Compartir nuestros espacios, por ejemplo en la escuela, niños de diferentes edades es una fuente de riqueza y de aprendizaje: una gran oportunidad.

Love1

SABIDURÍA
El amor por el conocimiento nos lleva a ampliar nuestro espectro de experiencias y de referentes. Gestionando esa sabiduría desde el respeto podemos mejorar el mundo. Nuestro pequeño mundo y, en la suma de los pequeños mundos de cada día, construir una realidad mejor.
En los viajes nos gusta aprender observando el mundo y a las personas que nos vamos encontrando. En el día a día seguimos ese mismo camino y, además,  buscamos refugio en los libros. A través de los libros hacemos nuestros los pensamientos y la sabiduría de aquellos que plasmaron negro sobre blanco sus reflexiones. La sabiduría no está encerrada en los libros de texto, por ejemplo, es algo abierto y tan extenso que es inabarcable. Todos deberíamos poder adaptar nuestro aprendizaje a nuestros intereses particulares y no claudicar ante unas directrices externas que mucha veces anulan nuestra creatividad e ilusión.

Con este conjunto de enseñanzas elegimos nuestros proyectos vitales, aquellas cosas en las que vale la pena implicarse. ¿Cómo cuidar a nuestros hijos y a nuestros padres? ¿Por qué defender la naturaleza? ¿Cómo mejorar nuestra acción como profesores en un instituto público y por qué implicarnos en proyectos privados y asamblearios como una escuela Waldorf de primaria?
Cada uno seguimos nuestro camino pero solo si seguimos las siete enseñanzas, ese camino será una oportunidad para plantar semillas. Puede que no todas germinen, puede que no todas lleguen a florecer, y puede ser que cuando lo hagan, nosotros no estemos allí para observarlas. Pero no importa, nos gusta colaborar y plantar esas semillas.

VIAJE EN EL TIEMPO: CALENDARIO DE ADVIENTO

VIAJE EN EL TIEMPO: CALENDARIO DE ADVIENTO

Cuando pensamos en viajar, pensamos en desplazarnos en el espacio pero… ¿qué pasa con nuestro viaje en el tiempo? ¿Qué pasa con ese viaje que realizamos cada día y que muchas veces vivimos inconscientemente? Es el viaje más importante: es nuestra vida. Un viaje único e irrepetible que nos lleva a través de vivencias únicas e irrepetibles.El tiempo pasa y, a medida que crecemos tomamos conciencia del paso del tiempo. Los niños viven el momento y no tienen referencias temporales que condicionen sus vivencias. ¿Cuánto falta? ¿Cuándo llegan?

En las Escuelas Waldorf se inicia el Adviento recorriendo la espiral

En las Escuelas Waldorf se inicia el Adviento recorriendo la espiral

En las escuelas Waldorf se inicia el Adviento con la ceremonia de la Espiral. Se prepara una gran espiral con ramas de ciprés que se decora con estrellas doradas y minerales. En el centro se coloca una vela grande encendida. Cada niño recorre la espiral con una vela apagada en las manos que enciende en el centro y después desanda el camino y coloca su vela iluminando entre todos la espiral desde dentro hacia afuera. Una manzana roja sirve de portavelas para cada cirio. Así se va iluminando la espiral mientras cantamos dulces villancicos, suena la flauta o el xílófono. Es un momento de serenida y calma, de acompañar la luz que todos tenemos en nuestro interior.

A partir de ese momento empezamos a contar los días. Se acerca la Navidad y esperamos ese momento con ilusión. Una buena manera de medir el tiempo que falta para ese acontecimiento es utilizar un calendario de adviento. Este calendario nos ayuda a que nuestros hijos tengan una referencia temporal pero sin necesidad de utilizar el conteo ni referencias numéricas que todavía no forman parte de su mundo cerebral
.

Rollos de fieltro para hacer los sobrecitos

Rollos de fieltro para hacer los sobrecitos

Actualmente en muchas tiendas nos ofrecen estos calendarios de adviento pero no tiene nada que ver con un calendario hecho por nosotros mismos en el que podemos ofrecer a nuestros hijos pequeños regalos: chocolatinas, frutos secos, minerales, figuritas de madera o de lana cardada, conchas… Pero además se pueden poner regalos únicos: la sopresa favorita es la que permite dedicar una parte de nuestro tiempo para estar juntos. Este año he preparado por primera vez nuestro calendario de adviento y he introducido sorpresas que no supone nada material sino más bien algo espiritual: cosas que hacer juntos.

Dicen que el primer calendario impreso fue publicado en 1902 en una librería protestante de Hamburgo. En 1920 aparecen los calendarios con puertas y ventanas en los que se muestran diversas figuras o imágenes de hadas o dioses germanos típicos de la tradición germana. Es en la década de los 60 cuando se popularizan y convierte en un producto de consumo adquirible en cualquier tienda.

Fieltro 2
Sobres, números y pincitas para montar el calendario

De esta manera, una tradicion que servía para prepara a los niños de las familias cristianas para la llegada de Cristo al mundo, el 25 de diciembre, se ha convertido en una costumbre que ahora supera incluso creencias religiosas. Sin embargo, está bien conocer cuál es el origen de las cosas que hacemos cada día, darles un sentido y respetar las tradiciones que muchas veces utilizamos sin saber exactamente qué estamos haciendo.

Fieltro4

Calendario preparado para cada día descubrir una sorpresa

¿Qué es el Adviento? El Adviento vienes del latín y significa adventus redentoris o venida del Redentor. Corresponde con el primer periodo del año litúrgico cristiano y es un tiempo para la preparación espiritual de cara a la celebración de la Navidad. Incluye los cuatro domingos más próximos a la celebración de la Natividad por lo que puede variar su inicio desde el 27 de noviembre al 3 de diciembre según el calendario anual. Desde la comercialización del calendario de adviento lo que hacemos en la mayor parte de las familias es celebrar o cuantificar los 24 días anteriores a la Navidad, partiendo desde el día 1 de diciembre.

invierno
La mesa de estación con los reyes del invierno

Además, en las escuelas Waldorf, los niños celebran el paso de cada uno de estos días encendiendo una vela y elaborando la Corona de Adviento. Además leemos los cuentos de Adviento y Navidad: un cuento diferente para cada día de Adviento (o para cada semana cuando son más pequeñas). De esta manera buscamos el recogimiento y la concentración en nosotros mismos que nos llevará hasta el día más corto del año. Ese día que está muy próximo al de la Navidad -al nacimiento del niño Jesús- es el solsticio de invierno y, a partir de ahí, empezará de nuevo la luz del sol a ir recuperando su espacio en el cielo. En el aula y en muchas casas se acompaña toda esta liturgia con la mesa de estación que ahora recibe los elementos decorativos del invierno y que poco a poco dejará a paso a los elementos propios del Belén o nacimiento, donde sus Majestades los Reyes de Oriente vendrán a traer los regalos al niño ya nacido.

cuentos-de-adviento-y-navidad
Son tantas las ideas para elaborar un calendario de adviento que me es imposible recogerlas todas. Os recomiendo que miréis en pinterest donde hay modelos tan bonitos como estos. Con la ayuda de mi madre este año me he estrenado en esto de los calendarios de adviento y hemos hecho el nuestro con fieltros de colores. Pero son muchas más las opciones: con materiales reciclados, haciendo paquetitos de papel, cosiendo… todo puede ser una creación única, como lo es nuestra propia vida a lo largo del viaje en el tiempo…

calendarios

UNA ESCUELA PARA MÍ

UNA ESCUELA PARA MÍ

Se termina este curso, nuevamente un curso intenso. Ha sido una nueva oportunidad para el crecimiento personal, para conocer nuevas personas -alumnos, familias y profesores- y un nuevo lugar. Ha habido momentos para la añoranza pero, sobre todo, para cocinar nuevos proyectos. Ha sido un curso de esfuerzos divididos y trabajo muy intenso. Intentar que el ambiente en las aulas de un instituto sea agradable y provechoso no es tarea fácil y, simultanearlo con la “construcción” del Proyecto de Primaria y Crecimiento de la Escuela Waldorf de Alicante, tampoco. Sin embargo,  en mí,  ambos proyectos se nutren conjuntamente y me ayudan a intentar trabajar cada día un poco mejor: más feliz, más relajada y más consciente.
http://earthwrights.co.uk diseña juegos con materiales naturales

Y en este trasiego de una escuela a otra, de un entorno al otro, de una realidad a la otra, no puedo evitar imaginarme mi escuela.  Esa escuela a la que me gustaría asistir cada día como maestra o como alumna. Ese lugar para la convivencia y el crecimiento personal, para el desarrollo sereno de mi personalidad. ¿Cómo debería ser esa escuela que yo necesito?

DEBERÍA ESTAR EN UN ENTORNO NATURAL
Si buscase una escuela para mí,  intentaría que estuviese en un entorno natural. Me gustaría que tuviese árboles de mi tierra: carrascas, olivos, algarrobos, almendros, moreras, pinos, palmeras y limoneros. Que tuviese arbustos y plantas aromáticas como el romero, la salvia, la lavanda o el tomillo. Que en ellos hubieran pájaros nidificando y también insectos. Buscaría que tuviese, al menos, un lindo jardín; sin hormigón en el suelo. Que tuviese troncos a los que trepar o una casita en un árbol en la que esconderme a conversar, a inventar historias o a soñar.
http://earthwrights.co.uk diseña juegos con materiales naturales

La Madre Tierra estaría muy presente en la escuela: en los ritmos de cada día, en el cambio de las estaciones, en los materiales que usaríamos para aprender. La escuela impregnaría cada actividad de una conciencia ecológica que es imprescindible en nuestra sociedad.

UN PUNTO DE ENCUENTRO

Me gustaría que mi escuela fuese un punto de encuentro en la que niños, padres y maestros se reuniesen periódicamente para comunicarse, para intercambiar ideas, para celebrar fiestas, para llevar adelante proyectos, para decidir cómo querrían que fuese mi escuela. Un lugar en el que compartir ilusiones, narrar y escuchar sueños. Un lugar en el que aprender juntos haciendo talleres en los que trabajar múltiples aspectos que pueden vertebrar al ser humano: escucha activa, comunicación, empatía, manualidades, cocinar, cultivar un huerto… Cualquier actividad puede generar un espacio para el encuentro.
UN ESPACIO TRANQUILO
Una escuela serena, sin timbres ni sirenas. En el que las maestras y maestros hablasen sosegadamente y sólo se escuchasen los gritos de los niños y niñas cuando juegan en el patio. Un lugar en el que a veces sonase un piano, una lira o una flauta. En el que se cantasen bellas canciones y se contasen,  periódicamente,  las mismas historias. Un espacio con rutinas que ayudan a saber qué vendrá después, a hacer previsible la mañana, con un ritmo conocido que me ayudase a escuchar mejor mi interior.
Ideas creativas en internet
QUE DESARROLLASE LA CREATIVIDAD
Un lugar en el que sintiese que mi hemisferio derecho es tan importante como mi hemisferio izquierdo y por ello hubiese tiempo para la sensibilidad, para la feminidad, para la belleza y la creación. Una escuela que creyese que el ser humano tiene inteligencias múltiples y que todas ellas tienen el mismo valor.
Taller de costura y afieltrado de la Escuela Waldorf de Alicante

Como seres humanos necesitamos crear cosas con nuestras manos, diseñar proyectos y llevarlos a cabo. Ese proceso de aprendizaje ha sido llevado a cabo por nuestra especie desde hace milenios y no podemos abandonarlo porque nos ayuda a afianzar un gran número de habilidades físicas y mentales. En esta escuela habría tiempo para la creación y el trabajo manual: para jugar, pintar, esculpir, tejer, modelar… Para escuchar leyendas y cuentos de hadas, para cantar y bailar, para el teatro y las marionetas, también para hacer pan.

QUE NECESITASE DE LA COOPERACIÓN
Sería probablemente una escuela imperfecta que necesitaría de la cooperación de toda la comunidad. Maestros, padres y alumnos tendrían que aportar su inteligencia y su fuerza para que pudiese mejorar. Gestionar una escuela no es nada fácil y menos aún si se intenta que sea de manera asamblearia pero ahí está la clave para valorar los éxitos y aprender de los fracasos. Una escuela con pocos recursos económicos necesitaría de muchos recursos humanos, de personas optimistas e incluso utópicas. Pero ya lo decía Galeano: es la utopía la que nos hace avanzar. En esta escuela todos nos sentiríamos necesarios y nuestras aportaciones se valorarían pues gracias a ellas sería cada día una mejor escuela.

Solsticio de verano en Alicante
EMPAPADA DE ESPIRITUALIDAD
Una escuela que valorase al ser humano a nivel espiritual. Más allá de credos y religiones, existe el sentido de la espiritualidad. Ese saber que somos únicos y que la vida es una gran oportunidad. En nuestra vida estamos unidos con el pasado y nos proyectamos hacia el futuro con un hilo invisible que no sabemos demasiado bien dónde está. Amar la naturaleza, respetar el valor de cada vida por ser única e irrepetible, cada ser tendría un valor especial. Desarrollaría en cada uno nuestra conciencia y agradecimiento por ser hijos de la naturaleza.

UNA BUENA ALIMENTACIÓN

Una escuela que nos enseñase que “somos lo que comemos” y por ello ofreciese una dieta saludable libre de azúcares simples y alimentos procesados. Sería una dieta adecuada para el desarrollo del niño con un equilibrio adecuado de todos los nutrientes esenciales. Porque cuando comemos, no sólo nos alimentamos, nos nutrimos.
Ya lo decía H.D.Thoreau: “Todo hombre construye un templo, su propio cuerpo, para el Dios al que adora, con un estilo propio, y no puede dejar de hacerlo para martillear el mármol. Somos escultores y pintores y nuestra materia es nuestra carne y sangre y huesos. La nobleza empieza en seguida a refinar los rasgos del hombre; la mezquindad o la sensualidad los embrutece”.

QUE CULTIVASE LA SABIDURÍA
Y, por último, una escuela que estimulara mi curiosidad y mi deseo de aprender, haciendo del conocimiento no un mero instrumento ni un ornamento o una distinción de la que envanecerse, sino una sabiduría humilde con la que afrontar la vida de forma sencilla, ecuánime y juiciosa, en paz y armonía con el mundo, apreciando el valor de la humanidad, sintiendo el calor de las emociones, cultivando el sentido del asombro, degustando el placer del trabajo hecho a conciencia y con un sentido profundo de la trascendencia. Una sabduría que me permitiese vivir desde la inmensidad de la vida, ahondando en sus misterios y disfrutando, a cada instante, de todo su encanto.

Pin It on Pinterest